EL BERRUECO (Madrid)

Habitantes: 318  Altitud: 925 m.  Gentilicio: Berroqueños 
Hoy amanece en EL BERRUECO a las 08:12 y anochece a las 17:49
Nº fotos: 218  Nº mensajes: 5  Visitas / día: 33 

Información general sobre EL BERRUECO:

Situación:

El término municipal de El Berrueco se encuentra en el norte de la Comunidad de Madrid entre dos alineamientos montañosos que lo separa de las provincias limítrofes de Segovia y Guadalajara en las últimas estribaciones de la Sierra de Guadarrama.
El núcleo poblacional se encuentra en un terreno llano, a las espaldas del macizo de La Cabrera y justo enfrente del embalse de El Atazar, ocupando éste grandes extensiones de terreno municipal. En este embalse desembocan numerosos arroyos, entre los que destacamos el Arroyo Jóbalo y el Arroyo de la Dehesilla.
El origen del término de El Berrueco, parece deberse, según diferentes fuentes, al cerro de granito que domina el núcleo de población por el norte. De hecho, la palabra "berrueco", significa literalmente "peñasco rocoso". La piedra berroqueña, procedente de las canteras próximas, ha servido para la construcción de adoquinados, bordillos de aceras y dinteles de media España.

Ayuntamiento:

Tel.: 918 68 61 16

Monumentos:

Son varios los monumentos y lugares de interés que se pueden encontrar en el término municipal de El Berrueco, destacando las siguientes:

- Restos de la Ermita de Santa María en la aldea de Valcamino, que se despobló sin razones aparentes a finales del siglo XVII.

- El Puente romano, resalta particularmente por su peculiaridad y su buen estado de conservación. Está situado sobre el Arroyo Jóbalo a unos 300 m. de la carretera que une El Berrueco con Sieteiglesias, y su presencia puede tener relación directa con la existencia de un auténtico sendero de trazado prerromano, posiblemente neolítico, que se mantendría hasta la actualidad conservando idénticas funciones.

- La Iglesia de El Berrueco, consagrada a Santo Tomás Apóstol, se remonta al siglo XV. Es un edificio realizado en varias fases que aprovecha de un templo anterior, una ermita, la zona ocupada actualmente por el altar. Cabe destacar su portada, una realización de gran simplicidad dentro de la tradición románico-mudéjar. La puerta presenta un arco de medio punto ligeramente peraltado, con dos arquivoltas que se continúan hasta el suelo marcando unas ondulaciones a la línea de la imposta. Se encuadra por un rectángulo formado por una faja saliente del paramento a modo de alfiz.

- Crucero de la Iglesia. En el jardín-mirador que precede a la iglesia, se levantan tres cruces que pudieran corresponder a la representación del Calvario de un antiguo Vía Crucis. Se desconoce el origen de estas tres cruces y actualmente no tienen ningún uso o tradición. Gentes trabajadoras del campo, afirman que estas tres cruces están relacionadas con la fiesta de la Cruz de Mayo, que se celebraba el día tres de ese mes, y consistía en la bendición del campo para obtener buenas cosechas.

- El Potro. Está hecho con pilares de granito y utensilios de madera y hierro y es uno de los más antiguos de la zona. Se utilizaba en tiempos pasados para el herraje del ganado. Se pueden observar en la piedra algunas huellas de las patas de las vacas que se iban a herrar.

- Canal del Villar. Obra civil de finales del siglo pasado. Es una construcción con almenaras y puentes hechos en piedra labrada y sillería.

- El Museo de la Piedra es un proyecto que retoma el pasado. El Berrueco es un municipio típicamente rural que guarda entre sus calles una antigua tradición cantera, que forma parte de la identidad local. Los vecinos de este núcleo urbano han utilizado la piedra como materia prima en la elaboración de instrumentos varios, y como elemento para la arquitectura popular de todos los tiempos. Este museo se sitúa entre las calles del municipio, pudiéndose recorrer a pie.

Fiestas:

- En febrero, los Carnavales, con tradicional vaquilla simulada que persigue a las cuadrillas disfrazadas.

- Las fiestas en honor a la Virgen de los Remedios, durante el segundo fin de semana de mayo. Antiguamente se celebraba el 15 de agosto, pero se cambió su fecha, por coincidir con la siega. En la actualidad se celebran las dos fechas, la primera que corresponde a las fiestas del santo y la segunda como Fiesta del Verano.

- Hay que destacar el Belén viviente, que se celebra en Navidad, con la colaboración de los vecinos del pueblo.

Costumbres:

Entre los siglos XVII y XVIII la mayoría de los habitantes de la villa se dedicaban a labores agrícolas y ganaderas imperando sobre todo estas últimas. Existía por aquel entonces una asociación de ganaderos perteneciente a la Mesta. Dicha asociación era llevada por un alcalde y un escribano nombrados por El Berrueco, Cabanillas, Venturada y Redueña. Todos los ganaderos de estos pueblos se reunían el día de San Bernabé, (11 de junio) en la ermita de Santo Domingo de Cabanillas para solucionar cualquier tipo de problema derivado de la actividad que realizaban.
Entre los productos y platos de la zona son típicas las carnes, los productos de matanza y aquellos se obtienen del campo, como la caza, la miel y las hortalizas y verduras.

Historia:

La existencia de los primeros asentamientos ubicados en el territorio de El Berrueco se pueden situar más o menos en la Edad de Bronce.
La atalaya de Torrepedrera, torre vigía construida en época musulmana, de forma troncocónica y planta circular, tiene 6,20 metros de diámetro y una altura de nueve. Sus muros alcanzan un espesor de 1,58 metros, y fue declarada Monumento Histórico-Artístico. Esta torreta da noticia de que el territorio formó parte desde el siglo VIII de la llamada Marca Media, línea fronteriza entre los dominios árabes y cristianos. Estos torreones intercambiaban señales ópticas, en concreto, el de El Berrueco informaba al castillo de Uceda, en manos islámicas, de los movimientos de las tropas cristianas.
El Berrueco se fundó en el siglo XI como aldea dependiente de Uceda. En 1592 consiguió los derechos de villa, que podía impartir justicia, nombrar sus propios regidores y recaudar y administrar algunos tributos. Fue entonces cuando la corona ordenó la instalación en su término de una horca y una picota, como símbolo de la justicia medieval. Se trata de un monolito de piedra donde se exponían para escarmiento público las cabezas de los ejecutados. La picota era el extremo del rollo o columna, dándosele por extensión el nombre a toda la construcción. En el siglo XVI su ubicación era distinta a la actual, encontrándose entonces en las cercanías de la Iglesia. Posteriormente debido a una orden real las picotas y las horcas debían desplazarse a las afueras de la villa, por lo que la picota de El Berrueco se trasladó hasta su actual ubicación. En agosto de 1996 se desplazó de nuevos unos metros debido a las obras de la Plaza Consistorial. Es el único ejemplar conservado en la Comunidad de Madrid.
El asentamiento actual de la villa se sitúa en fechas no muy anteriores a los siglos X y XI.

Turismo:

Un clima fresco, la proximidad del embalse de El Atazar y una excelente comunicación con Madrid han potenciado El Berrueco como lugar de veraneo y la construcción de viviendas de segunda residencia, por lo que este municipio es uno de los pocos de la sierra norte de Madrid que no ha perdido población a lo largo del pasado siglo.
La trama urbana se estructura en torno a la plaza de la Picota, histórica encrucijada de caminos. Algo alejada de esta plaza, la iglesia de Santo Tomás Apóstol está situada en la zona alta, con espléndidas vistas sobre el embalse de El Atazar y hacia la sierra de la Cabrera. En su entorno se agrupa la mayor concentración de viviendas tradicionales, algunas aflorando de la roca viva, y con grandes dinteles de granito.
Tras el edificio del ayuntamiento, se extiende una arboleda, zona de recreo, con frontón y piscina.
Varias rutas señalizadas parten de El Berrueco y discurren por hermosos parajes de los alrededores. Así la que lleva a la atalaya musulmana de Torrepedrera; la que conduce al llamado puente romano, que salva el arroyo Jóbalo; la que discurre en torno a la Dehesa Boyal, y la que, pasando por la almenara, bordea el pantano de El Atazar hasta el mirador del embalse. Son rutas fáciles de hacer y de una longitud máxima de seis kilómetros.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de EL BERRUECO