EL PUERTO DE SANTA MARIA (Cádiz)


Cristo Resucitado
Monumentos Religiosos del Puerto de Santa Maria (Cadiz)

-Iglesia Mayor Prioral.

Está ubicada en la zona más alta de la ciudad y su construcción está documentada desde el 1486, siendo su mecenas los Duques de Medinaceli, Señores de la Villa. Los elementos de construcción son piedra arenisca, procedente de la Sierra de San Cristóbal. Está situada en la Plaza de España y próximo a ella se encuentra la Capilla de Aurora y el Museo Municipal.
El alarife de esta Iglesia fue Alonso Rodríguez que fue también maestro de obras de la Catedral de Sevilla así como también del Monasterio de la Victoria de esta localidad, financiada también por los Duques de Medinaceli en 1504.
Desde el 1493 estaba abierta al culto y de esta primera etapa se conservan la fachada de los pies o también conocida como “Del Perdón”, de estilo gótico tardío, inacabada por Alonso Rodríguez o en ruinas por causa del terremoto del 1636 que causó muchos estragos en el templo con el desplome de la nave principal del templo y la afectación del resto construido.
En la segunda mitad del siglo XVII, se acomete una segunda reedificación siendo encargada al alarife Antón Martín Calafate, utilizando parte de la Iglesia antigua como los muros exteriores y el ábside y algunas capillas.
En 1659, un nuevo alarife de la villa Francisco de Guindos se hace cargo del proyecto y levanta las bóvedas de crucería y nuevas capillas.
De esta época es la puerta lateral conocida como Puerta del Sol donde se incluyen muchos elementos decorativos al estilo plateresco.
En el centro de una hornacina del cuerpo alto de la portada se encuentra imagen de Nuestra Señora de los Milagros como Patrona de la Ciudad sobre el Castillo de San Marcos, símbolo principal del escudo de la ciudad.
Este templo fue inaugurado en 1671 aunque no estaba totalmente terminado.
En su interior existen tesoros artísticos, como el magnífico Retablo de plata mexicana realizado en 1682 por el platero José Medina de San Luis de Potosí (México) situado en la Capilla del Sagrario; el Retablo barroco del siglo XVI de la Capilla de la Virgen de los Milagros, obra de la escuela de Pedro Duque Cornejo; la Sillería del Coro, atribuida a Juan Bautista Vázquez El Joven y el Baldaquín de estilo neoclásico, levantado en el centro del Presbiterio de finales del siglo XVIII, obra del arquitecto Torcuato Benjumeda.
En el exterior de la Iglesia se encuentra una pequeña torre donde está un reloj y sobre la entrada principal un campanario compuesto de cinco campanas de distintos tamaños, cuatro en la parte interior y una pequeña en la parte superior.
Fue declarado monumento histórico artístico en 1982 y también es Bien de Interés Cultural.
Existen también una catacumbas que estaban es expuestas al pueblo y a las que se puede acceder por dos entradas construidas en mármol.
Están compuestas por un pasillo de 12 metros de largo y en sus paredes se puede observar nichos. Fueron enterrados personas víctimas de la peste y para evitar el contagio están cubiertas de cal para acelerar la descomposición.

-Monasterio de La Victoria.
Fue un antiguo convento erigido a principios del siglo XVI por los Señores de la Villa, los Duques de Medinaceli.
Las obras del Monasterio de la Victoria se iniciaron el 7 de junio del 1504 siendo entregadas a la Orden de Mínimos el 12 de octubre de 1517. Se levantó Iglesia con sus dos portadas, la torre con su escalera original exceptuando el cuerpo de campanas y el sector sur de la parte baja del claustro y a partir de 1517 hasta el 1545 el resto de la planta baja del claustro y el refectorio primitivo. El resto de elementos como los dormitorios del lado oeste y la sede del segundo cuerpo del claustro y el segundo cuerpo de la torre, la portería y las dependencias domésticas se construyeron en estilo renacentista al finalizar el siglo XVI.
En el siglo XVIII se construyó la sala capitular en estilo gótico y a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX se construyó el ala sur.
Dos fueron los artífices de esta magna obra: Alonso Rodríguez, también alarife de la Catedral de Sevilla y en las Iglesias de Santa María de Carmona y la de Santiago de Alcalá de Guadaira y el ingeniero militar Cristóbal Rojas en el año 1600.
El conjunto constructivo conserva actualmente una unidad homogénea estando englobando todo, en una misma edificación siendo la Iglesia, claustro y las dependencias anexas están dentro de un bloque de planta, generalmente rectangular. Los exteriores son más sencillos respecto a su estilo y los muros carecen de ornamentación, habiendo desaparecido la portada lateral del lado del Evangelio.
El conjunto aunque se percibe unitariamente, mantiene una diferencia aparente entre la Iglesia y el claustro y del primero sobresale la portada, de estilo ojival con una decoración muy minuciosa aunque se encuentran muy deterioradas en algunas de sus partes.
El conjunto posee muchos elementos decorativos al estilo gótico y sobre el dintel de la puerta se cierra con un arco ojival peraltado que se remata con un arco y el escudo de la Casa de los Cerda: castillo y el león rampante de las armas reales de Castilla y las tres flores de las de Francia, rodeado de ornamentación y bella tracería. Otros elementos son de estilo renacentista como el dintel y el cuerpo superior del claustro y el coro alto de la Iglesia. Todo el conjunto ornamental con abundantes elementos geométricos, vegetales, zoomórficos y humanos es una clara influencia de la catedral de Sevilla, por ser obra del mismo alarife Alonso Rodríguez.
Posteriormente se secularizo, desapareciendo las imágenes sagradas como la imagen de Nuestra Señora de la Soledad que pertenece a la Cofradía del mismo nombre, la del Santísimo Cristo de la Humildad y la imagen de Nuestra Señora de la Victoria que se encontraba en el Hospital de San Juan de Dios tras ser retirada de su Retablo.
Se dedicó al uso penitenciario y la Iglesia fue destinada como nave de talleres pero al tener desprendimientos de la techumbre, fue clausurada y abandonada.
Parte del conjunto monumental fueron realizados obras de rehabilitación y se destinaron a la ubicación del Penal del Puerto de Santa María, usándose en el periodo del 1886 hasta el 1981. Aunque clausurado el Antiguo Penal a una distancia de varios kilómetros, se encuentra un complejo penitenciario, el mayor de toda España y de Europa.
El Antiguo Penal es el antiguo convento del siglo XVI erigido por los Señores de la Villa, el Duque de Medinaceli. Actualmente fue restaurado y su uso se destina a actos culturales.
En este penal se usó durante la II República española y durante el régimen de Franco estuvo recluido el presidente del PSOE, Ramón Rubial y El Lute. En 2013 fue declarado Lugar de Memoria Histórica.
MONUMENTOS RELIGIOSOS DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
-Convento de San Francisco.

Es actualmente una Iglesia Parroquial aunque inicialmente fue un convento fundado en 1507 por el Duque de Medinaceli D. Juan de la Cerda, Señor de la villa.
En 1570 se inician las obras de construcción de la Iglesia, de planta rectangular que dispone de tres naves, siendo terminada su capilla mayor en el siglo XVII.
Constaba de capillas laterales y un alto coro. A mediados del siglo XVII, por carencia de recursos se construyó el retablo de estilo barroco, destinado al Sagrario.
Sería en 1860 cuando la Compañía de Jesús construye el Colegio de San Luis Gonzaga y la Iglesia de San Francisco y en el año 1986 se erige como parroquia.

-Convento del Espíritu Santo.

Fue fundado en el siglo XV sobre una antigua ermita dedicada a San Blas, siendo ampliada para construir el convento.
Era un convento femenino perteneciente a las Hermanas del Espíritu Santo que seguían la regla de Guido de Montpellier quien en sus orígenes se encomendaron al Sancti Spíritus y a San Telmo, una orden que establecía contar con un hospital y una comunidad masculina y femenina. El Hospital del Espíritu Santo y de San Telmo existía desde el siglo XVI, época donde el Convento era exclusivamente femenino. En la actualidad se conservan los restos del Hospital, la Ermita y el Convento en el edificio.
El Convento y la Iglesia soportaron muchas reformas en los siglos XVI, XVII y XVIII hasta que en 1851 fue reformado la Iglesia al estilo neoclásico. Muchas vicisitudes soportó el convento a lo largo de su historia como el saqueo de la ciudad en la Guerra de Sucesión por las tropas anglo holandesas en 1702 que destruyó un archivo, después del Terremoto de Lisboa del 1755 y la ocupación francesa en la Guerra de la Independencia.
La Iglesia consta de una sola nave con cuatro tramos más, el coro a sus pies.
En su interior existen tesoros artísticos como retablos y esculturas y pinturas de los siglos XVII, XVIII y XIX.
La Orden religiosa que regentaba el lugar, ha abierto un centro escolar y se dedican a elaborar productos exquisitos de repostería.

-Convento de la Purísima Concepción.

Actualmente es un monasterio de clausura de monjas de la Orden de la Inmaculada Concepción (Concepcionistas) siendo fundado a principios del siglo XV donde se construyó un hospital para pobres, al igual que el Convento del Espíritu Santo.
La construcción actual procede del primer tercio del siglo XVIII soportando importantes reformas en el siglo XIX.
La Iglesia se construyó al estilo barroco, con doble portada de piedra y en su interior, una nave única con bóveda de cañón.
Entre sus tesoros artísticos destaca el Retablo del Altar Mayor del 1757 con una escultura de la Inmaculada Concepción en el centro y un conjunto de azulejos sevillanos de mediados del siglo XVI.
Tiene un claustro de base cuadrada con siete arcadas a cada lado y tiene instalado una fuente del 1737.

-Ermita de Santa Clara.

Es un edificio que fue construido en el siglo XVI y según testimonios del historiador Hipólito Sancho de Sopranis está citado en 1574.
El estado actual es fruto de las reformas realizadas a partir del siglo XVIII. Fue sede de la Hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza.
Fue un centro de devoción popular hasta que la Desamortización de Mendizábal la clausuró definitivamente.
La Ermita es un edificio de pequeñas dimensiones con una planta de cruz latina, de brazos cortos y un pequeño cuerpo adosado que es una capilla con funciones de sacristía. El cuerpo anexo tiene bóvedas de aristas y conserva la decoración de pinturas al fresco de temas religiosos, probablemente del siglo XVIII.
Entre los elementos arquitectónicos a destacar están su portada almohadillada y la pequeña cúpula con linterna sobre el crucero, así como los restos de un artesonado mudéjar.

-Otros monumentos.

Entre los edificios religiosos existentes, cabe destacar:

-Convento de San Agustín (siglo XVI).
-Convento de Santo Domingo (siglo XVII).
-Convento de las Esclavas (siglo XVIII).
-Convento de las Capuchinas (siglo XVIII).
-Convento de Las Carmelitas (siglo XIX).
-Iglesia de San Juan de Dios (siglo XVII).
-Iglesia de San Joaquín (siglo XIX).
-Hospital de la Divina Providencia (siglo XVIII).
-Ermita de los Caminantes (siglo XVIII).
-Capilla de la Aurora (siglo XVIII).
MONUMENTOS CIVILES DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
Monumentos Civiles.

-Castillo de San Marcos.
Es un edificio que se construyó inicialmente como Mezquita y luego se transformó en Iglesia fortificada, tras la conquista del rey Alfonso X El Sabio en el año 1264.
Para su edificación se usaron los materiales de una construcción romana próxima, diseñando el edificio con cubiertas abovedadas y fortificando el santuario con cuatro torres, dos de planta hexagonal y otras de planta cuadrada, utilizando la planta baja como Capilla Mayor de la Virgen de los Milagros.
Actualmente se conserva el muro de la quibla, donde estaba situado el Mihrab, a dónde se dirigía la oración de los fieles.
El edificio original se construyó en la época almohade conservándose sus elementos constructivos en las líneas horizontales y lisas, resaltando la parte alta que se remata exteriormente la torre hexagonal y también sus bóvedas esquifadas.
Sería posteriormente cuando el rey Alfonso X El Sabio instaló su nueva Orden militar de Santa María de España, que desaparecía cuando la sustituyó la Orden de Santiago.
Este Castillo sirvió como defensa contra las siguientes invasiones africanas del norte de África y posteriormente sería el rey de Castilla Sancho IV El Bravo que lo donaría con la villa al almirante genovés Benedetto Zaccaria y posteriormente a D. Alonso Pérez de Guzmán, conocido como “Guzmán El Bueno” quien lo donaría como dote a su hija Leonor de Guzmán en su matrimonio con D. Luis de España, fundador de la Casa Medinaceli, Señores de la villa en tiempos de Isabel de la Cerda y Guzmán.
En el siglo XV, el castillo fue objeto de nuevas obras de ampliación y se incorporó la sacristía con tres tramos cubiertos por bóvedas góticas y otras dependencias a las que se accede desde la terraza sobre las bóvedas de la Iglesia y conocida como patio de armas.
D. Luis de la Cerda en este mismo lugar recibió a Cristóbal Colón y a Juan de la Cosa entre los marinos ilustres, pero la importancia decae al construirse la nueva Iglesia como Fortaleza.
Cuando la ciudad se incorpora a la Corona de Castilla en 1729, la Casa Medinaceli retiene la propiedad el castillo siendo clausurado en 1868 y abandonado hasta su restauración en la década de los 40 del siglo pasado.
La construcción de esta Fortaleza es citada en Las Cantigas de Alfonso X El Sabio y el año 1823 también es descrita por el escritor Fernán Caballero en su obra: “Un servilón y un liberalito”. novela ambientada en el viejo castillo.
Actualmente es la sede de una firma bodeguera portuense conocida como Bodegas Caballero y está abierta al público para su visita y en este lugar se celebra festivales de música medieval así como se imparte la cátedra de estudios de Alfonso X El Sabio.
El actual mapa o Carta de Juan de la Cosa realizada sobre pergamino y que se encuentra en el Museo Naval de Madrid que fue hecho según una inscripción por Juan de la Cosa en El Puerto de Santa María (Cádiz) en el 1500 y que se deduce por su rica decoración fue encargada por algún miembro destacado de la Corte de los Reyes Católicos.
Este personaje y el mapa tienen reservado un lugar junto al Castillo de San Marcos, donde está un busto de Juan de la Cosa y en una pequeña fuente una réplica del mapa
PALACIOS Y OTROS DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
-Casa –Palacios de Cargadores de las Indias.

Son un tipo de vivienda doméstica palaciega andaluza que fueron construidas en los siglos XVII y XVIII en Cádiz, en El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda debido a la actividad comercial en la América española, adaptadas a las necesidades y gustos estéticos de sus propietarios.
Éstos propietarios eran ricos comerciantes que recibían el apelativo de “cargadores de Indias” y eran de diversas procedencias, española o extranjera.
Entre las más notables de El Puerto de Santa María están:

-La Casa –Palacio de Vizarrón o de las Cadenas.

Se construyó entre los siglos XVII y XVIII siendo en el periodo de 1729 y 1730 residencia de los reyes de España, Felipe V e Isabel de Farnesio otorgándoles el privilegio de instalar cadenas en su puerta.

-El Palacio de Aranibar.

Es un edificio construido en el siglo XVII y posee un extraordinario artesonado mudéjar con excelentes formas geométricas.

-El Palacio de Santa Cruz o de Valdivieso.

Es un edificio construido en el siglo XVII, imitando el diseño el palacio de Araní bar y posee una portada monumental flanqueada por columnas de estilo toscano y un remate superior con doble frontón.

-El Palacio de Villarreal y Purullena.

Construido en el siglo XVIII y se utilizó el estilo rococó. Tenía un extraordinario mobiliario y unos bellos y espaciosos jardines. Actualmente es la sede de la Fundación Goytisolo.

-Casa de Roque Aguado.

Es un edificio construido en el siglo XVIII que incorpora elementos barrocos y dispone de un patio con herrajes y yeserías que le dan un carácter áulico.

-Casa Palacio de Reynoso.

Es un edificio del siglo XVIII con un exquisito patio interior y es sede provisional del Ayuntamiento.

-Casa Palacio Álvarez Cuevas.

Es una casa solariega perteneciente a una noble familia que ostentaron el Marquesado de Santa Cruz de Marcenado y el Vizcondado de El Puerto de Santa María, extendiéndose sus dominios a Jerez de la Frontera, Rota y El Puerto de Santa María.

-Casa Palacio de Aranibar.

Se encuentra ubicada frente a la entrada del Castillo de San Marcos.
El edificio dispone de una fachada clasicista, con tres plantas muy proporcionadas y dispone de un balcón en la primera planta, bajo el escudo familiar.
En el interior está distribuido en el patio central, escalinata y galería superior.
Ese palacio fue ocupado por una noble familia de mercaderes, dedicados al comercio con América y junto al palacio estaba la Lonja de Contratación.
Anteriormente estuvo ocupado por los juzgados municipales y posteriormente ha sido rehabilitado y está instalada la Oficina de Turismo.

-Otros monumentos civiles.

-Fuente de las Galeras.

En este lugar, El Puerto de Santa María invernaban las Galeras Reales desde el siglo XVI.
Esta fuente se construyó en 1735 para proveer de agua a la flota y usar su agua para la limpieza de la ciudad que había pasado a la Corona de Castilla desde el 1729.
Está localizada junto al río Guadalete en la Plaza de las Galeras, un sitio central del turismo de la ciudad.
MONUMENTOS CIVILES Y BODEGAS DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
-Antigua Lonja.

Es también conocida como Pescadería Vieja, siendo un edificio con una portada de piedra con arcos de medio punto con uno central en la parte superior con un motivo heráldico.
Se le conoce popularmente como “El Resbaladero” siendo construida en el siglo XVIII.
En la década de los 80 ha tenido diversos usos, como restaurante y hoy es, un Pub-Discoteca.

-El Vaporcito del Puerto.

Era una motonave que unía a Cádiz con El Puerto de Santa María.
Este servicio estuvo activo desde el 1955 hasta el 30 de agosto del 2011 cuando se hundió en el muelle la Reina Victoria tras chocar con la escollera de Punta Soto en la parte de afuera del puerto de Cádiz.
La nave fue trasladada a varadero pero tras una inspección de su estado, se decidió la negativa a la reparación y al desguace definitivo.

-Real Plaza de Toros.

Es un coso taurino del siglo XIX, construido en estilo historicista o ecleptico, mezclando diversos estilos arquitectónicos y se terminó su edificación en el año 1880.
Fue obra de los arquitectos Mariano Calderera y Manuel Pardo.
Las características del proyecto tienen una planta de polígono regular de 60 lados y consta de tres pisos. El Coso tiene un diámetro de 99 metros y 60 de arena con una capacidad de aforo para 12.186 espectadores.
La decoración es exquisita siendo obra de Josefa María Lena de Terry, ilustre ceramista del Puerto de Santa María, quien se encargó de diseñar y ejecutar los Palcos Reales y de la Presidencia y el Salón de Exposición así como varios murales con diversos motivos.
En el pasillo de la puerta principal existe un mosaico con la siguiente inscripción, de una frase atribuida a Joselito “El Gallo” <<Quien no ha visto toros en El Puerto, no sabe lo que es un día de toros>>.
La actual plaza inaugurada 5 de junio de 1880 con una corrida de toros de la ganadería de D. Anastasio Martín de Sevilla, mano a mano de los toreros Antonio Carmona “El Gordito” y Rafael Molina “Lagartijo”.
Se construyó a iniciativa de la Compañía integrada por un grupo de ilustres personajes, a quienes presidía a D. Tomás Osborne Böhl de Faber, descendiente de la escritora Fernán Caballero.

-Castillo de Santa Catalina.

Está ubicado junto a una Ermita dedicada a Santa Catalina en el 1540, ordenada a construir por Carlos V donde se construyó una torre que es el origen del castillo, aunque se concluyó en la década de los 80 del siglo pasado.
Las obras de la torre se comenzaron en el 1586, al mismo tiempo que las de Puntales en la ciudad de Cádiz y formaba parte del mismo sistema defensivo.
Construida en el 1580 la Torre de Santa Catalina del Puerto de Santa María debería defender la boca de la Bahía para asegurar en parte el acceso al Puerto de Santa María y ser a la vez defendida por el castillo de San Felipe.
Ha tenido muchas vicisitudes pues soportó un ataque en 1625 siendo reforzada y su artillería posibilitó el traslado de víveres a Cádiz. Soportó también un desembarco y un saqueo en 1702 y después su voladura en la Guerra de Sucesión.
Fue nuevamente rehabilitado y después ampliado a mediados del siglo XVIII y sería destruido en 1810 para evitar que tras la invasión francesa se pudiera utilizar contra Cádiz.
Posteriormente el año 1824, sus ruinas fueron ocupadas por las tropas de los Cien Mil Hijos de San Luis.
Formo parte de las defensas españolas en la Segunda Guerra Mundial y de sus ruinas se conservan el frente de tierra y el foso.
Los lienzos de sus murallas eran de piedra, de material ciclópeo revestidos de sillares, abatidos por la fuerza del oleaje.

-Conjunto Urbano Bodeguero del Campo de Guía.

Es un complejo urbano ocupado íntegramente por las bodegas surgidas, tras el ensanche industrial del siglo XIX constituyendo un ejemplo del ámbito bodeguero del siglo XIX en el Marco de Jerez, siendo el sector vitivinícola uno de los pilares de la economía de El Puerto de Santa María.
Tras la pérdida de la América española a principios de siglo XIX a excepción de Cuba, Puerto Rico y las islas Filipinas se produjo el fin de la prosperidad que caracterizó la vida económica de la Bahía de Cádiz en los dos siglos anteriores.
En el período entre 1820 y 1830, El Puerto de Santa María mantenía la prosperidad económica a costa de la ruina de la capital gaditana.
El sector vitivinícola se desarrolló en El Puerto de Santa María en la segunda mitad del siglo XIX, gracias a los beneficios del comercio, la mejora de los transportes y la formación de las grandes empresas.
La ciudad comenzó a exportar vino junto a aceite, trigo, aguardiente y cítricos.
Las bodegas atrajeron las inversiones de los comerciantes de Cádiz y en su trazado urbanístico destaco el Campo de Guía, ubicado entre la Plaza de Toros y el rio Guadalete.
La tipología de las bodegas es el siguiente proyecto:
Tienen planta rectangular distribuidas en naves espaciosas con pilares y arcadas bajo cubierta de dos aguas e iluminadas por grandes ventanales. Existen grandes espacios abiertos como paseos, con patios y jardines entre la calle y los interiores. Su alzado exterior es de uso de altos muros con fachada y con alguna portada decorada artísticamente y a veces se usa como remate un frontón.
Durante el siglo XIX algunas bodegas han desaparecido y han sido convertidas en viviendas, plazas etc., aunque todavía tiene uso bodeguero.
Hay otras que están abandonadas y pendientes de especulación urbanística, aunque hay colectivos en la ciudad muy sensibilizados para destinarlos a otros usos como servicios sociales, culturales, museos etc.

-Complejo endorreico de El Puerto de Santa María.

Es un área protegida como Reservas Integrales Zoológicas protegidas en 1987 por la Ley del Parlamento Andaluz como Zona Periférica de Protección. Incluye tres lagunas, denominadas Salada, Juncosa y Chica o de la Compañía, situadas en el término municipal del Puerto de Santa María.
La superficie abarca 291 Hectáreas, cuyo valor ecológico reside en la conservación de la avifauna lacustre autóctona (fochas, anades, garcetas, garzas, rapaces etc, destacando especies en extinción.
Entre las lagunas están:

-Laguna Juncosa. Es la más pequeña y se encharca escasamente y solo en años de alta pluviosidad. La vegetación sumergida son algas cuyo carácter anfibio le permite desarrollarse sobre el fango húmedo. Su superficie está cubierta de bayuncos y macollas de juncos.
-Laguna Chica. Es una laguna de perímetro alargado aunque tiene agua en verano durante años húmedos. Entre las especies sumergidas están La Ruppia, Zannichellia, Ranunculos y Najas marinas.
-Laguna Salada. Es la mayor de las lagunas y entre las especies sumergidas están, la Chara, Ranunculos, Ruppias, Najas marinas etc.,
MONUMENTOS CIVILES DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
El Monumento a Paquirri.

Es un monumento dedicado al matador Francisco Rivera Paquirri, a instancias de la Diputación de Cádiz, muerto en una tarde fatídica en la Plaza de Toros de Pozo Blanco (Córdoba) en septiembre del 1984.
Su autoría corresponde al escultor Álvaro Irasquiza en fecha 23 de agosto del 2013.

-Edificio San Luis de Gonzaga.

El actual edificio se acabó el año 1867 y se construyó a iniciativa de un grupo de padres de familia empresarios de la provincia de Cádiz, siendo su promotor el gaditano Antonio de sí Zulueta Madariaga.
Se ha dedicado a la enseñanza durante todo el siglo XIX y lo que se pretendía era impartir una enseñanza de calidad con una educación católica para evitar la emigración de jóvenes al extranjero donde se argumentaba que existía el riesgo de que perdieran la fe y las buenas costumbres.
La Revolución de 1868 originó el cierre del colegio de San Luis Gonzaga aunque pudo funcionar como colegio libre entre 1870 y 1875.
En septiembre de 1875 se reabrió en el Puerto comenzando su florecimiento de su segunda época hasta que se clausuró definitivamente en 1924. En julio del 2017 se celebró sus 150 años de fundación.

-Plaza de España.

Se encuentra ubicada en el centro de la ciudad y se encuentran en este espacio, los siguientes monumentos de la ciudad:

-Iglesia Mayor Prioral.

Monumento de estilo gótico y barroco que se inició su construcción en el siglo XIII y se terminó en el siglo XVII.

-Museo Municipal.

Es el museo municipal de la ciudad y donde se encuentra la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia.
En él se encuentran los restos arqueológicos de la Prehistoria como el esqueleto de un mastodonte, vasijas, puntas de lanza, esqueletos de una pareja romana, monedas, anillos, etc. así como una colección de azulejos, platos, cuadros de artistas de la ciudad y una maqueta del puente de San Alejandro.

-Palacio de los Duques de Medinaceli.

Se encuentra enfrente de la Iglesia mayor Prioral.

Otras plazas dignas de mencionar están: Plaza de Isaac Peral; Plaza Polvorista; Plaza del Ave María; Plaza de la Cárcel y Plaza de la Herrería.

También cuenta con parques y jardines como: Parque Calderón; Parque de Europa; Parque de la Victoria; Parque del Vino Fino y Parque de la Arboleda.

En el Puerto de Santa María existen los siguientes yacimientos:

-Yacimiento Arqueológico de Dª Blanca.

Está situado en el paraje conocido como Pago de Sidueña en el término municipal de El Puerto de Santa María.
Fue excavado en el período entre 1975 y 1995 encontrándose restos de murallas, viviendas y puerto fluvial púnico y una necrópolis de la ciudad fenicia ocupada entre los siglos VIII y III a. C.
En este yacimiento se encuentra el Castillo de DªBlanca, lugar del cautiverio de la reina DªBlanca, esposa del rey de Castilla Pedro I El Cruel.
Fue una torre construida entre los siglos XIV y XV que sirvió de vigilancia para la Bahía de Cádiz.
La torre estaba derruida desde la Guerra de la Independencia y hoy contemplamos su rehabilitación realizada en la segunda mitad del siglo XIX.

-Yacimiento Arqueológico El Aculadero.

Es un yacimiento excavado a finales de los 70 y principio de los 80 del siglo XX.
Se han encontrado muchos restos prehistóricos del Paleolítico Inferior arcaico, de la cultura de los guijarros, único material de las poblaciones del Valle del Guadalete.
Hoy día se considera un yacimiento perteneciente al Paleolítico Medio con testimonios de útiles tallados sobre cantos rodados.
FIESTAS, TRADICIONES Y GASTRONOMIA DEL PUERTO DE SANTA MARIA (CADIZ)
-Fiestas y Tradiciones.

Entre las Fiestas populares se encuentran:

-Cabalgata de Reyes.

Se celebra el 5 de enero con la visita de los Reyes Magos en sus carrozas con el reparto de regalos para los niños.

-Festividad de San Antón.

Se celebra en enero en los pinares de la ciudad y los animales reciben del párroco su bendición.

-El Carnaval.

Se celebra en febrero y siguiendo la tradición portuense se disfrazan su ciudadano.
El último día hay un desfile de carrozas siendo tradicionales las agrupaciones carnavalescas (comparsas, chirigotas y murgas).
En 2009 se ha recuperado el Concurso Oficial de Agrupaciones del Puerto que no se celebraba hacía 15 años y el escenario ha sido el Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca.

-Semana Santa.

Se celebra en marzo y a principios de abril según el calendario litúrgico y las calles se llenan de los devotos de las Cofradías y Hermandades de la ciudad.
Entre las más importantes y populares están: la Hermandad de la Sagrada Oración de Jesús en el Huerto y la María Santísima de Gracia y Esperanza (el Miércoles Santo); la Hermandad y Cofradías de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Flagelación, María Santísima de la Amargura, San Joaquín y Santa Ana (Domingo de Ramos) y Hermandad del Dolor y Sacrificio (Martes Santo).

-La Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino.

Se celebra anualmente y se inicia por la mañana a las afueras de la ciudad con una Feria ganadera mientras que la velada nocturna es en el Parque de la Victoria, donde se celebra la Feria de la Victoria.

-La Fiesta de los Patios.

Se celebra entre la Semana Santa y la Feria y se exponen los patios durante 5 o 6 días y son visitados por los coros rocieros.
A partir del 2010 se transforma el evento solar dando otro aspecto a la ciudad durante unos días.
En el 2013 se celebra la XV Edición de las Fiestas de los Patios.

-Festividad de la Virgen del Carmen.

Se celebra el 16 de julio con procesión por las calles con la imagen y su posterior trayecto en barco por el río Guadalete.

-Festividad de la Virgen de los Milagros.

Se celebra el 8 de septiembre con una procesión por las calles de la ciudad en honor a la Patrona de la ciudad.

-Otros eventos de interés:

El campeonato de Moto GP en el circuito de Jerez de la Frontera; Mariana en el corazón y en el nombre donde la población de El Puerto de Santa María realiza un recorrido anual a la aldea de El Rocío; la Cruz de Mayo y finalmente el Mercado medieval con exhibiciones de cetrería, mercados de artesanía y otros actividades.

Gastronomía.

Es rica y variada con productos de la tierra, de sus huertas, viñas y productos del mar (pescados y mariscos).
Entre los pescados están las acedías, mojarras, urtas, robalos, doradas, caballas, lenguados que se cocinan como pescadito frito y sus sopas como la raya al pan frito o sopa de pescado como caballa con fideos.
En esta ciudad se encuentran los cocederos con más fama de España, conocido como “el Romerijo”.
Entre los platos típicos están:
-Piriñaca. Es un picadillo a base de tomates, pimientos, cebolla, aceite y vinagre de la zona pudiéndose agregar melva o caballa.

-Caldillo de perro. Es un caldo a base de pescadilla, ajo, cebolla la cual se rocía con un zumo de naranja agrio.

-Ortiguillas. Es un plato de anemonas con harina y fritas.
-Raya al pan frito.
-Caballa o lenguado con fideos.
-Malarmaos a la sal.
-Ostiones fritos.
-Panizos fritas con tiritas de harina de garbanzo y fritas.
-Vinos de la región.
-Tortillitas de camarones.
-Ajo caliente.
XV-EL PUERTO DE SANTA MARIA.
Es una villa ubicada en la Comarca Bahía de Cádiz y al sur de la Sierra de San Cristóbal, en la ribera y desembocadura del río Guadalete, a una distancia de 8 kilómetros por mar y a 22 kilómetros por carretera de Cádiz-Capital.
Según la leyenda, la ciudad fue fundada por Menesteo, rey ateniense que participó en la Guerra de Troya. Cuando finalizó esta y regresó a su casa le habían arrebatado el trono y tuvo que emigrar. Navegando sin ningún destino vino a parar a la desembocadura del rio Guadalete y fundó la ciudad Puerto de Menesteo.
Este hecho histórico tuvo lugar en 1184 a. C. ya que la Guerra de Troya tuvo lugar entre el 1194 y el 1184 a. C hace aproximadamente 3200 años.

I-HISTORIA DEL PUERTO DE SANTA MARIA.

La historia de la villa se divide en las siguientes fases:

-Prehistoria.

Los primeros restos arqueológicos del Puerto de Santa María proceden del Paleolítico Inferior en relación con el yacimiento “El Aculadero”cuyo testimonio lo prueba.
Posteriormente se encontró del período Mesolítico el yacimiento de “Las Arenas” y la torre medieval de Dª Blanca, (esposa de D. Pedro I rey de Castilla que sufrió cautiverio en el siglo XIV) donde se encontró el yacimiento prehistórico.
En este lugar se excava un poblado fenicio que cronológicamente se sitúa a finales del siglo IX y comienzos del siglo VIII a. C. hasta finales del siglo II a. C. encontrándose restos de murallas, calles, necrópolis, y oppidium considerándolo como uno de los puntos clave de las rutas comerciales.
El origen de la ciudad fue anteriormente mencionado y se le atribuye al caudillo ateniense Menesteo quien después de la Guerra de Troya fundó la ciudad que llevó su nombre, Puerto de Menesteo.

-Edad Antigua.

Con la llegada de los ejércitos romanos a partir de 182 a. C. se inicia la romanización de la región donde se encuentra actualmente la ciudad, a la que Publio Escipión la llamó Puerto Gaditano.
Tras descubrimientos arqueológicos se han encontrado restos como anillos, vasijas y esqueletos etc., de esta civilización. Estos testimonios se han encontrado en la remodelación de la Plaza de Isaac Peral, situada en el centro de la ciudad.
La ciudad está situado donde se encontraba la Vía Augusta en Ad Portus donde la vía seguía en dirección de Hasta Regia.

-Edad Media.

En el año 711 d. C., tras la presencia musulmana en Hispania, el caudillo Tarek se enfrentó al ejército visigodo en la batalla de Guadalete donde fue derrotado definitivamente el rey visigodo D. Rodrigo y supuso definitivamente la fundación de Al-Ándalus en Hispania.
A partir de entonces la ciudad formó parte del territorio musulmán con el nombre de Amana Alcanter, Alcanate o Alcanate o Alcanatif cuyo significado traducido es Puerto de las Salinas, Arco o Puente. Al principio era un alquería dependiente de “Seris”, actual Jerez de la Frontera y después estuvo integrada en la Cora de Saduna, Siduna o Sidonia.
Sería el 1260 cuando Alfonso X El Sabio conquista la ciudad y el cambio de nombre de Alcanatif por el nombre de Santa María del Puerto. Este hecho lo gloso en el texto de la Cantiga de Santa María que forma parte del Cancionero de Santa María del Puerto.
Tras la conquista, Alfonso X El Sabio inició la repoblación y el repartimiento de las tierras otorgando una Carta Puebla pasando a formar parte de la Corona de Castilla como territorio del Reino de Sevilla.
En 1279, Alfonso X El Sabio le otorgó el Señorío de la ciudad a la Orden de Santa María de Hispania, aunque la Orden desapareció en 1280. Su heredero a la Corona Sancho IV El Bravo se lo vendió en 1284 a Benedetto Zaccaria a quien Guzmán El Bueno compró la mitad del Señorío en fecha 1299.
En 1306 esta parte de la ciudad fue aportada como dote por Dª Leonor de Guzmán, nieta de Guzmán El Bueno en matrimonio con Luis de Cerda.
En 1357 se unifica todo el municipio bajo el mismo Señorío y en 1369 Bernardo de Foix, marido de Isabel de la Cerda recibió el Condado de Medinaceli, origen de esta Casa Nobiliaria. En 1479 sus descendientes recibieron el título de Condes del Puerto de Santa María.

-Edad Moderna.

En el Puerto de Santa María estuvo Cristóbal Colón en el periodo de 1483 y 1486 aunque otros cronistas informan que fue en el período (1490-1491) y fue el lugar donde recibió la aportación económica para emprender viaje al Descubrimiento del Nuevo Mundo.
Posteriormente en 1993 Cristóbal Colón estuvo nuevamente en el Puerto de Santa María preparando su segundo viaje hacia el Nuevo Mundo.
En este lugar pertrecho a la nave Santa María, propiedad del cartógrafo Juan de la Cosa y fue el piloto de Cristóbal Colón 1492 y que en el Puerto de Santa María proyectó su primer mapa de América.
El Descubrimiento de América supuso un acontecimiento inesperado aportando doble aspecto: el hecho científico de probar la teoría de la esfericidad de la Tierra y el cambio que supuso este descubrimiento en el orden económico y político mundial.
A principios de siglo XVI en las calles de la ciudad hay una expansión del comercio siendo el Puerto de Santa María, uno de los primeros lugares donde se pueden comprar los productos del Nuevo Mundo.
Su infraestructura en astilleros, instituciones de comercio, formación de marineros y navegantes estaba sobresaliendo sobre otras ciudades portuarias.
A mediados del siglo XVII tras la conspiración del Duque de Medina Sidonia que pretendía realizar un proceso secesionista de Andalucía del reino de España, el Puerto Santa María reemplaza a Sanlúcar de Barrameda como Sede de la Capitanía General de la Mar Océano y los asuntos políticos y bélicos del Atlántico se traslada a la ciudad que provocaría una evolución importante para la ciudad.
El comercio con el Nuevo Mundo la configuro como residencia de comerciantes (cargadores de Indias) y se construyeron lujosas viviendas alcanzando la ciudad un patrimonio artístico monumental, jalonado de Casas-Palacios formando una estructura de entre planta adaptada a la administración con diversos edificios civiles y religiosos que hoy podemos visitar en este lugar.
Durante los siglos XVI y XVII el Puerto de Santa María es invernadero donde están ubicadas las Galeras Reales y Sede de la Capitanía General del Mar Océano. Este hecho origina que la ciudad tuvo un gran protagonismo en la preparación de importantes expediciones navales de carácter militar.
Ya en el siglo XVIII, proclamado Felipe V, la ciudad pide su incorporación a la Corona que se realiza el 31 de mayo de 1729 donde la Corte se traslada a veranear a la ciudad ese año y al siguiente.
El carácter veraniego de la ciudad se pone de manifiesto en los años 1729 y 1730 siendo Felipe V, el primer Borbón que tiene esa iniciativa.
HISTORIA DEL PUERTO DE SANTA MARIA. CADIZ
-Edad Contemporánea.

A finales del siglo XVIII debido a la actividad comercial de la ciudad hay un gran número de magnates ilustrados que están asentados en el lugar y es a principios del siglo XIX cuando la ciudad se convertiría en el Cuartel General del ejército francés durante la Guerra de la Independencia bajo reinado de José Bonaparte (1810-1812).
Tras la Guerra de la Independencia en el siglo XIX, fue lugar de correrías del famoso guerrillero Francisco Abad Moreno “El Chaleco” quien dirigía sus partidas de patriotas y fue el azote de los invasores franceses por sus acciones bélicas en la comarca de La Mancha, Jaén y Córdoba. Otras partidas de guerrilleros fueron también muy activas en Córdoba, Sevilla y Huelva como las de Bustamante, Bartolo y Trigo.
Durante el reinado de Fernando VII (814-1833) tiene su protagonismo en el Trienio Liberal (1820-1823) porque por causa de la invasión de España de Los Cien Mil Hijos de San Luis, el gobierno liberal traslada al rey a la ciudad y es allí donde recobra su libertad.
Liberado el rey Fernando VII desembarcó en El Puerto de Santa María derogó la Constitución de 1812 imponiendo su poder absoluto e inicia la Época Ominosa, un período de represión y dureza contra los constitucionalistas que son capturados, torturados y muertos.
A partir de este momento con los avatares de la historia, las sucesivas desamortizaciones religiosas y civiles, los cambios sociopolíticos y económicos con el desarrollo de la producción vitivinícola provocó una expansión de la economía de la ciudad y un desarrollo local imprevisible.
Las Cortes de Cádiz suprimían los Señoríos jurisdiccionales mediante el Decreto del 6 de julio de 1811, pero una vez derrotados los franceses y expulsados de España, los avatares políticos (vuelta al absolutismo) hicieron frenar las reivindicaciones de los ayuntamientos de recuperar la plena jurisdicción sobre el territorio del municipio y sería en 1834, cuando tras la introducción del régimen liberal, definitivamente queda abolido el régimen señorial.
En el año 1833, Javier de Burgos ministro de Fomento realiza la división administrativa del reino de España, e inscribe a El Puerto de Santa María, dentro de la provincia de Cádiz.
A lo largo del siglo XIX, durante la vigencia de los distintos gobiernos liberales se van a producir las “desamortizaciones” que es un proceso de expropiación o nacionalización de las propiedades de la Iglesia en concepto de venta de los llamadas “manos muertas”, nombre que recibieron las instituciones como la Iglesia y los Consejos que no podían vender sus tierras.
Las Guerras Carlistas, iniciadas contra el gobierno liberal tenían a los insumisos del norte (vascos y navarros), catalanes y valencianos, todos juntos a una activa Institución, que será la Iglesia quien avivaba desde el púlpito la sedición y rebelión contra la monarquía liberal y ésta, inició el proceso de “desamortización de los bienes de la Iglesia” para poder sufragar con medios económicos la formación de un ejército, dotado de pertrechos y soldados para combatir a las partidas facciosas que querían imponer por la fuerza, el régimen absoluto.
Posteriormente se suceden otros pasajes históricos como la Revolución y Constitución del 1869, el gobierno provisional del general Serrano, el reinado de Amadeo I de Saboya, la I República en 1873, período que termina con el golpe del Estado del general Pavía quien entra con las tropas en el Congreso en 1874, seguido por el pronunciamiento militar del general Martínez Campos en Sagunto en el año 1874, imponiendo por la fuerza de las armas la Restauración de la monarquía borbónica, en la persona de Alfonso XII.
Tras la pérdida de las últimas colonias del Imperio español (Cuba, Filipinas y Puerto Rico) estos hechos provocaron una gran recesión y se optó por nuevas vías como la expansión del negocio del vino, fomentado la instalación de nuevas bodegas en la ciudad y la explotación del turismo lo que ha producido una gran expansión de la ciudad hasta nuestros días.
Durante las últimas elecciones, antes del 1923 se formaría un ayuntamiento donde fueron elegidos los gentes más acomodadas de la ciudad bajo el aspecto socioeconómico.
Debido al desajuste en la política local se forma el Somaten, una fuerza militar que conto con un apoyo local de carácter simbólico y propagandístico. También funcionó la Unión Patriótica, un partido fundado por D. Miguel Primo de Rivera con el objeto de moderar el dominio total de la oligarquía en la industria vitivinícola aunque no tuvo un éxito trascendente.
Ya proclamada la II República, El Puerto de Santa María adquiere un protagonismo por la ubicación del Penal al igual que durante el régimen de Franco porque por sus muros pasaron presos de relevancia nacional.

Ya en el siglo XX, se produce un cambio político, con la proclamación de la II República, he iniciada la Guerra Civil, El Puerto de Santa María es ocupado por el bando nacional.
En mi libro: “La España critica….una Iberia posible” comento esta tragedia humana y manifiesto: “Desgraciadamente, la anarquía existente en las dos Españas enfrentadas trajo sin por ello olvidar otras sangres inocentes derramadas, con los métodos represivos de los dos bandos que usaron la extrema dureza. Vamos a recordar dos víctimas de esta barbarie, la desaparición de dos personajes que la sufrieron en su persona, dos genios de la pluma Federico García Lorca y Ramiro de Maeztu, inútilmente sacrificados por el odio enfermo de los contendientes.
Olvidemos para siempre esta tragedia, con su memoria histórica y sepultemos definitivamente la triste realidad que denunciaba Mariano José de Larra del convulso periodo decimonónico: “Aquí yace media España, murió de la otra media”.
Recordemos tiempos pasados donde reinaba la armonía en el pueblo y todo el estrato social participaba en actos colectivos como refleja el gran genio pictórico Francisco de Goya en su obra “La Pradera de San Isidro” con escenas de fiestas, alegría común y jolgorio popular y en otros como “La carga de los mamelucos” donde todo un pueblo unido, participa en su lucha contra el invasor francés.
En esta escena de la Guerra de Independencia, ya un ilustrado de mente privilegiada D. Melchor Gaspar de Jovellanos, hacía su análisis personal y decía: “España no lucha por los Borbones, ni por los Fernando; lucha por sus propios derechos, derechos originales, sagrados, imprescriptibles, superiores e independientes de toda la familia o dinastía.
España lidia por su religión, su Constitución, por su leyes, por sus costumbres, sus usos y en una palabra, por su libertad…”
Terminada la guerra transcurre su historia dentro del régimen de Franco hasta que en el año 1977 se incorpora como villa, tras la Ley de la Reforma Política al nuevo sistema democrático actual.
En este BAR ANDALUCIA. donde toma sus copas el POETA DE ALGAR JUAN PAN GARCIA Y SEÑORA.
El 1 de junio 1252, Alfonso X el Sabio es proclamado rey de Castilla, de ello hace 768 años.
Juan de la Cosa tuvo un papel destacado en el primer y el segundo viaje de Cristóbal Colón a las Antillas y en 1499 participó como piloto mayor en la expedición de Alonso de Ojeda a las costas del continente sudamericano. A su regreso a Andalucía dibujó su famoso mapamundi y poco después volvió a embarcarse hacia las Indias, esta vez con Rodrigo de Bastidas. En los años siguientes alternó viajes a América bajo su propio mando con encargos especiales de la Corona, incluyendo una misión como espía en Lisboa y la participación en la Junta de pilotos de Burgos de 1508. En 1509 emprendió la que sería su última expedición, de nuevo junto a Ojeda, para tomar posesión de las costas de la actual Colombia. La Cosa murió en un enfrentamiento armado con indígenas antes de poder llegar a ejercer su cargo de alguacil mayor de Urabá.
Más de tres kilómetros tiene el puente más largo de España. De ellos, más de 1.400 pasan sobre el agua de la bahía de Cádiz. Atirantado, del inicio de las obras a su apertura pasaron unos 7 años. Desde entonces, en 2015, ha supuesto un nuevo y necesario acceso a la ciudad, dado el carácter insular de la capital gaditana. Su principal vano supera el medio kilómetro de ancho, permitiendo el paso de embarcaciones a los puertos interiores. Mientras tanto, su coste se elevó por encima de los 500 millones de euros. Una obra colosal.
El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!

¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?

¿Por qué me desenterraste
del mar?

En sueños, la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.

Padre, ¿por qué me trajiste
acá?
Rafael Alberti
Recordando a un rey grande, tanto por sus conquistas territoriales, como por la gran actividad cultural y legislativa que a lo largo de su reinado promovió.