CASTILSECO (La Rioja)

Altitud: 568 m.  Gentilicio: Castilsecenses 
Hoy amanece en CASTILSECO a las 08:35 y anochece a las 17:39
Nº fotos: 34  Nº mensajes: 7  Visitas / día: 30 

Información general sobre CASTILSECO:

Situación:

En el extremo norte de La Rioja Alta (faldeando los Montes Obarenes Orientales), junto a Galbárruli, Sajazarra, Villaseca y los enclaves mirandeses de Ternero y Sajuela.
Está situado a una altitud media aprox. de 568 metros sobre el nivel del mar y a una distancia por carretera de 11 km a Miranda de Ebro (Burgos) y de 15,6 km a Haro.

Ayuntamiento:

Castilseco es una pequeña población de la Comunidad Autónoma de La Rioja que pertenece al municipio de Galbárruli y a la comarca de Haro.

Monumentos:

Iglesia románica de San Julián (Castilseco). Siglos XII-XIII

La Iglesia parroquial de San Julián, declarada Monumento Artístico Nacional desde 1983, es un edificio de piedra de sillería, cuya construcción data de los siglos XII y XIII y sigue criterios estéticos tardorromanistas. Nave de tres tramos, cubierta con lunetos, y ábside semicircular, con cañón apuntado. Se abren en el ábside tres ventanas de medio punto con arquivolta de motivos florales y geométricos, tanto al interior como al exterior. El ingreso, bajo pórtico, conserva restos de policromías en las arquivoltas apuntadas. En el presbiterio, retablo neoclásico con imágenes de San Julián y de la Virgen del Rosario.
La cabecera de la Iglesia se construyó a finales del siglo XII y la nave en el siglo XIII. La decoración escultórica es protogótica. El Pórtico y arcosolio del presbiterio parecen obra del siglo XVI. La Sacristía y el abovedamiento de la nave, son obra del siglo XVII ó XVIII.

La iglesia de las esfinges.

Lo que más llama la atención en esta iglesia es la alta densidad de esculturas protogóticas de rostros humanos, con un fin aparentemente decorativo.
Existen rostros en muchos canecillos, siendo bicéfalos los primeros que se encuentran en la nave. Además existen dos rostros en un capitel del ábside, cuatro más en dos capiteles del arco triunfal, un rostro en un capitel de una ventana del interior, y en las caratulas de la puerta.
Aunque la influencia de este tipo de escultura es burgalesa, Castilseco tiene una densidad de esfinges superior a la Catedral de Burgos, pareciendo así esta iglesia el reino de las esfinges.

Es importante resaltar la belleza del ábside de la Iglesia de San Julián de Castilseco, lograda por el maestro que lo trazó, con la combinación de las proporciones entre su anchura y altura, consiguiendo un conjunto muy armónico, en el que predomina la verticalidad apenas interrumpida por sus molduras horizontales.
______________________________ ____________________________

Ermita rupestre de San Martín en Castilseco.

(Actualmente está abandonada y fuera de culto)
La pequeña ermita de San Martín se encuentra en las faldas del cerro del mismo nombre, en cuya cumbre debió estar, con toda probabilidad, el primitivo asentamiento de Castilseco, establecido allí como una fortaleza pequeña, al igual que tantos otros en La Rioja.

La cronología que más le conviene oscila entre el siglo IV y el VI d. C., porque la primera impresión es que debió servir como lugar de culto al emplazamiento del cerro, es decir, al castillo, antes de que los habitantes bajaran al llano y construyeran un nuevo lugar con iglesia.

Se trata de una cueva artificial, formada por una cámara rectangular excavada en la roca.
Nada más entrar, a la derecha, a media altura entre el techo y el suelo se encuentra, casi invisible, el trazo de un rostro que se apoya en las dos manos, toscamente tallado en la piedra, de factura muy incierta, y más adentro, a unos cuatro metros de la entrada, se aprecia con total claridad la huella de un relieve que fue arrancado de su sitio, de forma cuadrangular. En el exterior, por encima de la puerta se aprecia a algo más de tres metros de distancia del suelo, una hendidura que debió servir para encajar en ella una especie de techumbre, con seguridad de madera. El interior no puede ser más tosco.

Sea cual sea la hipótesis, que no podemos más que suponer, hay una certeza: la cueva era sólo el presbiterio de lo que debió ser una iglesia, a lo cual ayuda la hendidura que se aprecia por encima de la oquedad, que debió servir, casi con total seguridad, para encajar unas vigas de madera que constituyeran la techumbre de la tosca iglesia, cuya zona de culto (presbiterio) era la cueva artificial.
Supongamos que nuestra cueva servía ya como lugar de culto cuando la población estaba todavía en el cerro, dentro del castillo. En ese caso, el hombre santo que la fundara y estableciera allí su culto estaba más seguro que dentro de la muralla, porque nadie se atrevía a tocar a uno de estos ermitaños. Los vecinos le mantenían a cambio de su oración y su contacto con Dios.
Y si la cueva se hizo para un primitivo núcleo de monjes, cuando ya estaba la población en el llano, a partir del siglo VIII, entonces tenemos un eremita que se establece allí a las afueras del pueblo.

Sea cual sea la situación, esta pequeña ermita tiene su interés ya que es el antecedente de la iglesia románica que hoy ennoblece el pueblo.
______________________________ ____________________________

Tumbas antropomorfas (Castilseco).

Hasta la década de los 90 del siglo XX se hallaban, junto a la iglesia y el Moral, unas tumbas antropomorfas de la Alta Edad Media.

Durante las obras de restauración de la iglesia parroquial de San Julián de Castilseco realizadas en 2008 aparecieron en el suelo de la nave central tres hileras de tumbas encajonadas que se pueden fechar en el siglo XVI, mientras que en el exterior de la iglesia también se encontraron enterramientos, aunque en este caso son bastante anteriores. En concreto, podrían ubicarse en el siglo XII, según los arqueólogos.

Fiestas:

En el mes de agosto.

Historia:

Es difícil saber si Castilseco existía en los siglos del V al X d. C..

En el cerro de San Martín debió estar con toda probabilidad el primitivo asentamiento de los habitantes de Castilseco. Éste disponía de una pequeña fortaleza (de la que no quedan restos) que les servía de defensa a los pobladores del cerro.

Cuando las condiciones de vida fueron más seguras, los habitantes del cerro, bajaron al llano estableciendo allí su asentamiento.

Los documentos más antiguos en los que aparece Castilseco se hallan en el Fuero de Miranda de Ebro, otorgado por Alfonso VI el Bravo, rey de León y de Castilla, en el año 1099.

La Iglesia románica de San Julián se empezó a construir a finales del siglo XII.

Al igual que Villaseca, Castilseco está situado cerca del río Roganto y su nombre está en relación con la desecación de las zonas palustres del río en los siglos XI y XII, cuando pasó a denominarse Castrum Siccum.

Castilseco fue una villa realenga y formó parte de la provincia de Burgos hasta la creación de la de Logroño por Real Decreto de 30 de noviembre de 1833.
______________________________ ____________________________

Durante el siglo IX, los montes Obarenes fueron frontera entre Castilla y la España musulmana, existiendo en estos montes una cadena de castillos fronterizos (Grañón, Treviana, Pancorbo, Muriel, Bilibio y Cellorigo). El castillo de Cellorigo custodiaba el paso de la Morcuera, y disponía de algunas torres/castillo situadas en las diferentes calzadas romanas como avanzadilla. Estas torres normalmente se hacían en madera, estando también rodeadas de una empalizada.

De esta manera tenemos la Torre de Castilseco, que debió estar sobre el cerro de San Martín, para vigilar el acceso al paso de la calzada que lleva a la Morcuera. En el cerro de San Martín existe una pequeña iglesia prerrománica y rupestre (cavada en la roca), la cual está abandonada y fuera de culto, y junto a la iglesia de San Julián se hallaban unas tumbas antropomorfas de la Alta Edad Media que deben corresponderse con los restos de la antigua población en el período anterior al que ocupa su ubicación actual.

La Torre situada en el cerro de Castejón (jurisdicción de Cuzcurrita de río Tirón), custodiaba la calzada que iba desde Sahagún a Tarragona. El castillo situado en el cerro del Castillar (jurisdicción de Fonzaleche) vigilaba la calzada que recorría el camino desde Oca a Pamplona.

Todos estos cerros tienen en común el llevar asociado el nombre de un castillo, el estar ubicados junto a una calzada romana, que desde cualquiera de ellos se ven los otros dos cerros, y desde los tres se contempla Cellorigo. Vemos de esta forma, como el castillo de Cellorigo custodiaba y vigilaba las tres calzadas romanas que existieron en su demarcación, sirviéndose para ello de estas torres de avanzadilla. (En Cellorigo, desde su castillo-fortaleza ya desaparecido, fue defendido con ímpetu el reino cristiano rechazando los ataques musulmanes de los califas de Córdoba, en los años 882 y 883 d. C..)

Desde este punto de vista, la guarnición de la Torre de Castilseco tenía como misión el servir de cerrojo de la Morcuera, frente a las invasiones árabes hacia Castilla.

El cerro del Castillar nos puede servir para datar en alguna forma esta red de castillos, ya que en la provincia de Palencia existe un cerro también llamado el Castillar, que albergaba un poblado amurallado del siglo IX, según las excavaciones realizadas recientemente.
______________________________ ____________________________

Sobre la rivera del Charco.

Durante la alta edad media, la localidad de Castilseco se llamó Castriello; perteneció al alfoz de Cellorigo, y con esta localidad fue agregada a Miranda de Ebro por el Rey Alfonso VI en el año 1099; permaneciendo como una aldea de Miranda hasta que se formó la provincia de Logroño en el siglo XIX, pasando entonces a ser un barrio de Galbárruli.

Castilseco está situado encima de la llanura por la que discurre el río Roganto. Hasta mediados del siglo XI esta llanura fue una tierra de lagunas y charcas; curiosamente el término entre Castilseco y Villaseca se llama el Charco. En el entorno de esta fecha se desecaron las lagunas, teniendo este fenómeno tanto impacto en la comarca y en la localidad, que incluso, cambió su nombre de Castriello (como se registraba en el año 1004) por el de Castello Sicco o Castilseco. Presumiendo a partir de entonces de lo que hasta entonces había carecido.
______________________________ ____________________________

Además de las luchas, las malas cosechas, y luego la peste de 1348 hacen que muchos lugares se reduzcan y despueblen. El Becerro de las Behetrías daba como despoblados hacia 1350 los lugares mirandeses de Villaseca, Castilseco y las dos Sajuelas de arriba y abajo.

Sesenta años después vuelven a estar poblados, lo que puede ser indicio de nuevos sistemas de aprovechamiento de las tierras o al menos de una seguridad personal mayor que permitiera vivir en los pequeños poblados.
______________________________ ____________________________

(Diccionario geográfico-histórico de España por La Real Academia de la Historia, año de 1846, sección II - La Rioja, pág. 52, autor: Ángel Casimiro de Govantes.)

CASTILSECO
Villa del part. de Haro, 2 y 1/2 legs. O. de esta villa, y 10 idem de Logroño.

En el fuero de Miranda de Ebro de últimos del siglo XI, se nombra tres veces a Castilseco latinizándole en Castrum siccum, dice, señalando los términos de Miranda por la parte S. y O. de los montes Obarenes, < … y a lo alto de la dehesa de Fonzaleche y a la barrera de Saja de Yuso, y por este camino hasta la carrera de Villela y, carrera abajo, cruzando el camino de Saja hasta Peñueco grande, que está en el camino de Castilseco; de allí por el camino que va a Castilseco hasta el barranco de Castilseco por fuera y barranco adentro. Y a continuación por el sendero que va por el coscojar al pie de Jembres y de Hormaza … >

En el fuero de Cerezo del año 1146 se le nombra “Castrilseco”.

En la escritura de donación de parte del lugar de Villaseca del año común de 1194, se le escribe “Castellum sicum”.

Los nombres de estos pueblos próximos Castilseco y Villaseca dicen lo que es su terreno; a pesar de la proximidad a los montes de Obarenes, escasea el agua, y las tierras bajas demasiado secas producen solamente los años húmedos. Castilseco, situado en la ladera del monte, tiene el O. y S. despejado. En el monte hay grandes grutas.

Prod. granos, legumbres y algo de vino.

En el censo del siglo XVI, está en la relación remitida por el arzobispo de Burgos en 1588, así: “Castriseco una pila y diez y siete vecinos.” 17 vec., 85 almas.

No está Castilseco en el censo de la nueva provincia de Logroño, aunque no puede menos que pertenecer a ella por su situación, y por estar rodeado de pueblos de la misma provincia, por lo que es necesario atribuirlo a omisión casual. Tampoco he leido su actual población en el Dicc. de Barcelona: es lugar pequeño, por lo que es poco conocido.

Turismo:

Se puede disfrutar de su entorno, de sus viñedos, así como de las zonas boscosas más próximas donde hay numerosas rutas de senderismo de gran belleza natural entre las cumbres de los Montes Obarenes: los picos de Cellorigo (914m), la Muela (946m), la Tolacha (929m), Peñal Rayo (961m), el Avellano (937m) y Jembres (861m).

Las tierras cultibables situadas en el entorno de Castilseco están dedicadas principalmente a los cultivos de viñedo y de secano -cebada y trigo-.

La población de Castilseco aumenta considerablemente los fines de semana y los meses de verano.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de CASTILSECO

¡Haz turismo, ven de vacaciones a CASTILSECO y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en La Rioja