JAVALI VIEJO (Murcia)

Habitantes: 3.414  Altitud: 60 m.  Gentilicio: Javaliestustanos o Lugarejos 
Hoy amanece en JAVALI VIEJO a las 08:16 y anochece a las 17:48
Nº fotos: 141  Nº mensajes: 8  Visitas / día: 32 

Información general sobre JAVALI VIEJO:

Situación:

Se encuentra a unos 3,6 km de Murcia, en la margen derecha del río Segura. Localidad conocida popularmente como "El Lugarico".

Ayuntamiento:

Pertenece al ayuntamiento de Murcia.
Código postal 30831.

Monumentos:

Tal vez el mas renombrado sea la azud de la contraparada y la fachada de la fabrica nacional de polvoras y la iglesia.
El pueblo cuenta con una de las obras de arquitectura mejor conservadas y más antiguas de los moriscos en la región,¨La Contraparada¨, un azud que sirvió para repartir el agua en la huerta de Murcia en el año 800 aprox. Es una de las obras más importantes de Murcia y sin embargo, una de las menos conocidas.

Fiestas:

Las fiesta principales se celebran la festividad del corpus christi, destacando tambien el dia de la purisima concepcion en Diciembre ademas de Semana Santa.

Costumbres:

El día 8 de Diciembre celebramos a nuestra Patrona, la Inmaculada Concepción. Desde el día 29 de Noviembre hasta el 7 de diciembre se le realiza Solemne Novenario en su honor culminando con la Función Solemne el día de su onomástica.
La bella imagen, que preside el presbiterio de la Iglesia dedicada a Ella, fue Coronada Canónicamente por el Obispo de la Diocesis, Don Juan Antonio Reig Pla, el 8 de diciembre de 2007.
Además contamos con las Fiestas de los Auroros durante el mes de octubre. Los Auroros, muy tradicionales por sus cantos en la Huerta de Murcia, festejan a su Titular con un encuentro de Auroros que se realiza el segundo domingo de Octubre.

Historia:

Su historia a sido favorecida por su anexion a la pedania de La Ñora, ambas estan separadas por una rambla pero esto no impide que se unifiquen para bien y disfrute de los vecinos.

Recientemente se ha colocado una noria junto a las antiguas escuelas, en honor a este convenio y a una noria que hubo antaño en los alrededores, donde esta situada ahora.

Esta presa de 208 metros de longitud y 7 de altura, que aprovecha un estrechamiento del Segura en las inmediaciones de Javalí Viejo, es el Azud Mayor del río o presa de la Contraparada, obra que algunos historiadores atribuyen a los romanos y otros, en mayor número, a los árabes.

Construido a mediados del siglo X, su finalidad no admite dudas: elevar el caudal de agua del río, ordenarlo y distribuirlo en dos acequias mayores, Aljufía, la del Norte, y Alquibla, la del Sur, que a su vez se ramifican en un pródigo y minucioso entramado de azarbes, brazales, landronas y acequietas para regar una huerta que está en trance de desaparición.

La Contrapará, que así se la nombra en los ámbitos hortenses, estuvo considerada en los siglos XV y XVI «la mayor y más costosa obra fluvial de las construidas en España». Siempre se exagera, pero es cierto que fue una de las obras hidráulicas más importantes de la cuenca del Segura. La presa original se cimentó sobre un lecho de piedra y arena con estacas, atochas y tablas ensambladas que desviaban el agua a las acequias que surcaban el norte y el sur, pero las frecuentes crecidas del río demostraron su vulnerabilidad y fue necesario reconstruirla en numerosas ocasiones.

Hasta 1494, año que deparó una gran crecida, no se empezó a atajar el río con una cimentación de cal y canto de la que sobresalían unas gradas a modo de escalera, rematando una zona plana que repartía el agua en dos grandes acequias, lo cual iba a ampliar la capacidad de riego hasta El Raal, en los confines de la huerta. Los trabajos de cimentación finalizaron en 1515, y aunque la presa resistió más de un siglo los habituales desbordamientos del Segura, en 1618 no soportó la devastadora riada de San Calixto, y años después, el concejo afrontó el proyecto del ingeniero Toribio Martínez de la Vega, maestro mayor del Ayuntamiento de Murcia que proyectó el Puente Viejo.

Al Licenciado Cascales se debe la descripción de esa primera presa cimentada con piedra que evitó la formación de almarjales y el consiguiente abandono de cultivos: «Este río Segura, un quarto de legua antes de que entre en la vega de Murcia, tiene una gran pieza de piedra y cal, la mayor y más costosa que hay en España; porque está atajado de sierra a sierra, más de 250 varas de largo, hasta venirse a abrazar la sierra y ceñir el río, con que se ataja toda el agua de dicho río, y se reparte en dos acequias muy grandes que le sorven la mitad de agua, aunque alguna vuelve al río sobrada por trastajadores que tiene hechos para este efecto, y para templar la demasía de la agua, tomando sólo lo que basta para el riego de la vega» (Discursos históricos de la muy noble y muy leal ciudad de Murcia).

El esquema actual de la Contraparada es idéntico al trazado por los árabes. Al Himyari ya precisó que las dos acequias mayores, una en cada extremo del río, eran subterráneas en su primer tramo y tomaban la misma cantidad de agua. Contaban con pozos de aireación y sangradores que, al abrirlos, el agua arrastraba los lodos acumulados. «Estos dos cauces de derivación se ramifican en otros menores que, de manera jerárquica, forman un entramado que garantiza el agua de riego a la vega, y la sobrante se reutiliza en la irrigación de las zonas menos elevadas».

Interiormente, la obra es vertical. Tiene una profundidad de 7,60 metros y su corona una longitud de 208 metros. Las tomas de las acequias están excavadas en las rocas que soportan los estribos de la presa. Cada una de ellas dispone de una compuerta de admisión y un aliviadero de nivel que devuelve el agua sobrante del río. En el exterior de la presa hay cuatro grandes planos inclinados que se sitúan como contrafuertes los unos de los otros, y por ellos resbala el agua cuando supera la coronación de la presa.

Un plano fechado el 29 de enero de 1839 cifra en 109 el número de acequias o cauces de derivación esparcidas por el valle del Segura. La Aljufía o acequia mayor del Norte, se extiende a lo largo de 9 kilómetros, y constituye todo un diccionario de topónimos musulmanes. Antes de llegar a la vega del Segura riega las verduras, hortalizas y frutales de Javalí Viejo, La Ñora, Albatalía y Arboleja, cambia de nombre y adopta los de Benetucer, Benefiar y Benizar, se une a la acequia de Raal Viejo o Beneluz y se prolonga hasta la huerta de Orihuela. De la Aljufía nacen las acequias menores de Regaliciar, Beniscornia, Arboleja, Caravija, Churra la Vieja, Alfatego, Rueda de la Ñora, Bendamé mayor, Bendamé menor, Nácar, Zaraiche, Chorro de San Diego, Roncador, Santiago, Casteliche, Nelva y Aljada. Alquibla, la acequia mayor del Mediodía, abre un surco de 22.500 metros de longitud entre el verdor de las moreras y los cañaverales.

La denominación de ésta pedanía, como afirmaba Díaz Cassou, no tiene nada que ver con “... la existencia en nuestros montes de la cerdosa caza....., y no porque en él se matase jabalí alguno, sino por que está situado donde concluye el valle y principia el monte, y a los montes llamaban los árabes yabalí”. En este sentido Vallvé Bermejo hace derivar el nombre de Yabal- Ayl, “monte del ciervo”, y Bernal Segura indica que “... procede de la voz arábica yabelíí ó yabalíí, dos formas aceptadas con el significado de montañés ó montaraz”.

Como señala Abelardo Merino, el lugar conocido como el “Jabalí” ya es citado en el siglo XIII con motivo de los repartimientos de tierras realizados tras la conquista de Murcia por los ejércitos cristianos. Dicho lugar, al igual que otros situados en la huerta, dependía de la jurisdicción de la ciudad, incluso en lo eclesiástico, no contando ninguno de ellos con parroquia. Muchos fueron asignados a un solo propietario que, en algunos casos, llegó a hacer vínculo de transmisión, pasándose fácilmente del mayorazgo al señorío. Concretamente el Jabalí pertenecía a los Cervatos, citándose por el Licenciado Cascales a doña Mencía de Cervatos “señora de la Aldea de Jabalí”, como propietaria del lugar hacia finales del siglo XIV.

El Javalí también comenzó a conocerse como el Lugarico debido a que, según nos cuenta Emilio Sánchez Baeza, numerosas partidas de recepción de Sacramentos existentes en los archivos parroquiales de Javalí Viejo y La Ñora “.... empiezan con este tenor: En el Lugar de D. Pedro Carrillo de Albornoz, Señor de Javalí.....”, convirtiéndose el término Lugar en el mas corriente de Lugarico. No obstante, será en el siglo XV cuando junto al nombre de Javalí aparezca el calificativo de Viejo, para distinguirlo del Nuevo, que, en el siglo citado, fue fundado al otro lado del río por don Diego Carrillo.

Según Emilio Sánchez, a mediados del siglo XVI las tierras que conformaban el Javalí Viejo se las repartían tres propietarios : D. Pedro Carrillo de Albornoz, D. Martín Ruiz de Quiros y D. Gómez Carrillo de Albornoz Riquelme, siendo el mayorazgo del primero el mas extenso al comprender todas las lomas secanas del norte de la pedanía, el casco del actual poblado, con su casa solariega de la calle Corredera, así como las tierras de cultivo de los parajes de Ventosa, Camino del Pinar, parte de la Cañada y Provincias. Tiempo después la mayoría de estas tierras pasaron a los señores de Fontes. El mayorazgo de D. Martín Ruiz de Quirós ocupaba parte de los que es hoy la hacienda de Torre Felices. En el año 1.545, concretamente el 18 de octubre, tuvo lugar una de las riadas mas devastadoras del Segura y del Sangonera, que, según documentos de la época, se llevó por delante el lugar de “Jabalí”. No obstante esos desastres, en el censo de 1.587 se constata que en el lugar residían una 50 familias.

En la Relación de la jurisdicción que comprende el Corregimiento de la ciudad de Murcia de 1.713, Javalí Viejo es considerado un lugar de huerta que en 1.768 llegará a tener 126 vecinos (unos 472 habitantes), alcanzando a partir de 1.785 la consideración de Lugar de Realengo con Alcalde Pedáneo.

En los inicios del siglo XIX su población se cifra en 522 habitantes, aumentando a 720 a mediados de dicha centúria, periodo en el que, según Pascual Madoz, la pedanía la conforman 186 casas, que se distribuyen en 6 calles y 1 plaza, así como con una iglesia bajo la advocación de la Purísima Concepción que es aneja de la parroquia de La Ñora. En esta época sus tierras eran en su mayoría de secano y unas pocas de riego cerca del río, “... sobre el que hay dos barcas, una para pasar a Alcantarilla y otra al Javalí Nuevo”. También nos detalla este autor que en los cabezos situados al norte de la pedanía se extendían grandes cantidades de pimientos para su secado, destacando también la importancia de la producción agrícola (trigo, maíz, verduras, pimientos), la elaboración del pimiento molido y la producción de seda. Según datos aportados por Emilio Sánchez Baeza, en el padrón parroquial realizado por el sacerdote D. Pedro Benito Garcia en 1870, se constata que Javalí Viejo estaba constituido por unas 10 calles (Rambla, Mayor, Rosario, La Plaza, Aperadores, S. Justo, S. Francisco, Manchego, Corredera, S. Antonio, Extramuros, Cuevas y Huerta), 8 cuevas ó casones, 22 casas extramuros y 28 en la huerta , contando con 239 vecinos (1.036 almas).

Ya entrados en el presente siglo se detecta entre los habitantes de Javalí Viejo un primer movimiento migratorio centrado entre los años 1918-1920, en los que gran número de familias deciden trasladarse mayoritariamente hacia tierras catalanas (Sabadell, Barcelona, Mataró, Tarrasa, ect...) y sur de Francia. No obstante en 1.920 son 1.364 los habitantes con los que cuenta la pedanía, denotándose un crecimiento demográfico constante que lleva a los 1.660 habitantes de 1.930. A mediados de siglo se produce una segunda oleada migratoria, en este caso hacia países del norte y centro de Europa, aunque la población mantendrá su ritmo de crecimiento, tal como demuestran los 2.084 habitantes de 1950, que se incrementarán hasta los 2.427 de 1.961. A partir de este momento se produce un cambio de sentido y comienza un descenso en la demografía que llevará hasta los 2.044 habitantes de 1996.

La mayor parte de su población activa se emplea en el sector servicios, seguido de la industria manufacturera , encontrándose mas alejadas las cifras de personas que se dedican a la construcción y la agricultura. La riqueza agrícola, manifestada en el cultivo de limoneros y hortalizas, ha perdido su primacía a favor de la actividad industrial, aunque la paralización de la Fábrica Nacional de Pólvora del Ejército ha incrementado el índice de paro.

Cuando se habla de Javalí Viejo ha de hacerse especial mención a varias construcciones existentes en la pedanía cuyo valor histórico es incuestionable. Una de ellas es la citada Fábrica de la Pólvora, a la que popularmente se le conoce como Molino de la Pólvora, por cuanto la fábrica se instaló en el llamado Molino Alto, construido hacia 1.635 por D. Francisco de Berástegui y Lisón, siéndole incautado por R. O. de 1 de julio de 1.747 para la construcción de la citada factoría, la cual fue adquiriendo importancia a lo largo del tiempo, lo que hizo necesario su continua ampliación. El 19 de diciembre de 1802 se hizo cargo de la fábrica el Arma de Artillería, produciéndose nuevas ampliaciones en 1857,1916,1931y 1955-59. Otra construcción es el Azud de la Contraparada ó Sangrador, que según Díaz Cassou debió construirse “... por los años 961 a 976, durante el reinado de Alnakem y señorío de su sobrino Abdalla”. Esta presa eleva el agua del Segura y la vierte en las dos acequias mayores - Aljufía y Alquibla - que, a su vez, la distribuyen por toda la huerta de Murcia a través de un complejo entramado de acequias menores, acequietas y canales. La siguiente obra es una noria construida en 1.652 en la hacienda conocida como Torre de los Felices, cerca de la cual está el Puente de las Ovejas que tradicionalmente era utilizado por el ganado trashumante para cruzar el río Segura. Por último hemos de referirnos a su iglesia parroquial, de cuya primera construcción no se tienen noticias salvo que estaba dedicada a la advocación de la Purísima y que a mediados del siglo XIX fue restaurada gracias a la aportación económica de D. Joaquín Fontes de la Reguera. Dicho edificio fue derribado para construir el actual templo en 1.955.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de JAVALI VIEJO

¡Haz turismo, ven de vacaciones a JAVALI VIEJO y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Murcia