VILLAFRADES DE CAMPOS (Valladolid)

Habitantes: 121  Altitud: 757 m.  Gentilicio: Villafradeños 
Hoy amanece en VILLAFRADES DE CAMPOS a las 07:07 y anochece a las 19:16
Nº fotos: 6  Nº mensajes: 7  Visitas / día: 4 

Información general sobre VILLAFRADES DE CAMPOS:

Situación:

Se halla situado en la zona norte de la provincia de Valladolid, a 66 kilómetros de la capital y pertenece a la bonita comarca de Tierra de Campos, gran planicie que se extiende por una amplia zona de Castilla y que se caracteriza por sus campos llanos repletos de ondulantes espigas y rudos surcos de tierra. Situado a 800 metros sobre el nivel del mar, el centro urbano se enclava en un famoso barranco formado por el arroyo Berruez y el río Sequillo (ambos fueron temibles en tiempos pasados con sus desbordamientos o riadas). RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Ayuntamiento:

Se encuentra en el edificio de las antiguas escuelas.

Alcalde: Alfonso Gordaliza Ramos

Concejales: Simeón Pastor de la Rosa, Julián Rodriguez Alonso, Maite María Rodriguez Riol y Francisco Javier Sánchez Villada.

Monumentos:

Restos del antiguo priorato de benedictinos que con la desamortización de Mendizábal se divide en varias casas conservando las paneras o cillas, en las que los monjes guardaban las especies cobradas en cereales o legumbres.

Casa y escudo de los Beneytez miembros del Santo Oficio de la Inquisición de entre los que sobresale Antonio Beneytez que además era adelantado Mayor de Campos y a quien se le consideraba persona rica y poderosa en el siglo XVII

Iglesia parroquial San Juan Evangelista, que se asienta sobre restos de una antigua ermita del s.XV. En su interior podemos contemplar un retablo mayor en estilo rococó de un solo cuerpo obra del maestro de Becerril, y otros tres que contienen tallas y lienzos muy interesantes. El museo parroquial “Eclessias Albas” conserva varias imágenes de la escuela castellana de cierto mérito, algunas de ellas atribuidas a Alejo de Bahía, y una colección etnográfica muy extensa de las distintas cofradías que existieron. En una pequeña capilla lateral se venera la imagen de la Virgen de Grijasalbas, talla de finales del siglo XV o principios del XVI de autor desconocido.

RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Fiestas:

Domingo posterior al día 16 de Agosto. Típica procesión de danzantes ejecutando distintos bailes y danzas de palos ante la imagen de su patrona la Virgen de Grijasalbas. Los danzantes lucen arreos femeninos como enaguas, faldillas, mandiles, medias y vistosas camisolas decoradas con cintas y detentes con motivos artesanales y la leyenda en el dorso: “detente bala” que usaron los mozos villafradeños en las guerras españolas de los siglos XIX y XX prendido por sus madres en la ropa sobre el pecho como símbolo protector.

15 y 16 de Agosto. San Roque. Fiesta de cofradía.

Viernes Santo. Solemne Procesión del Cristo.

RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Costumbres:

Dedicado a la agricultura y ganadería, este pueblo famoso por sus requesones y quesos de “patamulo” que comerciaban por toda la geografía nacional sus compañías de queseros.

Pascual Madoz nos recuerda la confección de calceta y ropajes a lo que se dedicaban las mujeres villafradeñas en los siglos XVIII y XIX de lo que da testimonio ropajes y ajuares antiguos que todavía se conservan.

Está fuertemente enraizado en antiguas tradiciones, conservando aún a los cofrades de San Roque a los que podemos ver el día de su patrón y voto de villa vestidos con sus capas y sombreros tradicionales y su devota procesión del Viernes Santo con el tradicional soniquete de viejas carracas y carracones y la procesión del Santo Cristo entre marchas fúnebres que ejecuntan las dulzainas .

RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Historia:

Desconocemos los orígenes de Villafrades, aunque sabemos por el primer documento del año 921 que antiguamente se le conocía como “Eclessias Albas”. Con las primeras repoblaciones que se llevan a cabo en la zona en el siglo X, es repoblado por los monjes benedictinos de Sahagún y adquiere el nuevo nombre de Villafrades o villa de los hermanos.

Hay un hecho triste que tiñe de luto su historia, cuando en mayo de 1517 fue quemado y arrasado por el cardenal Ximenez de Cisneros, según algunos historiadores oriundo de este pueblo y donde quiso fundar su famosa Universidad, pero como Villafrades se hubiera afiliado al partido aristocrático, capitaneado por D. Juan Téllez de Girón, conde de Urueña, en contra del monárquico de D. Gutierre Quijada, señor de Villagarcía, lo mandó arrasar hasta sus cimientos. Algunos biógrafos de Cisneros y cronistas de la época como Retama, Alvar Gómez o Santacruz así lo narran: “prendieronlo fuego por los cuatro costados. Jugó la artillería y la piqueta contra las murallas que arruinó hasta sus cimientos y no quedó piedra sobre piedra del lugar. Y se hizo esta ejecución en día de fiesta que jamás se había practicado”.

Los escasos habitantes que quedaron se trasladaron al otro lado del río Sequillo al amparo de un pequeño monasterio, fundando el pueblo actual. Este suceso hizo que durante siglos a los naturales de Villafrades se les conociese con el sobrenombre de “ahumatines” o ahumadines y que algunos señalan como el primer foco de rebelión comunera.

Naturales de esta población son D. Teodoro Gordaliza, obispo del Tongkín Septentrional que naciera en 1874 y traductor al anamita del Código de Derecho Canónico y quien mandó construir la famosa iglesia de Phu-Lang-Thuong que fuera destruida durante la guerra franco-vietnamita y el Húsar Tiburcio, famoso soldado de la Guerra de la Independencia que fue fusilado en Astorga por el ejercito de Napoleón en 1810 y que nació en Villafrades en 1785.

Los primeros años del siglo XX marcarán un ligero auge en la vida económica y social de Villafrades con la llegada del ferrocarril en 1911, siendo alcalde D. Narciso Alonso Fernández, que tuvo el honor de saludar al propio rey Alfonso XIII y la fundación del Sindicato Católico en 1916, fruto de un grupo de emprendedores terracampinos, para hacer frente a la usura y la crisis triguera que traería consigo la primera luz eléctrica con la instalación de un moderno delco-luz en 1923.

RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Turismo:

Buen lugar para hacer un pequeño recorrido y presenciar la arquitectura clásica a base de barro, tapial y adobe, destacando los viejos palomares con sus nidales u hornillas excavados sobres los anillos circulares de su interior.

Pueden verse aún fuentes semienterradas entre juncos y rastrojos, como Las Pájaras o Las Tortas, que saciaron la sed de segadores y apañiles venidos desde Galicia y grandes bandos de abutardas.

Viejas sendas y caminos nos recuerdan el paso de los distintos pueblos y civilizaciones a lo largo de la historia como la senda de los contrabandistas o de las gallinas que utilizaron las razzias visigodas para transitar por esta zona y posteriormente utilizada para el tráfico de mercaderías clandestinas hacia los florecientes mercados de Villalón del siglo XVI.

RAFAEL GÓMEZ PASTOR.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de VILLAFRADES DE CAMPOS