Pueblos de España


Mensajes de ALBA DE TORMES (Salamanca) enviados por Juan Antonio:

El modernismo también se hizo presente.
Plaza dónde transcurre buena parte de la vida del pueblo.
Artesanos que realizan maravillosas filigranas con el barro.
Plaza no muy grande, pero muy coqueta.
Poco conocida, pero hermosa. Siempre que voy a Alba la encuentro cerrada y tampoco entra en el circuito de visitas para turistas. Es una verdadera lastima!
La historia se hace presente a cada paso en esta villa, cuna de la mayor dinastía de la nobleza española y depósito de las reliquias de Santa Teresa.
Esta Iglesia románico mudéjar es la más antigua del pueblo. Actualmente no está abierta al culto, se utiliza para exposiciones temporales.
Plaza pequeña, pero cubierta que permite todo tipo de espectáculos en cualquier época del año.
Lugar poco visitado y conocido por los turistas.
La Iglesia de San Pedro es antigua y tiene alguna cosa de interés, pero a la que pocos turistas acuden.
Siempre tuvieron fama los peces que se pencaban en el Tormes en la zona de Alba; existían bares en el pueblo donde se podían comer exquisitamente preparados, e incluso se vendían en la capital provincial. A la vez, esa actividad pesquera, era sustento de algunas familias que comercializaba los Peces conseguidos en el río. Todo aquello prácticamente ha desaparecido.
Recordando a una de las puertas desaparecidas del antiguo recinto amurallado que tuvo el pueblo.
Plaza que sorprende.
Testigo mudo del cinturón de piedra que un día protegía a esta localidad.
Este escudo fue el originario del ducado de Alba mientras sus titulares fueron los Álvarez de Toledo.
Prácticamente es lo único que nos recuerdan que en el pasado este pasaje era acceso a la judería.
“No son buenos los extremos aunque sea en la virtud”
Santa Teresa de Jesús
Actualmente este puente tiene 23 arcos desiguales, sin embargo antes de la Guerra de la Independencia eran 26; dos fueron volados y reconstruidos en 18257, sin embargo posteriores reformas efectuadas en el mismo suprimieron tres.
El antiguo puente constaba de 26 arcos, dos se volaron en la Guerra de la Independencia y fueron reedificados en 1827.
La aparición del puente sobre el río Tormes se debe a la posición estratégica de Alba en la Baja Edad Media. En un primer momento resultó imprescindible para consolidar el proceso repoblador de las tierras al sur del Duero. Posteriormente, se convirtió en una encrucijada de caminos y de vías pecuarias por donde circulaban arrieros, trajinantes y pastores trashumantes. En el puente confluían los rebaños de los Cordeles de Amatos, Arca de los Frailes, ciudad Rodrigo y Torrejón y de las Veredas de Ejeme, predrosillo y Salamanca.
Adosado a la iglesia de Santiago se encuentra adosada al hospital de peregrinos de igual nombre, fundado en 1445 por don Fernando Álvarez de Toledo y en 1790 ampara al desaparecido hospital de San Marcos. La botica del hospital se transformó en teatro en 1842.
Esta iglesia de Santiago se encuentra adosada al Santo Hospital de Santiago y San Marcos porque hizo las veces de capilla del centro.
Los elementos constructivos más interesantes de esta pequeña iglesia románico-mudéjar los encontramos en el ábside decorado por tres filas de arquerías ciegas que vemos en la fotografía. El templo se encuentra protegido como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento desde 1996.
Esta iglesia fue construida en estilo románico y mudéjar a finales del siglo XI o a lo largo del XII.
La Iglesia de San Juan de la Cruz forma parte del Convento de Padres Carmelitas Descalzos. Las trazas del templo fueron realizadas por el carmelita Fray Alonso de la Madre de Dios y ejecutadas las obras entre 1692 y 1695. El arquitecto dispuso la fachada en perfecta simetría y los adornos simulan una cruz: en la cabecera colocó el escudo de la Orden del Carmelo, en los brazos sendos escudos de los Álvarez de Toledo y a los pies la imagen de San Juan de la Cruz. La planta de la iglesia es de cruz latina y en el interior despuntan los frescos de las pechinas de la cúpula del crucero.
Las obras de este castillo de la casa de Alba comienzan en el siglo XV de la mano de D. Gutierre Álvarez de Toledo. Sin embargo, será el Gran Duque de Alba quien termine por convertirlo en palacio. El castillo-palacio tenía cuatro torres que se llamaban Torre del Rey, Torre del Arzobispo, Torre Guarropa y Torre del Homenaje. Tras la Guerra de la Independencia tan sólo se conserva la Torre del Homenaje o de la Armería.
La cerca o muralla ha desaparecido aunque aún hoy quedan restos de las obras de fortificación y de los cubos o torres que jalonaban el lienzo, como por ejemplo, El Torreón o Turrión. La muralla tenía cinco puertas y varios portillos que desaparecieron con el derribo de la cerca y, tan sólo, se recuerdan alguno de sus nombres: del Río, del Campo, del Salitre, de la Corredera, de Terreros.
“Cuanto mayor sea el nivel de calma de nuestra mente, tanto mayor será nuestra capacidad para disfrutar de una vida feliz
Dalai Lama
En una esquina del pueblo, medio escondido y con muestras de deterioro, aparece este histórico pozo de la nieve; que según me dicen, es de propiedad privada, desconociéndose si existe algún plan por parte de la Administración -Autonómica o Local- para adquirirlo, rehabilitarlo y ponerlo en valor. Nuestro patrimonio es grande, el de Alba todavía lo es a pesar de haber desaparecido una buena parte de los edificios históricos y el casco que antes estaba dentro de las murallas estar plagado de edificaciones nuevas e impersonales. Sería una lástima que este pozo de nieva acabara arruinado y desapareciera.
"La nueva generación tiene que escuchar lo que la vieja generación se niega a decirle"
Simon Wiesenthal
"El que no busca la Cruz de Cristo, no busca la gloria de Cristo"
San Juan de la Cruz
“La medida de poder llevar una cruz grande o pequeña es el amor„
Santa Teresa de Jesús
Escultura de Santa Teresa, obra del artista de Matilla de los Caños (Salamanca) Venancio Blanco.
Este puente sobre el Tormes tiene 23 arcos desiguales consecuencia de las múltiples reconstrucciones que ha sufrido a lo largo de la historia, unas veces por las riadas del río que destruían alguno de sus arcos; otras por guerras, como la de la Independencia contra los franceses, y en otras para adaptar su "tablero" al moderno tránsito rodado de todo tipo de vehículos, incluidos los grandes camiones articulados.
Torre albarrana de la antigua muralla, que juntamente con algún lienzo de la muralla en la zona del espolón es lo único que ha llegado hasta nuestros días del antiguo recinto amurallado de la villa.
La iglesia de San Pedro tiene tres naves y presbítero rectangular, los elementos más característicos son la escalera de subida al coro y las bóvedas de crucería del bajocoro, de estilo gótico. El retablo del presbítero procede de la iglesia de Santiago, apareciendo en el centro del mismo la figura de San Pedro, a su derecha San Andrés, a su izquierda San Sebastián y encima la de Santiago. También están las tallas del Cristo de la Salud o de San Jerónimo y la de la Virgen de Derrengada.
La torre de este templo, dado su mal estado tuvo que ser derribada en y levantada de nuevo en 1899, la altura de la actual es de 34,6 metros.
Un tremendo incendio prácticamente acabó con este templo en 1512. En 1577, bajo el patrocinio de los Duques de Alba, cuyos escudos observamos en la fotografía, el templo es reconstruido.
Cristo Crucificado en marfil, esta fechado entre finales del siglo XVI y siglo XVII.
El arcón es de finales del siglo XVI (pintura del siglo XVIII), en madera con herrajes y cerradura, decorado con pintura. Está depositado en el Museo de los Padres Carmelitas Descalzos (Museo Teresiano).
Cristo Crucificado en Marfil, es del siglo XVII y fue regalado por un Obispo filipino.
Además de visitar el sepulcro de Santa Teresa, Alba de Tormes tiene otros lugares de interés: Esta Iglesia de San Juan Apostol, la mudejar románica de Santiago, la de San Juan de la Cruz, la de San Pedro, la Basílica inacabada dedicada a la Santa, el Museo Teresiano, la torre del Homenaje del castillo del duque de Alba, callejear y comer en el pueblo es otro atractivo, para complementar una visita a la ciudad de Salamanca. Alba dista de la capital 20 kilómetros que merecen la pena recorrer.
Muchos peregrinos acuden a este lugar en el que se encuentran la mayor parte de los restos de la Santa andariega de Ávila: Teresa de Jesús. Desde el 15 de octubre pasado hasta el 15 del mismo mes de 2018, el papá Francisco, ha declarado año Jubilar la visita al sepulcro de la santa.
El Papa Francisco concedió el Año Jubilar Teresiano a Alba de Tormes, una celebración que se desarrollará desde el 15 de octubre de 2017 hasta el 15 de octubre de 2018.
Creí que ya estaba terminada. La visité ya empezada en el año 1946.
Ni lo estará nunca. Estas obras duraran más que las de la catedral nueva de Salamanca, hoy día no existe el fervor religioso de otras épocas y solo sería posible si los ingresos de visitantes fueran similares a otra obra inacabada, como la Sagrada Familia de Barcelona. Esta de Alba es de menos proporciones y aspiraciones que la barcelonesa, pero las posibilidades económicas también son infinitamente menores.
Lugar de peregrinación y de celebración de la festividad de Santa Teresa el 15 de octubre.
Es la única plaza de toros cubierta en la provincia, muy apropiada para celebrar espectáculos en épocas frías, como suelen ser las fechas en las que se celebran las fiestas locales del 15 de octubre.
El "Toro de fuego" de Alba de Tormes con su aparato pirotécnico resulta excepcional en la provincia de Salamanca con su presencia en torno a las fiestas de Santa Teresa.
El mundo del toro también es fuente de inspiración en los trabajos de alfarería en este pueblo, como es el caso de la fotografía.
Botijo, muestra de la cerámica popular que se hace en esta población de Alba de Tormes.