ALBA DE TORMES (Salamanca)


Vista
A SANTA TERESA.

Tu que velas por este pueblo,
desde que sale el alba
y hasta el oscurecer de la noche,
y nos dejas ver cada mañana,

La Basílica y desde ese lugar,
tus versos con las luces de el alba,
aquellas sencillas palabras, amar.

Cuida de todas sus gentes
del río y sus aguas
y de las estrellas,
de los cielos charros.

SANTA TERESA.

EL CHARRO DE LA ENCINA
SANDY
“No son buenos los extremos aunque sea en la virtud”
Santa Teresa de Jesús
Actualmente este puente tiene 23 arcos desiguales, sin embargo antes de la Guerra de la Independencia eran 26; dos fueron volados y reconstruidos en 18257, sin embargo posteriores reformas efectuadas en el mismo suprimieron tres.
El antiguo puente constaba de 26 arcos, dos se volaron en la Guerra de la Independencia y fueron reedificados en 1827.
La aparición del puente sobre el río Tormes se debe a la posición estratégica de Alba en la Baja Edad Media. En un primer momento resultó imprescindible para consolidar el proceso repoblador de las tierras al sur del Duero. Posteriormente, se convirtió en una encrucijada de caminos y de vías pecuarias por donde circulaban arrieros, trajinantes y pastores trashumantes. En el puente confluían los rebaños de los Cordeles de Amatos, Arca de los Frailes, ciudad Rodrigo y Torrejón y de las Veredas de Ejeme, predrosillo y Salamanca.
Adosado a la iglesia de Santiago se encuentra adosada al hospital de peregrinos de igual nombre, fundado en 1445 por don Fernando Álvarez de Toledo y en 1790 ampara al desaparecido hospital de San Marcos. La botica del hospital se transformó en teatro en 1842.
Esta iglesia de Santiago se encuentra adosada al Santo Hospital de Santiago y San Marcos porque hizo las veces de capilla del centro.
Los elementos constructivos más interesantes de esta pequeña iglesia románico-mudéjar los encontramos en el ábside decorado por tres filas de arquerías ciegas que vemos en la fotografía. El templo se encuentra protegido como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento desde 1996.
Esta iglesia fue construida en estilo románico y mudéjar a finales del siglo XI o a lo largo del XII.
La Iglesia de San Juan de la Cruz forma parte del Convento de Padres Carmelitas Descalzos. Las trazas del templo fueron realizadas por el carmelita Fray Alonso de la Madre de Dios y ejecutadas las obras entre 1692 y 1695. El arquitecto dispuso la fachada en perfecta simetría y los adornos simulan una cruz: en la cabecera colocó el escudo de la Orden del Carmelo, en los brazos sendos escudos de los Álvarez de Toledo y a los pies la imagen de San Juan de la Cruz. La planta de la iglesia es de cruz latina y en el interior despuntan los frescos de las pechinas de la cúpula del crucero.
Las obras de este castillo de la casa de Alba comienzan en el siglo XV de la mano de D. Gutierre Álvarez de Toledo. Sin embargo, será el Gran Duque de Alba quien termine por convertirlo en palacio. El castillo-palacio tenía cuatro torres que se llamaban Torre del Rey, Torre del Arzobispo, Torre Guarropa y Torre del Homenaje. Tras la Guerra de la Independencia tan sólo se conserva la Torre del Homenaje o de la Armería.
La cerca o muralla ha desaparecido aunque aún hoy quedan restos de las obras de fortificación y de los cubos o torres que jalonaban el lienzo, como por ejemplo, El Torreón o Turrión. La muralla tenía cinco puertas y varios portillos que desaparecieron con el derribo de la cerca y, tan sólo, se recuerdan alguno de sus nombres: del Río, del Campo, del Salitre, de la Corredera, de Terreros.
“Cuanto mayor sea el nivel de calma de nuestra mente, tanto mayor será nuestra capacidad para disfrutar de una vida feliz”
Dalai Lama
En una esquina del pueblo, medio escondido y con muestras de deterioro, aparece este histórico pozo de la nieve; que según me dicen, es de propiedad privada, desconociéndose si existe algún plan por parte de la Administración -Autonómica o Local- para adquirirlo, rehabilitarlo y ponerlo en valor. Nuestro patrimonio es grande, el de Alba todavía lo es a pesar de haber desaparecido una buena parte de los edificios históricos y el casco que antes estaba dentro de las murallas estar plagado de edificaciones nuevas e impersonales. Sería una lástima que este pozo de nieva acabara arruinado y desapareciera.
"La nueva generación tiene que escuchar lo que la vieja generación se niega a decirle"
Simon Wiesenthal