Pueblos de España


Mensajes enviados por lucy:

Feliz semana
Besos
Dar un paso y después otro

hacer camino

soñar con que un mundo mejor es posible

y trabajar para que ello suceda

pensar lo que quiero hacer

hacer lo que he pensado

vivir lo que estoy haciendo.

No existen barreras

tan solo las que tu construyes

y que te impiden avanzar

escucha

siempre escucha

escucha lo que guarda el viento

y el avanzar de las nubes

escucha el rumor de las olas

y el titilar de las estrellas en la noche

escucha los sonidos del bosque

y el despertar de los girasoles

los días en los que amanece el verano.

No prestes tus oídos

al ruido de la palabra violentada

nacida de los labios que intoxican

el aire limpio que respiras

ignora los cantos de sirenas

que generan odio, rencor y revancha

pues nada te aportan

tan solo crean sombras

donde debería brillar la luz.

Tiende la mano

a la mano que te ha sido tendida

y abraza

abraza como tan solo ella es capaz de abrazar

no hay brazos cruzados

ni espaldas vueltas

ni ojos cerrados

los brazos siempre abiertos

el corazón dispuesto

y los ojos de par en par

que para eso son las ventanas del alma.

Dar un paso y después otro

“…caminante no hay camino

se hace camino al andar…”.

José Manuel Contreras
Cada tarde de lunes a viernes

cuando salgo del trabajo

camino de mi casa

paso junto al parque del estanque

y en el tercer banco del camino

que lleva hasta la rosaleda

veo sentada una mujer anciana

no dice nada

tan solo me sonríe

yo le devuelvo la sonrisa

y la soledad.

No importaba si hacía frío o calor

supongo que tan solo la lluvia

haría que no se cumpliera su cita

mucho días me he preguntado por ella

no sé si vive en el barrio

pues tan solo en ese banco de madera

se ha producido nuestro encuentro.

Ropas discretas pero conjuntadas

siempre con algún tocado en la cabeza

acompañando el moño alto

que luce trenzando sus canas

la mirada perdida en la distancia

hasta que yo llego a su altura

y me mira

y me sonríe

y permanece en silencio

mientras me acompaña la paz.

Esta mañana al levantarme pensé en ella

esta mañana en mi trabajo me recordé de ella

esta mañana después de tomarme mi café

lo decidí

la saludaría cuando me encontrase con ella

pero…

¿Estaría en el banco de cada tarde?

¿Y si no está?

¿Y si hoy no viene?

¿Y si le ha pasado algo?

Salí de mi trabajo a la misma hora

que lo hago día tras día

no quise salir antes

por si no se producía el encuentro

sin embargo…

Allí estaba en el tercer banco del camino

que lleva hasta la rosaleda

como cada tarde de lunes a viernes.

Al llegar a su altura me sonrió

como cada tarde

y yo le devolví la sonrisa.

Buenas tardes

le dije.

Buenas tardes

me respondió con una voz dulce.

Me llamo Patricia

pero mi familia y mis amigos

me llaman Patri.

Inmóvil frente a ella

nos miramos a los ojos

y tan solo quise decir

gracias

nos sonreímos y continué mi camino a casa

mañana sería miércoles

y volveríamos a encontrarnos.

José Manuel Contreras
No me importa el tiempo

esperaré a que amanezca la luna llena

para encontrar la luz en tus ojos

mientras mis labios besan los tuyos

y nuestros cuerpos se funden y confunden.

Esperaré paciente aquel otoño que tenga la osadía

de tomar prestada una tarde a la próxima primavera

para regalarme un paseo a tu lado

mientras florecen los pensamientos

en los parterres de mi jardín.

Esperaré a que unas blancas nubes

troquelen silenciosas el azul celeste

que nos observa

hasta descubrir tu nombre en ellas

mientras el viento revoltoso

alborota el dorado de tus cabellos.

Esperaré a que la aterciopelada fragancia

de la roja rosa de verdes espinas

acaricie esos sentidos que te acompañan

más allá de donde alcanzan los recuerdos

de una infancia vivida

de una juventud lejana…,

ya no me importa el tiempo

ya no me importa

ya no.

José Manuel Contreras
Puede que hace tan solo un instante

todo haya sido simplemente un sueño

si bien sé que ahora no estoy dormido

pues me siento alerta y bien despierto

me encontraba sentado en un solitario banco

entre el andén segundo y el andén tercero

y mientras unos viajeros felices llegaban

otros vagones se colmaban de pasajeros.

Me encuentro con los pies bien posados

sobre la tierra

y agradezco a la vida los regalos

que cada mañana me acerca

pero no por ello

ni tan siquiera entorno mis ojos

para no ver que igual que te da

a la postre también te quita.

Son más los pasajeros

que hasta este andén se acercan

para partir

que aquellos que llegan

o están por llegar

lo abordan rostros conocidos

que ya no volveré a ver

lo abordan rostros desconocidos

que ya no podré conocer

duele tanto el vacío

que deja la ausencia

que tan solo se aplaca

con los recuerdos

sin embargo

siento en mi mirada

la alegría desbocada

por los recién llegados.

Puede que hace tan solo un instante

haya estado más que despierto

si bien sé que ahora estoy dormido

pues estoy convencido de soñar un sueño

me encuentro caminando y despreocupado

sobre las gruesas traviesas de un embarcadero

y mientras unas barcas parten rumbo al horizonte

otras se amarran con la alegría que acompaña al viajero.

. José Manuel Contreras
Feluz semana
Besos
Cuántas veces has pensado

lo que quieres ser

o cómo te quieres mostrar

a los demás

sin que con ello dejes ver

cómo eres en realidad.

Nosotros decidimos tomar

o rechazar lo que la vida nos regala

y lo que hacer con todo ello

hoy tomas esto y mañana será aquello

la vida en nada repara

pues confía en que harás

tan solo lo que decidir quieras.

Decidiré ser pétalo de rosa

desplegando suave fragancia

o ser espina tras la verde hoja

dolor y belleza sin arrogancia.

Decidiré ser frío invierno

pues ya antaño soñé primaveras

y aunque sé que el tiempo no es eterno

sabed que entiende de realidades y quimeras.

Decidiré ser brava mar

que besa la arena de mil playas

será el viento mi capitán

que mostrará de mis aguas su calma.

Decidiré ser noche huérfana de luna

y cuando brillen lejanas las estrellas

ponerles nombre una a una

esta será Marina aquella será Valeria.

No tengas prisa en decidir

lo que decidir quieras

pues entre soñar y vivir

vivir y soñar puedas.

José Manuel Contreras
Hace cuánto tiempo

que no miras a los ojos

a esta vida que pasa

a esta vida que te invita

cada nueva mañana

a despertar del letargo

en el que creías reposaban

los sueños que soñaste perdidos.

No temas encontrar su mirada

hace años que te espera

nadie debería vivir tanto tiempo

mostrándole tan solo su espalda

tanto tiempo sin escuchar

tanto tiempo sin atender su llamada

dejaste de oír el eco de tu nombre

y decidiste silenciar tu palabra.

Debes despertar sin demora

como despierta el sol cada mañana

abrir tu mente y tus manos

abrir tus ojos y tu alma

abrir tus brazos y tus oídos

no dejes por más tiempo tu barca varada

el viento hace tiempo que no espera

y ya debes abandonar esta playa.

No te importe ahora el rumbo

te lo susurrarán rutilantes las estrellas

es tiempo de soltar amarras

ya derribamos las fronteras

eres dueño y señor de tu destino

de ese que tanto esperas

ponte ahora de espaldas al viento

y despliega con ilusión tus velas.

José Manuel Contreras
! Hola! Creo acertar si digo que lucy es de las pocas personas de un ENTONCES, a encontrar en "Pueblos de España" Creo recordar entgraba aqui gace algínn tiempo, y en algún lugar mas de Castilla León. Hace muchp tiempo que no abro el correo pero me sigue llegande de "pueblos de España" Hoy he pinchado y "le voila" que me tropiezo co antiguas cosas. Desde lo que queda de buebo siempre en recuerdos saludos.
Señalar que sigo por otros lugares, contánbdome pareceres.
He leido alghún poema Me han ... (ver texto completo)
Hola Libertad, me alegra saber de ti. Como puedes comprobar ya no escribe nadie.... Eres bienvenido... Besines
Muerte que a mi puerta llamas

silencia el pausado caminar

de tu llegada

el tiempo se ha detenido hoy

un instante
... (ver texto completo)
Lo siento mucho José Manuel, mis condolencias para ti y los tuyos... Besines
Feliz semana

Besos
Muerte que a mi puerta llamas

silencia el pausado caminar

de tu llegada

el tiempo se ha detenido hoy

un instante

como se detuvo aquel veinticuatro de agosto

en el que nos la arrebataste a traición

mostrando tu cara más oscura

sin piedad

sin compasión

sin permiso

empero

agradezco hoy la generosidad

de tu incomprensible paciencia…

pues me permitiste hablarle

besarle

abrazarle

acariciarle

decirle cuánto le voy a extrañar

lo que le quiero

lo que le he querido

y lo que le sigo queriendo

y permitiste que pudieran hacerlo

mis hermanas y hermanos

Yoli

Marián

Miguel

Maite

Moncho

y Patri…

Permanecerá vivo en nuestro recuerdo

como sigue permaneciendo ella

viva y sonriendo

ahora caminan juntos

de nuevo.

José Manuel Contreras
Reunirse en torno a una mesa

a disfrutar de la buena compañía

que brindan aquellos a los que quieres

la amistad por encima de todo

y junto a ella

unos bocaditos variados

tabla de quesos cortados en cuña

unas olivas aliñadas

unas tiritas finas de jamón serrano

con unas ‘regañás’ y unos picos

y un buen vino que acaricie el paladar

para unos

y una sidra natural bien escanciada

para otros.

Conversaciones para entender la vida

conversaciones para responder al alma

conversaciones para entender al mundo

conversaciones para responder a los sueños

conversar

ser palabra y ser silencio

ser pregunta y ser respuesta

ser y estar

en torno a una mesa

disfrutando de la buena compañía.

Hacen sitio los comensales

en el centro de este universo

abriendo paso a una paellera

que llena de aromas diversos el salón

arroz a banda para todos

felicitaciones a la cocinera

ante la sencillez de la perfección

y todas y todos prestos

a dar buena cuenta de tan exquisito manjar.

Conversaciones culinarias para entender misterios

conversaciones culinarias para responder posibles

conversaciones culinarias para entender lo efímero

conversaciones culinarias para responder imposibles

conversar

ser silencio y ser palabra

ser respuesta y ser pregunta

estar y ser

entorno a una mesa.

Llegan postres, cafés e infusiones

para todos los gustos y caprichos

chocolate caliente y helado frío

flan con caramelo y nueces

barquillos de vainilla y galletas de sabores

con una gama de colores que envidiaría

la paleta del pintor más exigente.

Conversaciones de sobremesa para entendernos

conversaciones de sobremesa para responderles

conversaciones de sobremesa para entenderles

conversaciones de sobremesa para respondernos

siempre ser

siempre estar.

José Manuel Contreras
Soñar que no he vivido

vivir que no he pensado

pensar que no he soñado

pensar en tantos sueños

que no he vivido

pensar en tantas vidas

que he soñado

pensar

soñar

pensar

vivir.

Observar las invisibles barreras

de una educación que condiciona

todo aquello que pensamos, soñamos y vivimos

que nos aleccionó sobre lo bueno y lo malo

sobre lo que hacer y decir

sobre lo que decir y no hacer

sobre lo que vivir y soñar

sobre lo que soñar pero no vivir.

Rompamos barreras y derribemos fronteras

somos dueños de lo que pensamos

somos dueños de lo que vivimos

somos dueños de lo que soñamos

que nada ni nadie condicione

aquello que somos

aquello que queramos ser.

Dejemos huella de haber caminado

por esta vida

pues nada habremos de llevarnos

sonríe aunque no encuentres motivos

pues todo te será devuelto

ama lo que eres

para que puedas ser amado

vivir es sencillo

solo nosotros somos capaces de complicarlo.

José Manuel Contreras
Feliz día de Reyes para todos
Besos
Anoche me acosté prontito

pues venían los Reyes Magos

quise soñar muy bonito

porque esperaba muchos regalos.

Por la mañana me levanté despacito

sin que apenas se escucharan mis pasos

alguien estuvo en el saloncito

pues no había leche en los vasos.

Por la noche dejé de todo pero poquito

turrones y dulces en varios platos

no dejaron ni un solo trocito

y eso que solo pararon un rato.

Muñecos, un ipod, juegos y libros

entre un pijama y pantalones dejaron

me pareció todo muy lindo

lo que los tres Reyes me regalaron.

No pude contener un grito

y mis padres se despertaron

corrieron llamándome por el pasillo

y hasta el salón rápido llegaron.

Qué ilusión a los dos les hizo

verme muy contenta y jugando

ya estaban más tranquilos

cuando a mi lado se acomodaron.

¡Vivan los juguetes y libros!

¡Vivan los Reyes Magos!

José Manuel Contreras
Nos acompaña la noche

y el silencio que reina

en la habitación de un hospital

interrumpido de forma constante

por intermitentes pitidos agudos

de máquinas que acompañan latidos

y el bullir del oxígeno

que juega a liberarse

dentro de un recipiente de plástico

en el que el agua a instantes reposa.

La luz de un pasillo iluminado

decide entrar en la habitación

colándose por debajo de la puerta

se ha invitado a la vigilia

y su llegada

me permite identificar perfectamente tu rostro

y tus manos sobre la sábana

y las puertas del armario y la mesilla

y la televisión apagada.

Hablas en un susurro

apenas perceptible

me acerco a tu cama

y acaricio tu rostro con mis manos

para que no te sientas solo

“Soy yo mi amor

estoy a tu lado

no tengas miedo

descansa tranquilo.”

Siento que no te serenas

y tu respiración se acelera

ya no es un susurro

lo que de tu garganta nace

parece más un lamento

una súplica un ruego…

“ ¿Por qué me has dejado?

¿Por qué no me llevas contigo?

¡Patri!

Papá ¿dónde estás?

Prepáralo todo y nos vamos juntos.”

La noche se hace eterna

cuando regresan a tu memoria

los que ya partieron

si bien

no sé si en verdad te visitan

pues diriges tus palabras a alguien

que tienes frente a ti

o son alucinaciones o son sueños

o simplemente les hablas

pues sientes su compañía.

Dejo mi rostro

reposar junto al tuyo

mis manos acarician tus manos

acompasando mi respiración a la tuya

hasta conseguir que la tuya acompañe la mía

siento cómo te sosiegas

cómo se relaja tu cuerpo

hasta que un involuntario espasmo

nos devuelve a esta realidad

ha vuelto la noche

a esta habitación

con todos sus silencios

pronto amanecerá.

José Manuel Contreras
Felices Fiestas para todos
Besos
Correr para llegar

a ningún lugar

pretendiendo ser más rápidos que el tiempo

cuando simplemente nos esclaviza

con nuestro consentimiento

permitimos que nos marque

cuándo hacer

aquello que queremos hacer

ignorando el verdadero ritmo del Universo.

Inventamos segundos que se harían minutos

minutos que se convertirían en horas

horas que se transformarían en días

días que crearían semanas

semanas que serían meses

meses que forjarían años

años que harían…

qué más da saber en qué se trocarían

si solo sabemos que perder el tiempo

porque en realidad

nada nos pertenece.

Buscamos la inmediatez

de algo que nunca llegará

pues la Naturaleza no tiene prisa

su paciencia es acorde

con aquello que nace, crece, vive y muere

tan solo el hombre altera el ritmo

de lo que debe ser

altera el orden

de lo que debería ser inalterable

creyéndose dominador de todo

cuando nada domina

iluso ignorante

que nada entiende

sencillamente

porque no se detiene y piensa

porque no se detiene y mira

porque no se detiene y siente

porque no se detiene

pues se cree dominador y señor del tiempo

demasiada prisa para llegar a ningún lugar.

José Manuel Contreras
Dibujar nubes blancas bajo un cielo

de un otoño que parte

mientras su viento arremolina

las hojas de robles y hallas

meciendo a la par con suave armonía

las altas copas de los cipreses.

Alargadas alfombras de secas hojas

ocultan los caminos y veredas

que en la primavera

lucieron esplendorosas con vivos colores

reinan ahora ocres y dorados

en un dulce crepitar

de caminantes solitarios.

Todo parece marcharse

si bien todo regresa

al igual que la luna y las estrellas

una vez que el sol se ausenta

por tan solo un instante

hacia otras latitudes opuestas

allende los mares

allende los vientos.

Descansa ahora mi paleta multicolor

sobre mi mano izquierda

mis ojos observan el cielo

mirando caminar las nubes

mis labios recitan unos versos

de melancólica despedida

decide alzar el vuelo el otoño

pronto amanecerá el invierno.

José Manuel Contreras
Hola Lucy. Mi nombre es Mariano
Garcia nacido en Prado de la Guzpeña usuario 181142. Sigo leyendo tus poemas, ya que son ineresantes. Bueno te comentó que este puente he estado en puente preguntándo porti en el super, en el bar nuevo
pero no lo he conseguido. Desde este mensaje te deseo unas Felices fiestas prosperó año?
Hola Mariano, yo no vivo en Puente, vivo en León, pero si hubieras preguntado por mi en La Mezquita seguro te hubieran dado noticias mías. Ese bar ha sido primero de mis padres y ahora de mi hermano... Si vienes para Navidad, pregunta por mi, puede que este allí... Un saludo
No permitas que el ruido

extienda sus raíces por el jardín

donde antaño plantaste

tus amapolas y tus margaritas

y tus pensamientos y tus lirios

y los girasoles que cada mañana

buscan la cálida luz para besarla

y donde anidaron tus aterciopeladas rosas

que siempre protegieron tus espinas.

El ruido habita

donde nacen las medias verdades

y la mediocridad

y la hipocresía y el engaño

todo lo contamina

aunque tu intención no sea escucharlo

se alía con falsos salva patrias

charlatanes y parleros

que deambulan por coloridos estrados

donde se escucha palabrería barata

en la que algunos se mueven

como auténticos peces en el agua.

Busca el silencio

pues en él habita siempre la palabra

y la comprensión

escucharás tus pensamientos

y no el vacío de conversaciones banales

que alternan sin escrúpulos

farsa y comedia.

Demasiado ruido de fondo

para que nadie piense

demasiado ruido de fondo

para que nadie hable

demasiado ruido de fondo

para que nadie escuche

demasiado ruido de fondo

para que nadie sueñe

demasiado ruido de fondo

para no escuchar el silencio.

José Manuel Contreras
Querida Lucy: Me ha llegado el poema que me envías y no quiero ser tan intempestivo como un día fui contigo, o mejor dicho como tú me interpretaste; incluso este verano pasado estuve muy cerca de tí, tal vez nos cruzásemos en la alargada calle que de jovencete recorri muchas veces y ésta no nos reconocimos, aunque sí pregunté por ti.

"La poesía acaricia la piel de los enamorados
la poesía remueve conciencias otrora despiertas
la poesía denuncia palabras vacías, palabras yertas
la poesía nos ... (ver texto completo)
Buenas noches reyteje gracias por escribir en el foro. Me hubiera gustado conocerte, si vuelves por Puente Almuhey házmelo saber. Me alegra saber que te ha gustado el poema... Besines
Quiero escribir unos versos

abro mi cuaderno de poesías

que celoso guardo en el cajón de mi escritorio

y desprendo de su lomo

con la suavidad precisa

el bolígrafo que en él duerme prendido.

Aparto lentamente sus páginas

buscando hallar la primera en blanco

que paciente espera

después de escribir el penúltimo poema.

Una vez todo dispuesto

y sentado en la soledad de mi habitación

escribo:

“Quiero escribir un poema”

de pronto mi mente se queda en blanco

me asaltan anárquicas confusas imágenes

otoños y primaveras

paisajes nevados con pequeñas huellas

que quiebran su pureza

playas desiertas con suaves olas

que acarician su blanca arena

atardeceres que se despiden

pues esperan un nuevo amanecer.

Todo es confuso en mi mente

y no acierto a escribir unos versos

me detengo un instante y pienso

cerraré por hoy este cuaderno

y devolveré este bolígrafo a su lomo

y decido

hoy no llegarán mis musas

será mejor probar el próximo domingo.

José Manuel Contreras
Era afable con sus compañeros

en el trabajo

incluso entre sus compañeras

tenía fama de respetuoso y sincero

cortés, paciente y educado

siempre dispuesto a prestar ayuda

a aquel o aquella que lo necesitase.

Siempre una sonrisa dibujada en su rostro

nunca un mal gesto

nunca una palabra más alta que otra

jamás una contestación desagradable

aparentaba ser el hombre perfecto

aparentaba ser el hombre

aparentaba ser

aparentaba.

Los monstruos existen

y también los cobardes.

Le era sencillo mantener esa dualidad

era amigo de sus amigos

siempre estaba ahí cuando se le necesitaba

estaba donde debía estar

en el lugar adecuado en el instante preciso

era su mujer la envidia del resto de mujeres

que les conocían.

Era el mejor Maestro de Ceremonias

del circo que había creado

en torno a su flamante figura

todo era perfecto

de puertas para afuera.

Los cobardes existen

y también los monstruos.

Mudaba su rostro una vez que giraba la llave

de la puerta de su casa cerrándola tras de sí

una vuelta de llave

y otra

y otra

y otra más.

No había voces

no había ruidos

no había golpes

los vecinos podrían escucharle

solo miradas de odio y venganza

gestos despreciativos y amenazantes

susurros envenenados

que paralizaban cada músculo de Olga

al igual que su pensamiento

al igual que su razón

era un constante goteo

de amenazas y de humillaciones

que anulaban su condición de persona.

Hace cuatro meses que él salió de casa

cargado tan solo con una ligera maleta

una vuelta de llave

y otra

y otra

y otra más

nadie volvió a abrir aquella puerta

nadie volvió a verla salir ni entrar

nadie volvió a verla salir

nadie volvió a verla

nadie volvió

nadie.

José Manuel Contreras
Buena semana para todos

Besos
La semana pasada por motivos personales no pude poner el poema, así que lo hago hoy

No existen los príncipes azules

en algún momento nos engañaron

y nos lo creímos

quizá porque nos resultaba atractivo

nos sentimos salvadores

de princesas retenidas en altos torreones

por malvados reyes o despiadadas brujas

de princesas ocultas en profundas y oscuras grutas

vigiladas por dragones lanzadores de fuego.

No existen los príncipes azules

ni verdes

ni amarillos

ni violetas

ni tan siquiera multicolores

todo resultó ser una fábula infantil

para entretener las noches

y enredar el tiempo

nunca debió utilizarse

para construir nuestros sueños.

En un tiempo me creí un príncipe

no importa de qué color

cabalgué sobre la grupa de un negro corcel

noche tras día y día tras noche

hasta alcanzar el inalcanzable torreón

en el que aseguraban vivía una princesa

que necesitaba ser rescatada.

Tras alcanzar sus gruesos muros

escalé hasta la única ventana

que iluminaba su interior

la estancia estaba vacía

y a juzgar por lo que allí había

debieron abandonarla hace mucho tiempo…

mucho tiempo.

No existen las princesas rosas

ni violetas

ni verdes

ni amarillas

ni tan siquiera multicolores

todo resultó ser una fábula infantil

para entretener el tiempo

y para enredar las noches

nunca debió utilizarse

para construir nuestros sueños.

Tan solo existen hombres y mujeres

que no necesitan ser salvados

que no necesitan de salvadores

que no necesitan que les cuenten cuentos

que no se conforman con medias naranjas

ni tan siquiera con medias manzanas

se comerán la fruta entera

una vez llegado el momento

si eso es en verdad lo que desean

José Manuel Contreras
Es especialmente el otoño

el que gusta de acompañar

mis recuerdos

quizá por las largas tardes

quizá por las tempranas madrugadas

nada ocurre sin razón alguna.

Dejo que afloren

y sorprendo la sonrisa

asomada a mi rostro

les acerco a mi presente

mientras dibujan nubes multiformes

en el cielo azul que les acompaña.

La inmortalidad del Ser Humano

habita en la memoria de sus semejantes.

Dejo que entren y salgan

a su antojo

la verdad la sencillez y la libertad

son ahora sus compañeros de viaje

mientras yo aguardo que aparezcan

sentado en el andén de mis sueños.

Con ellos vivo lo que otros vivieron

con ellos siento lo que otros sintieron

ellos y yo y yo con ellos

volvemos a encontrarnos

para no olvidarnos de que en otro tiempo

caminamos la misma senda

bajo la misma noche

bajo las mismas estrellas.

José Manuel Contreras
Nace el sueño

en esa parte del cerebro

cuyo nombre científico no me interesa

pues no voy a desarrollar un ensayo

ni a formular una tesis

tan solo pretendo escribir un poema.

Por estos versos navegará mi sueño

que aún permanece amarrado

al puerto

donde la inconsciente conciencia

aprovisiona mis naves

tres bergantines tres.

Surcarán mares y océanos

enfrentarán tempestades jamás observadas

y navegarán por las calmas aguas

que la luna llena ilumina desde su atalaya

“…la luna en el mar riela,

en la lona gime el viento…”.

Alcanzaremos playas vírgenes

y puertos desbordados de envidias y recelos

mas no pondremos pie en tierra

para no huellear desesperanzas.

Abrazaremos jubilosos las mañanas

que nos regale el día

después de una noche sin luna

descansadas las nubes sobre el horizonte

y con el viento a favor

desplegaremos todo el velamen

fuertes las amarras

en trinquete y mayor

las estrellas irán trazando nuestro rumbo

en el azul del firmamento

la noche desvelará nuestro camino

el Universo nos acompaña.

José Manuel Contreras
Buena semana
Besos
Quiero sentir

la conversación de tus labios

junto a los míos

en el silencio de sus besos

gustar del dulce sabor

que embriaga el deseo

mientras mi lengua se abre paso sin resistencia

hasta encontrarse con tu lengua.

Quiero sentir

mis dedos enredados en tu pelo

dejar que mis manos

descubran la desnudez de tus hombros

y acariciar la piel de tu espalda

inspirar y exhalar la fragancia

de tu cuerpo desnudo junto al mío

dos cuerpos que se conocen y se reconocen

bajo una noche preñada de estrellas.

Quiero sentir

la caricia de mis manos

al alcanzar tus pechos turgentes

jugando con sus sinuosos contornos

como si los descubriera por primera vez

avanzadilla silenciosa de unos labios

y de una boca que palpitan por alcanzarlos.

Quiero sentir

la caricia de tus manos sobre mi cuerpo

hasta alcanzar mi cintura

mi vientre

mis muslos

mis nalgas apretándolas contra si

mientras siento cómo se eriza

cada centímetro de mi piel

y la sangre fluye por todas mis venas

alimentando mis sueños.

Entorno mis ojos

y siento mis labios alcanzando tu cintura

besar tu vientre

recorrer tus muslos

alcanzar tu pubis

que invita con sus movimientos a continuar camino

mientras tus manos sujetan mi cabeza

jugando con mi pelo

tu respiración acelerada excita el deseo

melodía de jadeos y frases inconexas

comprensibles a todos los idiomas

y mis labios por fin te alcanzan

dejando que mi lengua descubra

el néctar que tanto ansiaba.

José Manuel Contreras
¿Cómo es posible que te consientas

vivir ciego a conciencia de serlo?

¿Cómo es posible que te empeñes

en vivir de espaldas a la vida?

No sé si es tu ignorancia

tu desprecio o tu despotismo

lo que te permite respirar

en este ambiente contaminado

o todo ello ayudará a tu aniquilación.

Si detengo mi Mundo

mientras el mundo sigue caminando

descubro la sencillez de las respuestas

y solo hallo una

estás equivocado mi estimado congénere.

Sí, a ti te hablo

a ese que cree

vivir en el centro del Universo

a ese que se cree

superior al resto

de los seres vivos que habitan esta tierra

a ese que deprecia

aquel o aquella que es diferente.

Necesito

necesitas

necesitamos

al otro cincuenta por ciento

de los seres humanos

que caminan junto a nosotros

y nosotros junto a ellas

a veces parece que sin verlas…;

sí, a esas

a ellas me refiero

a las mujeres

no te de miedo decirlo

no temas decirlo con respeto y admiración

yo te ayudo verás qué sencillo

“mujeres”

al principio te puede costar

es lógico

la falta de costumbre es tan peligrosa

como la costumbre establecida.

Si practicas

en poco tiempo te sentirás bien

te sentirás mejor

tienen tanto que enseñarnos

tenemos tanto que aprender…

no pierdas el tiempo

no perdamos el tiempo

no es reembolsable

y ya hemos perdido demasiado.

José Manuel Contreras
Os deseo lo mejor para esta semana que comienza
Besos
El viento de este otoño

me ha traído recuerdos

de una infancia feliz

en la que el tiempo parecía no caminar

ralentizando los anocheceres

y desperezando sin prisas

los venideros mañanas.

Libretos de teatro

acompañaban nuestras lecturas

y entre hermanas y hermanos

recitábamos Calderón o Lope

siendo nuestra vida un sueño

siendo este sueño nuestra vida.

La distancia todo lo atempera

y la memoria

siempre traviesa y revoltosa

siempre alerta y selectiva

deja florecer la brillante luz

de los recuerdos felices

cuando el viento de otoño

decide pasarse a visitarme.

Abro de par en par

puertas y ventanas

de mi corazón y mi alma

y dejo entrar los olores

que impregnan mis recuerdos

fragancia de tierra mojada

que anuncia el aguacero cercano

olor a leña consumiéndose

en la lumbre del hogar

donde mi madre

nos preparaba arroz con leche

esencia de canela y limón.

Ha llegado de nuevo el otoño

y con él

los recuerdos de una feliz infancia.

José Manuel Contreras
Debí dejarme olvidado

por algún rincón

un sueño dormido

que no quiso despertar

decidí seguir mi camino

sin volver la espalda

pues los otoños

no aguardan primaveras.

Busqué en otros rincones

nuevos sueños que vivir

agazapados a la sombra de un tiempo

que todo lo devora

tirano inalcanzable

que no detiene su caminar

bien asomada la vida

bien llegada la muerte.

Descubrí la sonrisa de unos ojos

que con el tiempo me miraron

descubrí después la suavidad

de unos besos junto a mis labios

que en silencio permanecieron

llegué también a descubrir el calor del abrazo

que devuelven los corazones enamorados.

No volveré a dejar atrás ningún rincón

en el que mirar

pues pueden ser tan pequeños

como para que se oculte el sol

y a la vez tan inmensos

como para que se extravíe un recuerdo.

José Manuel Contreras
Por qué nos empeñamos cada amanecer

en seguir cargando con una mochila

que no nos pertenece?

¿Por qué seguimos derrotándonos día tras día

cuando nos imponemos librar batallas

a las que no hemos sido llamados?

¿Quién nos otorgó el poder de decidir

sobre la vida de los demás cuando somos incapaces

de saber decidir sobre la nuestra?

Ilusos impertinentes

que nos ocupamos y preocupamos

de lo que no ‘nos pertenece’

mientras

nos despreocupamos y desocupamos

de aquello que sí ‘nos pertenece’.

Viaja siempre como viaja el caminante

que camina por la vida con las manos vacías

y ‘ligero de equipaje’

siempre de cara al viento

y con la sonrisa dibujada en su corazón

y en su mirada

para deleite de aquellos que acompañen

su senda

aunque tan solo sea por unos pasos

unos suspiros

unos latidos…

un instante.

Nada de mochilas ni alforjas

que ralenticen nuestro caminar

disfrutemos del tiempo fugaz en cada paso

no hay ayeres partieron con el pasado

el hoy es efímero

y el mañana aún está por llegar

vive el irrepetible instante en el que te encuentras

con honestidad y empatía

la vida hará el resto por ti.

José Manuel Contreras
Quisiera ser el silencio

que siempre precede a la palabra

el melodioso trino del ave

que anuncia un nuevo día

el hilo de fina seda que abrazó la mariposa

cuando ayer latía crisálida.

Sencillamente porque amo

la palabra y el silencio

y el trinar melodioso y los días nuevos

y la seda fina y los vivos colores

que adornan el libre vuelo de las mariposas.

Quisiera ser la primera nube

que descubras cuando mires el cielo

la última hoja que desnude el nogal

cuando llegue el esperado otoño

la primera gota de rocío que besa la tierra

después de acariciar los pétalos de una amapola.

Sencillamente porque amo

el cielo y sus nubes

y el otoño cuando pinta los nogales

y el suave tacto de las amapolas

y el rocío y la tierra por la que camino.

Pero sé que tan solo soy un hombre sencillo

que ama el mundo que le rodea

al que le gusta escuchar

y escucha

al que le gusta hablar

y habla

al que le gusta escribir…

y por eso

tan solo por eso

porque ama el mundo que le rodea

te escribo.

José Manuel Contreras
He conocido a una persona especial

y la esperanza iluminó mi mirada

abrió de par en par la puerta de mis sueños

y me mostró el camino de la humildad.

¿Es hombre o mujer?

Qué importancia le asignaría su sexo

¿Es alta o baja?

Qué valor le concedería su estatura

¿Es rubia o morena o quizá pelirroja?

Qué más daría el color de su pelo

¿Es rica o pobre?

Qué trascendencia aportarían sus posesiones

¿Es guapa o fea?

Qué interés le otorgaría su belleza exterior

¿Es blanca o negra o quizá asiática?

Qué relevancia aportaría su raza.

No hay persona en este mundo

por el que deambulamos desde el amanecer

que siendo hombre o mujer

que siendo alta o baja

que siendo rubia, morena o pelirroja

que siendo rica o pobre

que siendo guapa o fea

que siendo blanca, negra o asiática

pueda hacer brillar una mirada

si vive con un corazón deshabitado.

He conocido a una persona especial

y me ha enseñado a entender la vida.

José Manuel Contreras
00:00
.

Ha salido para mí el sol

después de la tormenta

pero sé que también salió para ti

sus caricias alcanzan

los lugares más remotos

los espacios más pequeños

los habitáculos más oscuros

nada puede poner sombras a la luz

si vivimos con el corazón abierto.

Mira la insignificancia de lo que te rodea

y descubrirás toda su grandeza

una gota de rocío

perlando la hoja de un cerezo

la huella descalza de un desconocido

que quedó varada sobre la blanca arena de una playa

una pequeña nube solitaria

surcando el azul del inmenso cielo

el silencio que dibuja un verso

mientras llega de nuevo la palabra.

Nada llenará mejor un vacío

como la limpia mirada de unos ojos

que viven y respiran

que sienten y aman

la inmensidad de lo sencillo

déjales latir al mismo ritmo

que laten las raíces

que abrazan la tierra

o los arroyos

que nacen de las frías cumbres

o las suaves olas

que mecen la mar calma.

Volverá a ocultarse el sol

para regalarse a los que ahora duermen

con la promesa de regresarse

cuando amanezca el día

y de nuevo volvamos a mirar

pues lo que ayer miramos

dormirá en nuestro pasado

y ahora nuestro presente miraremos.

José Manuel Contreras
Qué bello regalar palabras

y sentir cómo su eco

va más allá

de donde duermen los silencios

más allá

de donde los primeros poetas

loaron sus sentimientos

sus vidas

sus gestas

sus amores y desamores

la vida y la muerte

y sus sueños.

Palabra pensada

para poder pronunciarla

pausadamente

primero paz

probablemente

pudiera pasar pronto

poderosos países podrían

promulgarla.

Palabras que viajan

sin necesidad de embarque

ni esperas prolongadas

no necesitan de autocares

ni de trenes de alta velocidad

no precisan tomar un taxi

ni grandes catamaranes

viajan a la velocidad del viento

hasta romper la barrera del silencio

viajan a la velocidad del amanecer

hasta iluminar las sombras que anochecen.

Te regalo la palabra ‘amistad’

para que te subas a horcajadas

en la ‘m’ minúscula que guarda

con las piernas bien abrazadas a su grupa

y las manos amarradas con fuerza a sus cinchas

cabalgues por donde tu libertad te lleve

hasta encontrarnos…

mi silencio te espera.

José Manuel Contreras
Correr con los pies descalzos

sobre la arena de cualquier playa

dejando libres eternas huellas anónimas

como eternos son los suspiros del alma

quedando tan solo su recuerdo

en la memoria de las estrellas sin luna

testigos silenciosos de ese mágico instante.

Respirar el aire que nunca respiraron otros

mientras el viento alborota rebelde mi pelo

mirar como miran los girasoles

la belleza que la vida nos regala

aun siendo incomprendida

por la complicada sencillez

con la que se nos presenta.

Nada permanece más allá

de lo que permanece un instante

tan solo se le otorga vida

pues llega de la mano de otro

tan solo se le presta muerte

pues concede su mano al siguiente

sin cuestionarse por nada ni por nadie

los instantes no piensan

tan solo llegan y desaparecen…

al instante.

Voy aprendiendo a descubrir

la recompensa que el camino me regala

sin necesidad de lograr meta alguna

alcanzarla puede ser tan solo un espejismo

una ilusión que me contaron

quizá otros que nunca llegaron hasta ella

y tan solo la imaginaron

ahora disfruto cada paso llenando mi vida

con la experiencia alcanzada

en el instante preciso en el que la planta de mi pie

se hace uno con la tierra pisada

y prometo no volver a ocuparme

hasta el siguiente paso que decida concederme

estoy seguro de que me lo concederé

pues me he propuesto no volver a dejar mi camino.

José Manuel Contreras
Aprendiendo a mirar con otros ojos

la vida

cuando me despierta cada mañana

dejando que todo mi cuerpo reciba

cada regalo

que solo un nuevo día me brinda

y propone.

Comparto mi paz y sosiego

con el recuerdo de otros versos

que evocaron maestros de la palabra

aprendices de lo desconocido

sabedores de lo efímero de un presente

que todo es ante la nada.

Escucho sonidos

que aunque latieron siempre a mi lado

y conducen mis pasos

jamás llegué a percibir

a sentir

a comprender

eco inconfundible de mi confusión

de las verdades que nos guían

y que ignorantes ignoramos.

Bienvenidas sean de nuevo

las primaveras

que de colores y fragancias

me abrazan

bienvenidos sean de nuevo

los otoños

que de sonidos y dorados

me colman

bienvenidos sean de nuevo

los veranos

que de risas y juegos

me acompañan

bienvenidos sean de nuevo

los inviernos

que de fríos y letargos

me abrigan.

Bienvenida sea la vida

por compartirme

por compartirnos.

José Manuel Contreras
Tenerte junto a mi pecho

sintiendo latir la vida

con los movimientos libres

de tus brazos y tus piernas

asirte a mis dedos

con tus diminutas manos

como si temieras perderte

en este mundo aún desconocido.

Mirarte como se mira un milagro

que nace de una mujer

de una hija a la que se ama

como se aman las noches

y los días

y los amaneceres y los otoños

y los besos y los abrazos

y las lágrimas que brotan de la felicidad.

Fijar tu sonrisa en mi sonrisa

guardándola en ese único lugar

en el que reúnen alborozados

los recuerdos que nacen

solo de lo que es amado.

Escuchar los incomprensibles sonidos

que descubren tu garganta

a modo de juego

sin decir nada

o quizá queriendo decirlo todo

pues nada es lo que parece

y todo es lo que te resta por vivir.

Maravilloso soplo de vida

que llegas para ser amada

con las manos vacías

sin equipaje ni cargas

con la única obligación de ser feliz

eligiendo solo un verdadero camino

el tuyo.

José Manuel Contreras
Esto es para Luci. Recuerdp mi juventud referente alas fiestas que se celebraban el día de la Ascensión en la plaza de Polanco. bueno nunca hubo buenas Fiestas ya que
unos querían la Ascensión y otros San Ignacio, esto hace muchos años. Bueno te deseó pases un feliz verano
Buenos días, yo también recuerdo la fiesta de la Ascension (aunque era una niña)
Yo también te deseo un feliz verano y gracias por pasearte por el foro, ya ves que esta abandonado, solo escribo yo.... Besines
He vuelto a aprender

a nadar

pues debí haberlo olvidado

ya no sentía la dulce sensación que procura

la desnuda piel que me guarda

acariciada por las aguas dulces de los ríos

por el agua salada de los mares.

He vuelto a aprender

a volar

pues debí haberlo olvidado

ya no recordaba el indescriptible vértigo

que provoca

la desnuda piel que me guarda

acariciada por el viento entre las nubes

por las nubes entre todos los cielos.

Y he vuelto a aprender

a soñar a reír a creer

a crecer a sentir a escuchar

a respirar…

pues debí haberlo olvidado

mientras andaba extraviado entre sombras y luces

que voluntarias distorsionaban mi realidad

entre ruidos que dormían verdades

despertando mentiras.

Lanzarme al vacío

con mis alas desplegadas

desde lo más alto de la vida

hasta alcanzar mis sueños

sumergirme a pleno pulmón

con el aire inundando cada célula de mi cuerpo

hasta la sima más profunda de la vida

donde descansan los más bellos tesoros.

He vuelto a aprender

lo que nunca debí haber olvidado

escucharé en silencio

el latido acompasado y limpio de mi corazón

en este tempo presente

dejando atrás ayeres

desocupándome de los mañanas

que aún están por llegar.

José Manuel Contreras
Felices fiestas
Besos
Despertarme

sin saber que andaba dormido

de un letargo invernal

al que decidieron

no regresar

ni veranos

ni otoños

ni tan siquiera primaveras.

Ahora mis ojos miran

diferente a como antes miraban

quiero ver

quiero sentir

cómo regresa la Naturaleza

a hacerme compañía

como antaño lo hacía

y vivíamos las noches como noches que eran

y vivíamos los días como días que eran

y las estaciones

y el viento

y sorprendernos con la arena fina de la playa

aguardando la suave caricia de la mar brava.

Quiero dejar que mis pies sientan

el latido de la Tierra que pisan

donde toda la vida tiene esencia

regalo para aquel que quiera alcanzarla

y compartirla

como las flores comparten su fragancia

y las aves comparten sus trinos.

No volveré a dormirme

mientras palpite la vida

en derredor

permaneceré con los ojos abiertos

y el corazón presto

por si en algún momento

compartiéramos camino.

Jose Manuel Contreras
He conseguido reconocerme

de nuevo

en el espejo al que me asomo

cada mañana

creí verme al despertarme

un amanecer tras otro

un mismo rostro

unos mismos ojos

el mismo rictus en mis labios callados

mis brazos

mi pecho

mi cintura

mis caderas

mis piernas y también mis pies…

si bien

ahora observo

que no era la misma mirada

la que miraba.

No era un espejismo

sencillamente

pasé a ser la imagen distorsionada

de mí mismo

y dejé de conocerme

prometiéndome solemnemente

no hablar con desconocidos…

ignorante.

Ahora respiro

y abrazo las nubes

que sencillas troquelan los cielos

ahora siento

el viento meciendo mis sueños

como antaño también lo hicieron…

he vuelto a hablarme

he vuelto a escucharme.

Ilumináronse las sombras

que desde cada vértice equidistante

cubrieron el brillo de mi espejo

andaré presto y vigilante

pues sé que siempre estarán al acecho.

José Manuel Contreras
Ahuyenta tus temores

nada hay más fuerte

que la creencia en no poder alcanzar lo imposible

salvo la certeza de lograrlo

cuando de verdad crees en ello.

No temas cambiar tu camino

si crees transitar por la senda equivocada

no temas saltar al vacío

si deseas amanecer un nuevo mañana

no temas reconocer tus errores vencidos

pues te enseñarán a surcar aguas bravas.

No hay nada en la oscuridad

que tu luz no vea

no hay fantasmas

tan solo tú y ella

sombras que se sienten libres

sin haber sido invitadas…

o quizá lo fueran

mientras yo caminaba perdido

entre egoísmos y desprecios

entre el despotismo inútil

que gobierna y desgobierna

las sombras y las luces del Ser Humano.

Ya no me dan miedo las sombras

encontré una luz

sencilla

pequeña

cuasi imperceptible

que palpita acompasada

en el mismo tempo

que late mi corazón

en el mismo tempo

que laten mis sentimientos.

José Manuel Contreras
Crees haber llegado al fondo

es más

te convences de haberlo alcanzado

dando por buena tal creencia

pues has sentido el fango

bajo tus pies

su frío y viscosidad

su adherencia y su nauseabundo olor

que parece rodearte

en sutil abrazo

buscando la fragilidad de la piel herida.

Y ahora toca remontar

nadar hacia la superficie

constante y sin descanso

moviendo brazos y piernas

como te enseñaron

la primera vez que te zambulliste

en las cristalinas aguas

de aquella piscina

apenas comenzabas a caminar.

Intentas coordinar brazada y patada

para ganar velocidad y destreza

la mirada hacia arriba

sin perder de vista la superficie

calma

que parece aguardarte

dosificar el aire que guardan tus pulmones

para no agotar tus reservas

antes de alcanzarla

pero el camino se antoja interminable

cuanto más avanzas

más pareces alejarte de la meta fijada

el aire en torno a tu rostro

los rayos de sol acariciando tu piel

tus pulmones renovando el oxígeno

tus ojos sonriendo de nuevo a la vida…


Sin embargo

todo parece distante

has avanzado nada

falso espejismo cruel

fugaz ilusión sin recompensa

siento la angustia en mi pecho

del aire que empieza a faltarme

necesito respirar profundo

gritarle una vez más al viento

y cantarle a las estrellas

nadar hasta agotarme

y serenar el desbocado latido de mi corazón.

No voy a rendirme

no pienso rendirme

no quiero rendirme…

cuán incomprensible

es la incomprensión

de aquel que siente que no puede

nadar

hasta alcanzar la cristalina superficie

en la que se abrazan

mar y viento

y respirar.

Extiendo mis brazos

hasta el dolor indescriptible

y mis manos

hasta deformarse en su elasticidad

y mis dedos

tensionan sus falanges

hasta lo inimaginable y…

no llego

aún no lo alcanzo.

José Manuel Contreras