PUENTE ALMUHEY (León)


flores, cufera
Feliz semana a todos
Cuidaros
Besos
Dicen que esta “situación”

sacará lo mejor de cada uno de nosotros

y a renglón seguido dicen

que esta “situación”

sacará lo peor de cada uno de nosotros.

Quizá tengan razón

porque todo lo bueno y lo malo nos habita

y nos complementa

dependiendo exclusivamente de nosotros

el equilibro de esa sensible balanza.

Dicen que ante esta “situación”

estamos siendo obedientes y disciplinados

y a renglón seguido dicen

que ante esta “situación”

estamos siendo indisciplinados y desobedientes.

¿Se puede ser una cosa y la contraria?

Dicen que cuando esta “situación” pase

marcará un antes y un después

y a renglón seguido dicen

que cuando pase esta “situación”

todo volverá a la más absoluta normalidad.

Dicen

dicen

y siguen diciendo,

pero… ¿Qué dices tú?

¿Qué te dices tú cada mañana

cuando sigues confinado un día más?

¿Qué te dices tú cuando un extraño silencio

acompaña ese día?

¿Qué te dices tú cuando en las noticias

solo escuchamos cómo nos afecta

y afectará esta “situación”?

Quizá sea un buen momento

para decirte todo aquello

que antes no tenías tiempo de decirte

y escucharte

o simplemente era la excusa perfecta

y en realidad nunca tuviste el valor de hacerlo.

Que no te importe

si cuando pase esta “situación”

dicen que seremos mejores, iguales o peores

lo único que verdaderamente debería importarte

es cómo serás tú

cuando esta “situación” haya pasado

o todavía no lo has entendido.

.

#EsteVirusLoParamosUnidos

José Manuel Contreras
Igualmente, mi querida Amiga, y gracias por tu perseverancia.
Para todas y todos los que pasáis por este lugar de encuentro, y para todos y todas los que no lo hacen, un fuerte abrazo virtual. Cuidaros, por favor.
Hola José Manuel, como puedes comprobar aquí sigo.... Besines
Feliz semana
Cuidaros mucho
Besos
Igualmente, mi querida Amiga, y gracias por tu perseverancia.
Para todas y todos los que pasáis por este lugar de encuentro, y para todos y todas los que no lo hacen, un fuerte abrazo virtual. Cuidaros, por favor.
Feliz semana
Cuidaros mucho
Besos
Qué reconfortante nos ha podido resultar

abrazar la soledad en estos años

mas cuán asfixiante puede resultar

que sea la soledad la que nos abrace

cuando nadie la ha convocado

y poco a poco se va adueñando de cada rincón.

Quizá ahora nos demos cuenta

de lo solos que hemos estado viviendo

aunque decenas de personas

o cientos de personas

o miles de personas

se cruzasen cada día con nuestro caminar

rumbo a colegios, hogares, trabajos o centros de ocio

o aunque nuestra casa estuviera compartida

con otras personas a las que llamamos padre o madre

hija o hijo, nieto o nieta

tal vez abuelo o abuela, hermana o hermano

compañero o compañera, marido o mujer

viviendo todos juntos bajo un mismo techo

pero

solos.

¿Y si éste fuera un tiempo

para la reflexión?

¿Y si éste fuera un tiempo

para el encuentro o tal vez reencuentro?

¿Y si decidiéramos recuperar un tiempo

que su propio acelerar nos hubiera abocado

a una soledad acompañada?

Hablémonos a nosotros mismos

escuchando cada palabra que tenemos que decirnos

para poder escuchar después

a todas y todos los que necesitan ser escuchados.

Nos marcaron un día y una hora

para quedarnos en nuestras casas

pero nadie puede asegurarnos

la hora y el día

en el que volvamos a alfombrar calles, avenidas y parques

con nuestras huellas renovadas…

y ese momento llegará.

La fortaleza está en cada uno de nosotros

solo hay que empezar a buscarla

yo ya comencé esa búsqueda

¿Y tú?

José Manuel Contreras
Feliz semana
Besos
Escríbeme un cuento.

No, un cuento no

mejor escríbeme un poema.

Sí, un poema sí

pero que no hable de cielos estrellados

o de noches sin luna

que no hable de bellos amaneceres

o de atardeceres que despiden el día

que no hable de campos en primavera

o de otoños alfombrando caminos y sendas.

No me escribas un cuento

mejor escríbeme un poema

pero que no hable de “…ríos que van a dar en el mar…”

o de “…devolvedle a la flor su perfume…”

que no hable de “…cuando crecen las blancas margaritas…”

o de “…palabras que de viejas son nuevas…”

que no hable de “…brisas de caña mojada…”

o de “…porque seremos una danza…”

que no hable de “…cada loco con su tema…”

o de “…cada plato con su taza…”.

Te escribiría un poema

en el que se hablase de mujeres que fueron niñas

que lucharon por alcanzar sus sueños

logrando muchos de ellos

aun teniendo en contra

padres, madres, hermanos, abuelas o nietos

aun con el incondicional apoyo

de nietas, abuelos, hermanas, madres o padres

y que fueron acalladas

ninguneadas

golpeadas

maltratadas

asesinadas

quemadas vivas o muertas

y ocultadas

a los ojos de generaciones venideras.

Te escribiría un poema

con el nombre de todas ellas

pero no tengo duda alguna

de que no habría suficiente papel en el mundo

para escribir todos los nombres

que dejaron de ser pronunciados

o que nunca lo fueron

que no habría tinta suficiente en el mundo

para dejar negro sobre blanco

la ignominia cometida por una sociedad

patriarcal y machista

que aún pervive.

Sin embargo

ya estoy escribiendo un poema

ya estamos escribiendo un poema

juntos mujeres y hombres

mujeres que siguen luchando cada día

hombres que siguen luchando cada día

y que estamos a vuestro lado.

Escribamos un poema

y apartemos todos los cuentos que nos contaron.

José Manuel Contreras
Afortunada la mirada

que descubre en el espejo

las huellas de una vida

sin importarle las cicatrices

que adornan su piel

testigos mudos y silenciosos

del paso de una primavera tras otra

de amaneceres y atardeceres

que han acompañado su camino.

Afortunada la mirada

que descubre en el mirar de sus ojos

la juventud de aquellos años

que lejanos ya quedaron

pero siguen iluminando

como iluminan las estrellas

en las noches de Luna Nueva

cuando los otoños regalan su presencia

alfombrando caminos con su pasado.

Afortunada la mirada

que descubre los sueños

en otro tiempo soñados

en otro tiempo vividos

manteniendo las ilusiones

por alcanzar lo inalcanzable

con tan solo alargar su mano

y acariciar con la punta de sus dedos

los suaves susurros que acerca el viento.

Afortunada la mirada

que se busca en el reflejo

del correr de los arroyos

hasta encontrarse de nuevo

y sonreírse y amarse

como antes lo hacía

siempre los mismos ojos

nunca la misma agua.

José Manuel Contreras
Más de dos árboles tengo plantados

y algún que otro libro escrito

poemas e historias donde revivo

ensueños que antes fueron soñados

despierto o con los ojos cerrados

escribo para grandes y para chicos

y así mi amor a estos textos dedico

esperando sean mañana encontrados

mas aunque me falta subir en globo

y embarcarme en nuevas quimeras

para conocer de este mundo todo

prometo alcanzar lejanas fronteras

obsequiándome de este modo

ilusiones y amistades nuevas.

José Manuel Contreras
Hasta cuándo?

Quizá la más sencilla de las preguntas

para la más sencilla de las respuestas.

¿Hasta cuándo?

No son números

no son estadísticas

no son personas anónimas

tienen nombre y apellidos

y rostro de mujer

y voz de mujer

y cuerpo de mujer

y solo por ello son asesinadas

sin que se ponga el efectivo remedio

que acabe con estos asesinatos.

En ocasiones ese es el punto final

de unas historias llenas de vejaciones

de unas historias plagadas de abusos

de unas historias de injustificadas violaciones

la supremacía del hombre sobre la mujer.

¿Qué supremacía?

¿Qué superioridad?

Se empieza en los hogares

y se continúa en los colegios

se mantiene en las calles

y se traslada a los trabajos

se enseña por hombres y mujeres

y se pretende perpetuar por mujeres y hombres.

¿Hasta cuándo?

¡Basta ya!

Siento vergüenza de los que se dicen hombres

y desprecian a las mujeres

ni son hombres ni lo fueron nunca

mismos derechos entre él y ella

mismas oportunidades entre ella y él.

¿Es esta la sociedad que queremos crear?

¿Este es el mundo que queremos dejar?

¿Hasta cuándo?

José Manuel Contreras
Caminar despacio

sin llevar la cuenta de nuevos amaneceres

ni de ciclos lunares que acompañen las estrellas

sin llevar la cuenta del regreso de las estaciones

ni de las campanadas de la última noche del año

caminar sin prisa alguna

disfrutando de lo que a cada paso nos acompaña.

No tiene sentido alcanzar una meta

desaprovechando el tiempo transcurrido

si no sentimos nuestros pies palpitando sobre la tierra

si no percibimos las fragancias que la vida nos ofrece

si no escuchamos el eco lejano de los silencios

que entre palabras nos acerca el viento

no tiene sentido llegar

sin haber vivido.

Cuánta vida desaprovechamos esperando

esperando a que nos llamen

o a ser nosotros los que llamemos

esperando una mejor ocasión

o dejando pasar aquella que se nos presenta

esperando el momento de abrazar

o perdernos abrazos que nunca tendrán destinatario.

Cuánta vida desaprovechamos

cuánta vida

cuánta.

José Manuel Contreras
No quiero matar el tiempo

ni tengo tiempo que perder

aprovecharé cada segundo

y cada minuto

en conocerme y conocerte

en reír

llorar

y soñar

en respirar profundo hasta sentir

el latido de la tierra

que piso cuando mis pies caminan.

Nada se detiene aunque tú te detengas

por muy lento que todo te parezca

fíjate en el viajar de las nubes

y en la lluvia cuando cae sobre los campos

en la arena de los lejanos desiertos

y en la que cubre todas las playas

fíjate en el nacer de las mariposas

y en el crecer de la verde hierba

todo es tiempo

y todo es espera.

Si caminas y piensas

si te sientas y lees

si te tumbas y descansas

si haces amigos y les hablas

si escuchas y te escuchan y vuelves a escuchar

si te detienes y observas

aprenderás a entenderte y a quererte

pues habrás ganado tiempo

en ese tiempo vivido

en el que quizá nada haya pasado

en el que quizá todo haya sucedido.

José Manuel Contreras
Respira

como lo hacen las nubes

que caminan el cielo

sin importarles el color

que les acompaña

aun sin haber anochecido la luna

aun sin haber amanecido el sol.

Déjate sentir el latido de tu corazón

como lo hace la tierra

cuando los arroyos de montaña

la recorren serpenteando sueños

mientras caminan en busca de su mar

entre acompasados sístoles y diástoles

que musican montañas y valles

con el eco de sus risas y juegos.

Respira

llenándote de vida

dejando tu cuerpo danzar

como danzan los girasoles

cuando regresa de nuevo el verano

y su sombra transita caminos ya recorridos

en busca de la mágica luz

que les muestra hacia dónde mirar.

Déjate llevar por los vientos

sin miedo a rumbos ni horizontes

gira y vuelve a girar

sube y baja

baja y vuelve a subir

como las cometas multicolores

que recortan el azul celeste

buscando su libertad

soñando con descubrir esa altura

que no alcanzan las miradas

de esos ojos que curiosos las vigilan.

Respira

con los ojos entornados

respira

con los ojos de par en par

respira

profundo hasta sentir que eres

el verdadero dueño de tu mundo.

José Manuel Contreras
Igualmente mi querida Amiga. Y para todas y todos los que dedican su tiempo a pasearse por este foro. Besos y abrazos a repartir