AHIGAL (Cáceres)

Habitantes: 1.666  Altitud: 391 m.  Gentilicio: Ahigaleños 
Hoy amanece en AHIGAL a las 08:43 y anochece a las 18:27
Nº fotos: 1.272  Nº mensajes: 43  Visitas / día: 99 

Información general sobre AHIGAL:

Situación:

Situado al norte de la provincia de Cáceres, a una distancia de 115 kilómetros de la capital, Ahigal se ubica geográficamente en la comarca de las Tierras de Granadilla. La población ronda los 2.000 habitantes.
Su término, plagado de bellos y ondulados paisajes, acoge una rica vegetación autóctona convertida en hábitat de numerosas y singulares especies animales, que van desde el lince a la cigüeña negra, pasando por el águila culebrera y ratonera, el tejón, el jabalí, la nutria, el meloncillo o el martín pescador.
La red hidrográfica está constituida por el río Alagón y el arroyo del Palomero, en cuyo cauce se localiza el embalse de las Cumbres, lugar propicio para la pesca y el deporte náutico, al igual que ocurre con el pantano de Valdeobispo, cuyas aguas se remansan en las tierras de Ahigal.
El medio de vida de los habitantes de la localidad, dejando a un lado el sector de los servicios, se basa en la agricultura y en la ganadería. Esta, de tipo extensivo, la constituye el ganado vacuno, que pasta en montes y dehesas a la sombra de bosques de encinas y alcornoques. Por lo que respecta a la agricultura, el olivar supone la mayor fuente de ingresos, tanto por la venta de aceitunas de mesas como por la elaboración de exquisitos aceites virgen extra, comercializados bajo el etiquetado de “La Granadilla”. Son reseñables los vinos ahigaleños, uno de los mejores de la comunidad, si bien la producción se orienta en su mayor parte al autoconsumo.

Ayuntamiento:

La corporación municipal está compuesta por un total de nueve concejales, adscritos al Partido Popular y al Partido Socialista. Al contar éste con la mayoría, cinco ediles, en sus manos está la alcaldía y la presidencia de la totalidad de las comisiones.

Luis Fernando García Nicolás
PSOE, Alcalde

Constancio Asensio Grabosqui
PSOE, 1º Teniente de Alcalde

Mª Jesús Batuecas Hernández
PSOE, 2º Teniente de Alcalde

José Carlos Cáceres Paniagua
PSOE, Concejal de Obras, AEPSA y Régimen Interior / 3º Teniente de Alcalde

Vitoriano Cáceres Paniagua
PSOE, Concejal de Cultura, Deportes, Festejos y Juventud

Amador Gómez Sánchez
PP, Concejal

Antonio Asensio Plata
PP, Concejal

Apolinar Domínguez Moreno
PP Concejal

Pedro Domínguez Díaz
PP, Concejal

Monumentos:

ARTE

El principal edificio de la localidad es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. De estilo gótico renacentista, fue construida sobre un antiguo templo de los siglos XIII-XIV. La cabecera, de estructura ochavada a la que fortalecen seis estribos, fue realizada en el primer tercio del siglo XVI, aunque no se concluiría hasta finales del XVI. En ella trabajó el arquitecto Pedro de Ybarra.
Su retablo mayor, magnífico ejemplar del barroco, fue ejecutado por el escultor Juan García en las postrimerías del siglo XVI. Interesantes son, igualmente, los retablos laterales de las Ánimas y de la Virgen del Rosario, ambos del siglo XVII. Del siglo anterior es la imagen de Nuestra Señora que acoge el segundo de ellos.
En cuanto al resto de las esculturas destacan las tallas del Cristo del Perdón (siglo XV) y del Cristo Yacente (siglo XVIII). Y como piezas del tesoro parroquial mencionamos una cruz procesional de cobre (siglo XIV), una custodia del siglo XVI, y un copón rococó y otra cruz procesional fechables en el siglo XVIII.
Del siglo XIV es el campanario, que está ligeramente separado del templo y cuya antigua propiedad fue compartida con el concejo.
Tres son las ermita que se reparten por el núcleo urbano: Humilladero, Santos Mártires y Santa Marina. La primera de ellas surgió como un oratorio, vinculado a la Cofradía de la Vera Cruz, en la segunda mitad del siglo XVI, sufriendo una completa remodelación en la centuria siguiente, época en la que se data el retablo que acoge la imagen del Cristo de los Remedios. Es de una nave y en la cabecera se alza una cúpula de media naranja con frescos alusivos a la Pasión de Cristo.
La ermita dedicada a San Fabián y a San Sebastián es la más antigua. Su configuración y la aparición de ciertos materiales durante las obras de restauración ha hecho pensar a algunos estudiosos que fue reedificada sobre un templo romano.
La tercera de las ermitas, la de Santa Marina, data de finales del XVIII y se construyó tras el abandono de su antigua capilla situad a una legua del pueblo. Todo parece indicar que tuvo su origen en un santuario romano dedicado a Venus Marina, de la que la santa heredó sus atributos.
Interesante es el crucero renacentista situado frente a la iglesia parroquial. En su parte superior recoge escenas de la Crucifixión y de la Piedad.

ARTE POPULAR

Aún se conservan en algunos barrios periféricos viejas viviendas y una estructura en sus calles que retrotraen al paseante a tiempos muy lejanos. Igualmente los lagares de aceite y los molinos de harina siguen pregonando, a pesar de sus ruinas, el legado de la vieja industria tradicional.
En un recorrido por el término pueden admirarse antiguas construcciones, como corraladas o cerramientos para el ganado y, sobre todo, los singulares y numerosos muros, viviendas circulares con falsa cúpula que han pervivido y que debemos considerar como una herencia céltica.

Fiestas:

Como fiestas principales. 15 de Mayo feria de ganado. 10 de Agosto gran feria de verano y 25 de Septiempre otra feria mas. Pero lo que hay que tener en cuenta de Ahigal es que todos los Domingos por la mañana hay una gran fiesta, con mercado de ganado y un gran mercadillo, y claro es, un gran variedad a la hora de elegir unas cañas, unas tapas, unos vinos o comer la mar de bien en el restaurante SALONES MAHILLO.

Costumbres:

En los últimos tiempos está siendo muy valorada el habla ahigaleña (“la jabla paleta”) por parte de los filólogos, quienes la definen como una huella viva del viejo dialecto leonés.
A las leyendas, a los cuentos, a los romances y a otras manifestaciones de la tradición oral hay que unir las canciones y los bailes populares. Estos último hallan su forma de recreación en múltiples ocasiones, como pueden ser con motivo de las bodas tradicionales, que aún se celebran.
El calendario festivo se desarrolla a lo largo de todo el año: Martes de Carnaval, San Blas (fiesta de los quintos), romería de Santa Marina, ferias de mayo, agosto y septiembre, el “Cuatro de Octubre” (fiesta del Cristo), la Feria Nacional del Perro y el día de los Santos, con el petitorio (“chiquitìa”) y asado de castañas en el campo (“calvotá”). Añadamos al conjunto los mercados dominicales que se celebran desde tiempos inmemoriales.
En todas y cada una de la fechas señaladas es posible degustar una rica y variada gastronomía.

Historia:

Enclavado el núcleo en el paso natural del río Alagón, Ahigal ha sido testigo de buena parte de los acontecimientos que desde lejanos tiempos han tenido por marco esta área geográfica. Diferentes restos arqueológicos (grabados rupestres, esculturas zoomorfas, castros...) hacen que remontemos sus orígenes históricos a muchos siglos antes de nuestra era.
Pero Ahigal, por cuyo término transcurre la Vía de la Plata, va a sufrir, merced a la influencia de la ciudad de Cáparra, un gran proceso de romanización. De esta época datan las numerosas villas o enclaves agrícolas que salpican el territorio (Canchorras, Cinojal...), algunos de los cuales constituían auténticos núcleos urbanos. La presencia árabe ha quedado patente en algunos aspectos orientados con la agricultura, especialmente los que se relacionan con los sistemas de riegos y aprovechamientos de las aguas.
Es a partir de la Reconquista cuando Ahigal adquiere una cierta categoría como enclave fronterizo del antiguo reino de León. Viejas bulas, como la del pontífice Lucio III, dan cuenta de ello en las postrimería del siglo XII. En ese momento el pueblo se convierte en cámara episcopal o residencia temporal del obispo de Coria.
Ahigal es testigo de grandes aconteceres históricos y paso obligado en los caminos de norte a sur. Por aquí marchan paralelas o confundidas la citada Vía de la Plata, la cañada real y el Camino de Santiago. Mucho podrían decir nuestros antepasados de su participación en las guerras contra Portugal y en sus actuaciones contra los franceses en la Guerra de la Independencia. Sin olvidar que estas tierras se convirtieron en uno de los puntos de operaciones de la guerrilla (bandolerismo) en el período absolutista de Fernando VII.
Integrado en el señorío de los Alvarez de Toledo (Duques de Alba), no ceja en su lucha para la emancipación, hecho que conseguirá en el primer tercio del siglo XIX.

Turismo:

No podeis dejar de visitar este maravilloso pueblo, id un Domingo por la mañana y vais a ver como repetis.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de AHIGAL

¡Haz turismo, ven de vacaciones a AHIGAL y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Cáceres