ALTURA (Castellón)

Habitantes: 3.621  Altitud: 391 m.  Gentilicio: Alturano/a 
Hoy amanece en ALTURA a las 06:49 y anochece a las 19:00
Nº fotos: 56  Nº mensajes: 35  Visitas / día: 13 

Información general sobre ALTURA:

Situación:

Altura es un municipio de la provincia de Castellón que pertenece a la comarca del Alto Palancia, en la Comunidad Valenciana, España. Situado en el camino natural que une Aragón con la Comunidad Valenciana. Pertenecen a Altura las siguientes pedanías: San Roque, Desamparados, Las Casicas, La Cagona, El Tollo, El Beato y Los Calvarios.

Limita con los municipios de Jérica, Navajas, Geldo, Castellnovo, Viver y Segorbe de Castellón, y con Alcublas, Gátova, Marines y Liria en la provincia de Valencia. Tiene unos 3.500 habitantes y es uno de los pocos municipios que no ha perdido población durante el siglo XX en Castellón.

El valle del Palancia enmarca la villa de Altura por el noreste, mientras que las primeras estibaciones de la Sierra Calderona elevan el término por el Suroeste. Contrasta así la serenidad del Valle, con las poderosas alturas de la Sierra Calderona que alcanzan 1025 m. en el Alto de Montmayor, 925 en el Alto de Caballón y 941 en la Peña Rubia. En el margen derecho de riachuelos y ramblas se cultiva la huerta y frutales, mientras en la montaña encontramos el secano con su magnifico olivar y extensos bosques.

Ayuntamiento:

Alcalde: Miguel López Muñoz
C/ San Vicente, 2 Tel.: 964 14 63 84 Fax: 964 14 62 66

Monumentos:

Monumentos civiles:

El Portalico. Se configura como puerta de acceso al recinto medieval, abierto al "camino de Aragón" y "camino viejo de Segorbe" que confluyen en él.
Casa Grande, caserón renacentista del siglo XVI que conserva buena parte de sus originales dependencias y de los muros que la circundaron.
Masías A lo largo del término municipal existen diversas masías como la de Uñoz, el Cucalón, Rivas o Abanillas que son un buen ejemplo de la arquitectura rural típica de la zona. Actualmente la Masía de San Juan es un alojamiento rural. Estas son:
'Masía del Batán del trapo'. A 2 km de la población. Edificio derruido por la construcción de la autovía, detrás del edificio se encuentran también unos petroglifos señalizados de origen medieval. Se construyó durante el S. XVI en la partida del Abrotón. Lugar donde se lavaba la lana, extraída de su ganado; y dónde se realizaba tejido, además aprovechaba la seda que se fabricaba en las casas de los Alturanos/as para escaldarla y enviarla a las fábricas de Valencia. Funcionaba con agua proveniente del Manantial de la Esperanza. Éste Batán, estaba edificado donde anteriormente existió una tejería regentada por un morisco, el cual se la vendió al vicario perpetuo de Altura, Mosén Jaime, el 21 de septiembre de 1470. Mosén Jaime, posteriormente donó el batán junto con otras propiedades a la Cartuja de Vall de Crist. Las telas de aquí extraídas pasarían a la sastrería de la Cartuja de Vall de Crist, donde eran convertidas en vestimentas y hábitos. Años más tarde El Batán del trapo acondicionaría sus máquinas para producir papel y ajustarse a las distintas necesidades de cada época. Precisamente sobre la puerta ha quedado uno de los vestigios que la vinculan a Vall de Crist, su escudo, todavía visible y en buen estado. Otro escudo aparece detrás de la masía, en la denominada Piedra del Escudo, conocida de esta manera por contener esculpido en esta enorme roca un blasón ovalado de la Casa de Aragón, del que se desconoce su autor y cronología. El Molino de los Frailes se encuentra a unos 150 metros de la masía y fue construido por los frailes en el s. XVII para aprovechar la fuerza motriz del manantial de La Esperanza, traída hasta aquí por una acequia atribuida también a los religiosos, aunque posiblemente de origen anterior, y gracias a la cual la población de Altura se ve beneficiada con el riego de sus huertas, eso sí, tras muchos años de litigios y juicios con Segorbe, que pretendía conservar para sí esta toma de aguas del manantial que en su término nace.
'Masía de Cucalón': a 15 km de la Villa de Altura, es una construcción con solera de origen medieval, que formó parte del entramado de Masías ubicadas en el marco de actuación de la Cartuja de Vall de Crist, siendo en tiempos muy apreciados los productos agrícolas y ganaderos que en sus tierras se criaban y cultivaban. Conserva su estructura original en un entorno de gran valor ecológico y etnológico.
'Masía de Rivas': situada a 8 km de la Villa de Altura, por la carretera que nos lleva al Santuario de la Cueva Santa y Alto de Montmayor, en dirección a la localidad de Alcublas. (carretera comarcal C-224). Se cree, que es una construcción de origen medieval. Solo existe una declaración de testigos ancianos sobre las costumbres y usos que tenían los masoveros del lugar de Rivas, ante el escribano de Altura, Juan Andreu, de 1412. Parece ser que era una alquería dependiente de la villa de Altura, por eso, al no existir constancia del establecimiento en este lugar de propietario alguno, cuando se produjo la donación de D. Martín de las Baronías de Altura y Alcublas a la Cartuja, esta tomó posesión de su dehesa.
'Masía de San Juan': de esta edificación, cabe destacar su recinto amurallado que cierra por completo la masía, de planta cuadrada y con fabrica de mampostería, poseyendo algún tramo almenado. Las esquinas de los amurallamientos, están fortificadas con torreones cúbicos fabricados a base de mampostería y sillarejo. Posteriormente, se han añadido nuevas construcciones que han modificado en parte su aspecto original. Aun así, la masía presenta una imagen semejante a un castillo medieval. Esta masía fue propiedad de la vecina Cartuja de Val de Crist, que construyó en el siglo XVIII en los alrededores un azud en la Rambla, la acequia y su balsa, para regar las tierras de esta masía y de la próxima del Más de Valero.
'Masía de Uñoz': a 6 km de la Villa de Altura, por el camino de la Murta. Es una construcción de origen medieval que conserva su estructura original en un entorno de gran valor ecológico y etnológico. En sus pinares se encuentra la Fuente del Oro, donde podemos refrescarnos y descansar.


Monumentos religiosos:

Iglesia Primitiva.
Primera Iglesia/mezquita existente dentro del Recinto cerrado, que componía la Villa de Altura en sus orígenes, ésta fue el núcleo originario de la población, situada sobre un ligero montículo acerca de la cual se poseen referencias desde 1249. En torno a dicho edificio se iría configurando el pueblo como una población cerrada. Los usos podían ser diversos dado que se encontraba en plena época en la que en la Villa de Altura contenía una Aljama Sarracena y donde posteriormente se asentó la judería. En la actualidad se encuentra rehabilitada y en la misma calle que la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, compone uno de los elementos arquitectónicos emblemáticos del Casco Antiguo, su funcionamiento se destina a charlas informativas, como museo temporal, dar cabida a exposiciones, etc.

Iglesia de San Miguel Arcángel.
Edificio neoclásico del siglo XVIII que alberga un retablo del siglo XVII (ca. 1630), obra del escultor francés Juan Miguel Orliens, procedente de Vall de Crist. Se conservan, además, diversas tablas procedentes de al menos tres retablos atribuidos al desconocido Maestro de Altura, que trabajó a finales del s. XV y principios del s. XVI. Mención especial merece así mismo la espectacular imagen de la Virgen de Gracia, obra realizada hacia el siglo XV. El cupulín de la iglesia de San Miguel alberga pinturas de Luis Antonio Planes (1794) que ocupan las pechinas y los ocho compartimentos radiales en que quedó dividida la cúpula. Un importantes acontecimientos fue el derrumbamiento de la cúpula de la Iglesia de San Miguel en 1880 y su reconstrucción en 1884.

Santuario de la Cueva Santa.
Situado a 820 msnm de altitud en el fondo de una sima de 20 m de profundidad a unos 12 kilómetros de la Villa de Altura. Es un lugar de gran devoción en toda la comarca y fuera de ella, realizándose romerías desde variadas y diversas localidades a lo largo de todo año. Actualmente se está remodelando y ampliando gracias al Plan Director, un ambicioso proyecto que planea ampliar los lugares de peregrinaje, así como su hospedería, Vía Crucis, zona de aparcamiento, etc. Para dar cabida a los miles de visitantes que muchos fines de semana se dan cita en éste histórico y emblemático lugar. Es el Santuario de la Bienaventurada Virgen de la Cueva Santa, un centro de peregrinaciones populares de toda la región, constituido por un conjunto de edificaciones destinadas a fines religiosos y a hospedería. La Cueva propiamente dicha es una oquedad de veinte metros de profundidad, originada por un fenómeno de erosión cársica, llamada antiguamente "Cueva del Latonero" (del almez), por la que desciende una escalera hasta el recinto donde se halla la capilla de la Virgen, construida en el s. XVII en la profundidad de la cueva y cerrada por una reja. La imagen es un relieve busto de la Virgen, labrado, según la tradición, por fray Bonifacio Ferrer, hermano de San Vicente, monje de la Cartuja de Valldecrist. El hallazgo de la imagen lo atribuye la tradición a un pastor que, a principios del s. XVI, guardaba su rebaño en las inmediaciones de la cueva. Irrumpe con gran fuerza la devoción hacia la Cueva Santa en tiempos de Felipe II, impulsada por los prodigios que se atribuían a sus aguas, lo que llevó a grandes concentraciones de gentes y a la necesidad de estructurar todo lo relacionado con el incipiente culto y devoción del lugar. Durante el pontificado de Ruiz de Liori (1579-1582) empezó a tener renombre la imagen de la Cueva Santa en su intervención en rogativas solicitando lluvia, lo que impulsó el canónigo Jerónimo Decho y su familia, que era la propietaria del lugar donde estaba la cueva con la imagen, construyendo un pequeño altar y una reja que lo cerrase, e iniciando la celebración de cultos en aquella estancia. La Virgen de la Cueva Santa es desde 1955 patrona de los espeleólogos españoles, y desde 1961 patrona de la diócesis de Segorbe-Castellón juntamente con San Pascual Bailón, también es patrona de de Beniarrés, de Piacoa (Venezuela) y de Bochalema (Colombia).

Cartuja de Val de Crist La Cartuja de Vall de Crist.
Situada a menos de un kilómetro del núcleo urbano, aún es posible impregnarse de la solemnidad de uno de los más importantes monumentos del Reino de Valencia y de España, visitando los restos que quedan tras casi dos siglos de abandono y expolio. Donde fue una de las cartujas más importantes de España y de Europa parte del expolio se encuentra por numerosas partes de España como Valencia, Castellón, Madrid y el obispado de Segorbe, En Segorbe se encuentra parte del patrimonio: Los Arcos que forman el Claustro Mayor (situados en el parque Botánico Pau), las puertas y retablos (Situados en el museo Catedralicio), etc. Numerosas de las pinturas y retablos se encuentran en el Museo Metropolitan de Nueva York. Fue fundada por el entonces infante Don Martín de Aragón, que luego reinaría como Martín el Humano en 1385 gracias a una bula papal concedida por Clemente VII, primer antipapa del Gran Cisma de Occidente en el año 1383. El lugar elegido fue el Valle de Cánava, en donde el rey compró unas pequeñas masías que serían la base de la futura Cartuja. Tras su fundación con rango real le fue concedido el señorío de las cercanas villas de Altura y Alcublas además de otros lugares y privilegios menos importantes. La importancia de la cartuja se puede deducir por los personajes que moraron en ella como Bonifacio Ferrer, que llegó a ser prior mayor de las congregaciones cartujanas, San Ignacio de Loyola o el antipapa Benedicto XIII, así como las importantes decisiones que en ella se tomaron.

Convento Fray Luis Amigó.
Situado en los exteriores de la Villa, en funcionamiento actualmente, acoge a religiosos, personas sin hogar, así como a grupos de jóvenes cristianos en verano con los cuales desarrollan actividades lúdico-deportivas y culturales. Posee multitud de estancias, una Iglesia propia, un amplio jardín, zona de cultivo, amplia terraza, zona de juegos, piscina, etc.

Fiestas:

Fiestas

• Las fiestas patronales se celebran en honor de San Miguel y la Virgen de Gracia durante la segunda quincena de septiembre, destacando por los numerosos actos taurinos como el toro embolado, así como berbenas y discomóviles para amenizar las Fiestas. Además a lo largo del año se celebran numerosas festividades en honor a San Antón, la Encarnación o Santa Cecilia.
Las Fiestas Patronales de Altura. Lucen año tras año en el comienzo del otoño homenajeando a la Virgen de Gracia y a su patrón San Miguel Arcángel. La festividad a nuestro patrón culmina en una Procesión General, con la imagen de San Miguel Arcángel a hombros de los mozos del pueblo de Altura, discurriendo por las calles más emblemáticas del casco urbano. Al finalizar se dispara un ramillete de fuegos artificiales, y una Tradicional Chocolatá con Pingano y Mistela pasada la media noche. Previo a estos actos se desarrollan multitud de actos festivo-culturales, entre otros: Volteo de Campanas, pasacalle por la Banda de Música de Altura y Mascletá.
En honor a Nuestra Señora de Gracia, también patrona de Altura, se realiza un día completo de actos lúdicos, tradicionales y religiosos que son reseña de nuestra identidad. Comienza el día, muy de mañana, con un Canto de la Aurora, seguido de una Misa del Alba y Volteo de Campanas. A mitad mañana, se realiza un Pasacalle por la Banda de Música de Altura y la Solemne Misa Cantada en honor a la Virgen de Gracia. A medio día se realiza la bendición y reparto de la Típicas Calderas, tras otros actos llega la Solemnísima Procesión General de la Excelsa Patrona de Altura, Nuestra Señora de Gracia que recorre el pueblo por las principales calles acompañada de los devotos que deciden unirse en su procesión. Para cerrar el día se realiza un Castillo de Fuegos Artificiales Otros festejos que deslumbran el pueblo de Altura son: La Misa Cantada de Acción de Gracias y “El Besamanos de la Virgen de Gracia” Los festejos lúdico-culturales que se realizan engloban un gran abanico de actividades ociosas, de las cuales se citan: Concurso de Garitos, Concurso de Escaparates, Concurso de Paellas, Exhibición de Tiro y Arrastre, Concurso y exposición de Arte Manolo Valdés, Concurso de Pintura Rápida, Concurso de Dibujo y Pintura, Teatro, Ofrenda de flores, Gin Kana, Correfoc, Macro-Discomóvil, Verbena del Manton, Verbena de Disfraces, Pruebas deportivas; Ascenso en ciclo a Montmayor, Maratón de Spining, Frontenis, Fútbol y Ajedrez. La Semana Taurina, es una semana de fiesta y tradición, momento en el que disfrutar y distraerse, en ocasiones en el Garito y otras ocasiones en la Plaza y en el recorrido de exhibición de ganado vacuno. Son actos a destacar la Entrada de Toros, la cual discurre por la Calle Mayor hasta alcanzar la Plaza Mayor, es un momento de reunión de vecinos y turistas que vienen a disfrutar de la fiesta, tras la entrada, está establecida la costumbre de ir a tomarse ”la Tapa y la Cerveza” a los Bares del Pueblo. Los festejos Taurinos se alargan hasta las 21:00 horas, momento en el que explota la carcasa anunciando la Tradicional “Salida de Vacas y Toros” que se han estado exhibiendo. Al terminar es un momento de respiro que lleva a la merienda-cena, en el bar o en el Garito, para terminar la noche en la Plaza Mayor en donde alumbra el Toro embolado. Otros festejos son los dedicados a San Antón, a la Virgen de los Desamparados y las Romerías al Santuario de la Cueva Santa; la más significativa se lleva a cabo el último domingo de Abril, en la que obsequian a los romeros con una caña para realizar la romería. También se realizan festejos en la Ermita de la Esperanza y a la Ermita de Santa Bárbara.
• Fiestas del Berro. Cada año llegado el 25 de marzo se celebran las Fiestas del Berro, la culminación de esta fiesta llega con el alumbramiento de las Aguas del Berro, este acto social y turístico se realiza en el Paraje Natural del Berro, en donde todo el vecindario acude a revivir el 25 de marzo de 1915. En esta línea se realiza la procesión de Nuestra Señora de la Cueva Santa, fuegos artificiales, espectáculos musicales y festejos taurinos.
• Fiestas de San Antón. Las Fiestas en honor a San Antón, se realizan año tras año en el mes de enero, son actos de costumbre la: Bendición de Animales, Hoguera Popular con típica "torrá", Discomóvil, exhibición de ganado vacuno y "Chocolatá con Pingano y Mistela"

Costumbres:

Concursos, exposiciones, rutas

Altura organiza periódicamente diversos acontecimientos de carácter cultural entre los que destacan:
• Concurso de Novela Histórica Martín I el Humano. (Con Carácter Anual)
• Certamen Literario "Cartas de Mujer". (Con Carácter Anual)
• Ciclo de conciertos "Cartuja de Vall de Crist", se realiza durante el verano en el recinto monástico que le da nombre y cuenta con grupos corales y especialistas de gran calidad que exhiben su arte en la restaurada iglesia gótica de San Martín. Además se realizan "picnics" y juegos familiares para todas las edades. (Con Carácter Anual)
• Concurso y exposición de Arte Manuel Valdés. Concursos convocado anualmente durante el verano con la intención de homenajear la figura de este artista. Pueden presentarse los artistas que lo deseen y los temas son variados, las exposiciones se realizan en la Sala Manolo Valdés que da nombre ha estas exposiciones. (Con Carácter Anual)
• Concurso de Fotografía Villa de Altura. Se realizan diversos concursos a lo largo del año, uno suele ser en febrero y el otro siempre durante las Fiestas Patronales.
• Rutas de Senderismo. Cada poco tiempo se realizan rutas de senderismo por el amplio término de Altura, recorriendo emblemáticos lugares de la naturaleza y de Altura.
• Romería oficial al Santuario de la Cueva Santa. Cada año el pueblo de Altura rinde homenaje al Santuario subiendo a pie a la montaña, primeramente se celebra una misa y se reparten pañuelos oficiales y el Garrote del Peregrino Alturano, seguidamente comienza la ascensión que culmina una vez llegado al Santuario, con una solemne misa. Tradicionalmente los "peregrinos" que ascienden almuerzan o realizan allí una comida y pasan allí el fantástico día.
• Feria de Comercio y Turismo. Con carácter anual, celebrado en verano desde 2003, con la amenización de la asociación de Tambores y Bombos de Altura, entre otros.

Gastronomía

Véase también: Gastronomía de la provincia de Castellón
En cuanto a los platos típicos de esta localidad, desde antaño, cabe destacar la “olla” de pueblo, carnes y embutidos, “patatas a lo pobre”, ensaladas preparadas con hortalizas frescas de la tierra y regadas con el excelente aceite de oliva virgen extra que aquí se produce, aportándole un sabor propio, rico, saludable y natural. Como postres, son excelentes las frutas del lugar y los preparados caseros. Para culminar una excelente comida podemos deleitar el paladar con “torta malhecha“ o cualquiera de los dulces artesanales elaborados en los hornos del pueblo, uno de los cuales existe desde hace siglos.
Desde el año 2012 se vienen celebrando unas Jornadas de Gastronomía Popular en verano.

Historia:

Fuente: Libro Historia de la Villa de Altura. Desde sus orígenes a la actualidad.

Antiguos Yacimientos de la Edad del Bronce
Los yacimientos del Cantal o Caparrota indican la presencia de pobladores por éstas hermosas tierras durante la edad del bronce, además de los vestigios hallados en la Cueva de los Murciélagos y en el Castillo de Torrasos. También se han encontrado restos de la antigua villa romana en la partida del Campillo, donde han aparecido además varios fragmentos de terra sigillata, sudgática e hispánica, ánforas itálicas de los siglos I-III y un denario republicano de una ceca de Roma sobre el año 132 antes de Cristo. También hay vestigios de la Edad del Hierro, de los poblados hallados de índole Ibérico, en el Castillo de Ismael y en el Pico del Cuervo, que está cerca de la Masía de Cucalón. Y también en el Castillete y en el Castillo de Requena, donde aparecieron varias fortificaciones. También existe información antigua que señala la presencia en la Cueva Santa de cerámica de la Edad de Bronce. Esta ocupación prehistórica debió dar paso, ya en tiempos históricos, a la utilización de algunas de las cavidades como aprisco de ganado y lugar de aguada.

Antiguos Yacimientos Íberos
En La Torrecilla-Puntal de Navarrete se han evidenciado la presencia de reductos Íberos. El paraje acoge un interesante yacimiento arqueológico de origen ibérico en lo alto del cerro de la Torrecilla, considerado uno de los más importantes del Alto Palancia. Se trata de un poblado cuyos restos corresponden a una concepción defensiva y de control destinado a la protección y vigilancia del cruce de caminos y de las fuentes que afloran a su pie. Se aprecian, igualmente, restos de amurallamientos en las laderas y un canalillo excavado en la roca que llega hasta el poblado desde una pequeña presa levantada en el barranco adyacente.

Siglo XII - Primeros indicios
No será hasta el siglo siguiente (S. XVIII), la aparición de los primeros datos sobre la villa, pero en aquellos datos ya se hablaba de una villa con una existencia anterior, una villa musulmana nacida dentro de la "Taifa de Valencia" o "taifa de Balansiya" que era uno de los reinos de taifas creados a raíz del fin del Califato de Córdoba en 1010 (S. XI) y que duraría hasta el 1238, cuando Valencia fue conquistada por Jaime I y se creó en su lugar el Reino de Valencia.

Siglo XIII - Castrum de Huyturam
Existen datos en los cuales se cita que el Rey Aragonés Jaime I, en el año 1235, ocupó la población, a su paso hacia el Puig de Santa María, desde donde sitió a Valencia, tomando dicha ciudad, el día 28 de septiembre del año 1238. Sin embargo durante la reconquista, producida en el año 1237, fue cuando aparece el primer documento en el que se habla del núcleo urbano de origen musulmán, en el que se menciona la donación por parte del rey Jaime I a don Pedro Fernández de Azagra (Señor de Albarracín) de los castillos y villas de Altura y Chelva, así como las alquerías de Cárcer y Gátova, por la ayuda ofrecida en la reconquista de Valencia redimiéndose así con el rey de Aragón por haber sitiado Albarracin en 1220. En esas donaciones la villa de Altura recibía el nombre de "Castrum de Huyturam" Por lo tanto ésta es la primera referencia, quedando claro que la población existía años antes a la fecha indicada.

Siglo XIV - Obtención de la Carta Puebla y el dominio Cartujo
En 1327, los habitantes de la Villa de Altura obtienen su Carta Puebla, otorgada por Dª. Buenaventura de Arbórea viuda de D. Pedro de Xérica, y la localidad inicia su conformación como municipio autónomo e independiente, aunque su existencia queda prácticamente eclipsada frente a la Cartuja de Valldecrist desde 1385 y hasta 1835, fecha de la exclaustración monástica definitiva. Durante éste periodo, desde el año 1368 al 1407 gobernó la población de Altura, el Infante Martín, y después la cedió a los Cartujos de Vall de Crist, concediéndoles el título de Baronía de Altura y Alcublas; con privilegios especiales. El título de Baronía proviene del Segundo Prior de la Cartuja de Vall de Crist, Don Pedro de Podiolo, prior desde 1402, hasta 1414; éste tomó posesión de las Villas de Altura y Alcublas y de sus términos que, conjuntamente con los monjes, ostentó el título de Señor de las citadas Villas con el título de Barón. Durante éste período el "raval" o morería seguía en infanzonia de los Ferrandis, quienes habían mantenido excelentes relaciones con el Infante Don Martín.

Siglo XV - Pueblo de los Cartujos
En el siglo XV, Altura era un pueblo mixto de cristianos, judíos y musulmanes. El legado árabe aparece en topónimos como Albalat o Almedijar (pueblos cercanos) y, probablemente, en el nombre de partidas de regadío como El Alfás o La Jarea, e incluso en el nombre de la población, sufriendo una transformación de Huyturam a Alturam y posteriormente a Altura. En cuanto a los judíos poseyeron una judería (plaza de la torre), en la cual se enmarcaba la torre de ladrillo y barro, que en la actualidad ostenta la bandera, hasta que se derrumbó en el siglo XX.

Siglo XVI - Aparición de la Virgen de la Cueva Santa
Aparece entonces la imagen de la Virgen de la Cueva Santa hacia el año 1505. Dicha Cueva estuvo vinculada a tres colectivos; en primer lugar, a los pastores, que serían los que llevarían la imagen; en segundo lugar, a los leprosos, ya que, según la tradición, la imagen fue descubierta por el matrimonio Montserrate, expulsado de Jérica porque el marido padecía la lepra, y en tercer lugar, a los moriscos.

Siglo XVII - Peregrinajes y milagros
La propia Cueva Santa, llamada antiguamente "Cueva del Latonero" (del almez), se convertiría en uno de los principales centros de peregrinación del antiguo Reino de Valencia, debido a los numerosos milagros que se produjeron allí.

Siglo XVIII - Aprovechamiento de los recursos
En 1706, la Villa de Altura y el Arrabal Sarraceno estuvieron medio año, sin el yugo Cartujo, dado que en la Cartuja de Vall de Crist se produjo el primer abandono, justo durante la guerra de sucesión ante el temor de las represalias que pudiera tomar contra ellos Felipe de Borbón, tras la marcha a Valencia, dado que el Prior José Tomás Ferrer había prestado obediencia al archiduque Carlos. El conflicto terminó con la desaparición del Reino de Valencia, dando paso a la actual Nación Española.

Siglo XIX - El Pueblo sin el dominio de los Cartujos
Un nuevo abandono se produjo en la Cartuja de Vall de Crist entre 1808 y 1815 tras la invasión de las tropas napoleónicas, regresando a la cartuja con la Restauración de Fernando VII. La villa de Altura y la aljama sarracena quedaron libres de la influencia Cartuja de nuevo, durante siete años.

Siglo XX - Ciclo de crecimiento
Un par de empresarios vascos fundaron la Compañía Minera de Sierra Menera el 3 de septiembre de 1900. Debido a la cantidad y calidad del mineral extraído deciden solicitar la licencia para la construcción de un ferrocarril económico (de vía estrecha) la conocida como vía minera que transportaba el mineral hasta el puerto de Sagunto. El 29 de julio de 1972, ante la necesidad de una mayor capacidad de transporte en la vía minera se abandonará el trazado del ferrocarril de la Sierra Menera.

Siglo XXI - Apertura a un mundo en continuo cambio
Se abre una etapa en la cual el pueblo crece en gran medida y se expande tanto en tradición como en terreno urbano.

En el año 2001 el gobierno valenciano decidió acondicionar el antiguo trazado ferroviario de la vía minera para su uso como vía verde, renombrándose como Vía verde de Ojos Negros. Posteriormente el gobierno aragonés hizo lo propio en su parte del recorrido.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de ALTURA