HERRERA DE PISUERGA (Palencia)

HERRERA DE PISUERGA: Perdón por repetir mensaje; se ve que ya no son horas...

Luisa M, con tu permiso voy a continuar el recorrido de comercios y actividades hasta la placilla.

En la acera de la derecha, calzados ARCE, la tienda de LA DESEADA, El bar CATAÑEDA, la librería de HILARIO, la armería de QUINIRIO y la FONDA.
En la izquierda, la sastrería de BOTIJILLO, la papelería de TOLÍN, la confitería de CASTAÑEDA, confecciones RUIZ, ultramarinos ANGELITO BARRIO y el bar LA PERLA.

No recuerdo la tienda de SIRO donde dices, la recuerdo al comienzo de la calle Antonio Arana, donde luego estuvo Antonio el fotos

Ana: Tienes razón, el comercio de la izquierda no es el de Siro como yo dije en mi mensaje anterior. Al ver las letras "ro" pensé en Siro.... al leer tu mensaje, he preguntado a mi hermana (por si ella recordaba el comercio que allí había en esos años), y me he dicho que cree que se trata de una frutería que había allí (cree que de Arturo el hijo de Paz), esto no lo sabe seguro, pero si alguien lo puede confirmar pues que nos lo diga.
El comercio de Siro estaba donde tú has dicho, donde estuvo Antonio Fotógrafo y después Peluquería Loren.
Saludos.

Qué recuerdos: Arturo, hermano de Alfonso, hijos de Paz, "la francesa" con su tienda de Ultramarinos, al lado del comercio de Ultramarinos y Ferretería de Mariano Barrio Ortega. Recuerdo muy bien la casa de Mariano Barrio, pues Dioni Barrio Lozano (su mamá se llamaba María Barrio Lozano (tenía el título de Maestra Nacional, pero no ejerció) y unas cuantas más de la misma edad éramos de la pandilla y celebrábamos los celebrábamos en cada casa. Unas cuantas cumplíamos años en fechas muy próximas: empezábamos a finales de diciembre (Mª Jesús Fernández), y en enero iban seguidos el mío, el de Dioni, Josefina Franco, Mª José Corral; luego esperábamos al mes de marzo para celebrar el de Carmina Bruyer. n algunos cumpleaños había "sesión de teatro", unas muy cómicas y otras recordaban muy bien a los títeres que véamos todos los herrerenses "aficionados" al aire libre en la Plaza Mayor, en época de buen tiempo.
Hablando de cumpleaños y santos, todos los años recuerdo el cumpleaños de Agustina Gómez (he intentado saludarla cuando voy a Herrera, espero conseguirlo; de momento ya le he enviado recado de que no la olvido nunca; como no se me olvida lo bien que lo pasábamos en la clase de costura con la madre Aurelia, muy corta de vista; hasta organizábamos "algún bautizo que otro" corrían las pipas y los confites por las mesas, sillas y por supuesto, el suelo. Algo que recuerdo mucho también es que en el primer trimestre, en torno a noviembre vinieron algunos años, venían unas jóvenes y nos enseñaban canciones y creo que también villancicos: el que se me quedó grabado "a fuego" fue: YA SE VAN LOS PASTORES A LA EXTREMADURA, YA SE QUEDA LA SIERRA TRISTE Y OSCURA/ YA SE VAN LOS PASTORES HACIA LAS MAJADAS, YA SE QUEDA LA SIERRA TRISTE Y CALLADA/ YA SE VAN LOS PASTORES, YA SE VAN MARCHANDO, MÁS DE CUATRO ZAGALAS QUEDAN LLORANDO, ¡QUEDAN LLORANDO!
Buenas noches a todos.

Perdón, corrijo apellidos de la madre de Dioni Barrio Lozano: María.
Aprovecho para comentar si recordáis la costumbre de la época de nuestros abuelos -para muchos de vosotros ya bisabuelos- de sorprender la víspera al cumpleañero/a poniéndole un rosario hecho de caramelos? hace poco lo comentaba alguien de los "años 40".

¡Caramba! Que no he escrito el apellido: María Lozano; era hermana de Constancia, madre de Carmina Rodríguez. El padre de estas hermanas era maestro y ejerció muchos años de maestro en Santa Cruz de Boedo; profesión que compaginaba con la de secretario del Ayuntamiento; era persona competente y personas de los pueblos de los alrededores le consultaban cuestiones de Derecho.

Perdón por repetir mensaje; se ve que ya no son horas de escribir mensajes.
Buenas noches a todos y que en Herrera no haga demasiado frío, ahora están las calefacciones, aunque con lo que están subiendo los carburantes, esperemos que no lleguemos a echar de menos las glorias, las trébedes, ni los calentadores la cama, incluidos los ladrillos calentados con las cocinas de chimenea.