MANZANEDA DE OMAÑA (León)


Temas relacionados con "Viejo Camino de Santiago" de ámbito general:
 blanco santiago - busqueda de informacion
 partida de bautismo santiago blanco
 Bísqueda de datos de origen de Santiago Blanco
 Santiago Carrillo, salud y república

Deberas investigar un poco mas, estas referencias de nuestro foro son de legos en la materia, nuestra correponsal M. y yo mismo
Las piedras estaran en las casas de algun indiano.
Asi es Tirso (legos en la materia).
Hola Buenos días, estoy interesada en esto y me gustaría que me ayudaran;
En la zona de Las Merindades también existieron aposentos monacales, destacando San Ginés en Loma de Montija, donde daban a los peregrinos un guiso llamado patatas calderonas, quedándose los lugareños con el apodo de los calderones. Pero tengo entendido que existieron "tres Monasterios" (Que hoy en día no están) que ocurrio?
Hola Izaskun, bienvenida, como bien dice mi primo Tirso no puedo aportar nada nuevo. Lo siento mucho.
Un saludín
Hola Buenos días, estoy interesada en esto y me gustaría que me ayudaran;
En la zona de Las Merindades también existieron aposentos monacales, destacando San Ginés en Loma de Montija, donde daban a los peregrinos un guiso llamado patatas calderonas, quedándose los lugareños con el apodo de los calderones. Pero tengo entendido que existieron "tres Monasterios" (Que hoy en día no están) que ocurrio?
Deberas investigar un poco mas, estas referencias de nuestro foro son de legos en la materia, nuestra correponsal M. y yo mismo
Las piedras estaran en las casas de algun indiano.
A lo largo de este camino florecieron las órdenes monásticas que huían de Al-Andalus: el Valle de Mena llegó a contar con dieciséis monasterios, en Las Merindades existieron aposentos monacales, (San Ginés de Loma de Montija) donde daban a los peregrinos un guiso llamado patatas calderonas, quedándose los lugareños con el sobrenombre de calderones, Pedro Alba relaciona al menos diez monasterios en la Montaña de Boñar (Historia de la montaña de Boñar: 1864. P. Alba), la mayoría de ellos ya referenciados ... (ver texto completo)
Hola Buenos días, estoy interesada en esto y me gustaría que me ayudaran;
En la zona de Las Merindades también existieron aposentos monacales, destacando San Ginés en Loma de Montija, donde daban a los peregrinos un guiso llamado patatas calderonas, quedándose los lugareños con el apodo de los calderones. Pero tengo entendido que existieron "tres Monasterios" (Que hoy en día no están) que ocurrio?
Me gustaria conocer si existe relacion entre la gran cantidad de ermitas que existen en estos pueblos dedicadas a San Roque peregrino, y el camino
Es muy posible que sí, así como iglesias, ermitas y pueblos de esta ruta que están bajo el patronazgo de Santiago (peregrino como en En Espinosa de los Monteros o Matamoros como en el Santuario de la Velilla -La Mata de Monteagudo- o en la ermita del Campo de Martín Moro de Colinas). Así se hace notar en el libro de José Fernández Arenas "El Viejo Camino de Santiago".
El Vijo Caminmo de Santiago intenta salir del olvido: ya está todo mínimamente señalizado. Podéis encontrar información en www. viejocaminodesantiago. com y en elcaminoolvidado. blogspot. com contáis con una guía para orientaros en las 18 etapas. Este año 2013 la Asociación de Amigos del Camino de Santiago ("Pulchra Leonina") tiene planificado hacer en varias salidas hacer todo el recorrido por la provincia de León. Ya han hecho hasta Boñar. El resto de la programación es éste:
Septiembre 15. Viejo ... (ver texto completo)
Me gustaria conocer si existe relacion entre la gran cantidad de ermitas que existen en estos pueblos dedicadas a San Roque peregrino, y el camino
El Vijo Caminmo de Santiago intenta salir del olvido: ya está todo mínimamente señalizado. Podéis encontrar información en www. viejocaminodesantiago. com y en elcaminoolvidado. blogspot. com contáis con una guía para orientaros en las 18 etapas. Este año 2013 la Asociación de Amigos del Camino de Santiago ("Pulchra Leonina") tiene planificado hacer en varias salidas hacer todo el recorrido por la provincia de León. Ya han hecho hasta Boñar. El resto de la programación es éste:
Septiembre 15. Viejo ... (ver texto completo)
Hola Jacinto, bienvenido al foro. Muchas gracias por tu información, yo hace años que quiero hacer alguna etapa del Camino, no sé si este año; ya veré.
Saludines
El Vijo Caminmo de Santiago intenta salir del olvido: ya está todo mínimamente señalizado. Podéis encontrar información en www. viejocaminodesantiago. com y en elcaminoolvidado. blogspot. com contáis con una guía para orientaros en las 18 etapas. Este año 2013 la Asociación de Amigos del Camino de Santiago ("Pulchra Leonina") tiene planificado hacer en varias salidas hacer todo el recorrido por la provincia de León. Ya han hecho hasta Boñar. El resto de la programación es éste:
Septiembre 15. Viejo Camino: 4ª etapa: Boñar - La Robla.
Noviembre 10. IX Magosto con la Federación de Montaña: Fasgar - Campo de Santiago - Colinas del Campo de Martín Moro Toledano. 12 km
Noviembre 24. Viejo Camino: 5ª etapa: La Robla – Canales. 19 km.

Noviembre 10. IX Magosto con la Federación de Montaña: Fasgar - Campo de Santiago - Colinas del Campo de Martín Moro Toledano. 12 km

Noviembre 24. Viejo Camino: 5ª etapa: La Robla – Canales. 19 km.
La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Vizcaya está organizando el recorrido de TODO el Camino, con salida de Bilbao el día 20 de Abril. Podéis contactar con Adolfo: adolfodiegodemiguel@gmail. com
Con la colaboración y el entusiasmo de cuantos estén interesados en recuperar este patrimonio históricocultural podemos conseguir que salga del olvido.
Jacinto
El Camino Olvidado

El viejo camino de Santiago por la montaña.

15ª Etapa Pandorado-Fasgar 26.400 kmt

Tenemos ante nosotros una etapa dura, en la que tendremos que sumar a los kilómetros la altitud, ya que subiremos unos 400 mts., otra observación llevar algo de comida en la mochila, existen algunos bares pero igual están cerrados. Lo que si encontraremos son magnificas fuentes.
Otro detalle a tener en cuenta, en Fasgar aunque hay un bar, no tenemos ningún sitio para dormir, o sea que tenemos que quedar con Resthy y a una hora convenida él nos recogerá para volver a dormir a su establecimiento, por lo cual no es necesario llevar la mochila, lo cual nos permitirá andar con mas soltura. Al día siguiente nos llevará hasta Fasgar para continuar la marcha.
Si esta programación no nos convence y estamos bien de fuerzas desde Fasgar podemos seguir hasta Colinas del Campo Martín Moro, son 37,64 Km. Y una subida de unos 500 mts. más. En Colinas si hay donde dormir, aunque conviene reservar con tiempo pues las plazas son escasas.
Asimilados estos consejos y aclaraciones podemos iniciar la marcha. Siguiendo la carretera hasta cerca de km. 15, después de pasar el Santuario. De aquí parte una desviación a la izquierda hacia La Omañuela, tenemos que seguirla. Es famoso aquí el coto de pesca en el rio Omaña, cuyas truchas dicen que son buenas y abundantes. El paisaje es una delicia que te transporta al pasado, como en un cuento, siendo un poco sobrecogedor. Cruzamos La Omañuela para salir por el otro lado a través de un pequeño sendero, flanqueado por un muro de piedras ancestrales, cubiertas de musgo. A este pueblo pertenece el santuario de Pandorado, tiene una casa rural llamada Aguas Frias y su sencilla y curiosa iglesia está bajo la advocación de S. Salvador.
Siguiendo por este camino llegaremos a Guisatecha. Sta. María preside su rustica iglesia y también se pueden observar las huellas dejadas por los romanos para la extracción del oro.
Al llegar al asfalto lo seguiremos hacia la izquierda y ya al final del pueblo antes de las ultimas casas donde hay un parterre y un fuertecillo, dejamos la carretera por la izquierda. El camino pasa al lado de una caseta y se aboca a un prado: caminar por el borde no pisar la hierba. En el lado opuesto continua el camino y pasando por la trasera de una casa se reincorpora a la carretera que seguiremos por la izquierda. A unos 400 mts. esta ya El Castillo, que recibe ese nombre del castillo de Benar, situado en lo alto del pueblo, del cual se conserva una torre y otros restos de muros. Aquí se encuentra la Ermita del Cristo.
Enseguida tendremos que girar a la izquierda siguiendo la ruta de bicicletas. Tras cruzar el puente hacemos un zig-zag por la derecha para pasar al lado de la zona deportva y las instalaciones de un campamento juvenil. Inmediatamente después tenemos una bifurcación: tomamos el camino de la derecha, si esta cerrado por una alambrada para el ganado la dejaremos como estaba, y continuaremos la ruta. Cerca ya de aquí Vegarienza el camino gira a la derecha para entrar en el pueblo tras pasar un puentecillo y un puente. Donde hoy vemos el cementerio es el lugar donde estuvo la ermita de Sta. Colomba, donde dice el profesor Fernández Arenas que se postraban a rezar los peregrinos. Su iglesia parroquial está dedicada a la transfiguración de El Señor. Se caracteriza este pueblo por sus casas de piedra con grandes balconadas en madera.
Al llegar al cruce giramos a la izquierda y seguiremos por carretera dos kilometros hasta el cruce de carreteras que se dirige a Fasgar, tomaremos la de la izquierda en dirección a Cirujales, donde S. Pedro preside su iglesia y también existen huellas del paso de los romanos por estas tierras.
Cruzamos el pueblo siguiendo la travesia: tras pasar el “prado polideportivo” giramos a la izquierda, pasamos el puente girando a la derecha a unos trescientos cincuenta metros el camino se bifurca tomaremos el ramal de la derecha. Llegamos a una campa y después seguiremos bordeando la pared de una finca. A la bajada de un pequeño montículo hemos de girar a la derecha aunque nos topemos con un vallado de ganado, lo franqueamos dejándolo como estaba y seguiremos el camino que baja al pueblo de Villaverde de Omaña, cuya iglesia de Sta. María tiene su propia leyenda.
Atravesamos el puente y de seguida giramos a la izquierda para salir de nuevo a la carretera que seguiremos por la izquierda hasta Marzán. A la entrada del pueblo un humilladero y un viejo crucero de madera cuya visión dará fuerza a los devotos peregrinos.
Debido a la falta de caminos transitables continuaremos por carretera unos tres kilómetros, pasando junto a la ermita de Sta. Ana. Nos queda un kilometro mas para llegar Barrio de la Puente que recibe el nombre del puente medieval que cruzaremos. Referente a lo eclesiástico tiene la ermita del Nazareno, la del Sto. Cristo y la parroquia de Sta. María que están muy cercanas y son de arquitectura similar.
Dos kmt. mas de carretera y llegamos a Posada de Omaña que cruzamos por la calle de Los agustinos, tiene una bonita ermita de construcción sencilla. Otros veinte minutos mas de carretera y llegamos a Vegapugin, aquí podemos ver el puente romano, restos de calzada y el famoso hórreo de Vegapugín. Cruzamos el pueblo desviándonos hacia la izquierda donde se inicia la “senda de rio Valle Gordo” (un cartel la publicita) a unos dos kilómetros está Fasgar. Final de etapa, de la carretera y también del Valle Gordo, de aquí en adelante es todo monte, pero de ello hablaremos en la próxima etapa.
Como al comienzo dijimos aquí hay un bar, aunque suele estar cerrado, de todas formas nos atienden si se lo solicitamos y además por lo menos sed no pasaremos pues las fuentes son abundantes y también los arroyos que cruzan el pueblo, formando el rio Gordo.
Sus casas de piedra con tejados de pizarra, varios bonitos puentes y una ermita con Santiago como patrón completan la reseña arquitectónica de Fasgar que bien merece ser plasmado en una instantánea.

Para comer y dormir.
La Omañuela.
Casa Rural Aguas Frias. 987 308 309 639 546 562
Guisatecha.
Casa Rural Rio Omaña. 659 949 112

El Castillo.
Casa Rural El Corral de Sandalio. 610 868 810.
Regresar a Pandorado donde Resthy o continuar hasta Colinas.

Los ciclistas pueden seguir el mismo recorrido.
BIBLIOGRAFÍA:

- El Viejo Camino de Santiago. J. Fernández Arenas. 2006
- Las Primeras Rutas Jacobeas. V. J. González García. 1964
- El Primitivo camino de peregrinación por las montañas leonesas. J. M. García Luengo (Cuadernos de Estudios Gallegos).1958
- Los Elementos Simbólicos de la Peregrinación Jacobea. J. Fernández Arenas. 1999
- Vexu kamin: viejos caminos de peregrinación. J. González Prieto. Ed. Montecasino 2004.
- Los Cuarenta Libros del Compendio Historial. E. de Garibay. 1628.
- Noticias Históricas de las tres Provincias Vascongadas.. J. A. Llorente. 1805
- Historia critica de Vizcaya y sus Fueros. G. Balparda. 1924
- Averiguaciones de las Antigüedades de Cantabria. Padre Henao. 1894
- Comunicaciones de la Época Romana en Burgos. J. A. Abasolo Alvarez. 1975
- Juliobriga J. M. Iglesias Gil. 1985
- Cartulario de Valpuesta. 864
- Cartulario de San Millán de la Cogolla. 838
- Enciclopedia del Románico en Castilla Y León. (Fundación Sta. Mª La Real). 2002
- Poblamiento antiguo y medieval en la montaña central leonesa. J. A. Gutiérrez González. 1985
- Los señoríos en la Montaña Oriental de León. R. Gutiérrez Alvarez y S. Sanz García. 2008
- LOS EREMITORIOS RUPESTRES en los primeros siglos de la peregrinación jacobea. J. Fernández Arenas. 2010
- Noticia Inédita del Noble y Real Valle de MENA.. J. de San Pelayo. 1892.
- El Valle de MENA y sus Pueblos. A. Nuño. 1925
- La tierra y los Valles de MENA. Bustamente Bricio. 1971
- Historia de las Merindades de Castilla. J. García Sainz de Baranda. 1950
- Aguilar de Campoó. Palencia. G. Alcalde Crespo20004
- Guardo, sus gentes y su historia. J. G. Reyero
- León sin prisa (I) E. Rodríguez 2010
- Cistierna y su comarca. J. De Prado Reyero.
- Guía Turística e Histórica de la Mancomunidad de Municipios del Alto Esla-Cea. Varios. 2006
- La Ruta Vadiniense Picos de Europa. J. Fernández Arenas. 2004
- La lucha, los aluches y los juegos `populares y aristocráticos en la literatura española. J. A. Robles Tascón. 2003
- El juego de los bolos en tierras leonesas. O. Rodríguez Cascos. 1978
- El monasterio de Gradefes. A. Calvo. 1945
- Historia de la montaña de Boñar. P. Alba. 1864
- Boñar, final de un histórico letargo. J. C. García Caballero. 1996
- Guía del patrimonio natural de las comarcas de Cuatro Valles. 2001
- Cancionero de los peregrinos de Santiago. P. Echevarría Bravo. 1971.
A lo largo de este camino florecieron las órdenes monásticas que huían de Al-Andalus: el Valle de Mena llegó a contar con dieciséis monasterios, en Las Merindades existieron aposentos monacales, (San Ginés de Loma de Montija) donde daban a los peregrinos un guiso llamado patatas calderonas, quedándose los lugareños con el sobrenombre de calderones, Pedro Alba relaciona al menos diez monasterios en la Montaña de Boñar (Historia de la montaña de Boñar: 1864. P. Alba), la mayoría de ellos ya referenciados en el llamado Concilio de Boñar (año 929)…A la vera de estas calzadas se edificaron cientos de iglesias y ermitas románicas, algunas de gran belleza, en cuyas piedras ha quedado esculpida una rica iconografía jacobea, y permanecen habitadas por cuentos y leyendas memorables. Se erigieron cruceros como hitos en el camino o marcas de límites territoriales Y se construyeron puentes de piedra para poder cruzar los múltiples ríos que discurren por los valles de la montaña vasca, cántabra, burgalesa, palentina y leonesa. También aquí aparecieron topónimos y cuajaron nombres “jacobeos” que podemos encontrar en otros caminos: la puerta del perdón (o de los peregrinos), la fuente de los peregrinos (o del romero), el hospital, calle Santiago, el puente del romero, la puerta de Galicia, etc.

Asimismo quedaron en sus iglesias y ermitas advocaciones tan jacobeas como San Martín de Tours (patrón de los peregrinos), Nuestra Señora de la Guía, San Roque, La Magdalena, San Severino. Y como es natural nos encontramos con infinidad de templos dedicados a Santiago: unas veces Peregrino y otras “Matamoros”.

Pero una vez reconquistadas establemente las tierras de la meseta norte, a finales del siglo XI los reyes de Navarra Sancho el Fuerte y de Castilla y León, Alfonso VI desviaron la ruta más al sur por su menor dificultad y por razones de utilidad comercial. A partir de aquí comienza la superioridad del “Camino Francés”, superioridad que en la época moderna llegó casi a la exclusividad de “marca única”. Afortunadamente hoy en día se están recuperando las otras rutas, que sin ánimo de competitividad entre sí ni de enfrentamiento contra nadie sólo quieren contribuir a enriquecer este Patrimonio de la Humanidad que es “El Camino de Santiago”.
En el trabajo de recuperación de esta ruta, seguramente la más antigua si exceptuamos el “Camino Primitivo”, ha tenido un papel fundamental el Profesor José Fernández Arenas. Su libro “El Viejo Camino de Santiago” ha supuesto la base de los trabajos de “restauración”, dura tarea en la que está empeñada, con esfuerzo y compromiso, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Vizcaya, entidad que busca la colaboración y complicidad de asociaciones y personas de las localidades del recorrido
Si eres amante de la paz y la tranquilidad, si huyes de la competitividad y de la masificación, si no eres devoto de la publicidad, si disfrutas con el paisaje, si prefieres el canto de los pájaros al ruido de los motores, si te afecta la contaminación, si te quedas boquiabierto al contemplar nítidamente la Vía Láctea en una noche estrellada, si te gusta paladear las cosas bonitas aunque sean pequeñas y humildes, si sientes afición y debilidad por la arquitectura rural y popular, si eres partidario de recuperar la memoria histórica, si te sofocan los calores estivales… y piensas ir en peregrinaje a Compostela, anímate a realizar tu peregrinación siguiendo el Viejo Camino de Santiago. A lo largo de su recorrido descubrirás viejos túmulos, necrópolis, dólmenes y menhires, calzadas romanas, puentes medievales,, restos de eremitorios rupestres (LOS EREMITORIOS RUPESTRES en los primeros siglos de la peregrinación jacobea. José Fernández Arenas. Ediciones Vadinienses 2010), castillos, torres, hospitales, iglesias, ermitas, monasterios, hermosos paisajes cambiantes según las estaciones….

Si vas por el “Camino de la Montaña” seguramente se te hará más gratificante aún si cabe llegar a Compostela para abrazar al Amigo Santiago. Este “Camino Olvidado” no es precisamente de rosas, pero merece la pena peregrinar por él, por la historia y belleza que guarda. Mientras haya alguien que recuerde y recorra estos viejos caminos no estarán “totalmente olvidados”. Buen Viaje y Feliz Memoria.

Jacinto Prada Baro
Un Viejo Camino que quiere salir del olvido

La gran mayoría de publicaciones, escritas o audiovisuales, acostumbran a comenzar la historia de las peregrinaciones jacobeas a mediados del siglo XII con la referencia a la que se conoce como primera guía del Camino de Santiago: el Códice Calixtino atribuido a Aimeric Picaud. Pero para entonces ya habían transcurridos tres siglos en los que peregrinos de toda Europa por mar hasta los puertos del Cantábrico o por tierra (a pie, a caballo o en carretas) cruzando los pasos del Pirineo, llegaban al suelo hispánico con la intención de visitar Compostela (ad limina Sancti Jacobi).

Todo comenzó a principios del siglo IX con el “descubrimiento” de la tumba del Apóstol, noticia anunciada al mundo cristiano por el Papa León III con la carta Noscat Fraternitas Vestra. Parece ser que la primera peregrinación oficial fue presidida por el rey de Asturias Alfonso II el Casto que desde Oviedo el año 829 fue a visitar “el Campo de la Estrella” donde mandó construir la primera ermita: quedaba así inaugurado el “Primitivo Camino de Santiago”.
Inmediatamente comienzan a llegar peregrinos de todas las partes de Europa. En el siglo X el abad Fulberto de Chartres ya relata entusiasmado que a Santiago llegan peregrinos de todas las naciones. Estos primeros romeros hacen su ruta (iter Sancti Jacobi) siguiendo las vías romanas y los viejos caminos que surcaban las tierras del norte. Tres eran fundamentalmente las posibilidades que se les ofrecían para poder cumplir su promesa: seguir la costa cantábrica, utilizar los caminos que comunicaban los valles de las estribaciones de la cara sur de la Cordillera Cantábrica, o aprovechar las primeras planicies de la Meseta Castellana.
La ruta de la costa era complicada: tenían que vadear las continuas rías, salvar zonas pantanosas, cruzar ríos torrenciales faltos en muchas ocasiones de puentes o con construcciones de alto riesgo. Los caminos de la meseta, si bien eran más fáciles de recorrer por ser llanos, implicaban muchos riesgos por atravesar tierras ocupadas por los musulmanes, o “tierras de nadie” o fronterizas. Es lo que se conoce como Terror Sarraceno. A estos considerandos se ha de añadir el factor climático: la franja costera se ve castigada frecuentemente por las lluvias y en las tierras de Castilla los calores del verano son sofocantes.

Sólo quedaba como opción más aconsejable, una vez franqueados los “pasos altos” de la cordillera pirenaica o cantábrica, utilizar, aprovechando en gran parte las vías romanas, el trazado de la baja montaña que, aunque sinuoso y de dificultad media, era más seguro Así nació el “Viejo Camino de Santiago” (EL VIEJO CAMINO DE SANTIAGO. José Fernández Arenas. Ediciones Vadinienses. 2006) o “Camino de la Montaña”. Como referencia de este Camino tenemos la CARTA DE GUNDISALVO A FROILANO del año 1002 que habla de un viejo camino a Santiago que pasa por las Omañas y desciende hasta llegar a Cacabelos: “Por Fasgar fuimos al paso alto entre dos montañas, donde rezamos a Santiago en su ermita, que allí hicieron para agradecerle haber vencido a los moros. Bajamos por las Colinas del Moro y sus lomas rojas, hasta la cruz alta donde todos los peregrinos dejaron un canto como recuerdo.” (Vexu kamin: viejos caminos de peregrinación. (Julián González Prieto. Ed. Monte Casino 2004)