SORIHUELA DEL GUADALIMAR (Jaén)


Habitantes: 1.456  Altitud: 638 m.  Gentilicio: Sorihueleños 
Hoy amanece en SORIHUELA DEL GUADALIMAR a las 06:22 y anochece a las 20:12
Nº fotos: 150  Nº mensajes: 93  Visitas / día: 5 

Información sobre SORIHUELA DEL GUADALIMAR:

Situación:

Pequeño municipio del extremo sureste de la comarca de El Condado, que cuenta con un enclave territorial al noreste de la comarca de La Loma y Las Villas. La superficie forestal representa la mitad de la extensión municipal y se concentra en el mencionadoenclave. La tierra de cultivo, con el olivar como cultivo predominante, se sitúa en el territorio principal. La actividad económica del municipio se sustenta en la agricultura, dependiente de la olivicultura y la industria almazarera y en el turismo desarrollado en su enclave territorial en pleno Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, aunque por su distancia y comunicaciones deja el valor añadido generado en otros municipios como Cazorla.

Sorihuela es un pueblo / Hospitalario y atento / Que todo el que lo visita / Se marcha tarde y contento.

Desde donde nace el sol / Hasta donde se renueva / No he visto caras más lindas / Que las que hay en Sorihuela.

Monumentos:

TEMPLO PARROQUIAL: El Templo parroquial de Sorihuela es de estilo Renacentista con formas simples y sencillas y está bajo la advocación de la que es Patrona de la villa, la virgen y mártir Santa Águeda. La titular, parece ser que fue elegida desde el primer momento, ya que en las relaciones de Felipe II sobre pueblos de Jaén del año 1578 ya se nombra como tal. Fue construido sobre las ruinas de otro ya existente. El obispo de la diócesis de Jaén, D. Francisco Delgado, fue el iniciador de la gran obra que empezó en el año 1571, de ello da fe la inscripción que hay en las dovelas del arco que hay en la capilla mayor: Dominus Franciscus Delgado, Episcopus Giennensis. Anno 1571 s /s. Fue trazada por Alonso de Barba, el discípulo predilecto de Andrés de Vandelvira, y el presbiterio labrado por el maestro cantero Sebastián de Solís. La obra fue terminada en el año 1582, siendo obispo de Jaén y sucesor de D. Francisco Delgado, D. Francisco Sarmiento de Mendoza. La planta es de cajón, es decir, consta de nave única, consistente en un rectángulo perimetral. La nave está cubierta con una armadura de madera de par y nudillo, según la tradición mudéjar. La capilla mayor, es de base rectangular, a ella que se accede por una escalinata y a través de un gran arco de medio punto, adquiere un tono de cierta grandeza merced a otro arco de medio punto, a modo de arco triunfal, con grandes figuras alegóricas en las enjutas de la Fe y de la Caridad. En las dovelas, la inscripción ya mencionada del obispo Francisco Delgado. En los laterales se abren arcosolios con el mismo tipo de labor, excepto las enjutas de un riguroso geométrico, con círculos y líneas. El escudo del obispo Francisco Delgado preside el testero central. Otra parte preciosa de la Iglesia es la torre campanario; en su diseño intervino Andrés de Vandelvira. Se estructura en tres cuerpos, separados por cornisas, cubierto el de campanas con cúpulas de media naranja. La fábrica es en su totalidad de sillería. Destaca en el templo su magnífica imaginería sobresaliendo sin duda la talla de Santa Águeda del siglo XVI y una talla de Jesús crucificado de la misma época.

TORREÓN ÁRABE: Fue construido en el año 886 por orden del general Hashim ben ´Abd al-´Aziz. Hay menciones bibliográficas que hablan de la existencia en la villa de un antiguo castillo árabe, construido a mediados del siglo IX para fortificar la margen izquierda del río Guadalquivir y al mismo tiempo que sirviera de avanzada a la fortaleza de Iznatoraf en su defensa del paso sobre el río Guadalimar, pero los vestigios que han llegado hasta nuestros días, muestran una clara construcción cristiana, de la que sólo se ha conservado una torre. Según Manuel de Góngora que estudió la arqueología de la provincia de Jaén fue construido sobre una fortaleza romana. El castillo, del que permanece en pie una sola torre, se eleva sobre una estructura rocosa y a cuyo pie se extiende el pueblo. Según Eslava Galán, esta torre es la del Homenaje, construida en mampostería regular a hiladas y sillería en las cadenas esquineras a soga y tizón.

ERMITA DE SANTA QUITERIA: Es la ermita donde se venera a la copatrona de Sorihuela, Santa Quiteria virgen y mártir. Su existencia es antiquísima, en el sínodo del año 1511 se cita entre las ermitas pertenecientes al arciprestazgo de Iznatoraf, la de Santa Quiteria de los aires cerca de Sorihuela. Se encuentra a 3 Km del casco urbano, en el paraje conocido popularmente como "Cerrico Pelón". Tiene nave única y carece de valor arquitectónico, debido a las numerosas reformas que a lo largo de su existencia ha sufrido.

Costumbres:

LUMINARIAS DE SAN ANTÓN: Una costumbre casi perdida en Sorihuela es hacer luminarias la víspera del día de San Antón, es decir en la noche del 16 de Enero. Pocas, muy pocas son las que se hacen para honrar al Santo de los animales. Puede decirse que es una costumbre casi perdida.

CARIDAD DE SANTA ÁGUEDA: Costumbre es también repartir unas rosquillas de pan llamadas popularmente "caridad" en algunos de los días que dura la novena de Santa Águeda. Esta rosquilla se guarda y se toma cuando se está enfermo, con la creencia de que Santa Águeda intercederá por que se alcance la salud.

BOTIJUELA: Es la fiesta que hacen las cuadrillas al terminar la recolección de la aceituna.

CARNAVALES: Tradición muy arraigada en Sorihuela son los carnavales, celebrándose pasacalles y concursos de disfraces.

SEMANA SANTA: Bien es cierto que durante muchos años estuvo perdida la costumbre de procesionar las imágenes por las calles de nuestro pueblo los días de Pasión, pero gracias al trabajo desinteresado de algunos esto se volvió a recuperar. La Semana de Pasión empieza el Domingo de Ramos con la procesión de las palmas desde la plaza del Ayuntamiento y la Misa. El Miércoles Santo, se procesiona la imagen del Crucificado en solemne Vía Crucis. El Jueves Santo los estudiantes de Sorihuela procesionarán la imagen del Cristo atado a la columna. En la madrugada del Jueves al Viernes Santo, se hace la procesión del Paso: salen las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de los Dolores, San Juan Evangelista y la Santa mujer Verónica, produciéndose el encuentro entre Jesús y su Madre en la plaza de los caños. En la noche del Viernes Santo se hace la procesión del Santo Entierro de Cristo y de Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad. Y el Domingo de Resurrección la Solemne procesión de Jesús Resucitado.

EL HORNAZO: Tradición es el Domingo de Resurrección hacer las familias un día de campo y comerse lo que se llama el hornazo, que no es más que un rosco con un huevo en medio.

SAN MARCOS: Antiguamente el día 25 de Abril era costumbre salir al campo a atar el diablo, que consistía en hacer un nudo en la hierva o retama, con ello se creía que se quedaría libre de las caídas y traspiés. Pocas son las personas que lo hacen en la actualidad.

MAYOS: Otra tradición muy arraigada en Sorihuela es celebrar el mes de María, el mes de Mayo. El día 30 de Abril, en la puerta de la Iglesia, a las 12 de la noche se cantarán los mayos en honor de la Virgen:

Estamos a treinta / y en Abril cumplido / mañana entra Mayo / hermoso y florido. Mayo, Mayo, Mayo / bienvenido seas / que con tu venida / los campos se alegran.....

CRUCES DE MAYO: Es tradición poner altares en honor a la Santa Cruz, los primeros días del mes de Mayo, bien dentro de las casas o bien en las calles y plazas del pueblo. En torno a la Cruz se cantará, se beberá y se rezará el Rosario los días que este puesta.

SAN ISIDRO: El día 15 de Mayo los agricultores celebran a su Patrón. Se reúnen todos con su maquinaria agrícola en la Plaza de los Caños y se desplazan a la Iglesia para recoger la imagen de San Isidro que lo llevarán en procesión por el pueblo, acompañado de toda la maquinaria, haciendo un recorrido hasta llegar a la antes mencionada plaza, donde se celebrará la Santa Misa, se repartirán caramelos a los niños y a los agricultores y ganaderos se les obsequiará con un refresco. Después otra vez en caravana llevarán la imagen del Santo a la Parroquia.

EL DÍA DEL SEÑOR: En este día se engalanan las calles por donde pasará Jesús Eucaristía. Se colocarán las tradicionales paradas. La juncia, el mastranzo, la retama, el romero, el tomillo... serán las plantas que adornen las calles por donde discurrirá la procesión.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN: De antigua costumbre es hacer la novena a la Virgen del Carmen en la parroquia del 7 al 15 de Julio.

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LA FUENSANTA: Un Domingo del mes de Agosto, se acude en peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta para celebrar la Eucaristía y obsequiar a la Madre de Dios. La Santísima Virgen en esta advocación, que tiene su santuario a las afueras de Villanueva del Arzobispo, es considerada como Patrona de las Cuatro Villas y Señora del olivar.

ROSARIOS DE LA AURORA: Costumbre es durante el mes de Octubre rezar y cantar todos los sábados el santo Rosario por las calles del pueblo.

EL DÍA DE LOS SANTOS: Como en todos los pueblos, el día primero de Noviembre está dedicado a honrar a los que nos precedieron. Se va al cementerio y se ponen flores y velas en las tumbas de los seres queridos.

LA INMACULADA: Otra costumbre es celebrar la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora. Para ello, la congregación de las Hijas de María organizan una novena y la fiesta de la Inmaculada el 8 de Diciembre con la Eucaristía y la procesión de la imagen.

PEDIR LOS HIGOS: Una costumbre muy arraigada en nuestro pueblo es la noche de Nochebuena, pedir los higos. Consiste en ir de casa en casa cantando:

A por los higos venimos / Sin los higos no nos vamos / Como no nos den los higos / A.............. nos llevamos.

No necesariamente tienen que ser higos lo que le den a los muchachos/as pedigüeños, sino dinero, dulces, mantecados, etc...

Historia:

Sorihuela del Guadalimar, pueblo bonito y pequeño, como dice la letrilla del fandango.

Pueblo con solera e historia, de gentes sencillas, pero, a su vez elegantes y orgullosas de lo que son, de cómo son y de donde son; ya por esto mereció ser llamado "La Corte Chica", envidia y prototipo de pueblos.

En época árabe Sorihuela era una de las fortalezas que reforzaban a la villa de Iznatoraf. En el año 886 de nuestra era, el general Hashim ben ´Abd al-´Aziz, mandó reforzar las poblaciones de la margen derecha del río Guadalquivir, levantándose en Sorihuela una pequeña fortaleza, de la que hoy en día queda tan sólo la torre del Homenaje; y en torno a esta, se fue agrupando un núcleo de población que dependerá de la fortaleza de Iznatoraf y que fue conquistada a los musulmanes por el rey Fernando III en su segunda expedición al Norte de Andalucía, el día 5 de Febrero del año 1235. Nos dice la crónica que le llamó la atención por sus gruesos y lisos muros. La zona fue repoblada por cristianos, en su mayoría provenientes de la zona de Castilla, que tuvieron a bien conmemorar y venerar como Patrona a la Santa que celebraba la Iglesia el día de la conquista, que no fue otra que Santa Águeda, virgen y mártir.

Tras la conquista, Fernando III, da Sorihuela como aldea a la villa de Iznatoraf, junto con las de la Moraleda (Villanueva del Arzobispo) y Torre Mingo Priego (Villacarrillo); y a su vez fueron donadas por el rey a la Iglesia de Toledo, en la persona de D. Rodrigo Ximénez de Rada, pasando a formar parte del Adelantamiento de Cazorla, en el que ejercía señorío temporal y espiritual la mitra arzobispal de Toledo.

En 1545, bajo las presiones de Carlos V y con la lógica reticencia de la Iglesia toledana, fue nombrado adelantado de Cazorla D. Francisco de los Cobos, secretario del emperador, con lo que comenzó un periodo de pugna por el señorío entre la mitra y los Camarasas, descendientes de aquél. El pleito terminó en 1606 con la restitución de la mayor parte del Adelantamiento a la Iglesia, pero se segregaron de él las poblaciones de Sorihuela, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo e Iznatoraf.

Durante el tiempo que se tramitó tan largo litigio, el rey Felipe II, como señor provisional del Adelantamiento concedió a Sorihuela el título de Villa el 11 de Abril de 1595 y la eximió de la jurisdicción que sobre ella tenía Iznatoraf. Una independencia que resultó cara para sus 650 habitantes que tuvieron que recurrir a pedir préstamos a varios pueblos de la provincia.

Empezaba una nueva etapa para la historia y gentes de Sorihuela.

En 1652, Dª Teresa Martínez, funda en Sorihuela el Hospital de San Martín, junto a una ermita que ya existía del mismo nombre, para enfermos y menesterosos; dicha ermita y hospital sucumbieron en el año 1826, debido a las leyes desamortizadoras de Mendizábal.

En 1885, hay una epidemia de cólera, que obligará al Ayuntamiento a hacer un cementerio fuera de la población, debido a que el que había junto a la iglesia se quedaba pequeño.

En el año 1915, se empieza a construir el puente sobre el Guadalimar, siendo concluido en el 1932.

En época árabe Sorihuela era una de las fortalezas que reforzaban a la villa de Iznatoraf. En el año 886 de nuestra era, el general Hashim ben ´Abd al-´Aziz, mandó reforzar las poblaciones de la margen derecha del río Guadalquivir, levantándose en Sorihuela una pequeña fortaleza, de la que hoy en día queda tan sólo la torre del Homenaje; y en torno a esta, se fue agrupando un núcleo de población que dependerá de la fortaleza de Iznatoraf y que fue conquistada a los musulmanes por el rey Fernando III en su segunda expedición al Norte de Andalucía, el día 5 de Febrero del año 1235. Tras la conquista, Fernando III, da Sorihuela como aldea a la villa de Iznatoraf, junto con las de la Moraleda (Villanueva del Arzobispo) y Torre Mingo Priego (Villacarrillo); y a su vez fueron donadas por el rey a la Iglesia de Toledo, en la persona de D. Rodrigo Ximénez de Rada, pasando a formar parte del Adelantamiento de Cazorla, en el que ejercía señorío temporal y espiritual la mitra arzobispal de Toledo. En 1545, bajo las presiones de Carlos V y con la lógica reticencia de la Iglesia toledana, fue nombrado adelantado de Cazorla D. Francisco de los Cobos, secretario del emperador, con lo que comenzó un periodo de pugna por el señorío entre la mitra y los Camarasas, descendientes de aquél. El pleito terminó en 1606 con la restitución de la mayor parte del Adelantamiento a la Iglesia, pero se segregaron de él las poblaciones de Sorihuela, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo e Iznatoraf. Durante el tiempo que se tramitó tan largo litigio, el rey Felipe II, como señor provisional del Adelantamiento concedió a Sorihuela el título de Villa el 11 de Abril de 1595 y la eximió de la jurisdicción que sobre ella tenía Iznatoraf. Una independencia que resultó cara para sus 650 habitantes que tuvieron que recurrir a pedir préstamos a varios pueblos de la provincia. En 1652, Dª Teresa Martínez, funda en Sorihuela el Hospital de San Martín, junto a una ermita que ya existía del mismo nombre, para enfermos y menesterosos; dicha ermita y hospital sucumbieron en el año 1826, debido a las leyes desamortizadoras de Mendizábal. En 1885, hay una epidemia de cólera, que obligará al Ayuntamiento a hacer un cementerio fuera de la población, debido a que el que había junto a la iglesia se quedaba pequeño. En el año 1915, se empieza a construir el puente sobre el Guadalimar, siendo concluido en el 1932.

Turismo:

Sorihuela del Guadalimar es un pueblo bonito para visitar, de gentes acogedoras y con un gran carácter hospitalario. Celebra sus principales fiestas: los días 4 y 5 de Febrero, en honor de la patrona Santa Águeda; el último fin de semana de Mayo, la romería en honor de su copatrona Santa Quiteria; del 20 al 24 de Agosto las ferias y fiestas.

Para pasar un día de descanso y relax, se pueden visitar las inmediaciones de la ermita de Santa Quiteria, con sus impresionantes vistas y con sus barbacoas y comederos pasar una jornada en contacto con la naturaleza.
Si quieres agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de SORIHUELA DEL GUADALIMAR



Si quieres compartir una ruta que se pueda hacer en SORIHUELA DEL GUADALIMAR, pulse sobre el siguiente enlace: NUEVA RUTA