Pueblos de España

COLMENAR VIEJO (Madrid)

Habitantes: 40.000  Altitud: 883 m.  Gentilicio: Colmenareños 
Hoy amanece en COLMENAR VIEJO a las 06:11 y anochece a las 20:31
Nº fotos: 281  Nº mensajes: 36  Visitas / día: 110 

Información general sobre COLMENAR VIEJO:

Situación:

Colmenar Viejo está situado en la Cuenca Alta del Manzanares, dentro de la provincia de Madrid. En enero de 2008, contaba con una población de 42.649 habitantes empadronados, siendo la villa de mayor entidad poblacional de la sierra madrileña.
El casco urbano está situado a unos 31 km de la Puerta del Sol de Madrid, accediendo por la autovía M-607. Dispone de una estación perteneciente a la línea C-4 de Cercanías Madrid y ubicada en la zona B3 según el Consorcio Regional de Transportes de Madrid.

En la cara sur de su término se encuentra el Cerro de San Pedro (pico), de la Sierra de Guadarrama. Por éste término pasa el río Manzanares, en el cual se encuentran los antiguos molinos abandonados, que están muy deteriorados. En alguno de estos molinos se han encontrado restos arqueológicos del siglo XVII.
Colmenar viejo también cuenta con dos bases militares: las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra o F. A. M. E. T. y la Base Logística San Pedro, que antes se conocía como el «El Cir», ya que era el Centro de Instrucción de Reclutas Nº 1. Hasta 1991, Tres Cantos pertenecía al término municipal de Colmenar Viejo.

Monumentos:

- La Basílica de la Asunción de Nuestra Señora, de formidable estampa y alta torre, comenzó a levantarse a finales del siglo XIV, bajo el patronazgo de los Mendoza, pero no se terminaría hasta el siglo XVI. Tres portadas tiene el templo. En el costado norte está la principal, magnífica obra escultórica al estilo de Juan Guas y su escuela, con arco trilobulado rebajado al que se superpone otro de medio punto que alberga un grupo escultórico de la Piedad. Otro arco conopial acoge a Cristo crucificado, rematado por un florón en el que se apoya la Virgen con el Niño. A los lados, los escudos de Íñigo López de Mendoza y María de Pimentel. Un alfiz con dos tallas de santos enmarca toda la portada.
Tiene tres naves cubiertas con bóveda de crucería que se separan mediante grandes arcos apuntados, apoyados en gruesos pilares. La piedra berroqueña es el material utilizado.
El retablo mayor, de madera dorada y policromada de la segunda mitad del siglo XVI, es la joya del templo y uno de los más valiosos de la Comunidad de Madrid.

- Junto a la basílica se encuentran los muros del pósito de granos, construcción concejil del siglo XVI para prevenir hambrunas y precios incontrolados.

- La capilla de Santa Ana es edificio del siglo XVI, y está precedida de un crucero. Destaca de su arquitectura su puerta de entrada rematada con un arco de medio punto con grandes dovelas.
Fue parte del antiguo hospital del mismo nombre. Un arco demedio punto enmarcado en alfiz, da paso al patio interior. La capilla muestra techumbre de estilo mudéjar y decoración renacentista. En el centro, el sepulcro del fundador, Juan González del Real, capellán de los Reyes Católicos.

Colmenar Viejo es lugar de ermitas. En un muy grato paraje arbolado de gran valor ambiental, por el camino de Guadalix, se encuentra la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, quizá una de las más visitadas, que alberga la imagen de la patrona de Colmenar, descubierta en 1914 cuando, durante una reforma de la anterior imagen, llamada de vestir, se descubre ésta oculta en su interior. Se aloja en el camarín barroco, al fondo de la nave. Esta pequeña imagen responde a la tipología de Virgen sentada en un trono con el Niño sentado en su rodilla izquierda que históricamente tiene su período de esplendor a partir del siglo XII.
En cuanto al edificio, destaca la existencia en un lateral de un pilar de piedra con dos tipos de inscripciones. El primero, situado en su parte posterior, tiene seis letras de origen latino, abreviaturas de TER AVC, y podría tratarse de un mojón indicativo de los límites de separación entre territorios administrativos de la época romana. La segunda inscripción, de fecha desconocida y difícil lectura, trata sobre la fecha en la que se halló la actual imagen de la Virgen.
En el exterior aparecen restos de sepulturas visigodas, visibles desde una pasarela.

- La ermita de Ntra. Sra. de la Soledad, junto a la carretera que lleva a Madrid, es de reducidas dimensiones, aunque cuenta con una gran puerta, adaptada en el XVII para permitir el paso de las imágenes de Semana Santa.

Entre las capillas hay que destacar la de San Francisco (siglo XVI), ubicada en la plaza del mismo nombre, y que consta de una sola nave con pilastras de ladrillo y muros de sillarejo.

Fiestas:

- La fiesta de la Vaquilla, declarada de Interés Turístico, se celebra el 2 de febrero. Las vaquillas son armazones de madera decorados con pañuelos y mantones. Los cuernos y un rabo de vaca proporcionan impronta animal al artilugio, que puede llegar a pesar 40 kilos. Cada vaquilla sale de una vivienda y está formada por mayorales, vaquilleros y talegueros, cada uno con una indumentaria particular, que es alquilada o conservada de generación en generación. Cada una de ellas realiza un recorrido hasta llegar a la plaza del Pueblo, donde, de una en una, van exhibiendo su belleza y colorido con su particular danza. Tras la exhibición, se simula la «muerte» de la vaquilla, con tres tiros de escopeta al aire, y se «bebe» la sangre de la pieza muerta: una sangría limonada, que podrán degustar todos los asistentes al acto, además de rosquillas típicas de ese día.

- La fiesta de la Maya, se celebra el 2 de mayo, de Interés Turístico, de gran tradición en la historia de Colmenar Viejo, gira en torno a las niñas y las flores y da la bienvenida a la primavera. La «Maya» es una niña ataviada con enaguas (normalmente herencia de bisabuelas, abuelas o madres) y camisa blanca, mantón de Manila (también suelen ser heredados) atado a la espalda, engalanada para la ocasión con múltiples abalorios, collares y flores en el cabello. Permanece sentada, muy seria y sin hablar, en un altarcito que previamente han preparado las madres y abuelas (cada vez con más participación de los padres), con multitud de flores que han sido recogidas del campo el día anterior a dicha fiesta, sábanas blancas y una colcha de telón. Junto a ella están sus acompañantes, unas niñas que, ataviadas de forma similar, aunque con el mantón de Manila colocado correctamente, se dirigen a los curiosos con un cepillo y una bandeja pidiendo dinero para la «maya», que es bonita y galana. Esta fiesta, tiene raíces paganas del culto a la naturaleza. Las edades comprenden desde un añito hasta los trece aproximadamente.

- Fiestas patronales de Nuestra Señora de los Remedios. Último fin de semana de agosto. El viernes por la tarde, la Virgen es trasladada en romería por los feligreses, desde la Ermita hasta la Capilla de Santa Ana y, al día siguiente, a la Basílica de la Asunción de Ntra. Sra. El martes, vuelve de nuevo a su morada.
Durante esos días se celebran importantes corridas y otros festejos taurinos en la plaza de toros. Se trata de los pocos días que se usa la plaza. A las 8 de la mañana se sueltan vaquillas para aficionados en la plaza de toros.
También se celebra el concurso de los canteros, que es organizado por la Asociación de canteros de Colmenar. Rememora la importancia que tuvieron las canteras y la piedra en el pueblo.

- Día de Colmenar Viejo. El 22 de Noviembre se celebra el día en que Colmenar pasó de ser un pueblo a ser una Villa. Así, gracias a esta nueva categoría, Colmenar Viejo pudo disponer de toda una serie de insignias de castigo, como la horca, la picota, el cepo, la cadena y el azote, así como de una cárcel. Un edificio que quedó ubicado en el propio Ayuntamiento.
Sin embargo, uno de los aspectos más importantes de este nuevo estatus fue la posibilidad de tener dos alcaldes ordinarios, que tenían la potestad de ejercer la justicia en los dominios de su jurisdicción, sin la necesidad de tener que recurrir a la Villa de Manzanares.
Con ello, se consiguió poco a poco que la nueva villa lograra un mayor término municipal, y esto le permitió erigirse en el centro económico y administrativo del Señorío de Manzanares.

Costumbres:

Suele decir la gente de fuera que gritamos mucho, pues será verdad (Ah la leche!!) Una de las palabras mas colmenareñas es "casta" y "alhaja" que la utilizamos para decir que algo es bonito o simplemente para llamar a una persona.

Historia:

Colmenar Viejo cuenta con un importante número de yacimientos arqueológicos. Gracias a los trabajos paleontológicos realizados en la zona, se conocen las características del clima, la flora y la fauna de hace más de 100 millones de años. Del Paleolítico se han encontrado algunas piezas talladas en sílex y de la Edad de Bronce, cerámicas con incisiones en los bordes.

Sin lugar a dudas, de la época que más restos se han encontrado es del Medievo, y más concretamente del período hispano-visigodo (siglo VI-siglo VII). En Colmenar Viejo, al igual que en otros municipios de la zona, se han encontrado vestigios de varias comunidades rurales dispersas. En Navalvillar se puede observar una zona de viviendas, con una calle que delimitaba dos espacios diferenciados: uno, dedicado al hábitat familiar y otro, a los servicios. También son destacables las áreas cementeriales, siendo las más conocidas la de Remedios y la de Fuente del Moro.

El ritual de enterramiento es parecido, aunque en el caso del yacimiento de Fuente del Moro, las sepulturas excavadas en la roca conviven con las cistas, formadas con lajas de piedra donde se metían los ataúdes o parihuelas, mientras que en las excavadas en la roca se realizaban con un simple sudario. En ambos casos se han encontrado ajuares, formados por pequeñas jarritas. En el caso de las excavadas en la roca, el ajuar es tardorromano: un ungüentario de vidrio de cuerpo bulboso.

En cuanto a la necrópolis de Remedios, donde está situado el Santuario de la Patrona de Colmenar Viejo, Nuestra Señora de los Remedios, cuenta con varias sepulturas, todas excavadas en la roca, con un caso muy singular: se reutilizaba el mismo espacio para incluir dos enterramientos. El ajuar funerario hallado es muy similar al de la Fuente del Moro, destacando una jarrita decorada con dos bandas de seis líneas incisas.

Restos arqueológicos encontrados en la zona permiten confirmar la existencia de asentamientos en la zona desde el siglo VI. Tras la Reconquista de Madrid (Magerit), a finales del siglo XI, Alfonso VI creó un alfoz (dada la escasa población de la zona) con límites geográficos poco definidos, dependiente de Madrid.

Fue asentamiento de segovianos y, estos límites poco definidos, provocaron conflictos entre Segovia y Madrid durante más de un siglo hasta que Alfonso X el Sabio puso fin a estas luchas, incorporando estos lugares a la Corona. Desde entonces se denominó a este amplio territorio «el Real de Manzanares», que comprendía pueblos como Colmenar Viejo, Soto del Real, Hoyo de Manzanares, Miraflores, Navacerrada, San Agustín del Guadalix, etc.

No fue hasta un siglo más tarde cuando Juan I de Castilla adjudica definitivamente el Real de Manzanares a Pedro González de Mendoza (1340–1385). Pero sería al segundo hijo de este, Íñigo López de Mendoza (1398–1458), a quien con posterioridad se le concediera el título de Conde del Real de Manzanares. En los siglos siguientes la localidad fue aumentando de población logrando el 22 de noviembre de 1504 la segregación jurisdiccional de Manzanares y el título de Villa y pronto se convertiría en el centro económico y administrativo del señorío.

En el siglo XVIII tuvo colegio de latín y humanidades, cuyo sencillo edificio aún se mantiene en pie en la plaza del Maestro Almeida. En el XIX, se construyó la carretera de Fuencarral a Manzanares, en 1869 tenía correo diario y en 1888 le llegó el telégrafo. De la mano de Arturo Soria se logró hacer llegar el primer convoy de Madrid a Colmenar Viejo, pasando por Chamartín, era el 30 de mayo de 1911. En 1891 se inauguró la plaza de toros en la que, el 30 de agosto de 1985, un astado de nombre Burlero, pondría fin a la vida de José Cubero, el Yiyo. Tenía apenas 21 años.

Su desarrollo continuaría con la acometida de aguas y energía eléctrica aunque la regulación del río Manzanares arruinaría los molinos y batanes que tanta importancia tuvieron para la economía colmenareña desde la baja Edad Media.

Turismo:

Poco turismo rural, cada vez existe menos campo. Quizá una buena ruta por los alrededores de la Ermita de Nuesta Señora de los Remedios, también la ruta del toro bravo y el tramo medio del río Manzanares.
También se puede visitar la Iglesia Basílica de la Asunción de Ntra. Sra. de estilo gótico y la iglesia más grande de la región. Cerca de la misma se puede visitar el pósito, antiguo almacen del grano.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de COLMENAR VIEJO