Pueblos de España


Mensajes de VILLAR DEL CIERVO (Salamanca) enviados por Juan Antonio:

Recio puente con tajamar sobre una rivera seca en verano, pero muy brava y de abundantes aguas en tiempo de lluvias.
Los caballos y los toros tienen mucha afición por estos lares.
Exotismo en las duras tierras del Oeste de España.
Airoso arco de un puente entre romano y medieval.
El desfile concurso de disfraces se transformó en un acto reivindicativo a favor de más días de fiesta.
Arco alto, poderoso y sólido de un puente que daba servicio a lo que debió ser una vía muy transitada.
Un pueblo que organiza las fiestas, colabora y sabe divertirse.
La afición por los toros es muy grande en este pueblo y alrededores. Deseo que se mantenga largo tiempo.
La plaza es el centro de la fiesta.
Afición muy arraigada a los toros la que hay en este pueblo.
“El arte no es una forma de ganarse la vida. Es más bien una forma muy humana de hacer la vida más soportable. Practicar un arte, bien o mal, es una forma de hacer crecer el alma”
Kurt Vonnegut Jr.
Fiesta popular y concurrida.
En muchos pueblos si faltaran los toros, la fiestas serían otras o, lo que es peor, no serían fiestas.
La compenetración jinete caballo permite llevar al toro rápido y sin contatiempos por las calles del pueblo.
“Sabes que fue una buena fiesta cuando pierdes la noción del tiempo”
Robert Farrar Capon
"Cuanto más grande es la prueba, más glorioso es el triunfo„
William Shakespeare
La afición a los encierros a caballo arrastra a multitudes en los pueblos cercanos a la Raya.
Aquí, de momento, no han llegado las protestas de aquellos que se oponen a espectáculos en los que se utilizan animales y, esperemos, que no lleguen nunca.
Caballos y toros son fundamentales en los encierros a caballo que tanto gustan y proliferan en buena parte de las localidades salmantinas.
Como no puede ser de otra forma, la Plaza, el lugar donde la gente se junta para tantos acontecimientos locales, también es el lugar idóneo para presenciar el encierro.
Paseando me llamó la atención. Era la primera vez que lo veía y, me pareció, a la vez de original, hermoso.
ES un cómo paseo desde Villar de Ciervo, unos 5 kilómetros y unos 6 kilómet4ros desde Aldea del Obispo.
Toro bravo y codicioso, que en su ida y vuelta por la calle se fijó y atacó esta aguja con insistencia y fuerza.
Numerosos caballistas armados de la típica garrocha concurrieron en los encierros de las fiestas de San Agustín del presente año.
Puente medieval de magnifica factura del que se desconoce cuando y quien ´lo mandó construir.
Hermoso y bravo ejemplar que arremetió en repetidas ocasiones contra la valla metálica que cerraba la calle.
Aficionados esperando la llegada de los astados conducidos por los caballistas.
Como en muchos otros pueblos salmantinos, los encierros a caballo son uno de los principales ingredientes de las fiestas.
Bonita fachada en la que la puerta y balcón le dan un toque de elegancia.
Es bonito encontrar obras en las que impera el buen gusto.
Cruz pétrea en la fachada sur de la iglesia.
Antigua fuente, ahora en desuso, pero bien conservada para dar testimonio de un pasado oscuro y perdido en su origen.
Plaza de la que están orgullosos los naturales del pueblo y en la que se celebran los actos más destacados del pueblo.
Cuando el agua potable no llegaba a los domicilios y había que ir a buscarla a las fuentes públicas o a los pozos, la ropa sucia se lavaba en lugares como el de la fotografía, donde era corriente, fuera invierno o verano, ver a las mujeres arrodilladas sobre una tajuela de madera y con un lavadero del mismo material haciendo la colada. El agua procedía de la fuente al fondo de la foto conducida por una canalización de granito.
Solo había entrado una vez en esta iglesia, hace más de 20 años de ello y ya no recordaba como era su interior. Al traspasar su puerta principal bajo la torre el pasado sábado día 15, descubrí que era una magnífica obra; de una sola nave, con arcos de cañón, sillares muy bien cortados y perfectamente colocados; su estado de conservación es muy bueno. Tiene un retablo de estilo clásico en la cabecera y otros retablos menores en capillas laterales, con numerosas imágenes. Está muy limpia y tenía muchas flores naturales junto al Cristo que hay próximo al altar.
Magnífica torre campanario que sobresale orgullosa por encima de todos los tejados de la localidad. Es preciosa y armoniosa, con buenos sillares y buen estado de conservación. De su interior no tengo fotografías para mostrar y solamente he estado en su interior en una ocasión sin recordar mucho de ella. Esporo volver alguna vez y tener la suerte de poder acceder y comprobar que no desmerece a lo que podemos comprobar desde el exterior.
Se conserva muy bien esta fuente de origen romano; lo peor es el estado del agua, aparece con algas y plantas, está descuidada motivada por la falta de uso que tiene este tipo de fuentes al tener ya todo el mundo agua potable corriente en sus viviendas.