PAMPLONA (Navarra)

PAMPLONA: Sancho III el Mayor...

Sancho III el Mayor
En 1156, el rey Sancho III, hijo de alfonso VII, cidió definitivamente Santa María del Puerto a Nájera, diciendo que ya había sido dada al monasterio riojano por su antecesor el rey García y había pasado después a ser propiedad real. (1)

1004-10035. Este monarca navarro extenderá sus dominios más allá del pequeño reino de Pamplona; por razones de herencia será también rey de Aragón y a partir de 1015 gobernará el condado de Castilla, primero como tutor de su cuñado el infante García Sánchez y luego en nombre de su hijo Fernando, conde de Castilla. Más tarde incorporará también a sus dominios los condados de Sobrarbe y Ribagorza y extenderá su influjo hasta los condados catalanes Por Oriente y hasta las tierras leonesas, como protector del rey menor de edad Vermudo II, en Occidente. Esta protección de Sancho el Mayor sobre la mayor parte de las tierras cristianas peninsulares hará que el abad Oliba, del monasterio de Ripoll, se dirija a él como Sancius rex ibericusy que el obispo Bernardo de Palencia escriba que Sancho "con justicia pudo ser llamado rey de los reyes de España".
Sancho el Mayor, unido con estrecha amistad personal con el abad Oliba y en íntimas relaciones con Sancho Guillermo de Gascuña, a través de ellos se vinculó también con Odilón, el abad de Cluny, centro de un movimiento de renovación eclesiástica y monástica de la época; de este modo se abría el rey de Pamplona a las corrientes culturales de principios del siglo XI y anudaba los primeros lazos con Europa.
Sancho el Mayor abrió las puertas de los principales monasterios de su reino a monjes formados en Cluny, que introdujeron en ellos la reforma y los ideales cluniacenses; iniciado este movimiento en San Juan de la Peña en 1025, proseguiría por las importantes abadías de Oña, Albelda e Irache. Además la admiración que Sancho sentía por la abadía borgoñona le llevó a convertirse protector económico de Cluny.
Otra decisión que demuestra la amplia visión política de Sancho el Mayor fue el haber fomentado y facilitado la llegada de los peregrinos por un trazado vial más fácil; el antiguo camino que seguían los peregrinos de Pamplona a Burgos por Alsasua, Vitoria y Miranda, lo desvió y lo hizo transcurrir por Estella, Logroño, Nájera, Belorado y Villafranca Montes de Oca. El nuevo camino de Santiago ofrecía más seguridad, mejores condiciones y lugares más poblados a los devotos del Apóstol. Por esta vía entraría pocos años después el arte románico en todo el occidente peninsular.
A la muerte de Sancho, el año 1035, sus dominios quedaron divididos entres sus tres hijos, García, Fernando y Ramiro. (314) web local (Círculo Románico)