REQUENA (Valencia)

Habitantes: 20.901  Altitud: 692 m.  Gentilicio: Requenense 
Hoy amanece en REQUENA a las 06:42 y anochece a las 19:31
Nº fotos: 71  Nº mensajes: 18  Visitas / día: 37 

Información general sobre REQUENA:

Situación:

Requena es un municipio español situado en la parte oriental de la comarca Requena-Utiel. Su término municipal se extiende por una gran parte de la cuenca superior del río Magro y es, por extensión, el mayor término de la Comunidad Valenciana.
Está ubicada entre la meseta castellano-manchega y el Mediterráneo del que tan sólo la separan 67 km.

Ayuntamiento:

Alcalde Mario Sánchez González (PSOE)
Plaza Consistorial, 2,
46340 Requena, Valencia

Monumentos:

Casa de los Pedrón. Casa noble con derecho de asilo desde la cual reyes como Felipe III y Felipe IV asistieron en varias ocasiones a las celebraciones que se daban lugar en la Plaza de La Villa.
Casa de Santa Teresa.
Casa del Arte Mayor de la Seda. Situada en un adarve musulmán o callejón sin salida.
Cuesta de las Carnicerías o de San Julián. Abierta en el siglo XV, al cerrar la puerta de Fargalla, constituía una de las puertas de acceso a la ciudad, orientada hacia Valencia.
Cuesta del Castillo. Es la principal entrada actual al Barrio de La Villa, está orientada al Norte y la unía al antiguo camino de Castilla. Era el antiguo acceso al recinto de La Alcazaba.
Cuesta del Cristo. Puerta de salida del recinto amurallado hacia el poniente. Destaca en ella la ermita del Cristo del Amparo con su media naranja barroca.
Cuevas de La Villa. Construidas por los árabes recorren el subsuelo de la Plaza de La Villa y la mayoría de las casas adyacentes. Fueron utilizadas como refugios en las diferentes guerras y como silos para los cereales. Se conservan en ellas elementos para la elaboración de vinos (trullos, piqueras, trulletas, respiraderos y tinajas del siglo XII).
Iglesia de San Nicolás. Del siglo XIII es la más antigua de las iglesias de La Villa.
Iglesia de Santa María. Del siglo XIV
Iglesia del Salvador.
La Fortaleza. A finales del Siglo XII,
La Judería.
Medina. Una de las partes fundamentales de la ciudad medieval.
Barrio de La Villa. Recinto Medieval.
Es el más antiguo de Requena donde se registraron los primeros indicios de población. En época almohade, La Villa adquiere la estructura urbana que corresponde al prototipo de las ciudades hispano-musulmanas. Tiene su base en un promontorio sobreelevado de toba caliza, lo cual le ofrecía un carácter de defensa natural. Su entorno está rodeado por una muralla con sus correspondientes torres defensivas y las diferentes puertas de acceso a la ciudad. El Barrio de La Villa fue declarado en 1966 Conjunto Histórico Artístico de carácter nacional.
Palacio del Cid.
Plaza del Castillo. Antiguo Patio de Armas del Castillo, en ella se construyeron casas adosadas a la muralla a finales del Siglo XVIII. Excavaciones arqueológicas realizadas en ella descubrieron restos de la Edad del Bronce.
Iglesia del Carmen. Castillo de Sardineros
Torre de telegrafía óptica de San Antonio de Requena
Torre de telegrafía óptica del Cerro de la Atalaya de Requena
Torre de telegrafía óptica del Rebollar
Cuesta y Puerta del Ángel. Era una de las puertas de acceso al poblado amurallado. Orientada hacia Toledo por Iniesta.
La Alcazaba. Construida por los almohades en el siglo XI está situada en la parte más elevada de La Villa, por razones defensivas, y de la cual se pueden apreciar las dos torres, la muralla y la puerta de acceso al recinto.
Torre del Homenaje. Según la tradición, construida en el Siglo X por los árabes en argamasa. Fue reconstruida en el Siglo XV, por los cristianos de Castilla con sillares de piedra, de construcción sólida y traza sencilla.

Fiestas:

Carnavales
Semana Santa
La Semana Santa requenense destaca por su sobriedad y carácter austero.
Fiestas patronales.
Nuestra Señora de los Dolores y San Nicolás de Bari (6 de diciembre).
Fiestas patronales de los barrios.
Celebradas en invierno: San Nicolás de Bari, en El Arrabal; San Antón, en La Villa; San Sebastián, en Las Peñas; y la Virgen de la Caridad, en Las Ollerías. Estas fiestas se acompañan de hogueras, pasacalles del pan bendito con música y petardos, verbenas y las llamadas "parás".
Feria y Fiesta de la Vendimia.
A la antigua Feria medieval, reorganizada en el Siglo XVIII, se le sumó en 1947, la Fiesta de la Vendimia, declarada de Interés Turístico en 1967. Desde 1947, Requena celebra la Fiesta de la Vendimia más antigua de España, en 2014 se celebrará su LXVII edición.

Costumbres:

Su gastronomía tradicional se compone principalmente de platos fuertes, como el arroz en cazuela, el morteruelo, o el bollo con magras, además de patatas en caldo, gazpacho manchego, cachulí, arroz con bajocas, el ajo arriero, o el alajú. También destaca la famosa "torta de tajás".
Un producto requenense reconocido en la zona es el embutido del cerdo como la longaniza, la morcilla, el chorizo, el salchichón, la sobrasada, el perro (popularmente más conocido como "sangrigordo") y la güeña, estos dos últimos incluidos en el listado de productos diferenciados de la Unión Europea. En enero de 1997 el embutido se mostró en la European Fine Food 97 en Maastricht, donde el público los calificó de excelentes. En febrero se celebra la Feria del Embutido Artesano y de Calidad.
Proclamación de la Reina Vendimial, Reinas y Damas de barrio en el Teatro Principal, la popular Noche de la Zurra, el Rally Humorístico, la Noche del Labrador, la Noche del Vino, el Día del Requenense Ausente, el Pisado de uvas y la Bendición del mosto, la Ofrenda de Flores y Frutos a la Virgen de los Dolores, la Cabalgata o la Quema de la Fuente del Vino.

Historia:

Entra a formar parte de los reinos musulmanes siendo conocida la ciudad como Rakka'na, cuyo significado es "La fuerte, la segura", y ya aparece así citada documentalmente en las crónicas sobre los itinerarios seguidos por las tropas del Califato de Córdoba a mediados del siglo X.
Desde 1201, la población fortificada de Requena marcó la divisoria entre los reinos de Valencia y Toledo. La Villa fue el primitivo asentamiento y núcleo de población de la ciudad, cuya estructura responde claramente al prototipo de las ciudades hispano-musulmanas. Una de las claves de la historia de Requena fue la función defensiva que tenía, además de ser una ciudad codiciada por su estratégica situación entre la meseta y el litoral.
Fernando III el Santo conquista Requena muy posiblemente en el año 1238, el mismo en que D. Jaime I el Conquistador entra triunfalmente en Valencia. En Requena se entrevistan los monarcas aragonés y castellano. Uno de los varios encuentros habidos con motivo de los litigios de frontera que tuvieron ambos reinos, y que finalizan con la cesión de D. Jaime a su yerno Alfonso X el Sabio, de la plaza de Requena, al igual que hizo con Cartagena y Murcia.
El 4 de agosto de 1257, tras la ocupación cristiana de la ciudad por castellanos, recibe de manos de Alfonso X de Castilla la carta puebla y el Fuero de Cuenca para su autogobierno en calidad de territorio de realengo, entrando a formar parte del Reino de Castilla, organizándose la comarca en forma de Comunidad de Villa y Tierra con capital en Requena y convirtiéndose en aduana de Castilla.
En 1264 recibe la concesión de Puerto Seco y Almojarifazgo, por el ganado, la lana y el trigo que pasaban de Castilla a Aragón y viceversa.
En 1369 es ocupada por el rey de Aragón Pedro IV el Ceremonioso, volviendo a manos de Castilla en 1372 con Enrique II. Casi cien años después, en 1467, es nuevamente tomada por el Marqués de Villena.
En 1355 Pedro I (el Cruel, o el Justiciero) segrega Utiel, otorgándole la carta puebla y el título de Leal Villa.
Con los Reyes Católicos y la unificación de los dos reinos terminan las guerras por apoderarse de la ciudad.
Carlos I por Real Cédula de 11 de mayo de 1537 concedía la exención a Mira que se constituía nuevamente en villa tras un largo periodo con un funcionamiento de concejo aldeano dentro de la tierra requenense.
En el siglo XVIII llega a tener 800 telares de seda, convirtiéndose en el cuarto centro sedero de España pasando de una población de 4.000 habitantes a casi 10.000.
En 1707 Felipe V concedió a Requena los títulos de Muy Noble, Muy Leal y Fidelísima Villa, obteniendo un primer escudo de ciudad.
En 1836 debido a su apoyo a Isabel II en las Guerras Carlistas se le concede el título de Muy Noble, Leal y Fidelísima Ciudad de Requena, obteniendo por tanto su segundo nombramiento y escudo como ciudad, además de la Bandera de la Ciudad, con el privilegio La Bandera de Requena no se agacha ante nada ni ante nadie, y una calle dedicada en Madrid, frente al Palacio Real.

HISTORIA. Se ignora el origen de Requena. Sus primeras memorias la ofrecen bajo la dominación de los árabes. En 1184 el conde de Urgel cayó en una celada, y fue muerto por estos junto a Requena. El arzobispo de Toledo la sitió en 29 de octubre de 1219, y habiendo estado sobre ella hasta el 11 de noviembre, perdió 1,000 hombres, por cuyo motivo tuvo que abandonar la empresa. No tardó en venir al poder cristiano corriendo la suerte común del pais. En 1 273 los reyes de Aragón y de Castilla se avistaron en Requena para tomar acuerdo sobre la guerra contra moros, y D. Alonso (de Castilla), padeció entonces una grande enfermedad en ella. En cierto l. sit. entre Requena y Buñol se confederaron el rey de Aragón y el infante D. Sancho, en 14 de setiembre de 1279. Este infante en 1281 prometió al rey de Aragón la v. de Requena. En 1347 mientras que los infantes de Aragón D. Juan y D. Fernando se pusieron al frente de los pueblos alborotados, su madre residía comunmente en Requena y Cuenca. En 1369, el alcaide de esta v. la entregó al rey de Aragón, después de la muerte de D. Pedro; pero en el mismo año los capitanes de D Enrique la recobraron, echando de ella la guarnición aragonesa. En 1449 talaron los aragoneses la comarca de Requena, llevándose muchos ganados: los habitantes de esta v. salieron en su persecución y fueron vencidos en 10 de enero de dicho año. En 1470 la dio el rey al marqués de Villena, «con los derechos del puerto, que son de mucho interés, por estar aquel pueblo a la raya del reino de Valencia>> (Mariana), en recompensa de otras pobl. de su pertenencia que dio el mismo rey al marqués de Santillana. En 28 de agosto de 1706 el archiduque Carlos, dejando el cuerpo del ejército, se dirigió a Valencia por Requena, acompañado del conde de Peterborough. En esta v. establecieron sus almacenes los imperiales. Después de la célebre batalla de Almansa, habiendo dividido su ejército el duque de Orleans en dos cuerpos, de los que encargó uno á Berwyck, este se presentó delante de Requena, que le abrió las puertas sin resistirse, quedando prisionera la guarnición, compuesta de 400 hombres y su gobernador D. José Iñigo de Abarca. A la una de la tarde del 19 de setiembre de1835 se dirigió Cabrera desde Utiel contra Requena, capitaneando 1,200 hombres y 50 caballos, bien instruidos y regimentados, conducidos por Quilez y Forcadell. Guarnecían solo a Requena los urbanos y un destacamento de caballería; siendo este muy escaso y aquellos sin armas, a no ser las compañías de granaderos y cazadores. No obstante, estos valientes salieron a tirotearse con las guerrillas de Cabrera, y defendieron tan decididamente la pobl. que los carlistas se retiraron a Siete-aguas, sin haber conseguido ocuparla; llevándose algunos heridos, y dejando siete muertos en el campo. Mas considerable fue aun la defensa de Requena contra los embates de la famosa expedición del carlista Gómez. En 13 de setiembre de 1836 se dirigió este sobre ella con un total de 7 a 8,000 hombres y dos piezas de artillería. El coronel D. José Albornoz, comandante militar de la v. y su cantón, con la guardia nacional de la misma y una compañía titulada provisional, compuesta de los enfermos y cansados de varios cuerpos del ejército, consiguió rechazar cuantos ataques le dirigieron con grande obstinación, particularmente al ver que se negaban a admitir la oferta de que se respetarían las personas y propiedades, si permitía la entrada de las tropas expedicionarias en la v. El 14 se retiraron los carlistas á Utiel con funestos resultados hasta para lo sucesivo de la expedición. Por este hecho de armas concedió el Gobierno de S. M. título de ciudad á Requena. Cabrera volvió sobre ella en marzo de 1837, y desde Utiel la tuvo bloqueada seis dias, hostilizándola cuanto pudo, y sus tropas se ocuparon en abrasar y destruir los cas. de las inmediaciones.
Es patria de Fr. Antonio de Heredia, reformador con Santa Teresa de Jesús, de la orden carmelita; y de D. Diego Garcia de Trasmiera, ob. electo de Zamora y autor de varias obras teológicas.
* Diccionario Geográfico - Estadístico - Histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1848.

Turismo:

Poblado Ibérico de la Muela de Arriba
visitas guiadas
"Ferevin", donde se pueden degustar los vinos de la comarca.
Ruta del vino

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de REQUENA

¡Haz turismo, ven de vacaciones a REQUENA y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Valencia