SORIA


Altar Mayor
Campos de Soria'
" ¡Soria fría, Soria pura,
cabeza de Extremadura,
con su castillo guerrero
arruinado, sobre el Duero;
con sus murallas roídas
y sus casas denegridas!"
Antonio Machado
"Castilla miserable, ayer dominadora,
envuelta en sus andrajos, desprecia cuanto ignora.
¿Espera, duerme o sueña? ¿La sangre derramada
recuerda, cuando tuvo la fiebre de la espada?"
Antonio Machado
CUANDO LAS ROSAS INFLUYEN
Hay rosas que van gritando
en las tristes soledades,
y amores que sollozando
quisieran hallar verdades.

No busques rosas marchitas
ni flores de los desvanes,
algunas penas se agitan
al ver crecer los desmanes.

El amor no busca flores
ni palabras encendidas,
teme los falsos amores
entre frases elegidas.

Cuando las rosas influyen
sobre los amores rotos,
muchas veces nos concluyen
que el amor tiene sus cotos.

No valen gritos de noche
ni murales con leyendas,
mucho menos poner broche
a las más bonitas sendas.

El amor llega con prisa
cuando los años se marchan,
dicen que arrastra la brisa
donde las penas se ensanchan.

Amor que frase bonita
a la luz de las estrellas,
siempre se la ve exquisita
haciendo las tardes bellas.

Cuando buscas sensaciones
que te den nuevos amores,
el viento te da razones
de sufrir ciertos dolores.

No vale bajar al Duero
para sentir los candores,
el amor cuando es sincero
no precisa de colores.
G X Cantalapiedra.
14 – 2 – 2020.
SENTÍ LA BRISA DEL DUERO
Ayer camine tranquilo,
tranquilo y con mucho aliento,
en mi caminar perfilo
los grises del frío viento.

Pisé Campos de Castilla
allí por el alto Duero,
sin sentir la pesadilla
de los fríos de este enero.

Ayer camine despacio,
despacio y en el silencio,
el tiempo parece lacio
sin ser este mes un necio.

Noté de cerca esa brisa
que dicen que tiene el Duero,
y recordé la sonrisa
de algún amor verdadero.

Hay brisas que son heladas
y arrastran fríos con hielos,
entre tierras escarchadas
que apenas te dan consuelos.

Me hablaron de ciertas brisas
que dicen que lleva el Duero,
y que quitan muchas prisas
si recuerdas un te quiero.

En mi mente se encendían
los versos del romancero,
y vi como padecían
junto a las aguas del Duero.

No sé qué tiene esa brisa
que siempre levanta vuelo,
en Soria la ven sonrisa
mientras contemplan el cielo.

Deja que corra esa brisa
por la Ribera del Duero,
a ninguna mente eclipsa
que sepa de amor sincero.
G X Cantalapiedra.
COMO SI FUERA UN CAPRICHO DEL URBIÓN
La nieve llego deprisa,
deprisa y con fríos vientos,
a veces sin tener prisa
parece romper alientos.

El Duero sigue temblando
conociendo su invasión,
y los pinares gozando
al ver de blanco el Urbión.

Nieve que cubre la sierra
con su color tan precioso,
los humanos de esta tierra
ven el paisaje gozoso.

Como si fuera un capricho
que la sierra va esperando,
la nieve tiene ese dicho
de hacer camino volando.

Sierra llena de leyendas
con Don Antonio Machado,
laderas que fueron sendas
de aquel sendero anhelado.

Sentir la nieve brillando
entre piedras milenarias,
es como vivir gozando
con frases extraordinarias,

Marca pasos El Urbión
que te dejan convencido,
es un lugar de pasión
donde el viento se ha perdido.

Soria viviendo los fríos
entre sierras con pinares,
amores y escalofríos
son estos bellos lugares.

La voz del Duero nos grita
hablando de soledades,
y a veces hasta se agita
para contar sus verdades.
G X Cantalapiedra.
25 – 1 – 2020.
Hola! Soy Maria Teresa Mainez Yañez. Vivo en Argentina y estoy tratando de encontrar el lugar desde donde mi Bisabuelo vino a la Argentina. Se llamaba Pascual Mainez Borrego. Nacido alredor de 1.851 en "España", "Castilla la Vieja" (solo se eso). Se caso en Argentina en 1.887, y no encuentro registro de su entrada al pais. A lo mejor lo hiza por Uruguay.
Se que en ese lugar hay gente con el apellido Mainez, a lo mejor me pueden dar algun dato. Desde ya muchisimas gracias. Marite
Concatedral de San Pedro; el edificio que podemos ver actualmente es del siglo XVI, ya que el primitivo edificio románico se vino abajo debido a las obras de cimentacion de dos capillas. Aún así se conservan tres ventanales de medio punto en el lado meridional del crucero, sobre ellos se ve una imposta y dos contrafuertes. Las ventanas son de medio punto abocinadas hacia el interior, poseen arquivoltas de ovas y entrelazos que apoyan sobre cimacios lisos y capiteles vegetales. Encontramos sendas ventanas en los muros oriental y occidental del transepto sur. En la capilla de San Saturio se mantienen los muros laterales, con dos vanos cegados de medio punto con capiteles vegetales y una imposta vegetal recorre la parte baja de los ventanales. Se accedía por una portada abocinada de medio punto con chambrana abocelada y zigzagueante y tres arquivoltas con ovas que apoyan sobre jambas con capiteles vegetales. Además de todo esto, encontramos multitud de sillares esparcidos por toda la construcción. (312) También encontramos tres de las cuatro pandas del claustro, cada una de las crujías se forma con tandas de cinco arcos separados por tramos de muro. Los vanos descansan sobre columnas geminadas, coronadas con capiteles vegetales, animales fantásticos o por escenas del Nacimiento de Cristo u otras más mundanas. (51) En el muro este del claustro se conserva una ventana de triple hueco, posee arquivoltas perfiladas por puntas de diamante. Las impostas son de filetes y los capiteles de las dos columnas son vegetales. (341) web local (Círculo Románico)

Jóvenes de CyL en Madrid = @jovenes CyL -> ->
SORIA ENTRE NIEVE Y FRÍO
Corren los vientos helados
por la Ribera del Duero,
dicen que van encantados
marcando su bajo cero.

Esta tierra castellana
que conoce fuertes vientos,
sabe de su vida sana
aunque tenga sufrimientos.

Soria conoce las brisas
de las más frías mañanas
que vienen marcando prisas
con sonido de campanas.

Hay soledades sorianas
que viven soñando amores,
y que no se sienten vanas
ni quieren pasar dolores.

Entre las nieblas del Duero
el otoño va llegando,
que arrastra su romancero
y que le viene cantando.

Soria de viejas leyendas
que nos fueron enseñando,
tierra que tiene sus sendas
por donde vas caminando.

Si hay camino compañero
sin pisar por la Ribera,
no necesitas al Duero
para vivir primavera.

Si la nieve va volando
por las sendas del Castillo,
no pienses que está nublando
al Duero de su buen brillo.

Nieve que deja blancuras
en estas tierras sorianas,
que nadie las ve locuras
y siempre parecen sanas.
G X Cantalapiedra.
LA ESPAÑA VACIADA A LA CABEZA DE ACCIDENTES EN CARRETERA
Sin apenas autovías
con muy penosos caminos,
cuando las noches son frías
se temen muchos destinos.

Es la España vaciada
que quiere saber su lista,
alguna ruta marcada
dejará simple revista.

Carreteras infernales
entre nieblas peligrosas,
en los tiempos invernales
se ven cosas horrorosas.

Soria sabe de esos males
sin pregonar otras cosas,
en los tramos más fatales
se oyen frases temblorosas.

Caminos que son leyendas
entre muertos no normales,
se ven lugares con vendas
para accidentes mortales.

Soria mirando sus rutas
en las curvas con peligro,
no valen las fuerzas brutas
ni poder pegar un giro.

Las carreteras vacías
en las sombras de la noche.
a veces buscan porfías
que terminan siendo un broche.

Estadísticas de miedo
en la tierra castellana,
cada cual tiene su credo
sin ser su lectura vana.

Carreteras que te marcan
en accidentes penosos,
dicen que a veces te embarcan
en momentos dolorosos.
G X Cantalapiedra.
SORIA, SIN DEJAR NADA PENDIENTE
En estas tierras sorianas
con versos que dejan huellas,
pueden marcan las mañanas
haciendo las rosas bellas.

Tierras frías junto al Duero
cargadas de sentimiento,
donde siempre el romancero
parece que suelta aliento.

Versos de Antonio Machado
al lado Gerardo Diego,
el tiempo pasa volando
aunque existe mucho ruego.

El Duero sigue cantando
las leyendas de sus credos,
con el ambiente rozando
de muchos libres enredos.

La Vida sigue su curso
entre amores y lamentos,
y en Soria existe el recurso
de sueños sin sufrimientos.

Nostalgias de noches frías,
con sus caminos desiertos,
a veces se buscan días
donde no surjan los muertos.

Siempre que vives pensando
en los pueblos descontentos,
el alma vive mirando
que tienen campos abiertos.

Cuando las noches suspiran
entre los malvados vientos,
muchas conciencias respiran
para aliviar sus cimientos.

Soria viendo sus pinares
envueltos en bellos versos,
en esta tierra hay lugares
que viven momentos tensos.
G X Cantalapiedra.
VIENTOS DEL URBIÓN EN SORIA
Vienen los vientos corriendo
por la Ribera del Duero,
parece que van diciendo,.
“Esto es frío verdadero”.

Pinares de Covaleda,
que conocen los inviernos,
la nieve siempre se enreda
en torbellinos inciertos.

Esos vientos del Urbión
que corren entre pinares,
a veces dan ilusión
en muchísimos cantares.

Soria sintiendo su fuerza
entre pinares altivos,
el viento rompe pereza
sin explicar los motivos.

Hay noches de Luna llena
con temores y misterios,
que buscan conciencia plena
en los momentos más serios.

Es la Soria de su sierra
viviendo las soledades,
con el coraje que encierra
sufrir sus penalidades.

Vientos que dejan lugares
entre ventiscas de nieve,
que las temen los hogares
cuando deprisa les viene.

El Duero va caminando
sin entender de razones,
hay días que se va helando
con sus frías sensaciones.

Soria conoce su ritmo
de penosas conclusiones,
el frío marca el abismo
dejando congelaciones.
G X Cantalapiedra.
CUANDO REGRESAS A SORIA
Sientes ecos tan profundos
que se nubla la memoria,
y tus suspiros profundos
notan que llegas a Soria.

Hay caminos en la vida
que saben mucho de gloria,
de aquella tierra querida
donde borraron su historia.

Los caminos sin retorno
son destinos tenebrosos,
algunos en su contorno
tienen signos dolorosos.

Soria de bellos pinares
con montañas distinguidas,
donde se viven cantares
en las tardes elegidas.

Cuando regresas a Soria
entre viejas ilusiones,
notas que sufre tu historia
al ver falsas conclusiones.

Regresas con la esperanza
de ver a Soria y su tierra,
mientras duda tu templanza
al ver que todo se entierra.

Ecos de muchos pinares
por las orillas del Duero,
entre preciosos lugares
con piedras que son de acero.

Cuando regresas a Soria
sin esperar un te quiero,
se aleja de la memoria
el bonito romancero.

Divisando las colinas
donde siguen los enebros,
quisieras ver las encinas
que no saben de letreros.
G X Cantalapiedra.
SORIA, DONDE EL DUERO SE PRESIENTE
Cuando las nieblas despiertan
entre sus álamos vivos,
las emociones se alertan
sin conocer adjetivos.

El Duero marcha orgulloso
por estas tierras sorianas,
sin querer ser vanidoso
hace alegras las mañanas.

Soria respira sus brisas
que siempre son castellanas,
mientras acuden sonrisas
con sus intenciones sanas.

Miro al Duero con dulzura
sin ponerle ni una traba,
es algo que da cultura
y mucha mente lo alaba.

Brisa que llega del Duero
refrescando la mañana,
donde cualquier caballero
nunca puede verla insana.

El Parador de testigo
sobre su cumbre marcada,
Machado que fiel amigo
sobre esta tierra anhelada.

El Duero marcha tranquilo
en la noche encandilada,
al ver su brillo perfilo
una senda bien cantada.

Soria respira leyendas
con culturas enmarcadas,
y tiene preciosas sendas
sobre sus tierras grabadas.

Por la Ribera del Duero
entre piedras bien cuidadas,
va creciendo el romancero
al ver sus tardes soñadas.
G X Cantalapiedra.
LAS NOCHES EN TIERRAS SORIANAS
Luces que marcan destinos
entre pinares y enebros,
cruces que forman los signos
de poblados siempre eternos.

Las noches marcan destinos
que son posibles condenas,
con vulgares desatinos
de sombras que dejan penas.

Noches en tierras sorianas,
entre temerosas cuestas,
algunas frases cristianas
podrán hablarte de fiestas.

Aparecen los misterios
cargados de sombras negras,
y aparecen cementerios
entre penas y miserias.

Hay noches donde las sombras
van recorriendo conciencias,
y algunos seres se asombran
queriendo pedir clemencias.

Noches de estrellas fugaces
envueltas con Luna llena,
donde puede haber rapaces
que busquen la noche plena.

Leyendas que son misterios
cuando la muerte despliega,
en los tristes cementerios
la pena se vuelve ciega.

Noches de largos caminos,
enebros que no se riegan,
existen los adivinos
con palabras que reniegan.

Noches que dejan pesares
sin entender de su ciencia,
la luz de ciertos hogares
quisieran pedir decencia.
G X Cantalapiedra.
SORIA NO QUIERE ABANDONO
Entre las brisas del Duero
Soria revisa problemas,
es bueno su romancero
aunque no publique esquemas.

Soria no quiere abandono
ni sus lacios despoblados,
el aire se vuelve plomo
en terrenos marginados.

Hay lamentos que te marcan
para el resto de la vida,
y en soledades te embarcan
con su triste despedida.

Soria de bellos pinares
con enebros deprimidos,
se ven bonitos lugares
sin vecinos distinguidos.

Campos que marcan veredas
en laderas junto al Duero,
nieblas que siempre se enredan
sin entender del obrero.

Pinares y más pinares
allí por el Alto Duero,
algunos tienen hogares
que no entienden un te quiero.

Soria de bellos paisajes
con un rumbo pasajero,
atrás quedan los linajes
y el poderoso dinero.

Los sentimientos flotando
entre las brisas del Duero,
no lejos sigue llorando
un río que es el Ucero.

Soria sigue regalando
sonidos que son austeros,
sus caminos van marcando
muchos vientos pasajeros.
G X Cantalapiedra.