TORRIJOS (Toledo)

Habitantes: 12.500  Altitud: 529 m.  Gentilicio: Torrijeños 
Hoy amanece en TORRIJOS a las 08:33 y anochece a las 17:53
Nº fotos: 130  Nº mensajes: 36  Visitas / día: 33 

Información general sobre TORRIJOS:

Situación:

(Todos los datos de esta información han sido tomados del libro HISTORIA DE TORRIJOS, del autor Jesús María Ruiz-Ayúcar, excepto algunos que se han actualizado. Numerosas fotografías son de Fernando Alcántara y de Francisco Torres del Casar)

Torrijos se encuentra situado al norte de Toledo, en una depresión entre los ríos Tajo y Alberche. Tiene una población en el año 2004 de 11.500 habitantes. Pero su población continúa ascendiendo de manera constante, a una media de mil habitantes por decenio. Se encuentra a 30 kilómetros de Toledo, a 75 de Madrid, 111 de Ávila y a 100 de Gredos. Su actividad principal es el comercio, siendo esta actividad la que marca la pauta a toda la Comarca que siempre se denominó El Retamar, aunque hoy día recibe la denominación de Comarca de Torrijos.

Ayuntamiento:

Las elecciones celebradas en Mayo de 2007 dieron los siguientes resultados: PP: 3182 - 9 concejales; PSOE: 2847 - 8 concejales; IU: 347-sin representación municipal. El PP obtiene la mayoría absoluta y por tanto gobierna en Torrijos, cuyo alcalde se llama Juan José Gómez-Hidalgo.

El Resultado de las elecciones municipales de Mayo de 2003 fue el siguiente: PP: 2988- 8 concejales; PSOE: 2688- 8 concejales; IU: 494- 1 concejal. Consta de 17 concejales. Un acuerdo entre el PSOE e IU dio la alcaldía al PSOE.

El ayuntamiento está situado en la plaza de san Gil, en un antiguo palacio, conocido con el nombre de Palacio de don Pedro de Castilla, ya que a él se le atribuye la construcción. Se trasladó a este lugar en el año 2002, pues anteriormente se hallaba en la Plaza de España.

ESCUDO HERÁLDICO.

El escudo coronado de Torrijos, sin timbrar y de un solo cuartel tiene en el centro una torre plateada, flanqueada de sendos olivos de sinople (verde).

La torre parece aludir a la etimología “Torrelivm” (torrecillo), mientras que los olivos completan la toponimia “TORRIJOS DE LOS OLIVOS” con que se conoció la villa desde el siglo XIV por la abundancia y calidad de este cultivo, base de las industrias oleicas y jaboneras que tanta fama dieron a Torrijos hasta finales del siglo XIX.

LA BANDERA DE TORRIJOS.

Compuesta de un rectángulo dividido por la mitad en bajo, por un filete blanco en dos campos triangulares, el superior, verde olivo, y el inferior, junto al mástil, rojo carmesí, llevando en el centro la parte más representativa del escudo, que desde tiempo inmemorial, es el emblema de nuestra villa, concretamente una torre de su color mazonada y terrasada de sinople y acompañada de un olivo de sinople a cada lado.

Monumentos:

LA COLEGIATA

Es una obra de transición del gótico al renacimiento. Se inició la construcción en 1509 y concluyó en 1518. Consta de tres naves, separadas por soberbias columnas. Contiene un coro bellísimo con decoraciones variadas referidas al Corpus Christi y a otros motivos religiosos. Destaca entre las capillas la dedicada a san Gil, patrón de Torrijos, la cual fue construida años más tarde de la colegiata. El altar mayor contiene un magnífico calvario. La iglesia tiene numerosas obras de arte, destacando entre todas el retablo del altar mayor, obra perteneciente a Juan Correa de Vivar hacia el año 1560. Consta de 12 tablas en las que se describe la Pasión de Cristo, distribuidas en cuatro cuerpos. Separando las distintas calles, se pueden contemplar una serie de obras escultóricas, representando diversos santos, obispos, apóstoles, así como cabezas de ángeles. En la parte central un grupo escultórico representando la Última Cena. Más arriba Cristo en la cruz acompañado de las dos Marías. La puerta de poniente es una fiesta ornamental, con todo tipo de simbolismos al Santísimo Sacramento. En el centro del coro se encuentran el túmulo con las estatuas yacentes de los señores de Maqueda, Teresa Enríquez y Gutierre de Cárdenas, restaurado recientemente y dándole el aspecto que debió tener en su momento. Hoy día la sacristía mayor ha sido transformada en Museo Parroquial, albergando numerosas obras de arte, vasos sagrados, vestimentas y otros tipos diferentes de obras.

PALACIO DE DON PEDRO DE CASTILLA

Antiguo palacio, posteriormente habilitado para convento de concepcionistas y los años noventa adquirido por el ayuntamiento. Se ha realizado una restauración muy correcta y en la actualidad en la residencia del Ayuntamiento, policía municipal y biblioteca pública. Tiene dos magníficos claustros renacentistas, uno exterior y otro interior que sirve de comunicación para las distintas dependencias. En ocasiones se utiliza como sala de exposiciones, ya que la techumbre ha sido cerrada mediante una cúpula transparente. El salón de plenos, antigua sala capitular del palacio, tiene un bellísimo artesonado mudéjar, el más completo de los que se mantienen.

LA CAPILLA DE EL CRISTO DE LA SANGRE

Aprovechando la sinagoga existente en tiempos de los Reyes Católicos, se construyó un hospital con el nombre de Santísima Trinidad. Una sencilla nave conduce al altar mayor, con una bóveda de crucería, en cuyas paredes se han descubiertos unos frescos muy dignos aún por datar. Un camarín construido en el siglo XVII aloja la imagen del Santísimo Cristo de la Sangre, muy venerada por los torrijeños, representación del arte americano de la época.

ESTACIÓN DE FERROCARRIL

Construida a finales del siglo XIX, tiene un estilo llamado historicista o de época. Es una edificación de piedra berroqueña, con dos alturas que ofrecen una serie de puertas y ventanas con arcos de medio punto. A ambos lados, otras dos depenencias a la misma altura de la primera planta.

HOGAR DEL PENSIONISTA

Lo bello y lo práctico se encuentran unidos en este edificio. Una serie de arcos de medio punto ofrecen una especie de atrio, previo a las dependencias de la sede.

ANTIGUO DEPÓSITO DEL AGUA

Es una original construcción de una altura de más de 25 metros, edificada en ladrillo, de forma exagonal. Data de los años 60. Es realmente una obra digna de admirarse.

PLAZA DE ESPAÑA

Gran plaza rectangular, ha sufrido diversas transformaciones. Un banco corrido sirve de cerca de la plaza en sí, quedando la parte exterior como vía de servicios para vehículos. Parte de la plaza se encuentra porticada. Aquí se encuentra la vida comercial de Torrijos. Mirando al sur, se halla el ayuntamiento.

PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN

Es una plaza remodelada recientemente. Un gran cuadrado aloja en su interior una fuente octogonal y en su centro un obelisco viene a representar el espíritu emprendedor del torrijeño, aspirando siempre a subir más y más, mientras el agua desciende por cada uno de los cuatro lados del obelisco, simbolizando a Torrijos derramándose sobre todos los torrijeños.

Fiestas:

19 de Mayo: El Cristo de la Sangre.

1 de Septiembre: San Gil, patrón de Torrijos.

25-30 de Septiembre: Feria de La Sementera (el último día coincide en Domingo, por lo que a veces termina en Octubre.

Costumbres:

Son de destacar las procesiones de Semana Santa, del Corpus y la de El Cristo.

La Coronación de la Reina de la Fiestas de la Sementera en septiembre es muy popular

Los Carnavales han adquirido mucha fama

Existía la costumbre de "Sacar la ronda" a los forasteros que se echaban novia en Torrijos, y si no pagaban un "canon" o "multa" a los quintos se les echaba a pilón.

El Mayo, tradición de los "quintos" de plantar un árbol cortado y poner en lo más alto la bandera de España.

Desapareció la antigua costumbre de correr un toro en la colegiata, lo cual suponía una irreverencia para semejante lugar.

Celebración de la Procesión de "Minerva" en el interior de la Colegiata los terceros domingos de cada mes, presidida por el párroco y los hermanos de la Archicofradía del Santísimo Sacramento.

Se suele ofrecer limonada por parte de la cofradías en los días de Semana Santa.

La hermandad de El Cristo da a sus hermanos lo que se llama la "montera", una bolsa de almendras y peladillas

Historia:

Su característica principal es la ser un centro eminentemente urbano, pues la extensión de su término municipal es muy reducido, ya que tiene solamente 17 km2. Su historia es muy antigua, pues se remonta a la época romana, ciando se estableció una atalaya para defensa de la comarca. Posteriormente fue ocupado por los visigodos y más adelante por los musulmanes, hasta que en 1085 fue reconquistada por Alfonso VI. En el año 1212 la población fue entregada al arzobispo Jiménez de Rada por el rey Alfonso VIII a causa de la ayuda prestada en la batalla de las Navas de Tolosa. En el año 1482 fue vendida a don Gutierre de Cárdenas por el Arzobispo Alonso Carrillo. Desde entonces fue la cabecera del Estado de las Nueve Villas, y declarada Villa en ese mismo año. En esta villa residieron diferentes monarcas en momentos de la historia, siendo la estancia de Pedro I de Castilla el que ordenó la construcción de un soberbio palacio, que más adelante fue adquirido por don Gutierre de Cárdenas y se transformó en convento. En la actualidad ha sido restaurado y es la residencia del ayuntamiento. Tiene numerosas dependencias, dos claustros renacentistas, una sala capitular, con bello artesonado, el cual es el salón de plenos. El matrimonio de Gutierre de Cárdenas con Teresa Enríquez trajo una gran prosperidad a esta villa, ya que con su iniciativa se construyeron numerosos edificios, entre los que destacan: dos hospitales, un convento de gran belleza, hoy desaparecido y muy semejante a San Juan de los Reyes de Toledo; un palacio de estilo mudéjar, residencia de los señores (hoy desparecido); una muralla (desaparecida) y una iglesia colegiata de una belleza y riqueza digna de todo encomio. Se la considera el segundo edifico religioso de la provincia, tras la catedral toledana. La Colegiata es de estilo gótico-renacentista, con tres naves, varias capillas, entre as que destaca la de san Gil; una sacristía transformada en museo parroquial; un coro con dos alturas y unas tallas muy hermosas; un órgano del siglo XVII considerado de los mejores de la región. Pero destaca el retablo del altar mayor, obra de Juan Correa de Vivar, que fue realizado hacia 1560. Narra la Pasión de Cristo en doce tablas, y en la parte superior un grupo escultórico representando el Calvario, con Cristo crucificado y las dos Marías; algo más abajo la Última Cena, grupo escultórico magníficamente solucionado el problema de espacio. Recientemente ha sido restaurada y se han limpiado de cal las columnas, así como otros elementos, dando un aspecto mucho más hermoso que el que hasta ahora había tenido. Se debe destacar la existencia de la capilla de El Cristo, antigua sinagoga judía. Consta de una sola nave y dos capillas en el crucero. Se venera la imagen de El Cristo de la Sangre, obra procedente de América, para la que se realizó un ampliación y se abrió un camerino, que es el lugar donde se aloja la imagen.

PERSONAJES ILUSTRES

GUTIERRE DE CÁRDENAS

Descendía de una familia que tuvo sus orígenes en el norte de España, en la Rioja o en Vizcaya, pero que se dividió en diferente ramas, siendo la de don Gutierre una de las que se establecieron en Andalucía. Su padre se casó con una de las mujeres importantes de la época, Teresa Chacón, sobrina de don Gonzalo Chacón, Contador que fue de los Reyes Católicos y personaje influyente en la Corte. Gracias a este Gonzalo consiguió Gutierre entrar en la Corte, y por ello conectar con lo más influyente de Castilla, por lo que cualquier persona con ambición, inteligencia y astucia podría escalar a los puestos más relevante. Don Gutierre de Cárdenas poseía esas cualidades y pronto se hizo con ardides y supo manejar situaciones de manera inteligente. No tuvo malos profesores, pues intimó con personajes tan ilustres como el arzobispo de Toledo, Alonso Carrillo, extraña persona que se adentró en el mundo de la nigromancia y la alquimia; Gonzalo Chacón, que además de pariente supo ser modelo de lealtad a la corona; Pedro González de Mendoza, el cardenal que brujuleó con Enrique IV e Isabel, pero que al final se puso incondicionalmente al lado de Isabel; Fray Alonso de Burgos fue otra persona muy allegada a Isabel, confesor suya, y gran consejero; Fray Hernando de Talavera, Cisneros, etc. Todos ellos fueron maestros que le enseñaron muchos aspectos de la política cortesana y mundana. Casó con Teresa Enríquez, perteneciente a una de las familias de mayor nobleza de la España de entonces, pues además de ser hija del Almirante de Castilla, era pariente de Fernando de Aragón. Sin duda fue hombre inteligente, pues una de las grandes virtudes de Isabel la Católica fue que se supo rodear de personas de esas características. Y la inteligencia la demostró en numerosos momentos que la historia nos presenta. La boda de Isabel y Fernando, el Tratado de Tordesillas y el nombramiento de Cisneros como cardenal de Toledo son tres ejemplos que nos dan la imagen de una persona que sabe aconsejar y convencer, pues en las tres ocasiones sus palabras fueron decisivas para conseguir el propósito. Otra de sus virtudes fue la de haber sido de una lealtad a Isabel por encima de cualquier otra circunstancia. Si Alonso Carrillo varió cuantas veces pudo y quiso; si el cardenal Mendoza sirvió a dos señores diferentes, y si Cisneros fue persona tozuda y tarda en aceptar el nombramiento que le ofrecía la reina, Gutierre de Cárdenas sirvió en todo momento de forma tal que jamás ofreció la menor duda acerca de su fidelidad a la corona. No se le conoce ningún momento de debilidad, incluso en una ocasión en que le fueron a la reina con comentarios respecto a la utilización extraña de los libros de cuentas, el cardenal Mendoza salió en su defensa indicando la honradez de don Gutierre. Hoy los historiadores que escriben sobre Isabel nos informan del estilo leal a toda prueba de don Gutierre. Incluso hubo actitudes militares que también le hicieron destacar en aquellas ocasiones en que fue menester, especialmente en la serie de batallas habidas durante la reconquista del reino de Granada. Cuando todo el mundo de su época tuvo sus más y sus menos en cuanto a reputación, no cabe duda que nuestro Gutierre supo salir airoso, incluso en aquel momento mencionado en que los intrigantes y envidiosos quisieron retirarle del lado de la reina. Desde que Isabel era princesa, se puso a su lado y a sus órdenes. Se le nombró Maestresala de la princesa, lo que le daba ocasión de ser persona cercana a toda su actividad y a poder aconsejarla adecuadamente. Más adelante, cuando ya era reina, obtuvo el cargo de Contador Mayor del reino, cargo que significaba el tener las finanzas a sus órdenes. Por ello no extrañe que tratasen de dañarle por donde podían, es decir por las cuentas de las guerras de Granada, cuando los libros había que llevarlos de forma ligera y apresurada. Vivió siempre al lado de los reyes, acompañándoles a cuantos lugares marchaban, siempre dirigiendo muchos aspectos de la política, o mejor aconsejando, pues buenos eran Isabel y Fernando para dejarse manejar, por lo que había que ser muy astuto para que hicieran los reyes aquello que don Gutierre insinuaba sutilmente. Historiadores de la talla de Tarsicio de Azcona, Luis Suárez, José A. Vaca de Osma y Manuel de Castro, así como los historiadores locales de Torrijos Gregorio Sánchez de Rivera y Julio Longobardo, no escatiman elogios a esta figura de la política de finales del siglo XV. Falleció en Alcalá de Henares el 31 de enero de 1503, y posteriormente traslado a Torrijos En fin, una personalidad que nació en Ocaña, se estableció en Torrijos, fue Alcalde Mayor de Toledo, ganó batallas en Andalucía y recorrió toda España haciendo política de estado. Pero Torrijos no le ha hecho ningún homenaje como recuerdo a una de sus personas más importantes. Seguidamente hago un resumen de los hechos más importante de don Gutierre de Cárdenas, para no alargar más este artículo.

1) Se encargó en secreto de los trámites para la boda de Isabel con Fernando de Aragón 2) Él fue quien redactó las cláusulas del matrimonio y que Fernando aceptó. 3) La reina se alojó en su palacio de Ocaña para sentirse segura en cierto momento. 4) Se le nombra Mayordomo Mayor del Príncipe Juan, hermano de Isabel 5) La reina le encargó que negociara las condiciones de rendición de Málaga para que se hicieran de la manera más humanitaria posible. 6) Isabel le concedió el privilegio de la toma de posesión en secreto, y de noche, de la Alhambra de Granada, por lo que fue el primero que entró en la ciudad tras la reconquista. 7) Jamás pidió nada, ni siquiera título nobiliario. Fue su hijo Diego de Cárdenas y Enríquez quien recibió de Carlos V, en 1529, el título de primer Duque de Maqueda. 8) Ni siquiera fue premiado con el maestrazgo de Santiago, pues se le dio a su pariente, Alfonso de Cárdenas 9) Estando prohibido que los nobles construyeran castillos, se le autorizó a completar la muralla de Torrijos, reconstruir el castillo de Maqueda y levantar el de San Silvestre, entre otras fortalezas a causa de la confianza que se tenía en él. 10) En 1494 fue encargado de redactar los acuerdos con Portugal en el tratado de Tordesillas para repartirse las tierras a conquistar tras descubrirse América. 11) Fue nombrado Maestresala de la Reina tras dejar el cargo de Contador Mayor del Reino que pasó a manos de Gonzalo Chacón. 12) Fue el encargado de negociar el matrimonio de Juana "La Beltraneja" con Alfonso V de Portugal, proponiendo la dote 13) Escolta a la princesa Catalina en 1501 hasta Coruña para ir a casarse a Inglaterra con Arturo, Príncipe de Gales. 14) Acompaña a la reina Isabel y a su hija Juana a Laredo para despedir a la princesa que iba a Flandes a casarse con Felipe El Hermoso. 15) Los Reyes Católicos le encargaron de ir a recibir a Juana "La Loca" y Felipe a la frontera con Francia, como heredera del trono. 16) Se le autorizó para la adquisición del Estado de Maqueda, así como la villa de Torrijos perteneciente al arzobispado de Toledo, así como otros dominios en el Levante. 17) En Alcalá, en 1503, Isabel le asistió en sus últimos momentos, actitud nada normal en la reina, lo que demuestra la estima y apego que sentía por él. Igualmente, fue asistido por el Cardenal Cisneros, con quien hizo testamento. 18) Con remordimientos, dijo a su confesor que daba todo a la Corona Real. La reina pasó a verle y le dijo que renunciaba a todo lo que poseía en su favor, y que hiciera con ello lo que quisieran. A su muerte, los reyes renunciaron a todo y volvió a manos de Teresa Enríquez.

TERESA ENRÍQUEZ

Mujer de excepcionales virtudes. Parece ser era hija bastarda del Almirante de Castilla, don Alonso Enríquez, nacida hacia 1450. Su vida se distinguió fundamentalmente por la total ausencia de protagonismo, excepto en aquellos asuntos que se referían a obras de caridad. Su austeridad fue resaltada por todos sus coetáneos. El amor que sentía por el Santísimo Sacramento le hizo dedicarse a su exaltación durante los años de retiro en Torrijos una vez fallecido su marido Gutierre de Cárdenas. A ella se debe la construcción de la colegiata de Torrijos, una de las obras arquitectónicas más suntuosas de la provincia, para la exaltación del Santísimo Sacramento, así la fundación del convento de la Concepción, tanto en Torrijos como en otras poblaciones. También a ella se debe la fundación de la Hermandad del Santísimo Sacramento de Torrijos, la cual fue la primera de las de España. Debe destacarse la labor humanitaria que realizó, junto a Isabel la Católica en la guerra de la conquista de Granada, pues se encargaba de atender a los heridos, ayudándoles a soportar los dolores y atendiéndoles en todo momento. A estas dos mujeres se debió la asistencia a los soldados que habían quedado inválidos. Tal vez por esta circunstancia Teresa Enríquez se interesó tanto por los enfermos y necesitados. Los hospitales de la Consolación y Santísima Trinidad de Torrijos fueron unas instituciones fundadas y sufragadas con los dineros que ellos habían dejado para este menester. Fundó numerosos conventos en diferentes poblaciones de España, así como la construcción de una capilla en san Lorenzo y Dámaso en Roma. Nunca dejó a nadie sin darle alimento, y era proverbial su generosidad y esplendidez para los necesitados, pues todos los días ella misma atendía a los pobres, dándoles de comer, por lo que a Torrijos acudían gentes de todas partes para obtener una limosna, trabajo o comida. Además de este tipo obras, se preocupó por la enseñanza de los niños, instituyó lo que se llamaba “los clerizones”, niños cantores, que además recibían instrucción y educación. Se preocupó por dotar a las mujeres de vida descarriada para mejorar su estatus social y conseguir su matrimonio. Junto con su esposo erigieron en la catedral de Toledo la capilla de la Virgen de la Antigua, en la que se puede ver el retablo en el que figuran las imágenes de este matrimonio, así como las de sus hijos. Murió a muy avanzada edad, ya que su fallecimiento tuvo lugar el 4 de marzo de 1529, siendo enterrada junto a su marido en el convento franciscano, ya desaparecido, y posteriormente trasladado a la colegiata. Hoy su cuerpo incorrupto descansa en el convento de la Concepción de Torrijos, y Teresa se halla en proceso de beatificación.

ALONSO DE COVARRUBIAS: ESCULTOR Y ARQUITECTO (1488-1570)

Hijo de Sebastián Martínez de Covarrubias y María Gutiérrez de Leyva. Su padre era un afamado bordador de Gerindote y su madre era natural de esta pequeña población.Según las investigaciones de García Rey, que fue el primero que dio con el lugar de su nacimiento, Covarrubias nació en Torrijos en 1488.En 1510 Covarrubias se casó con María Gutiérrez de Egas, hija de Miguel Sánchez y Margarita Gutiérrez. El informante don Pedro de Carvajal da este dato, y además aclara que la esposa de Covarrubias era “sobrina o nieta” del arquitecto Antón Egas. Por lo que no nada claro respecto a su parentescoRecibió su primera formación de Antón Egas en Toledo. Por estos primeros años de su vida se relacionó en Torrijos con Antón y Enrique Egas, así como con Juan Guas, de quienes recibiría los conocimientos para adentrarse en el mundo del arte. También por estos primeros años marchó a Salamanca para aconsejar sobre la localización que se daría a la nueva catedral que se pensaba construir. Quiere decir que ya tenía un prestigio en el mundo de la arquitectura.En 1526, firmó su primer contrato en Guadalajara para la construcción de un convento. En 1531, intervino en la capilla de los Reyes Nuevos de la catedral toledana, donde se dedicó fundamentalmente de la decoración. Entre 1532 y 1534, intervino en la sacristía mayor de la Catedral de Sigüenza. Se le atribuyen las trazas de algunos edificios que tuvieron la iniciativa del obispo Alonso de Fonseca: el colegio de los Irlandeses de Salamanca y el Colegio mayor de Santiago Alfeo en Santiago de Compostela.Entre 1534 y 1572, se encargó de la parroquia de San Benito de Abad, de Yepes, por encargo del cardenal Tavera.En 1534 fue nombrado Maestro de Obras de la Catedral de Toledo y de su Diócesis, por lo que le podemos encontrar realizando obras en numerosas poblaciones de la provincia de Toledo.En 1537 recibió un nuevo nombramiento de responsabilidad importante, pues fue designado arquitecto de los Reales Alcázares - cargo que compartió con Luis de Vega, pero en 1543, éste fue destinado a la zona de Madrid y Covarrubias quedó como responsable del área de Toledo.Más tarde realiza obras tan importantes como el claustro del monasterio de Santo Domingo de Ocaña (Toledo), o la fachada y claustro del Palacio Arzobispal de Toledo, construido entre 1541 y 1545, en el que se aprecia la superposición de ordenes. El Hospital de San Juan Bautista de Toledo, también conocido como Hospital de Afuera o Tavera, es una de las construcciones más representativas del Covarrubias renacentista. Entre 1548 y 1549, trazó las cabeceras de las iglesias de la Magdalena de Getafe (Madrid) y la jerónima de Santa Catalina de Talavera de la Reina (Toledo).Hacia 1552, se constata su actuación en el monasterio de San Agustín, en la sacristía de la parroquia de Almorox (Toledo), en la iglesia de San Roman (Toledo), en la casa de don Diego López de Ayala (Casasbuenas, Toledo), el ayuntamiento y parroquia de Illescas, la de Corral de Almaguer y la torre de la de Olías del Rey.Poco después intervino en el urbanismo de Toledo, diseñando el ensanche de la plaza del Ayuntamiento de Toledo y en la remodelación de la Sinagoga de Santa María la Blanca de la misma ciudad. Su intervención en este sentido se aprecia en la Puerta Nueva de la Bisagra (Toledo).Otras obras que realizó en Toledo son la remodelación de San Clemente el Real, de las Carnicerías Mayores y de la puerta de la Presentación de la Catedral. Merece la pena destacar, igualmente, obras de la categoría del convento de Carmelitas de Alcalá de Henares, reestructuración de la iglesia de Baza (Granada, San Miguel de los Reyes (Valencia), y su intervención en la Catedral de Plasencia y en el monasterio de Guadalupe, ambos en Cáceres.

SEBASTIÁN DE ALMONACID: ESCULTOR (c 1460-c1526)

Sebastián de Almonacid (en algunos lugares aparece con la denominación de Sebastián de Toledo) nació en Torrijos hacia 1460. Parece ser que en los primeros momentos recibió enseñanza del artista Egas Cueman, que fue quien introdujo el nuevo estilo flamenco de escultura en EspañaSu amistad con los artistas Alonso de Covarrubias, Antón Egas y su hermano Enrique, así como Juan Guas, todos ellos consumados arquitectos y escultores, dieron por aquella época una importancia a Torrijos a causa de los distintos encuentros que en esta población realizaron. No en vano, junto con otros menos conocidos, llegaron a formar lo que desde hace tiempo denomino el “Grupo Torrijos”. La riqueza artística de este período entre 1486 y 1501, fechas durante las cuales trabajó Sebastián de Almonacid, es inmensa y se refleja, fundamentalmente, en el desarrollo de los retablos, que muestran unas formas diferenciadas de lo que se hacía en Italia, siendo el retablo de la catedral toledana una de las obras cumbres de la época, en la que intervinieron artistas como Felipe de Borgoña y el torrijeño Sebastián. Junto a Guas, trabajó el escultor Sebastián de Almonacid a quien se deben algunas de las grandes obras funerarias de la Corona de Castilla. En la catedral de Sigüenza nos encontramos con una obra muy interesante, llamada la Piedad, situada bajo una de las portadas realizada por Juan Guas, magnífica escultura de Sebastián de Almonacid. Igualmente, se puede ver el túmulo de Diego de Covarrubias, obra de Juan Guas, lo que indica que estos dos artistas trabajaron juntos en los mismos lugares durante mucho tiempo. Es más, en los comienzos, Sebastián era una especie de ayudante de Juan Guas. También merece destacarse el grupo de Gómez Carrillo de Albornoz y el de Alonso carrillo de Acuña, arzobispo de Toledo, que pudieron servir de modelos para la Capilla del Condestable, en la catedral de Toledo.

MIGUEL ALARCÓN:

Gran historiador de Torrijos. Nació A finales del siglo XIX, y dedicó su actividad a la medicina. Destacó por su afición a la historia y a la cultura en general.

MANUEL BENAYAS( 1850-1924):

Político torrijeño, diputado y senador; director general de registros y notarías

JUAN JOSÉ BENAYAS SÁNCHEZ CABEZUDO(1899-1970):

El único ministro que ha dado Torrijos. Lo fue de Agricultura, así como decano del Colegio de Registradores.

PEDRO CIFUENTES: (1880-1960):

Eminente urólogo español. Miembro de la Real Academia de Medicina. Realizó numerosos trabajos en esta especialidad, publicando infinidad de estudios y asistiendo a congresos internacionales.

ANTONIO PAU PEDRÓN (1953-):

Abogado de Estado, Registrador, Notario; Director general de Registros y Notarías. Ha publicado varios libros, destacando: Rilke en Toledo, Toledo Grabado, Madrid en sus libros, Juan Ramón Jiménez, Fijar lo Fugitivo, Música y Poesía del tango, El Poeta en el Jardín. Es miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación desde el año 2000. En el año 2006 fue elegido Académico Numerario de la Real Academia de Genealogía y Heráldica.

MIGUEL ÁNGEL RUIZ-AYÚCAR (1943-)

Uno de los políticos que más han hecho por Torrijos. Alcalde durante las legislaturas de 1983, 1987, 1991 y 1995. Presidente de la Diputación durante las legilaturas de 1995 y 1999. En los años que le correspondió gobernar se realizaron las grandes infraestructuras de Torrijos: Piscinas cubierta y cubierta, Pabellón Polideportivo, Polígono Industrial, biblioteca municipal, restauración de la Colegiata, restauración del Palcio de don Pedro, remodelación de la plaza de España, plaza del Caño Nuevo, plaza de san Gil, restauración de varias obras de arte de la colegiata, iluminación de la colegiata, inauguración del centro de salud.

LUCIO DUEÑAS (1817-1900):

Uno de los personajes más curiosos. Cura párroco de Alcabón, tomó parte muy activa en la guerras carlistas, siendo jefe de un grupo. Condenado a muerte en diversas ocasiones se libró en todas. Destacan sus actividades como guerrillero en los Montes de Toledo así como en la zona de Albacete.

ALFONSO SEBASTIÁN BELTRÁN: PINTOR (n 1941)

Nació en Torrijos en 1941. Desde pequeño mostró cualidades para el mundo del arte. Comenzó sus estudios de arquitectura y arquitectura técnica en Madrid, donde entró en el mundillo del arte, y desde entonces realizó una importante labor trasladando al lienzo numerosos paisajes de Castilla y Asturias. El castellano lo interpreta perfectamente, dando a los ocres una peculiaridad que los hace destacar sobre cualquiera de los restantes colores. Sus representaciones de Toledo y de Castilla son insuperables y sabe hacer destacar la esencia y la sustancia de lo más representativo. Algo semejante parece realizar con el paisaje tan diferente del norte de España penetrando en los colores verdes que caracterizan el campo, así como ir más allá de la niebla que cubre las montañas de esta impresionante región y hacen que tras ellas se cree un hálito de misterio que Alfonso sabe captar perfectamente. Y acerca del retrato poco puedo decir, sino indicar que su genio se manifiesta en ellos de forma contundente. Si en el paisaje la fuerza era incuestionable, en el retrato se hace absoluta, redonda, pues sus trazos son seguros, contundentes. Aunque no le gusta mucho prodigarse, sin embargo ha realizado diversas exposiciones en varias provincias españolas. Pero la mayoría de sus cuadros se encuentran en colecciones privadas. La Diputación Provincial tiene en propiedad algunos cuadros de este artista, uno del ex presidente, Isidro del Río, y una vista de Toledo de unas dimensiones considerables.

JESÚS MARÍA RUIZ-AYÚCAR ALONSO: HISTORIADOR Y POETA (1939)

Nació en Arévalo (Ávila), aunque muy niño se fue a vivir a Torrijos, donde su padre ejercía de médico. Allí estudió el bachillerato y, posteriormente, la carrera de Filosofía y Letras en Madrid. Sacó las oposiciones de Profesor Agregado y más tarde las de Catedrático de Inglés. Ha residido en diversas ocasiones en el Reino Unido. Ha participado en política, habiendo sido concejal de Torrijos, Diputado Regional en varias legislaturas y Senador por Toledo. Fundó la revista "Atalaya" de información comarcal. Se ha interesado por la historia de Torrijos habiendo dado a conocer en multitud de artículos sus investigaciones sobre la historia de esta población. Ha fundado la Academia de Historia y Arte de Torrijos, de la que es su presidente. Es muy aficionado a la poesía, habiendo constituido un grupo que ofrece frecuentemente recitales y encuentros poéticos, así como la publicación de la revista Hojas de Poesía, de la que es el director. Tiene publicados los trabajos "Historia de Torrijos" y "Estampas Torrijeñas" 1ª y 2ª partes; sobre poesía tiene publicados "Torrijos y Torrijeños en la Poesía", La Joven de Vermeer" , "Memoria de mi Otoño", "Evocaciones" y "El Bosque de Sahm Po". Ha dado numerosas conferencias y ha recibido diversos premios de poesía. En 2004 fue nombrado Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Ha recibido la Flor Natural de los Juegos Florales de El Casar de Escalona.

ANTONIO MARTÍN-ANDINO: POETA (n 1936)

Nacido en La Puebla de Montalbán, aunque desde hace mucho tiempo establecido en Torrijos. Toda su trayectoria poética surgió como consecuencia de la afición de su padre a la poesía, lo influyó en Antonio para seguir por esta senda literaria. Es uno de los actuales pioneros de la poesía, y uno de los fundadores del grupo de poesía que publica la revista "HOJAS DE POESÍA", de la que es redactor. Tiene publicados numeroso poemas en diferentes revistas, y ha publicado los siguientes libros: "Senda del Toro", "Retazos" y "La Montaña". Es muy aficionado al cine habiendo realizado diferentes "cortos" tanto en super 8, como en video.

EUGENIO YÉBENES GAROZ: POETA ( Lillo 1883- Torrijos 1936)

Aunque nació en Lillo el 6 de septiembre de 1883, pronto se vino a vivir a Torrijos, donde ejerció de jefe de la oficina de telégrafos. Su pasión por la poesía le hizo escribir numerosos poemas, por los que fue galardonado en diferentes certámenes. Su forma de versificar es una continuación del estilo implantado por Gabriel y Galán. Sus muchos poemas se encuentran diseminados por numerosas revistas especializadas. Destaca la emoción que sabe transmitir, el fervor religioso, el riquísimo vocabulario y el ritmo suave y cadencioso. Por su buen hacer mereció ser incluido en la Enciclopedia Espasa como autor reconocido. Sus libros más importantes son: Ecos del Alma; Mis Canciones; Rayitos de Sol y Flores del Calvario.

PILAR TORRIJOS: PINTORA

Nacida en Torrijos. Siempre mostró interés por esta manifestación artística. Ha realizado numerosas exposiciones en distintas poblaciones de España. La última fue en Toledo, diciembre de 1004. Domina casi todas las técnicas, óleo, acuarela y plumilla. Esta última técnica la realiza de manera particularmente bella. Otra ténica que ha utilizado en sus últimas obras es la realiza en pan de oro, que da unespecial atractivo a la escena.

ANA PARRAS: CERAMISTA

Desde hace tiempo viene desarrollando este trabajo que se considera de artesanía, pero que en algunas personas es verdadero arte. Una de ellas es Ana Parras, ofreciendo una calidad especial a su trabajo. Ha realizado varias exposiciones y compagina su labor creativa con la docente.

DIEGO DÍAZ DE TORRIJOS: MÚSICO (1640-1691)

Interesante personaje de la musicología. Fue músico de cámara del rey Carlos II, y aunque no se conoce mucho de su vida, debió ser un personaje importante para llegar a la corte del monarca. Su obra se centra principalmente en la música de órgano, clave y otros instrumentos de tecla. Entre sus obras se encuentran tientos, obras de primer tono, varios pange lingua, así como otras obras de música religiosa

JOSÉ ANTONIO BARROSO: MÚSICO

Profesor de piano. Intérprete y solista. Mostró unas dotes especiales para este instrumento desde su niñez. Gracias a las lecciones que le diera el ilustre sacristán de la colegiata de Torrijos, Jesús Gómez de Agüero, fue adquiriendo unos conocimientos muy profundos sobre los secretos de este instrumento. Ha dado numeroso conciertos por todas partes y ha recibido diversos galardones en diferentes concursos.

JULIO LONGOBARDO CARRILLO: HISTORIADOR

Historiador torrijeño, nacido en 1943. Hijos de uno de los músicos más populares de los años 50, Dionisio Longobardo, que tocaba la trompeta de manera extraordinaria. Fundó la “Asociación Cultural Amigos de la Colegiata en el año 1998 junto a otro grupo de personas que compartía similares metas por todo lo torrijeño, desde donde ha desarrollado un ingente cometido de divulgación de aspectos históricos torrijeños, publicando libros como “Perfiles Históricos de Torrijos”, “La Colegiata de Torrijos”, “Los Palacios de Torrijos”, “María López de Sarría”, así como la publicación de una bigrafía de Alonso de Covarrubias, en fascículos, en la Revista “El Eco Cultural”, todos ellos en colaboración con miembros de la Asociación que él preside. Aparte de lo indicado ha publicado numerosos artículos dando a conocer numerosos datos de la historia local, no solo de Torrijos sino de la Comarca. Igualmente, ha dado numerosas conferencias devulgativas sobre temas históricos y artísticos.Hay que destacar su interés por la recuperación del Patrimonio Artístico y Cultural de Torrijos, promoviendo numerosas restauraciones de cuadros, libros cantorales, grupos escultóricos y grabados.

JESÚS GÓMEZ DE AGÜERO

Persona que recreó la banda de música de Torrijos. Con él aprendieron esta manifestación artística numerosos torrijeños. Fue sacristán y organista de la colegiata de Torrijos. El ayuntamiento tuvo el acierto de dar a la actual escuela de música su nombre.

JOSÉ BLANCO

El creador de la Banda de música de Torrijos. Fue un importante compositor como las obras Himno Triunfal y Cantemos al Amor de los Amores, que se considera el himno del Santísimo Sacramento. Fue persona que se dedicó casi por completo a la música, perteneciendo a la Banda Municipal de Madrid y en Toledo

Turismo:

Castillo de Barcience a 2 kilómetros. Pequeño castillo del siglo XVI que perteneció a la poderosa familia de los Silva.

Ermita de Santa María de Melque a 25 kilómetros. Uno de los edificios más interesantes de nuestra comunidad. De estilo visigodo, tiene una historia muy antigua

Castillo de Montalbán: Cerca de Melque. Se encuentra al otro lado de la carretera de santa María de Melque. Perteneció a los Templarios, y tiene un patio de armas de unas dimensiones considerables.

Castillo y ruinas de Caudilla, a 6 kilómetros. Desgraciadamente, solo resta un paredón, pero el paisaje que se divisa desde la distancia con la iglesia, el cementerio y el resto del castillo es realmente impresionante.

Castillo de San Silvestre, a 5 kilómetros. El recorrido hasta llegar a este lugar es realmente hermoso. Hay que atravesar Novés hasta llegar al castillo, el cual perteneció a don Gutierre de Cárdenas, que lo utilizaba como palacio para alojarse en sus días de cacería. Está muy bien conservado y tiene unas características muy especiales, pues además del foso tiene unas almenas muy bellas y unos torreones originales. Las saeteras tienen la forma de Cruz de Santiago, ya que don Gutierre era el Comendador Mayor de León de esta importante orden miliar.

Ermita de La Monjía en Novés a 8 kilómetros. En una pradera próxima a Novés, se halla esta recoleta ermita, muy bonita y que todos los años se realiza una romería a la que acude mucha gente, celebrando merienda y otros aspectos profanos.

Fiesta de Moros y Cristianos y Castillo mudéjar en Maqueda. Unas de las fiestas más antiguas de la comarca, con tíspico sabor medieval.

Cárcabas o barrancas en Burujón a 18 kilómetros. Un paisaje mágico en el que se unen los colores de la tierra, con el azul de cielo y el agua del pantano de Castrejón. Se pueden observar numerosas aves que acuden a esta zona a nidificar, algunas de ellas incluso se han adptado a territorio. No debe dejar de visitarse.

Pinar de Almorox, a 35 kilómetros. Una de manchas verdes más importantes de la provincia, o tal vez la más vistosa. En un pueblo con un ayuntamiento del siglo XVIII, en una de las plazas más bonitas en cuyo centro se halla un rollo, que en el Almorox se conoce con el nombre de Picota. Tiene varios metros de altura, y su parte superior tiene templete que llama la atención. Almorox cuenta igualmente con la iglesia de san Cristóbal, del siglo XVI, toda de piedra berroqueña, de una sola nave. Guarda en su interior tres retablos soberbios: el de san Roque, de una belleza impresionante, obra de Correa de Vivar; el retablo de santa Lucía, atribuido a Berruguete, se encuentra en malas condiciones; el otro se encuentra en la capilla llamada de don Juan Álvarez, con tablas representando a santa Catalina y el Éxtasis de san Francisco de Asís, en la calle derecha; en la ded la izquierda vemos el tránsito de María Magdalena y san Cosme y san Damián; en la calle central vemos a Dios Padre de medio cuerpo, y en la parte inferior El bautismo de Cristo.

Pantano de Castrejón, a 20 kilómetros, junto a las barrancas de Burrujón, ofrecen un paisaje realmente insólito. La abundancia de aves de todo tipo ofrecen una visión espectacular y diferente.

Iglesia mudéjar de Erustes. Uno de los ejemplos más llamativos del mudéjar toledano, con un interior espectacular, especialmente en el artesonado.

Iglesia mudéjar de Mesegar. Otro ejemplo mudéjar. Merece la pena ir aunque el recorrido sea a veces tortuoso.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de TORRIJOS

¡Haz turismo, ven de vacaciones a TORRIJOS y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Toledo