PERLORA (Asturias)


Calle de Perlora
El eco de las playas candasinas
I
Perán, en la bahía,
sospecha la tristeza
del llanto de la espuma
que toma la palabra cuando entona,
con un recitativo casi lúgubre,
el eco de las playas candasinas.
Y el eco
de las playas nos susurra,
nos habla de sus sueños atrevidos,
de tardes de galerna en el Cantábrico.

II
Perán, en la bahía,
no lejos de Entrellusa,
parece recitarnos
el largo paternóster de la historia,
sabiendo de los siglos de miserias,
de duelos, de lamentos y de llantos.
Y entonces,
escuchando los quejidos
del mar, de la tormenta y su penuria,
aprendo a ser paciente con las lluvias.

III
Asturias nos lo impone,
acaso lo parece,
y pienso que lo impone:
quizás es que apetecen las tormentas
que hieren un ocaso desolado,
rendido en la derrota del otoño.
Y el soplo
de su aliento en la derrota
nos dice la verdad de lo que siente
en los confesionarios del crepúsculo.

2019 © José Ramón Muñiz Álvarez
“La espuma de Carranques”

I

No digo que las horas
esperen el comento
del agua de
la espuma,
ni digo que sus voces rumorosas
convoquen la alborada que nos falta,
perdidos en la arena de Carranques,
amando cada arena
de playas silenciosas
que ven el vuelo triste de las aves,
si saben de los pájaros que vuelan.

II

Tampoco sé deciros
que suele, en Entrellusa,
hablar con la
mañana
la llama de los ocles aparatados,
rojizos como el alba que despierta,
sabiendo de los labios que se juntan,
que funden en un beso
las llamas y los brillos
del cielo que despierta con pereza,
si hay cielos que adelantan un bostezo.

III

Pongamos que Carranques
anuncia con trompetas
la luz que
resucita,
que viene recordándonos la vida,
que vuelve devolviéndonos la vida,
que sabe regalarnos esa vida
que duerme en el olvido
y en esos sinsabores
que llenan los olvidos que vivimos,
que llenan las ausencias que nos matan.

2019 © José Ramón Muñiz Álvarez
“BUSCANDO MIRUÉNDANOS”
El COAA consigue el reconocimiento de DoCoMoMo Ibérico para Llaranes y la Ciudad Residencial de Perlora

Además, se ha logrado que otras 23 obras asturianas entren a formar parte del registro de Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno

Un total de 25 obras asturianas han entrado a formar parte del registro de la Fundación DoCoMoMo Ibérico tras las propuestas presentadas por el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. En concreto, 15 de estas obras obtuvieron el reconocimiento en la Comisión Técnica celebrada en marzo en Valencia y otras 10 fueron incluidas en el registro la pasada semana en la Comisión Técnica de Badajoz.

En esta última cita, DoCoMoMo Ibérico recogió en sus registros la Ciudad Residencial de Perlora, en la categoría A, en el que se incluyen las obras de mayor relevancia. La Ciudad Residencial de Perlora fue una iniciativa de la Obra Sindical de Educación y Descanso que, en 1954, a través de la Delegación Provincial de Sindicatos, adquirió 35 hectáreas de terreno al borde del Mar Cantábrico en el lugar de Perlora, cerca del pueblo marinero de Candás, para construir un complejo residencial donde las familias de los trabajadores pudieran pasar, por turnos, unos días de vacaciones. Llegó a albergar unos 2.000 veraneantes por turno.
La Iglesia
Quien conocimos a Perlora en los años en que funcionaba, tenemos la idea cada vez mas clara de que los politicos solo saben cobrar su estupendo sueldo y dietas sin hacer nada por el pueblo asturiano al que dicen que representan y si quieren privatizar algo; que se privaticen ellosy no vender algo que es publico para que ese dinero se valla quedando por el camino en los bolsillos de varios y que al que lo compre le tengamos que pagar los contribuyentes por hacer uso de algo que era nuestro. Y mientras tanto al menos que recojan la basura, porque la gente lo pone en los contenedores y las papeleras, pero estan a rebosar y el viento y animales lo esparce todo y acaba en el mar y luego hacen campañas diciendo cuida la naturaleza recicla no dejes desperdicios, usa las papeleras y contenedores,! YA las uso y ahora quien recogre la basura!. Salud
Lo mejor de todo era que realmente para LAS MAMAS, AMAS DE CASA EN SU MAYORÍA, SI PODÍAN DESCANSAR..
Voy de vez en cuando pero!
Perlora, imágenes del auge y ocaso de la ciudad para obreros más importante de España

Como ciudad de vacaciones obrera, ERA UNA DE LAS MAS ESPLÉNDIDAS DEL MUNDOOO. Porque en lugar de hacinar a los veraneantes en edificios-colmena, los distribuía horizontalmente a lo largo de chalets-jardín, dentro de un complejo que ocupaba 20 hectáreas bañadas por tres playas: Huelgues, Carranques y La Isla.

El complejo contaba con un gran establecimiento central, la Residencia “Jacobo Campuzano”, además de comedores y cocinas, lavandería, capilla, tiendas y otras áreas comunes. La financiación corrió a cargo de Ayuntamientos, Cajas de Ahorros y sobre todo de empresas asturianas: Ensidesa y Hunosa, y las cuotas de trabajadores de las grandes empresas asturianas.
Hasta Churrería.
A la Ciudad Vacacional de Perlora se llegaba por la línea de tren de vía estrecha Gijón-Cudillero y por la carretera A-239. Conoció su mayor auge en los años 60 y 70 Los veraneantes llegaban por turnos y la ciudad vacacional tenía actividad todo el año con una población flotante de 2.000 personas. No solo daban trabajo a la plantilla de la ciudad vacacional, sino a toda la zona de Perlora y Candás.

Pero a partir de los 90 comenzó su declive. Sostener esa ciudad vacacional era muy caro para el Principado de Asturias. El Estado se quedó sin dinero y decidió cerrar y privatizar el complejo en 2006. Los trabajadores que aún permanecían en el complejo iniciaron movilizaciones.

Se esperaba iniciar las obras en 2008. Pero al paso de los años, el Principado y el consorcio de empresas privadas no se pusieron de acuerdo, y la naturaleza fue engullendo la ciudad vacacional. Los trabajadores abandonaron Perlora y hoy lo que queda de la famosa ciudad vacacional son chalets abandonados.

Fuente de las fotos: recuerdosdeperlora. blogspot. com y elmorriondos. blogspot. com
Lo de las fotos es relativo.
En 1954 se levantó a orillas del Cantábrico, cerca de Gijón, una ciudad turística modélica. Fue en Perlora. Contaba con campo de fútbol, parques para niños, restaurantes comercios, acceso a las playas, diversiones y, sobre todo, chalets. Los veraneantes eran trabajadores. Por un módico precio podían pasar las mejores vacaciones de su vida.

Con un precio de 15 pesetas por persona, los veraneantes disfrutaban de desayuno, comida, merienda y cena. Cuatro comidas. Y vivían en 300 chalets. El complejo se podía considerar como el club náutico de los trabajadores.

Fue promovido en 1954 por la Obra Sindical de Educación y Descanso de los sindicatos verticales franquistas “bajo el impulso decidido de Servando Sánchez Eguíbar, Delegado Provincial de Sindicatos”, según se lee en la página oficial del Principado de Asturias.

La idea era colmar el ocio de los trabajadores de las principales empresas públicas encuadradas en el INI: Ensidesa (que estaba en Avilés y Gijón), Encasur, Bazán, Endesa, Hunosa…

"Aquí se estaba fenomenal. Era gente principalmente de zonas del resto de España que venían a estar en la playa. Y aquí lo tenían casi todo: bares, comercios, playa, campo...", decía Mari Carmen Díaz para un reportaje de La Nueva España.

Curiosamente, no se podía circular en bicicleta en las zonas verdes. No estaban permitidos animales de compañía. No se podían hacer picnics, ni fuegos, ni barbacoas. Las motos estaban prohibidas.
Y todo así.
Así lo expuso Isaac Pola en la Junta General en respuesta a Foro tras reconocer que el Principado no puede asumir la inversión
PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.
Viernes, 11 mayo 2018, 08:25

«Tratamos de poner en el mercado mediante una oferta atractiva dirigida a captar una iniciativa privada que pudiera desarrollar de forma integral ese espacio turístico, sin éxito hasta el momento». Fue una de las respuestas ofrecidas ayer en el Pleno de la Junta General por el consejero de Turismo, Isaac Pola, a la parlamentaria de Foro, Carmen Fernández, a su pregunta sobre la política a emplear por el Gobierno con la Ciudad de Vacaciones de Perlora. Durante su intervención, la diputada forista exigió más compromiso y concreción sobre una recuperación de la actividad en el complejo, calificando la situación actual de «incompresible y vergonzosa». En este sentido, Pola mantuvo que la postura del Gobierno al respecto «es que antes de ir a una oferta pública de cara a una utilización del complejo con experiencias anteriores negativas, se hace necesario constatar el interés privado sobre ese espacio».
La iniciativa privada sigue sin mostrar interés por Perlora
La iniciativa privada sigue sin mostrar interés por Perlora
La iniciativa privada sigue sin mostrar interés por Perlora
En cuanto a otras alternativas de cara a retomar la actividad por fases, el consejero se mostró partidario de buscar una solución «integral», sin descartar que se pudiera llevar a cabo de manera «secuencial». Una postura que recalcó varias veces en su intervención, incidiendo en que la prioridad será la captación de la inversión privada «que no necesariamente tiene que ser para turismo». Y recordó que el Gobierno lleva invertidos 1,4 millones en su mantenimiento y que el Principado no puede asumir la inversión que necesita el complejo turístico de Perlora.
Hay hotel en perlita
Como llegar desde ujo
habitantes de perlora
donde comer en perlora
Siempre me han llamado la atención los hórreos