PITARQUE

Habitantes: 132  Altitud: 900 m.  Gentilicio: Pitarquinos 
Hoy amanece en PITARQUE a las 08:35 y anochece a las 19:53
Nº fotos: 149  Nº mensajes: 4 
Puedes completar o corregir la información publicada >>

Situación:

Localidad de la provincia de Teruel situada al pie de la Sierra de Cañada, próxima a la rambla del Mal Burgo del Guadalope. Pitarque se encuentra bañado por las aguas del río que lleva su mismo nombre, en la sierra de Maestrazgo turolense. El nacimiento del río se encuentra a escasos km del casco urbano, y convierte al paisaje en un entorno de admirable belleza.

Ayuntamiento:

Tel.: 978 773 007

Monumentos:

Destaca la iglesia parroquial de Santa María La Mayor, construcción neoclásica del siglo XIX, de una sola nave con cabecera poligonal y torre a los pies.
Ermita de la Virgen de la Peña.
En la localidad se mantienen antiguas casas de adobe.

Fiestas:

Las fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario, Patrona de Pitarque, que se celebran durante cuatro días, incluyendo éstos el primer fin de semana completo del mes de Octubre.

La Ermita de "La Virgen de la Peña" (ubicada a mitad de camino del nacimiento del rio Pitarque) tiene reservadas dos romerías, una por San Pedro (29 de Junio) y otr en las Fiestas Patronales.

Historia:

Pitarque, nombre de procedencia árabe deribado de "Abu-Tariq o Tareq", su traducción aproximada puede ser: "Padre de la acequia", y dado que la acequia principal fue realizada por los árabes, cabe pensar que se le diera ese nombre debido a la importancia de dicha acequia.

Se desconoce quién pudo ser "físicamente" el fundador de Pitarque, pero se tiene constancia del pueblo a partir del año 1214. Se sabe, sin embargo, que el primer asentamiento en lo que hoy llamamos Pitarquejo, fue realizado por los íberos que, más tarde, queriendo protegerse mejor, se internaron en loe hoy en día es el pueblo de pitarque. Posteriormente el pueblo como tal desapareció convirtiéndose en bosque (lo cual sucedió por tres veces) para, resurgir por último, como el pueblo que hoy conocemos. Fue tambien un asentamiento árabe; la actual iglesia de Pitarque está asentada sobre lo que fue el castillo árabe.

Turismo:

Caminamos por calles enmarcadas en arquitecturas populares de adobe, tapial y madera para los vanos y balconadas.
La localidad cuenta con viviendas de turismo rural que nos invitan a hospedarnos y conocer el maravilloso entorno que rodea a la población.
En Pitarque podemos encontrar vegas feraces y sobrias parameras, piedra desnuda y bosques frondosos, carrascas y rebollos, pino albar y pino negral, enebros, sabinas y bojes, son sólo algunas de las especies que caracterizan la variada riqueza vegetal de este territorio, hábitat de una abundante fauna montaraz que coloniza los más conspicuos ecosistemas.
A escasa distancia se sitúa el nacimiento del río Pitarque, atractiva excursión por los alrededores del pueblo con recompensa asegurada. Un camino encajonado entre altas paredes calcáreas nos conduce hacia aguas cada vez más violentas que nos anuncian la presencia de la espectacular cascada que da luz al río. En este camino tenemos una parada obligada en la ermita de la Virgen de la Peña, pequeño templete de una nave levantado con mampuesto y tejado a dos aguas.
Pocos kilómetros al norte se encuentra otro de los espacios naturales de visita obligada, se trata de los Órganos de Montoro, espectacular formación calcárea en torno al río Pitarque. La historia de su formación comienza hace 75 millones de años. En el transcurso de este tiempo se han ido generando las espectaculares formas que hoy disfrutamos, con cauces encajonados entre elevadas paredes y abundante vegetación.
De aquí podemos continuar nuestra excursión hacia los Estrechos de Belloré, bello espacio natural donde volvemos a contemplar un impresionante espectáculo en el que el río Guadalope se abre paso entre laberínticos pasillos de roca caliza.
De camino a este impactante paraje hemos de atravesar la localidad de Montoro de Mezquita, pequeña aldea en la que se recoge todo el encanto de la zona. El pueblo cuenta con viviendas de turismo rural, siendo un magnífico punto para disfrutar de estos maravillosos paisajes.
El este y el sur de la comarca se encuentra plagado de hermosos municipios en los que quedaremos impresionados por la belleza de sus cascos urbanos, estando algunos de ellos considerados Conjuntos Histórico-Artísticos, como es el caso de Cantavieja o Mirambel. Otros como Iglesuela del Cid, Tronchón o Fortanete guardan al visitante un atractivo recorrido por sus calles, descubriendo pintorescos lugares plagados de un rico patrimonio arquitectónico.
Aprovechando nuestra estancia en la zona, no debemos dejar pasar la oportunidad de degustar su variada gastronomía con alimentos como el Jamón de Teruel, la Cecina, el Lomo embuchado, la Repostería del Maestrazgo o los sabrosos Quesos de Tronchón.