PORCUNA (Jaén)


Habitantes: 6.540  Altitud: 472 m.  Gentilicio: Porcunenses/porcunero 
Hoy amanece en PORCUNA a las 08:16 y anochece a las 17:57
Nº fotos: 31  Nº mensajes: 63  Visitas / día: 6 

Información general sobre PORCUNA:

Situación:

Municipio al suroeste de la comarca de La Campiña y limítrofe con la provincia de Córdoba. La totalidad de su territorio es tierra labrada, siendo la mayor parte de olivar en campiña, lo que le confiere una clara dependencia de la agricultura, en concreto de este cultivor y de su industria transformadora. El cultivo del trigo, de las leguminosas y del girasol ocupa las tierras dedicadas a cultivos herbáceos. Otras actividades relevantes son la carpintería, la industria del poliéster, la calderería y la cantería de la piedra natural.
en la linde con la provincia de Córdoba. Situada a 42 km de Jaén y 63 km de Córdoba

Ayuntamiento:

Plaza de Andalucía, 1
953 54 40 04
Miguel Moreno Lorente
Alcalde de Porcuna

Monumentos:

los restos del mayor castillo de la Orden de Calatrava

Torre Nueva (o "de Boabdil").
Fue levantada en uno de los lados del castillo árabe, por la Orden de Calatrava, entre 1411 y 1435, fecha que figura en la lápida conmemorativa, en la que está representada la cruz de Calatrava y dos calderones.
Debe su nombre a que en 1483 Boabdil "El Chico" vivió en ella varios meses tras ser hecho prisionero en la batalla de Lucena.
Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1982.

la Casa de la Piedra, Construida por el cantero Antonio Aguilera "Gronzón" entre 1931 y 1960. Su bella y compleja arquitectura es una de las máximas manifestaciones de la cantería local y de la figura genial de su creador.

Iglesia románica y priorato calatravo de San Benito
De estilo gótico aunque remodelada en el s. XVIII. Fue el principal de los dos prioratos de la Orden de Calatrava en la ciudad tras su ocupación cristiana en el s. XIII. Esta iglesia sintetiza fielmente el espíritu cisterciense de la orden e integra elementos románicos, góticos, barrocos y neoclásicos bien diferentes entre sí. Consta de dos naves en forma de "L", la principal con arquería y capiteles con motivos vegetales. Al exterior exhibe una portada barroca y un campanario con cubierta del siglo XVIII. Fue declarada Bien de Interés Cultural en 2003.

Museo Arqueológico

Paseo de Jesús (con su mirador "La Redonda").

Iglesia de Jesús

Museo Arqueológico

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, sucesora de la
también calatrava parroquia gótica de Santa María la Mayor, La Iglesia
posee en sus tres bóvedas pinturas murales del pintor cordobés Julio
Romero de Torres.

Fiestas:

Carnaval, mediados de febrero

Día de San Benito, 21 de marzo

Semana Santa, marzo o abril.

'Chiscos' de San Marcos, 25 de abril

Virgen de la Cabeza, último domingo de abril

Cruces de mayo, primer fin de semana de mayo.

Romería de la Virgen de Alharilla, Segundo domingo de mayo

La romería de la Virgen de Alharilla es, después de la de la Virgen de la Cabeza y la de la Virgen de la Estrella, la que goza de una mayor aceptación en la provincia y de un mayor número de cofradías participantes. El preludio de la fiesta se inicia el sábado, en los Llanos del Santuario, adonde se trasladan muchas personas para, en un ambiente festivo, pasar la noche. El domingo por la mañana, se recepcionan las cofradías que llegan de todos los puntos de la provincia y de fuera de ésta y se inicia el camino hacia la ermita que dista cuatro kilómetros de Porcuna. Cuando la alegre comitiva, formada por jinetes, carrozas bellamente adornadas y por caminantes, llega al templo, se celebran los actos religiosos y la procesión de la imagen mariana hasta el paraje conocido por El Humilladero. El regreso al santuario y el concurso de carrozas pone punto final a esta fiesta que, de gran belleza y tipismo andaluz, se celebra desde hace casi ocho siglos.

ROMERÍA CHICA DE LA VIRGEN DE ALHARILLA (15/08 al 15/08):

El día 15 de agosto, se realiza una romería a la ermita de la Virgen de Alharilla que, con menor participación con respecto a la de mayo, cuenta con la asistencia de los emigrantes de esta tierra que vuelven en agosto para pasar unos días de descanso.

FERIA REAL (3/09 al 3/09):

Tiene Porcuna por patrón a san Benito desde 1749, año en el que, según cuentan, su intercesión libró a la ciudad de la destrucción por una terrible tormenta. En su honor y en el de la Virgen de la Soledad, se celebran fiestas en los días que preceden y siguen al 4 de septiembre, jornada en la que se procesiona al santo y en la que se realizan muchas actividades deportivas, culturales y lúdicas donde merecen especial mención los espectáculos taurinos.

Corpus Christi, mayo o junio.

San Benito de los segadores, 11 de julio

Verbena de San Lorenzo, 10 de agosto

Costumbres:

CRUCES DE MAYO:
El primer domingo de mayo, se engalanan las calles y plazas de la ciudad con cruces premiando a las más bellas.

Porcuna tiene en su cocina la manifestación más popular de la cultura tradicional de las gentes de campiña, a caballo entre los guisos de Jaén y los de Córdoba, siempre teniendo al aceite de oliva como el ingrediente imprescindible. No es de extrañar por tanto que junto a la muy jiennense "pipirrana" conviva aquí el "salmorejo" de las vecinas tierras cordobesas, y que los gazpachos tomen en esta ciudad personalidad propia en su peculiar "gazpacho al melón".
Entre los platos más típicos están los "violetes" (una especie de empanadilla de carne). En lo que respecta a los dulces, sobresale la llamada "gallina en leche", pastel casero elaborado con leche, azúcar, huevos, canela, almendras y pan rallado.

Historia:

Los orígenes de Porcuna se remontan a un grupo de aldeas del Neolítico Final localizadas en su entorno. En la Edad del Cobre (III milenio a C) la zona se convierte en un centro nuclear de la Campiña. Las investigaciones arqueológicas han descubierto en el cerro de los Alcores una de las fortificaciones más antiguas documentadas en el Alto Guadalquivir, con doble cerco amurallado rodeando cabañas circulares. Otro poblado similar se encuentra en el cerro de Albalate y ambos se mantuvieron durante la Edad del Bronce (II milenio a C.).

En los siglos VII y VI a. C. se formó la cultura ibérica en estas tierras y así, en el cerro de los Alcores aparece una nueva ordenación urbana, de trazado geométrico, con casas rectangulares de paredes de adobe que se alzan sobre zócalos de piedra, a veces estucados con barro. La zona mantuvo su condición de gran centro de la campiña y en esta época ibérica emergió una aristocracia con modelos políticos heroicos, al igual que otras regiones mediterráneas. Esta élite, para perpetuar su estirpe, representó sus hazañas y sus orígenes, legándonos de paso el maravilloso conjunto escultórico de los guerreros de Cerrillo Blanco, que ya son emblema de esta cultura. Estas esculturas estaban en un recinto sacro del cerro de los Alcores, pero poco después de su erección fueron enterradas en la necrópolis de Cerrillo Blanco.

La Obulco romana fue el origen de la actual Porcuna, confirmado por los hallazgos epigráficos y los textos de Plinio, Ptolomeo y Estrabón. Durante la república y el primer Imperio, la ciudad tuvo gran importancia y disfrutó de cierta autonomía, ya que acuñaba su moneda. En la guerra civil entre Cesar y Pompeyo, Obulco tomó partido decidido por el primero y, según Estrabón, aquí fue donde César preparó la decisiva batalla de Muda.

En época musulmana se llamo Balkuna y era una de las capitales de distrito (Inqlim).

Conquistada por Fernando III, el rey la cedió a la Orden de Calatrava, que la convirtió en uno de sus principales enclaves (Encomienda de Porcuna). La orden la dotó de fuertes defensas, de las que todavía subsisten algunas torres y tramos, albergando un Alcázar y una torre del homenaje de planta ochavada.

En 1242 Alfonso X la cambió a los calatravos por Cabra. Porcuna se hizo realenga y fue cedida al Concejo de Jaén como aldea. Volvió a la Orden de Calatrava en 1402 y en ella se mantuvo hasta el siglo XIX. De los cinco prioratos que la Orden tenía en Andalucía en el siglo XVI, dos estaban en Porcuna: San Benito y Santa María, lo que da idea de la importancia adquirida. En estas fechas había desaparecido la Encomienda de Porcuna pero se había establecido en esta villa la Encomienda de la Torre del Cañaveral. Otras instituciones calatravas eran la fortaleza-alcaldía de la villa y la Mesa Maestral, que poseía numerosos bienes.

Tras el fin de la Reconquista por parte de los Reyes Católicos, el señorío que la Orden de Calatrava ejercía sobre Porcuna era sólo teórico, puesto que, además de designar a los titulares de sus beneficios, era la Corona la que poseía o controlaba los derechos señoriales más importantes, gestionaba y disfrutaba sus bienes más valiosos y rentables, percibiendo por todo ello la mayor parte de los ingresos que la Orden tenía en la villa. Todo lo anterior hizo que la situación de Porcuna quedase a medio camino entre el señorío y el realengo.

Su nunca conquistado castillo calatravo sirvió de cárcel al rey Boabdil (Ab? Abd All? h Mu? ammad b.? Al?) que fue apresado por los cristianos en la Batalla de Lucena, en 1483, y desde él, donde tenía su sede fija, el ejército de la Orden de Calatrava cercó e incendió Jaén en 1465;

Como muestra adicional de su relevancia histórica, en 1975 se halló en
el paraje conocido como Cerrillo Blanco el mayor y más importante
conjunto escultórico de época túrdula conocido hasta la fecha, del
cual se recuperaron unos 1.500 fragmentos. Dichas esculturas pueden
asociarse a una edificación monumental, que narraría la historia de un
linaje aristocrático, esculturas que fueron mutiladas y destruidas en
alguna de las luchas intestinas de la época túrdula, y trasladadas y
enterradas en el Cerrillo Blanco en torno al siglo V a. C.

Turismo:

Parque Arqueológico del Cerrillo Blanco
conjunto escultórico de época túrdula

Paseo de Jesús (con su mirador "La Redonda")

ruinas romanas de Obvlco/Ibolca

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de PORCUNA

¡Haz turismo, ven de vacaciones a PORCUNA y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Jaén