FUENSANTA DE MARTOS (Jaén)

Habitantes: 3.391  Altitud: 840 m.  Gentilicio: Fuensanteños 
Hoy amanece en FUENSANTA DE MARTOS a las 07:58 y anochece a las 18:03
Nº fotos: 10  Nº mensajes: 65  Visitas / día: 19 

Información general sobre FUENSANTA DE MARTOS:

Situación:

Pequeño municipio de la comarca de Sierra Sur de la que ocupa una posición central, entre las tierras de sierra, al sur y este, y campiña, al oeste y norte.

Su término es mayoritariamente agrícola, dedicado principalmente al cultivo del olivo, y que junto a la industria almazarera constituye la primera actividad económica del municipio. Sólo una pequeña parte de la superficie no está cultivada.

El tapizado del mueble tiene especial importancia en el municipio por el volumen de negocio y de empleo industrial que supone, siendo núcleo de primera importancia a nivel andaluz. La cría de engorde de porcino estabulado es otra actividad de importancia a nivel provincial, siendo el tercer municipio productor.

Monumentos:

Iglesia Parroquial.

Fuente Negra.

Fiestas:

Semana Santa:

Destaca por la representación viviente de los últimos momentos de la vida de Jesús por los jóvenes de la localidad en espacios naturales cercanos a la población. Esta escenificación despunta por la calidad de la interpretación y por su inusitado realismo.
Fiestas en honor de San juan en el barrio de San Juan, se realiza una animada verbena en el patio de las escuelas dura dos días, generalmente coincide con el fin de semna próximo al día 24 de junio
Fiestas de agosto (13/08):

Durante la primera quincena del mes de agosto, se celebran las fiestas locales de Fuensanta de Martos con actuaciones musicales, competiciones deportivas y verbenas nocturnas.

Ferias y fiestas en honor de la Virgen de la Fuensanta (23/09):

La Virgen de la Fuensanta, también conocida por Nuestra Señora de las Mercedes, se apareció a un pastor cordobés que en el Cerro del Calvario le solicitó la construcción de una ermita. Su templo se erigió en la Fuente Negra, lugar en el que recibió culto hasta que una gran riada lo destruyó. Actualmente, la imagen de la patrona está en la parroquia renacentista que lleva su nombre, en el casco urbano de la localidad, y en su honor se celebran fiestas durante la segunda quincena del mes de septiembre en las que, además de los actos religiosos, existen variadas actividades deportivas, culturales y festivas para divertimento de los asistentes.

Costumbres:

Gastronomía

Potaje de ciruelas y orejones. Albóndigas de jamón y gallina. Encebollado de boquerones. Habas fritas. Pollo a la aldeana. Son famosas las albóndigas con caldo, el potaje de habas secas con berenjenas, los caloctros cocidos, los dulces navideños, tortas de manteca, la masa de chorizos, las viandas de la matanza, chorizos y morcillas. Pero sobre todo el famoso su choto frito con ajos, la "manta" y el relleno de carnaval.

Dulces: hojaldrinas. Huesos de santo. Empanadillas de sidra. Roscos de vino.

Historia:

La ubicación de Fuensanta a caballo entre la Sierra y la Campiña ha marcado su papel de núcleo de control a lo largo de la historia, de lo que quedan como testigos restos de recintos fortificados de distintos períodos que salpican su territorio.

De finales de la etapa ibérica y los primeros albores de la romanización de esta zona es el recinto fortificado del Cerro Algarrobo. Tiene la peculiaridad de ser una fortificación trapezoidal y tiene señales de bastiones a lo largo del recorrido de la muralla. Durante esta fase dependería de la gran ciudad ibérica de Tucci, convertida en época romana en Colonia Augusta Gemella. En esta última fase se produjo en el término de Fuensanta una proliferación de villa rústicas como la de la Atalaya y las Monjas. Precisamente de ésta última procede un cipo funerario de mármol negro con una inscripción dedicada a un matrimonio de libertos y que se conserva en el Museo Provincial.

De su pasado árabe es el Hins-refugio ubicado en el cerro de la Atalaya, del que se han recogido numerosos restos cerámicos datados entorno a los siglos VIII y X. Junto al arroyo de la Fuensanta debieron existir pequeños asentamientos agrícolas que en caso de peligro buscarían refugio en el Hins. Tras finalizar las lucha que sacudieron al Emirato el Hins se abandonó y los núcleos campesinos quedaron englobados en el distrito de Tuss o Martus.

Tras la conquista castellana de esta comarca por Fernando III el Santo, el mismo rey la entregó en 1228 al Señorío de la Orden Militar de Calatrava, pasando a formar parte de las encomiendas de la Peña de Martos y de Víboras. En su término se conservan dos torres defensivas de la Orden de Calatrava: Torrevieja y otra pequeña torre maciza en el Cerro del Algarrobo.

Durante la edad Moderna no hay referencias a esta población salvo en el siglo XV que se cita la Encomienda de la Subclavería, ubicada en la Dehesa de la Fuente del Moral, que era utilizada por pastores en el invierno y que algunos investigadores han relacionado con la Fuensanta.

Fuensanta debió ser una aldea dedicada a la agricultura que aprovechaba las fuentes y veneros entre los que debieron destacar la Fuente Negra y la Fuente de los Borrachos.

Por Madoz conocemos que a mediados del XIX la presencia de cultivos de huerta y frutales, junto a cultivos de cereales así como la roturación de zonas montuosas para la plantación de olivos. La población contaba con 14 molinos harinero y 3 de aceite con dos vigas cada uno, lo que pone de manifiesto la producción que tenía la población en cada uno de estos productos. A finales de siglo la crisis agraria, que afectó a toda la provincia, abrió las puertas a la expansión del olivar. Una expansión que ha ido creciendo a lo largo de todo el siglo XX.

Fuensanta alcanzó su independencia de Martos por Real Cédula de Doña María Cristina de Borbón el 7 de septiembre de 1835.

Fuensanta tiene por su situación geográfica, entra la Sierra y la Campiña, un marcado papel de núcleo de control a lo largo de la historia de los que dan fe los restos de recintos fortificados de distintos períodos que salpican su territorio. De finales de la etapa ibérica y los primeros albores de la romanización de esta zona es el recinto fortificado del Cerro Algarrobo. Tiene la peculiaridad de ser una fortificación trapezoidal y tiene señales de bastiones a lo largo del recorrido de la muralla. Durante esta fase dependería de la gran ciudad ibérica de Tucci, convertida en época romana en Colonia Augusta Gemella. En esta última fase se produjo en el término de Fuensanta una proliferación de villa rústicas como la de la Atalaya y las Monjas. De su pasado árabe es el Hins-refugio- ubicado en el cerro de la Atalaya, del que se han recogido numerosos restos cerámicos datados entorno a los siglos VIII y X. Junto al arroyo de la Fuensanta debieron existir pequeños asentamientos agrícolas que en caso de peligro buscarían refugio en el Hins. Tras finalizar las lucha que sacudieron al Emirato el Hins se abandonó y los núcleos campesinos quedaron englobados en el distrito de Tuss o Martus. Después de la conquista castellana de esta comarca por Fernando III el Santo, el mismo rey la entregó en 1228 al Señorío de la Orden Militar de Calatrava, pasando a formar parte de las encomiendas de la Peña de Martos y de Víboras. En su término se conservan dos torres defensivas de la Orden de Calatrava: Torrevieja y otra pequeña torre maciza en el Cerro del Algarrobo. Durante la edad Moderna no hay referencias a esta población salvo en el siglo XV que se cita la Encomienda de la Subclavería, ubicada en la Dehesa de la Fuente del Moral, que era utilizada por pastores en el invierno y que algunos investigadores han relacionado con la Fuensanta. Fuensanta debió ser una aldea dedicada a la agricultura que aprovechaba las fuentes y veneros entre los que debieron destacar la Fuente Negra y la Fuente de los Borrachos. Por Madoz conocemos que a mediados del XIX la presencia de cultivos de huerta y frutales, junto a cultivos de cereales así como la roturación de zonas montuosas para la plantación de olivos. La población contaba con 14 molinos harinero y 3 de aceite con dos vigas cada uno, lo que pone de manifiesto la producción que tenía la población en cada uno de estos productos. A finales de siglo la crisis agraria, que afectó a toda la provincia, abrió las puertas a la expansión del olivar. Una expansión que ha ido creciendo a lo largo de todo el siglo XX. Fuensanta alcanzó su independencia de Martos por Real Cédula de Doña María Cristina de Borbón el 7 de septiembre de 1835.

Turismo:

Hasta hace poco no habia ningún sitio dode poder hospedarse pare ahora hay un hotel con 8 habitaciones y algunas casas rurales cerca de la localidad.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de FUENSANTA DE MARTOS

¡Haz turismo, ven de vacaciones a FUENSANTA DE MARTOS y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Jaén