Pueblos de España


Mensajes de MOLINA DE ARAGON (Guadalajara) enviados por eu:

Plano informativo del Parque Natural del Alto Tajo
Parque natural del Alto Tajo

(Redirigido desde «Parque Natural del Alto Tajo»)

Saltar a: navegación, búsqueda

Artículo destacado

Parque Natural del Alto Tajo

Categoría UICN V (paisajes terrestres/marinos protegidos)

Situación

País
España

División
Castilla-La Mancha

Subdivisión
Cuenca
Guadalajara

Coordenadas
40°44′00″N 2°03′00″O

Datos generales

Administración
Junta de Castilla-La Mancha

Grado de protección
Parque natural

Fecha de creación
25 de mayo de 2000

Legislación
Ley 1/2000 de CLM

N.º de localidades
44 municipios

Visitantes (2007)
60.000

Superficie
174.545 ha

Situación del Parque Natural del Alto Tajo dentro de España
[editar datos en Wikidata]

El Parque Natural del Alto Tajo es un parque natural español situado entre el sureste de la provincia de Guadalajara y el nordeste de la de Cuenca, constituyendo un amplio sistema de hoces naturales en el curso alto del río Tajo y sus afluentes a su paso por estas provincias y de extensos bosques que los rodean, con una gran diversidad climática, topográfica y geológica.

Fue creado en el año 2000​ como parte del desarrollo del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) con una superficie de 105.721 ha más otras 68.824 ha de Zona Periférica de Protección y comprendiendo ambas zonas partes o totalidades de hasta 44 municipios. A su vez se establecieron varias Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) 4​ de acuerdo con la Red Natura 2000. Con la creación de estos espacios naturales se pretende proteger varios lugares de importancia geomorfológica y microhábitats de interés florístico, y diversas especies de flora y fauna. A su vez, la ley prevé el establecimiento de una Zona de Influencia Socioeconómica para la que se aplica un Plan de Desarrollo Sostenible con el fin de fijar población en los pueblos de la zona, generar empleo, impulsar la cohesión comarcal y fomentar la promoción externa del parque natural y de esta área de influencia socioeconómica.
A las afueras de la ciudad. Zona de huertos

¿Qué ver en Molina de Aragón? Un gran viaje a la sombra de un gran castillo

Toda esta historia se refleja en lo que hoy se conserva en Molina de Aragón. Un castillo sin parangón, restos románicos, palacetes renacentistas y barrocos y la idiosincrasia del viejo barrio judío así como de una morería con casas abombadas a las que les sostienen sus gruesos entramados de madera. Y la confirmación de que se trata de uno de los emplazamientos más fotogénicos que existen en todo el país. Razones más que de sobra que justificaran que no quisiéramos perdérnoslo por nada del mundo y nos escapásemos a conocer tanto la capital del Señorío de Molina así como otras maravillas de la comarca tales como el castillo de Zafra o el Barranco de la Hoz.
Calle típica de la ciudad

Importante ciudad del nordeste de Guadalajara y capital del antiguo Señorío de Molina, uno de los más importantes de la Edad Media castellana, la villa de Molina de Aragón conserva su trazado urbano y barrios medievales encerrados por unas imponentes murallas. Su casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural.

Plaza fuerte fronteriza a lo largo de la Baja Edad Media, Molina de Aragón posee un castillo (siglos XII-XIII) con doble recinto, el exterior defendido por numerosas torres cuadradas, además de la Torre de Aragón, pentagonal, y las murallas que rodeaban la villa medieval.

Entre los edificios más destacables se encuentran las iglesias de San Martín, románica (siglos XII-XIII); de Santa María la Mayor de San Gil (siglos XV-XVII); la conventual de San Francisco (siglo XVIII), construida sobre la antigua iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, con torre renacentista (siglo XVIII) y fachada neoclásica (1816); y el convento de Santa Clara, románico-gótico (1284).

Otros lugares de interés son el puente románico sobre el río Gallo, los numerosos palacios señoriales de los siglos XVI-XVIII o los barrios Judío y de la Morería.
Molina de Aragón, situada al nordeste de la provincia, es una ciudad con una gran riqueza monumental. Su camino por la Edad Media domina la vista general que derrama sobre la colina la muralla que rodea el burgo y se funde con el castillo. Al fondo, la Torre de Aragón vigila desde el cerro y hostiga la fortaleza recogida por la barbacana que se distingue desde lejos.

El paseo por sus calles nos imbuye de cruce de culturas y tiempos. Tan pronto nos introduce en el barrio judío de gran belleza medieval, como nos lleva a la morería al otro lado del río. Sobre el río cubre el paso el Puente Románico, símbolo de la villa, realizado en arenisca roja y formado por tres arcos; junto a las pilas, los tajamares que se distinguen a uno y otro lado.

Sus templos cristianos de distintos momentos del arte nos llevan desde la serena belleza del románico de Santa Clara, en la plaza que lleva su nombre, a Santa María la Mayor de San Gil, totalmente reconstruida después de un incendio ya en el siglo XX; pasando por el renacimiento reflejado en San Pedro, con su preciosa espadaña mudéjar o el neoclásico del Convento de San Francisco.

Como testigo de su esplendor los palacios más significativos claman en sus blasones e inscripciones los nombres de sus insignes habitantes: Casa del Obispado Díaz de la Guerra, Palacio de los Arias, Palacio de los Montesoro… y entre todos ellos destaca el Palacio de los Molina, La Subalterna, que presenta un gran arco de medio punto abovedado en la portada con los escudos de los Molina, de Castilla y de León.

¡Hasta pronto Molina!, prometo volver

Patrimonio natural

Molina de Aragón se encuentra muy cercana al Parque Natural del Alto Tajo, con especies mediterráneas de media y alta montaña, en óptimo estado de conservación y uno de los mayores conjuntos de cañones fluviales del interior peninsular.
Sobre el Río Tajo

Parque Natural del Alto Tajo

Ruta de Los Miradores del Tajo

Transcurre por una pista desde la que parten ramales que acceden a tres miradores sobre el Río Tajo y el Río Cabrillas. Esta ruta recomendada para cicloturismo une los pueblos de Lebrancón y Taravilla. Es ideal para el avistamiento de aves rupícolas (buitres, alimoches, águila real, halcón peregrino, roquero solitario, roquero rojo, avión roquero, chova piquirroja y grajilla) y disfrutar de las esplendidas vistas sobre los cañones fluviales. Si se accede a todos los miradores tiene una longitud de 51 km.
Respirando aire puro e historia, al mismo tiempo.

Bien desde Molina por la GU-958 o también desde Corduente, se llega a la ermita de la Virgen de la Hoz, una iglesia del siglo XIII encajada entre grandes farallones en la que se cuenta que un pastor tuvo una aparición mariana. Desde allí surge un camino de escaleras que lleva a diversos miradores situados en lo más alto de las rocas y donde se puede disfrutar de unas increíbles vistas (para fotos del cañón la tarde es buena hora por la luz, aunque merece subir en cualquier momento del día). Existe la posibilidad de hacer una ruta de senderismo circular (poca dificultad, aprox 5 horas) desde el centro de interpretación de Corduente, que te lleva directamente a los miradores (Más info en senderismoguadalajara. es/barranco-de-la-hoz-corduent e)