LA CUMBRE (Cáceres)

Don Emilio en sus Bodas de oro
Otro anterior (creo D. Valentín), imponía mas respeto, en aquellos años un cura era un autentico "mandamas".
Me han comentado que había gentes desplazada expresamente de La Cumbre, siento no haberles saludado
Como se ve, bebíamos coca colas y refrescos, para aquellos que dicen que en La Cumbre, siempre se consumía mucho alcohol.
Buenos tiempos, sobre todos porque eramos jóvenes..
ABUELOS DE EXTREMADURA.

-Abuelos de Extremadura
que conocí en otro tiempo,
y aquella vida tan dura
que fue la que conocieron,
nunca fueron de excursiones
siempre cuidando sus huertos,
y por la noche a la lumbre
contando historia a sus nietos.

-En aquellas noches largas
junto a las llamas del fuego,
sin mayores distracciones
que aquellos bonitos cuentos,
que con toda la atención
escuchábamos los nietos,
juntos todos en la lumbre
o en la camilla al brasero.

-Abuelos de otra cultura
sin viajes del INSERSO,
ni de ninguna otra clase
apenas salían del pueblo,
con sus viejas alpargatas,
su cayada y su sombrero,
raído y descolorido
por la lluvia, el sol y el viento.

-Con su chaqueta de pana
su faja liada al cuerpo,
con su reloj de cadena
colocado en su chaleco,
su librito y su tabaco
con su petaca y mechero,
en sus bolsillos sobados
y su pañuelo moquero.

-Abuelos de aquella infancia
que conocí de pequeño,
buscando los resolanos
cuando el sol sale en invierno,
buscando sombra en verano
que antes no tuvieron tiempo,
y un descanso merecido
que ellos nunca conocieron.

-Abuelos de Extremadura
de tiempos del estraperlo,
de aquella España en miseria
de hambre y racionamiento,
tiempos de supervivencia
que poco a poco se fueron,
quitando el pan de sus bocas
para dársela a sus nietos.

Autor: Ceferino Carpintero Prieto, de Carcaboso y residente en Talavera de la Reina
El COJOMBRILLO
Durante los años 50 y sucesivos, debido a la situación económica y al no haber medios para conservar los alimentos, generalmente la alimentación en Extremadura, se basaba en la matanza, especialmente para los que como mi familia, vivíamos en el ámbito rural, la comida principal y generalizada de casi todo el año, el “cocido” del que estábamos aburridos por su simplicidad y persistencia.
Cuando como indicativo de protesta, le preguntábamos a mi madre que había de comida para el mediodía, ésta nos contestada enojada! COJOMBRILLOS ¡. Nunca nos atrevimos a preguntar en que consistía ese plato que nos ofrecía, pero que nunca vimos.
Este repuesta la escuche o otros hogares de La Cumbre, sin que nadie me aclarara de que estaba compuesto aquel singular manjar, pero que hacia imaginar no seria muy apetitoso.
Pasado años conocí que el famoso “cojombrillo”, pepinillo del diablo, pan de puerco, pepinillo loco, pepinillo amargo, pepino de lagarto, etc., es una planta de olor fétido y sabor acre, originaria de los países mediterráneos que en la antigüedad se utilizaba como purgante.
Ahora agradezco a mi madre, que siguiera con el cocido y no cumpliera su amenaza.
Saludos
Sixto R.
En la antigüedad se denominaba así a la persona que acompañaba a los novios para evitar “excesos amorosos”.

Actualmente está en desuso, pero antaño su misión era escoltar a la pareja en desplazamientos a otras localidades, y/o paseos alejados de las zonas transitadas.

Esta aburrida y molesta tarea solía recaer en la hermana de la novia u otro familiar cercano, que pese a refunfuñar mayoritariamente porque no resultaba agradable, no le quedaba más remedio que acatar este incomodo cometido.
CARABINA
Yo cuando lleve a mi mujer a La Cumbre, la "carabina", fue mi cuñada (de 11 años), que debió soportar el antiguo y lento transporte. Coche de Línea de su pueblo a Plasencia y otro similar hasta Trujillo y de allí en taxi. Todo el día la pobre,
L
Caramba, como los años nos van dejando. Por algo cuando me miro, casi no me reconozco.
Por él pasa una Cañada Real y se conserva bastante bien
Resulta curioso, (Porque creo que no pasa por El Cordel o camino importante), se realizara una puente de sus caracteristica
Me han dicho que ya la han rehabilitado
Buena gente..
Pues que se repita de vez en cuando
Saludos
chiquillo del esquilador
El CHIQUILLO DEL ESQUILADOR

-Ponerse como el chiquillo del Esquilador.
Se aplica a la persona que ha comido en demasía dándose hartazgo.

En fechas anteriores a los años 70, a las ovejas había que pelarlas con tijeras, por lo ello existían las “cuadrillas de esquiladores”, que todas las primaveras recorrían las comarcas, para liberar y adecentar a estos simpáticos animales.
Una de las mas famosas o populares de la zona de Trujillo, era la del “tío Patatero”, que creo recordar era de Torrecillas de la Tiesa, las formaba unas 12 o 15 tijeras, a la que pertenecía siete u ocho componentes de mi pueblo La Cumbre.
Como tenían que recorrer la dehesas o cortijos y la campaña duraba cierto tiempo, tenían que ir bien organizados con provisiones para su alimento, ropas (jato en castuo), medicamentos etc. Solían llevar una cocinera; también una chavala (la denominaban escoba), para limpiar los excrementos que se hacían los animales y un chiquillo, que con un bote de hollín curaba las heridas que les hacían con las tijeras. Llamaban moreno a este “medicamento” a cuya voz atendía el chaval.
Aunque portaban suficiente provisión de víveres, los dueños del ganado solían obsequiarles con algún animal de desecho (cojo, modorra o machorra), con cuya carne la cocinera preparaba ese día, una apetitosa y suculenta caldereta o frite, que era una comida especial o extraordinaria en aquellos tiempos.
El mencionado “chiquillo”, de unos 12 o 14 años, solía gozar del envidiable apetito propio de la edad y circunstancias. La criatura se ponía a reventar, lo que llamaba la atención con el regocijo de todos los presentes, que lo tomaban como ejemplo de avidez quedando el “dicho” cuando comemos mas de la cuenta: Nos hemos puesto como EL CHIQUILLO DEL ESQUILADOR.
Saludos Sixto Rivas
chiquillo del esquilador
costumbres de pueblo pagar el piso
monumentos en la cumbre caceres