ALBA DE TORMES (Salamanca)

ALBA DE TORMES: ALBA DE TORMES: v. con ayunt., cab. de part. jud. de...

ALBA DE TORMES: v. con ayunt., cab. de part. jud. de la prov., adm. de rent. y dióc. de Salamanca (4 leg.), aud. terr. y c. g. de Valladolid (22), con comandante de armas, adm. de loterías y rent. estancadas.
SITUACIÓN Y CLIMA. En el estremo NE. de una vega feracísima de 3 horas de long. de S. á N. y 1/2 de lat., por donde suavemente se desliza el cristalino r. Tormes, se eleva desde su márg. der. una colina de fácil acceso, de unos 90 pies de altura sobre el nivel del r., y de 5,000 de circunferencia: en esta colina se halla sit. la v.; y como solo la domina un montecito hacia el E. la combaten bastante todos los vientos. Sus vistas son deliciosas; pues no solo se descubre la hermosa vega a que da nombre, y los pueblos que la cultivan, sino toda la cord. de sierras, desde la de Guadarrama hasta la de Francia, formando un agradable contraste la blancura de las nieves que casi todo el año las cubren, con el verdor de los montes y praderas que matizan las llanuras. Su clima es muy sano: las enfermedades más comunes son tercianas y alguna pulmonía, contándose casi siempre personas que pasan de 90 años.
CAMINOS. El general de las Andalucías y de Extremadura á Valladolid, Burgos, Asturias, Galicia y provincias Vascongadas; otros dos que conducen a Salamanca y Ciudad-Rodrigo: y los parciales para otros puntos: su estado es malo.
CORREOS. El de la capital llega los martes, jueves y sábados, y sale los mismos dias.
PRODUCCIONES. Trigo, cebada, centeno, algarrobas, avena, titos, vino, guisantes, garbanzos, muelas, legumbres y hortalizas en las muchas huertas que se hallan al S. de la pobl. y orilla del r., ganado lanar, de cerda, cabrío, vacuno y caballar, lana, perdices, liebres, conejos y raposas. Pero estos productos no son por desgracia ni la séptima parte de los que se recolectaban antes de que la propiedad se amortizase, no solo para el sostenimiento de las comunidades religiosas, sino también para el de la entonces opulenta casa de los duques de Alba. Según un estado de aquella época, que hemos tenido a la vista, la cosecha de trigo ascendía a más de 20,000 fan., la de cebada a 10,000, la de centeno a 12,000, y el vino a 40,000 cántaros, pastando en el térm. sobre 18,000 cab. de ganados de todas especies. Las labores del campo se hacen en la actualidad con 93 yuntas de ganado vacuno, y ademas hay de la misma clase 247 cab. destinadas a la ind. pecuaria.
INDUSTRIA Y COMERCIO. La generalidad de los hab. se dedican a la agricultura: el trigo y cebada sobrantes se exportan a las sierras de Francia, Béjar y Plasencia; el vino que falta se importa de la primera de dichas sierras; el aceite de la de Gata; los paños de Béjar y Torrejoncillo, y el lienzo de Galicia: existen 4 fáb. de alfarería de loza común vidriada, escelente en su clase, 1 de sombreros comunes, otra de curtidos, algunos telares de lienzos, 5 hornos de pan, 4 de ladrillo y teja, y 26 tiendas de telas, quincalla, comestibles y otros géneros, cuyas especulaciones se hacen a dinero y cambio de granos: la mayor parte de estos efectos los llevan los forasteros por ser muy raros los vec. que se dedican a la arriería. POBLACIÓN. Alba de Tormes con sus arrabales 507 vec, 2,166 alm. RIQUEZA TERRITORIAL PRODUCTORA, inclusa la desamortizada: 1.398,504 rs.: CAP. IMP. 64,053: valor de los puestos públicos, 38,499 rs.
FERIAS Y FIESTAS Celebra una feria que dura tres dias desde el domingo de la Santísima Trinidad, en la cual se venden ganados, aperos de labranza, telas, quincalla, loza fina, cristal, oro y plata labrados: también puede considerarse como una feria la octava desde el dia de Sta. Teresa (15 de octubre), por la mucha gente que de todas partes concurre a tributar religioso culto a la santa, y a proveerse de lo que necesita: se hacen también dos romerías, una á Ntra. Sra. de Otero, el primer lunes de setiembre, y la otra a la de Valdejimena el segundo dia de pascua de Pentecostés.
Esta v., por último, cómo los demás pueblos sit. en las márg. del r., adquirirían un cap. inmenso de riquezas, si en él se abriesen canales o acequias que fertilizasen las hermosas tierras que se ven privadas del riego, el cual podría conseguirse a poca costa, tomando las aguas á tres horas en el sitio de la Aceña-Nueva. Podría ponerse entonces una asombrosa huerta, sembrarse linos, cáñamos, y otras mil plantas de grande utilidad, y formar prados de regadío, tan necesarios en el pais, para alimentar con el heno a los ganados en los meses de rigoroso invierno.
* Diccionario Geográfico - Estadístico - Histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1848.