TORMON (Teruel)

Habitantes: 43  Altitud: 950 m.  Gentilicio: Tormonenses 
Hoy amanece en TORMON a las 07:51 y anochece a las 17:48
Nº fotos: 339  Nº mensajes: 21  Visitas / día: 43 

Información general sobre TORMON:

Situación:

En el extremo meridional de la Serranía de Albarracín, a 37 kmts de Teruel. El pueblo se levanta sobre un paisaje de naturaleza agreste, junto a la ribera del RIO EBRÓN.

Ayuntamiento:

Alcalde: Fausto Archilaga Valero

Monumentos:

Iglesia de la Natividad. Ermita de San Cristóbal.

Fiestas:

Patronales en honor de SAN CRISTÓBAL, SAN ROQUE Y SAN RAFAEL. Se celebran dentro de la segunda quincena del mes de Agosto.

Costumbres:

A TORMÓN

Salimos de la Ciudad,

Nos vamos de vacaciones,

En Teruel está la meta,

En Tormón, nuestros amores.

Vamos contentos, alegres

Y con ganas de llegar.

Largo se hace el camino,

Lento, nuestro caminar.

Tormón,

tu “prao”, una maravilla,

Tus manaderos, portentos.

Tu rio te da la vida.

Tormón,

con tu castillo feudal,

Tu Calicanto, divino,

Tu Ponseca, sin igual

Josep Pereira.

JOTAS DEDICADAS AL PUEBLO

Aragón queda vacío

en pueblos como Tormón

pero en verano, sus hijos,

retornan con ilusión.

Si en invierno son los frios

los que mandan en Tormón,

en verano, son sus hijos

los que le dan el calor.

José Maria Prats, desde Puerto de Sagunto.

Historia:

EL LEGADO DE LA HISTORIA

El origen de Tormón se remonta con toda posibilidad al siglo XI, cuando su castillo, formaba parte de una linea defensiva de fortificaciones musulmanas a lo largo de los reinos de TAIFAS, de ALBARRACIN y ALPUENTE.

A pesar de ello, su primera mención documental se remonta al año 1.180. Conformó durante siglos un señorío independiente que quedó bajo la tutela de diferentes instituciones y títulos de nobleza. Siglo XIII ORDEN DE SANTIAGO y Siglo XVII CONDE DE FUENTES. En 1.834, Tormón, formó Ayuntamiento autónomo. En esta misma época, contó con la mina de hierro SAN JORGE y una fundición que abastecía a las herrerías de la Sierra.

Situado en el extremo meridional de la SIERRA DE ALBARRACÍN, el casco urbano de Tormón destaca especialmente por su imagen exterior rodeada de un paisaje de agreste belleza, bien visible desde una de las carreteras que conducen a Albarracín, o desde el promontorio de la ermita de San Cristóbal. Su núcleo principal, se encuentra al entorno de la Plaza del Ajuntamiento.

PATRIMONIO ARTISTICO-RELIGIOSO

Se tienen noticias de que hubo iglesia en Tormón, al menos, desde el siglo XIV, pero fué en 1.641, al adquirir rango de parróquia independiente, cuando debió de ser construído el edificio actual, dedicado a la Natividad de Nuestra Señora. Con muros a base de mampostería y una clásica estructura interior de tres naves y cabecera recta. Su elemento mas identificativo, es la torre situada en la parte izquierda de la entrada al templo. Se compone de tres cuerpos: Los dos primeros, de planta cuadrada y el último octogonal con terminación en tejadillo de teja árabe y, sobre el que se sitúa una artística veleta de hierro forjado.

A pocos pasos del pueblo, se encuentra la Ermita de San Cristóbal. Parece ser que su edificación es del siglo XVI, aunque a juzgar por sus características arquitectónicas, la actual, no debió de construirse hasta el siglo XVIII. A pesar de su construcción modesta y con cubierta de madera y tejas, posee algún detalle de interés, como su entrada en ARCO DE MEDIO PUNTO.

SUS ENCANTOS

En el casco urbano de Tormón y su entorno, encontramos diversos lugares de interés histórico. En Primer lugar, destacamos la enorme roca que domina toda la localidad, sobre la que, en su dia, se levantaba una TORRE DE DEFENSA. Hoy, en su parte alta, se pueden ver los restos de esta torre. En segundo lugar, se tiene que mencionar el patrimonio etnográfico, que, antaño, permitían el abastecimiento, para los vecinos, de los elementos de primera necesidad. LA TEJERIA y EL LAVADERO (restaurados) y los DOS MOLINOS (ambos prácticamente desaparecidos).

Finalmente, citar el patrimonio religioso LA IGLESIA DE LA NATIVIDAD y LA ERMITA, contemplándose, desde esta última, una hermosa vista de la localidad y parte del curso del RIO EBRÓN.

CUEVA DE LA IGLESIA

La Cueva de la Iglesia, pese a su denominación, no es una cueva propiamente dicha. En tiempos pasados, si que se trataría de una cueva, pero la techumbre se desplomó, como bien se puede ver por los restos de rocas esparcidos por el suelo. Actualmente, lo que nosotros vemos, es la confluencia de dos enormes rocas que se van aproximando conforme ganan altura, sin llegar a tocarse. La denominación de Cueva de la Iglesia es la utilizada por los vecinos del lugar, por considerar, no sin razón, que por su tamaño y altura, podría acoger una iglesia entera.

Pero quizás, tan interesante como la cueva, es el camino que nos permite llegar hasta ella. Este, discurre por un cauce de rio, gran parte del cual, se encuentra cubierto por cantos rodados. En muchas ocasiones, la impresión, es la de pasear por un pasillo casi laberíntico en el que se abren pequeñas cuevas o abrigos, adivinándose curiosas formas erosionadas sobre la piedra arenisca, o se ven los nidos de las aves colgados en la roca.

EL CALICANTO

El Calicanto, es una cascada o salto que debe salvar el rio EBRON en su paso sobre el terreno fácilmente erosionable que rodea Tormón. Se encuentra muy próximo al casco urbano y fué aprovechado en su día, por un molino alli construído y prácticamente hoy en ruinas, cuyo generador, que aún se observa tirado en el suelo, proporcionaba, en un principio, la electricidad necesaria para el consumo de la localidad. Este molino y otro a la entrada del pueblo, del que aún se ven restos, servian tanto para moler los cereales del pueblo como las de otras localidades de los alrededores que no tenian. Lo recogido del enclave del Calicanto, la humedad continuada que produce la caída del agua y la dificultad que tiene la luz del sol para acceder, da lugar a un microclima en el que hacen su aparición líquenes y helechos, siendo además, lugar muy visitado por truchas y pequeñas aves insectívoras.

Los materiales que transporta el agua del rio en suspensión, se van acumulando en la superficie de las rocas de la cascada, sobre la que resbala, acumulándose progresivamente sobre las mismas, logrando que la pared de ésta, vaya avanzando aunque muy lentamente, consiguiendo formas que nos recuerdan a las estalactitas de algunas cuevas.

PAISAJES DEL RIO EBRON - SENDERISMO Y BARRANQUISMO

El rio Ebrón, ha configurado a lo largo de cientos de años, un entorno interesantísimo, tanto desde el punto de vista geológico como paisajístico. La disolución de los materiales por los que se ha ido encontrando, ha dado lugar a profundas y estrechas gargantas, por las que, en ocasiones, ni tan siquiera logra introducirse la luz del sol. La erosión, también ha producido arcos de piedra, único resto que se ha conservado de las antiguas cavidades por las que se iba introduciendo el rio a su paso. El rio Ebrón, nace en el lugar conocido como LOS MANADEROS, en el término municipal de Tormón. Cuenta la leyenda que, en una época de mucha sequía, el RIO EBRO se quedó sin agua, secandose su cauce. Esto no pasó con el EBRON, lo que dió origen a su nombre por los vecinos del pueblo.

LA FONSECA

Desde un mirador del sendero, en el que se halla instalada una mesa de interpretación, se puede observar una gran parte del curso del rio. Un agradable camino que conduce entre pinos y junto al rio, nos permite acceder a los lugares de mayor belleza, entre los que destacamos el mirador acondicionado sobre uno de los arcos de piedra, abierto por el río, llamado la fonseca.

En la actualidad y desde el CALICANTO, podemos seguir el cauce del rio, tanto por senderismo como por barranquismo, perfectamente señalizados, hasta llegar al último pueblo de la provincia de Teruel, EL CUERVO.

PINTURAS RUPESTRES

Las pinturas rupestres de TORMÓN, junto con las otras de ALBARRACÍN y BEZAS, que se incluyen dentre del PARQUE CULTURAL, estan incluídas en la declaración de la UNESCO dentro de las pinturas rupestres del ARCO MEDITERRÁNEO, con la categoría de: BIEN PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

Hay que tener en cuenta la trascendencia de esta declaración que señala las manifestaciones culturales mas importantes de todo el mundo. Solo ésto, bastaría para incitar nuestro interés por estas pinturas, tan cercanas a nosotros y sin embargo, tan desconocidas.

De los CUATRO ABRIGOS que se localizan en Tormón, destaca el abrigo de las CABRAS BLANCAS, uno de los mejores conservados en todo el Parque Cultural y en el que, por su especial morfología, mejor se conservan las pinturas. A diferencia de la mayoría de abrigos, en este, las figuras son de color blanco sobre fondo negro. Las rutas que llevan a los abrigos, disponen de paneles informativos, encontrándose los senderos que conducen a las mismas, perfectamente señalizados.

(Informe extraido de los paneles informativos hechos por la Empresa PRAMES, de Zaragoza).

MÁS HISTORIA SOBRE TORMÓN

Dª TERESA GIL DE VIDAURRE

Las primeras noticias de una Dª Teresa Gil aparecen en una documentación de Jaime I durante el sitio que mantuvo a Valencia, en 1238. Se sabe que era una Noble Dama, y que las características más notables fueron: Belleza, Prudencia, Piadosa y de un Gran Carácter.

Por su apellido debía descender de Navarra, aunque algunos autores dicen que nació en Aragón. No obstante parece más segura la primera opción, al menos pertenecía a la familia de los Vidaurre y tenían muchas posesiones en Navarra.

Pero, ¿quién fue Teresa Gil de Vidaurre y que significó para la Corona y, más en concreto, para Jérica?

Si hacemos un poco de historia, y sin llegar a profundizar en el tema, sabemos que el Rey Jaime I estuvo casado en primeras nupcias con Dª Leonor de Castilla en el año 1221. El matrimonio entre ambos se disuelve en el año 1229.

En el año 1235, el Rey contrae nuevas nupcias, esta vez con Dª Violante de Hungría, la cual moriría en el año 1251.

En estos años se cree que fue el periodo en el que el Rey comenzó una relación con Dª Teresa Gil de Vidaurre, más concretamente en el año 1238, año en el que dona la Villa de Jérica al Concejo de Teruel.

Todo parece indicar que tras la muerte de Dª Violante de Hungría, la relación entre el Rey y Dª Teresa estaba muy consumada, hasta el punto de tener dos hijos de ambos, Jaime y Pedro.

También parece ser que el Rey dio palabra de matrimonio a Dª Teresa ante un testigo, el cual falleció antes de poder dar fe. Pudo haber existido un matrimonio morganático (Que era el que se celebraba expresando su consentimiento los contrayentes ante testigos aptos y un sacerdote con jurisdicción, pero que no era requerido para ello) el cual, considerado de buena fe, fue el que dio pie para la legitimación de sus hijos. Aunque a ella, el Rey nunca le da nombre ni de Reina ni de esposa. Así, pues, las primeras noticias de un litigio con el Rey datan de 1254.

El Rey, para complacerla y acallarla, le da en posesión lo que debería de ser el dominio principal de la familia: El Castillo y Villa de Jérica.

Teresa recurre al Papa Clemente IV para que éste sostuviera la relación, considerada como matrimonio. A lo que el Papa responde el 17 de Febrero de 1266 con las siguientes palabras: "Aunque no haya sido un verdadero matrimonio, así, no obstante, se inició, para hacerse verdadero y consumado por la unión carnal". En estas fechas, todo parece indicar que Dª Teresa se había retirado a sus posesiones, como lo indica el hecho de recibir en ese mismo día a la Infanta Constanza en El Toro.

Posteriormente el Rey se enamora de Berenguela Alfonso y quiere dejar a Teresa. Este parece ser el punto culminante de todo el proceso.

Tras todo esto, Teresa se recluye en el Monasterio de la Zaidía, en Valencia, y que ella misma fundó.

Poco antes del Testamento Real de Jaime I muere Berenguela y se cree que para tranquilizar a Teresa legitima como hijos a Jaime y a Pedro.

En cuanto a las posesiones de Dª Teresa diremos lo siguiente:

- El 9 de Mayo de 1255 el Rey le hace donación del Castillo y Villa de Jérica.

- El 10 de abril de 1257 se incorporan a este dominio: Alcublas, Liria, Andilla, Bejís y Altura.

- El 18 de Agosto del mismo año, el Castillo y Villa de Flix.

- El 5 de Abril de 1260, la Heredad de la Zaidía, donde fundaría el Monasterio de Gratia Dei en 1260

- El 13 de Abril de 1260, ella y su hijo Jaime dan Carta Puebla a Pina de Montalgrao y El Toro, incorporándolas al Señorío.

- En 1263 recibe los castillos de Planes y Travadell.

- Recibía rentas de Castelmontán, Tormón y Mora, entre otros, que luego incorporarían al Señorío.

Todo parece indicar que Dª Teresa muere entre 1278 y 1288, como monja en el Monasterio de Gratia Dei. La confusión de los documentos no da pie a concretar la fecha exacta. Según el martirologio Cisterciense debió ser el 15 de Julio, pero, como se ha dicho, se desconoce el año exacto.

En el Testamento de Teresa, titulado por ella "uxo quondam", esposa del difunto Rey. Hace, entre otras, las siguientes concesiones:

A su hijo Jaime los lugares de Altura, Castelmontán, Mora, Tormón (que se encuentra entre Teruel y Albarracín) y unas casas en Zaragoza.

A su hijo Pedro los lugares de Cabañas, Azuer, Betinyena, Rosel, Luesia y Agüero.

A su muerte no solo fue venerada como Reina si no también como Santa. Su cuerpo se encontró incorrupto cuando la demolición del Monasterio de Gratia Dei en 1809. Su cuerpo se encontraba, todavía, como reliquia en el lado del Evangelio en el año 1923.

Jaime I de Jérica tomo posesión de la Villa. Si un hecho insólito hubiese acontecido: Que Pedro el Grande hubiese muerto sin hijos varones y tampoco su hermano y sucesor, Jaime de Mallorca, Jaime I de Jérica hubiese sido Jaime II de Aragón.

-4000 AC.

Presumiblemente se asentó sobre la actual Frías de Albarracín, el primer poblado agrícola de la Sierra de Albarracín.

Pinturas rupestres en el Abrigo de los Toros, en Tormón.

Josep Pereira Orta

Turismo:

Senderismo y barranquismo.

El medio natural de Tormón se engloba en los tres montes de Utilidad Pública, que tiene declarados desde el año 1901, a los que se les asignaron los números 38,39 y 40 "El Rodeno". Las especies árboreas que los pueblan son principalmente Pinus pinaster, Pinus nigra nigra, Quercus ilex, Quercus faginea, y pies aislados de Populus nigra.

Tambien merece la pena destacar dos bellezas naturales. Por un lado el meandro abandonado del río Ebron y por otro lado los hermosos paisajes donde se mezcla la roca silicea y el pino resinero, en especial en el entorno de la Casa Forestal de Tormón.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de TORMON

¡Haz turismo, ven de vacaciones a TORMON y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Teruel