PEDRO MARTINEZ (Granada)


Mejores mensajes de PEDRO MARTINEZ:
hola Antonio las letrillas bonitas como siempre un saludo
Gracias ANGELITA, espero que nos escuche este miércoles en www. hispanidadradio. com puedes chatear y llamar, si lo deseas.
Un abrazo y os dejo estas letrillas.

OJOS COLOR DEL CARBÓN

Ojos color del carbón,
Cuando el horno está apagado.
La sonrisa de un bebé,
Con su color sonrosado.

Su habla dulce, como miel,
Con un cuerpo escultural.
Sus andares de princesa,
Sentada junto al brocal.

En el pozo de la huerta,
Propiedad de sus abuelos.
Descansaba esta criatura,
Llegada desde los Cielos.

No había un joven en casa alguna,
Que no se fijara en ella.
Sin embargo andaba lista,
Pasando cual la centella.

Solo en la huerta su abuelo,
Se paraba a descansar.
Sola, y sin compañía,
Le gustaba pasear.

Cuando le crecieron alas,
Bien las supo aprovechar.
Marchó, como marchan muchas,
Y no se paró a pensar.

Se vendió, mientras quisieron,
Comprar aquella sonrisa;
O aquellas dulces palabras,
Alguna noche de brisa.

Fue parando en sus andares,
Mientras devoraba el vino,
Y algunas cosas prohibidas,
Dentro de cualquier casino.

Fueron pasando los años,
Su recuerdo se apagó.
Y la cuerda de su vida,
Se rompió como un reloj.

De aquellos ojos carbón,
De aquella sonrisa tierna,
Nadie quiso saber nada,
Aun estando en la taberna
A. E. I.
María Pretel hace testamento en 1567, fecha en que presumiblemente falleció. Testó en Guadix, ante el escribano Gaspar Castillo, por entonces vivía en Guadix en el barrio de Santiago.
Ordena por el testamento que si muere en el Cortijo de Pedro Martínez, sea enterrada en la Iglesia que fundaron ella y su yerno Juan Rodríguez Cubero y si muere en Guadix, sea sepultado su cuerpo en el monasterio de San Francisco, en la misma sepultura donde están enterrados sus padres, que acompañen su cuerpo el cura y sacristán de la Iglesia de Santiago, de donde es parroquiana y los hermanos de la Cofradía del Santísimo Sacramento, de la que es cofrade.
Así mismo deja dotación para que se digan misas por su alma en las iglesias de Santiago, en Pedro Martínez, en la Iglesia de Santa Ana, en el Monasterio de Santo Domingo, etc. Que cuando muera, comparezcan doce parroquianos pobres de Santiago (tres hombres y tres muchachas huérfanas, tres mujeres viudas, tres hombres pobres) se vistan de camisas y calzones y medias, calzas, sayos, capas y caperuzas de burel, cofias, así mismo en su cortijo.
También manda dar su soldada (sueldo) a dos huérfanas: Juana y Ana, que tiene a su servicio, además de eso que a Juana le den diez mil maravedís para su casamiento.
Así mismo que su yerno Pablo de Jerez pague a Ana, que fue su sirvienta y ahora del dicho yerno, además de su soldada, otros diez mil maravedís.
Que se digan veinte misas rezadas en la Iglesia de su cortijo, por el ánima de sus padres y de su marido.
Declara que su yerno Juan Rodríguez Cubero, ha sido su fiador en algunas ocasiones, que se pague todo lo que se deba y que luego se reparta entre sus herederos. También declara que tiene dotada a la Cofradía de la limpia Concepción de nuestra señora que está en el monasterio de San Francisco que paga tres mil maravedís.
También tiene otra en el (…) de la Encarnación de Nuestro señor Jesucristo que se paga de limosna cada año cuatro reales y medio, que cuando ella fallezca se den de sus bienes a censo veinte ducados para candelas e incienso.
Que luego que ella fallezca se compre una casulla de terciopelo del color que le pareciere a sus albaceas, con la caneffa de oro, para su cortijo de Pedro Martínez.
Que así mismo se compre un cáliz de plata que cueste hasta nueve mil maravedís.
Que cuando muera, se tomen cien fanegas de trigo y se pongan en su cortijo a modo de pósito para que se repartan en cuatro veces al año entre los labradores más pobres si los hubiere, y si no los hubiere se den a los parroquianos de la Iglesia, prefiriendo a los familiares a los extraños, los cercanos a los lejanos, y los naturales a los extranjeros.
Deja por patrono para la administración del pósito a su yerno Juan Rodríguez Cubero. Además, que los ornamentos que ella o sus descendientes dieran a la Iglesia de Pedro Martínez, no se llevan fuera de ella ni se utilicen para decir misa en otro lugar.
Que cuando ella muera, sus herederos, para repartir y recibir las tierras de su cortijo, pidan a las personas a las que ella se las tiene arrendadas, que cumplido el tiempo de su arrendamiento, que les pague lo que hubieren…,
Que se paguen a Hernando de torres nueve ducados.
A su yerno Andrés Gómez, marido de Catalina Martínez, su hija, le dio como dote de casamiento doscientos ducados: ciento veinte cuando se casaron y los otros ochenta se los da después, durante el matrimonio.
Así mismo tiene dado en dote de casamiento a Pablo de Jerez, su yerno, casado con su hija Ana Martínez doscientos ducados: ciento setenta al casarse y después otros treinta de los que otorga carta de dote.
También declara que dio en dote a Juan Rodríguez Cuvero, su yerno, casado con su hija María Pretel otros doscientos ducados en el tiempo en que se casó.
Declara que tiene dos hijas y una nieta monjas: Leonor Pretel, viuda de Luis Chamorro; su hija y su nieta Francisca Pretel, hija de Isabel Martínez; su hija, que están monjas en el Monasterio de Santa Clara de la ciudad de Úbeda. Y María Pretel, su hija, en el Monasterio de San Nicasio de Úbeda. A todas tiene dada dote y ajuar que aparece en un libro encuadernado entre las partidas y hojas que están firmadas al final del escribano Juan de Buendía, que es uno de los testigos instrumentales del testamento.
Que dio a Isabel Martínez, mujer de Lázaro de Siles, al quien su marido le mandó en arras que lo dejaron al tiempo de su muerte.
Declara también que cuando se casó con Pedro Martínez, su marido, llevó en dote veinte mil maravedís y él llevó en arras diez mil maravedís, además trajo de capital en bueyes, ganado y vestido ochenta o noventa ducados.
Que su Marido Pedro Martínez hacía veinte y dos años que había fallecido (teniendo en cuenta que en la fecha en que testó era 1567, debió morir en 1545) y que en el tiempo en que murió valía su hacienda mil quinientos ducados aproximadamente. Para entonces ya habían casado a alguna de sus hijas, a Leonor, mujer de Chamorro y al quedar viuda ingresó en el convento. Despúes de muerto Pedro Martínez se casaron las demás hijas. Que tras su muerte su hacienda se había multiplicado. Que después que falleció su marido murió una hija doncella llamada Juana García y le dejó su herencia a ella.
Deja a sus tres hijas casadas y a sus hijas y nieta monjas todos sus bienes y a los descendientes de su familia.

Pedro Martínez & María Pretel

Hijas:
Leonor Pretel, casada con Luis Chamorro.
Juana (doncella falleció).
María Pretel, casada con Juan Rodríguez Cubero.
Catalina Martínez, casada con Andrés Gómez.
Ana Martínez, Casada con Pablo de Jerez.
Ysabel Martínez madre de Francisca Pretel (nieta)
María Pretel (hija monja)
Hay que hablar de Pedro Martínez. de sus paisajes, de lo que sea, de aquello que no se la da importancia... Hoy os hablo yo de Peñalisa. Mañana, vosotros, de lo que sea de vuestro agrado.

De Peñalisa podríamos llenar cuadernos y cuardenos... Podríamos hablar de los distintos perfumes que se perciben desde Pozo Bajo a la Loma, desde el Cerro de la Coscoja a la "Pasaílla": Olor a retama, a tomillo aceitunero, a salvia... Enumerar todas las plantas aromáticas que hallamos a cada paso en Peñalisa sería tarea harto difícil.

Al caer de la flama
diurna, con la brisa,
la flor de la retama
de olores embalsama
Peñalisa...

En Peñalisa el alma halla paz, sosiego, hasta se escucha el silencio, roto éste, a veces, por el graznido de las rapaces....

Cuando la luz postrera
trae la blanda brisa
grazna el ave agorera
sobre una madriguera
en Peñalisa...

Madrugar, ver la salida del sol por el Mencal desde Peñalisa, es gratificante

Deja que te absorba la naturaleza,
deja que te empape la brisa
cuando la mañana se despereza
en Peñalisa...

Fui una tarde de Agosto a Peñalisa. Desde allí el pueblo no se ve. Esperaba ansioso la salida de los conejos de sus madrigueras para dispararles con el teleobjetivo de mi cámara. La noche, una noche sin luna, con sólo Júpiter allá arriba, cayó de improviso sobre mis espaldas. Las sombras avanzaban, me envolvían, me succioionaban... Hacía rato que el Cerro de la Coscoja se había tragado el sol. Silencio absoluto, roto a veces por el silbo de la lechuza o el ululato del buho. La brisa nocturna movía a intervalos las hojas de los olivos
y éstas emitían chasquidos quejumbrosos. El cementerio, del lado del sol naciente en el llano sobre el Tajo de las Zorreras, emitía como unas lucecitas pálidas que parecían elevarse en el aire. ¿Fuegos fatuos?, quizá luciérnagas. A mi espalda, la Cueva del Tieso, deshabitada, sin puerta, presentaba un umbral tenebroso. Me hallaba yo, no obstante, como en la gloria bendita envuelto en aquel ambiente tan peculiar contemplando la belleza de Júpiter y el cúmulo de estrellas de la Vía Láctea. Oi un gruñido remoto del lado de Pozo Bajo al que no presté atención. Demasiado entretenido estaba yo en mi actitud contemplativa de los cuerpos celestes... Aquellos gruñidos los percibía cada vez más cercanos y más intensos. hasta sentirlos a mi costado... ¡Qué horror! Hasta los pelillos del bigote se me pusieron de punta. Yo no sé si aquello tan monstruoso era un jabalí o un alma en pena. Lo que sí sé es que más que correr volé hacia la loma y descendí por la Umbría de los Sabas hasta el pueblo sin darme un respiro ni volver la vista atrás para nada. ¡Bichooooooo, casi me jala!. Jajajasjaja.

Un abrazo
LA COLADA EN POZO BAJO
(La piedra en que mi madre lavaba y tantas otras mujeres como ella)
Pues para todas si excepción estos versos.

Tan pronto el sol esparcía
su fulgor desde el Mencal
mi madre, firme, cabal,
el recorrido emprendía

hacia el Pozo Bajo rudo,
hacia la quebrada hosca,
hacia la depresión tosca
de la lavandera feudo.

La ropa llevaba en líos,
los jabones, en cubeta;
en su alma, templada, prieta,
¡ánimo en tiempos impíos!

El ritual de la colada,
metódico, daba inicio
recurriendo al artificio
de una piedra mal labrada.

Erase una piedra-losa
de estructura irregular,
una piedra singular
con textura muy rugosa.

De rodillas, cual se adora
a una deidad ante el altar,
la acción era del lavar
penitencia extenuadora:

Agua congelada; impío,
cruel invierno lacerante,
o un sol tórrido abrasante
del impenitente estío.

Rompía el cristal del agua
hasta el tétano aterida
o ardía y era abatida
por un sol candente de fragua.

La embarazosa tarea
sus manos entumecía,
o todo su ser ardía
con el ardor de la tea.

Usando más de los puños
que del escaso jabón
bregaba a todo pulmón
sin reparar en rasguños.

También le mordía el viento
la lluvia le sorprendía
y el trueno a su ser traía
temor, horror, tormento...

¡Lavado tirano aquel!
golpe a golpe, restregando,
la piedra le iba arrancando
los átomos de su piel...

Voy a cavar en el hondo
del Pozo Bajo inmortal
y su lecho de cristal
voy a horadar hasta el fondo.

Voy a remover el mundo
de la antigua depresión,
otear voy cada rincón
hasta el rincón más profundo

Ahí, en la piedra lisa,
junto a la Fuente de Magras;
ahí, do saltan las cabras
y la zorra suelo pisa...

Ahí, junto a la flor
en corimbo del majuelo,
do lanza sus trinos al cielo
el cuitado ruiseñor...

ahí, donde el junco encaña;
ahi, donde el berro crece;
ahí, donde el timo florece,
donde el mastranzo se baña...

Ahí, en el ecosistema
de la aulaga siempre viva,
de la stipa siempre altiva,
voy a trazar yo mi esquema

Ahí, yo, voy a cavar
con la ilusión encendida,
con el alma enardecida
voy a buscar y buscar...

Ahí, presa en las arenas
minúsculas del riachuelo,
sepultada en el subsuelo
o esclava de mil cadenas

yace la piedra - ¡dormida!-
en que mi madre lavaba,
en que aquel ser se dejaba
golpe tras golpe su vida.

¡hallarla, esa es mi meta!
no importa dónde se oculta
ni qué peñón la sepulta
ni que fuerza la sujeta...

Voy a partir los peñones
de ese Pozo Bajo eterno,
tan bello objeto materno
voy a librar de prisiones

Ara Pacis, noble piedra
porque en tu entraña contienes
los sudores de sus sienes
enredados como hiedra.

Te voy a erigir en altar,
¡serás, ya, piedra bendita!
¡y voy a llamarte Anita.
para este nombre adorar!
A las güenas tardes Sensi, es verdad k ésto está más solo que la UNA, pues cada día nos hacemos más perezosos la gran mayoría, haber si ya pasan éstas calores y el personal se paga más a la pantalla, por aquí donde yo estoy aún estamos mas calientes k en pleno verano, ya dicen los que saben del tiempo k a partir de mañana cambia la situación y empezarán las lluvias, pues lleva más de un año sin caer ni una gota, lo que se teme es que ahora venga toda junta de golpe que es lo que suele pasar con la ... (ver texto completo)
A las güenas noches, Antonio. El foro está desierto, es verdad. Ello se viene comentando desde tiempo inmemorial ¿Pero la queja ha producido el cambio que pedimos? No, padre. Nos saludamos ¿pero el simple saludo ha estimulado a los foreros a una mayor colaboración? No, padre. Si estos métodos no nos dan los resultados que esperamos ¿Por qué no recurrimos a otros procedimientos? Tendríamos que preguntarnos: ¿Qué gustaría a la gente encontrar en el foro? Luego anotar en una hoja lo que se nos ocurra sobre los gustos de la gente y poner mano a la obra escribiendo sobre ello. Para mi no hay duda: la gente desea saber, leer, cosas propias, pasadas o presentes, del propio pueblo. Cualquier nimiedad referida es del agrado de la gente. Si hablas, por ejemplo, de la piedra horadada por la lluvia y el granizo en la era, la cual utilizabas en el buen tiempo como hoyo para jugar a las canicas, eso gusta. Es una tontería, pero tiene su encanto. Otro ejemplo, tema actual: el reloj de la torre está parado, señala las cuatro y cuarto. ¿Desde cuándo lo está? ¿Por qué causa? ¿No hay quien suba a darle cuerda o averiado no tiene compostura? Se puede hablar del empedrado antiguo de las calles, de las colas en el caño cuando no había agua, del chichanguero que no pudo dominar al burro... o del burro de un maestro que castigaba a los niños dándole coscorrones con el anillo previamente colocado en el nudillo del dedo. No sé, de mil y una cosas: de la nieve que se tornaba amarilla cuando un niño se meaba en ella. Ya, en otra ocasión, comenzamos a hablar de cosas así. Surgieron varios temas: Tejeringos del Rápido, botella de agua bendita, cines, becerrada para autoridades, San Blas, San Antón, la Cogollica de los gitanos y de los no gitanos, el círrio, juegos infantiles como cimbilicerra, el vino en las fiestas de quintos y las quintas, fiestas patronales, Fraguas, vocabulario pedromartinero, en fin, surgió gran cantidad de cosas sobre las que se puede profundizar. Que temas hay a porrillo.

A veces nos preguntamos ¿Y ahora qué digo? Un método sencillo para explicarse: el del VER, JUZGAR Y ACTUAR. Eliges un tema, dedicas un rato a ver el mismo desde todos los puntos de vista posibles, o sea por todos sus lados; pasas luego al JUZGAR, o sea: emites un juicio a la luz de la Ley, del Evangelio, de las buenas costumbres o la luz de lo que han afirmado sobre ese mismo autores consagrados; Puedes detenerte en las causas y en las consecuencias de tal hecho, etc. Por último pasas al ACTUAR: puedes sugerir ideas, soluciones, incluso comprometerte... Seguro que si hacemos todo eso, por ese orden, tu escrito se estirará por sí solo. Venga manos a la tarea. Un abrazo.
BUENAS NOCHES SENSI, y saludos para todas/os los amigos foreros, y enhorabuena, que somos campeones en lo nuestro, un abrazo,

JAEN.

Quien en JAEN haya estado,
y ha visto su Catedral.
De grandeza sin igual,
todos quedan asombrados.

Mas JAEN no es solamente, ... (ver texto completo)
Buenas noche ANTONIA, ya veo que Jaen es majestuosa. Un abrazo y te espero mañana. Os dejo estas letrillas. Saludos a todos los foreros.

MOMENTOS QUE NO SE BORRAN.
Después de pasar los años,
-Tal vez, sea yo quien pasé-
Me acuerdo de muchas cosas;
Las que logramos hacer.

Recuerdos de una burrilla;
Con el aparejo roto.
Con la que iba a por forraje.
Y a echarle comida al potro.

Aquellos olivos verdes,
Como ojos de mujer.
Llevándole aquel estiércol,
Que se ponía junto al pie.

O aquella cabrilla mocha,
Mansa como un corderito.
O aquellos chivos alegres,
Siempre dando sus saltitos.

Las gallinas del corral,
Siempre una, cacareando.
O las mulas en la era;
Pisando espigas y trotando.

Cuantos recuerdos se vienen;
Al ocaso del camino.
Vividos con alegría,
En éste, nuestro destino.

Aquellos que fueron tristes;
Los voy dejando hacia un lado.
Que hay que vivir de alegrías,
Y no, de males pasados.

Por eso pienso en aquello;
Que dieron felicidad.
Aunque algunas veces fueran,
Travesuras de chaval.

Gatinarte a las encinas;
Coger bellotas curadas.
Subirte a la pingolita,
Y tirar piñas cuajadas.

Traer los pantalones rotos;
De tanto subir o bajar,
Las tapias de los cercaos,
A las tapias del corral.

La camisa sin botones,
Que se perdían jugando;
O las faltriqueras sucias,
De grillos que iba guardando.

Cuantos momentos vividos;
En esa etapa infantil.
Momentos que no se borran,
Hasta que no llegue el fin.
A. E. I.
He puesto algunas, pero se me olvidó la máquina de fotos y tuve que sacarlas con el móvil. Un abrazo y os dejo estas letrillas. Fueron hecha para una amiga que quedó viuda.

EL OCASO

¿Quién me ayudará en Otoño?
Pasadas las Primaveras.
¿Y quién me dará la mano?
Para ver la luna llena.

¿Quién paseará conmigo?
En las tardes soleadas.
¿Y quién me arropará a mí?
En las frías madrugadas.

¿Quién me ayudará a soñar?
Cuando yo a ti, no te vea.
¿Y quién me despertará?
Si tú te vas de mi vera.

¿Quién me regará las flores?
Que he sembrado en el corral
¿Y si tu no me las riegas?
¿Para qué quiero sembrar?

¿A quién le cuento mis sueños?
Si tú, te has machado ya.
Y si tú, no los escucha
¿Para qué quiero soñar?

¿Quién escuchará mi voz?
Cuando clame en el desierto.
¿Quién me podrá decir hoy?
Si mañana veré esto.
A. E. I.
Buenas noches Pepe, yo recuerdo asi como por ensueño que los mayores decian, este año no llueve y esta haciendo mucha calor, y si sigue asi vendra una plaga de langostas y se comeran la cosecha, y esas llamadas langostas si mal no recuerdo heran cigarones, o algo parecido, seguro que hay quien lo sepa explicar mucho mejor que yo, lo cierto es que se les temia, y tambien al mes de Junio por las nubes, decias ya se hacerca el dia de san Antonio, y para esa fecha solian caer unas nubes muy violentas, ... (ver texto completo)
Hola Antonia.

Y recuerdas bien: la falta de lluvia, el calor... ya que la langosta, aunque se distribuye por todo el mundo, es más abundante en zonas tropicales y subtropicales. El hábitat de la langosta son los térrenos áridos y no cultivados. Las tierras pedro martineras son un poquito áridas, demasiado, y eso junto al calor, pemite su proliferación. Efectivamente, se trata de los "cigarrones", también llamados saltamontes o chapulines. Se reproducen una vez al año, pero los huevos que pone una sola hembra ronda entre los mil y diez mil. Son insectos muy voraces: cuenta que una tonelada, más o menos, de cigarrones puede consumir en un día la misma cantidad de alimentos que diez elefantes o dos mil quinientas personas. Las plagas de langosta son desvastadoras, capaces de acabar con la vegetación de grandes extensiones de terreno. En la Biblia se habla de la plaga que asoló a Egipto (8ª plaga) Pero ciñéndonos a nuestro pueblo te diré que en 1845 (hace 169 años) hubo una plaga que, según testimonio escrito de personas de aquella época, "causaba horror ver como masticaban el trigo en las eras", Los cigarrones, dice, "eran del
tamaño del dedo meñique y tenían dientes y alas para volar" (Los cigarrones son insectos ortopteros, tienen un par de antenas, tres pares de patas y dos pares de alas). Este año de 1845, testifica Don José Vílchez Navarro, los estragos fueron mínimos porque ya había terminado la siega. Pero aovaron (depositaron los huevos) y éstos eclosionaron por el mes de abril de 1846. Este verano acabaron con la cosecha en su totalidad, no se recogió ni un solo grano. El Ayuntamiento convocó a los vecinos que, al toque de campana, salieron (hombres, mujeres y niños) a recoger, quemar y enterrar los cigarrones los cuales se recogían por celemines. En su ayuda, y por orden del Gobierno Provincial, acudieron los vecinos de los pueblos colindantes con el nuestro. Todavía el año de 1847, por mayo, salieron algunas manchas de este voraz insecto.

En cuanto a las nubes recuerdo una que arrasó la cebada que mis padres tenían en Cañada Hermosa. Aquel año (el año que inauguró Don Juan Duro, Médico, su casa de la calle de la Gloria) la cosecha era copiosísima, exuberante, y no quedó ni un solo grano. Ese día estaban allí mis hermanos Manuel, Fernando y Antonio y casi sucumben en el camino de vuelta al pueblo. Llegaron empapados y con hipotermia. Recuerdo que vino Don Juan a visitarlos.

Venga, Antonia, un abrazo.
Hola Antonio E. como no nos van a gustar tus letrillas, si nos pones por las nubes,
y nos agasajas tanto que nos sentimos orgullosas de tenerte en este foro...
por aqui se hacen ya muy pocas matanzas, antes en cada casa se mataba, nosotros
cada año matabamos dos cerdos y que rico estaba todo, ahora aqui en los pueblos
está prohibido matarlos en casa, dicen que hay que llevarlos a un matadero, pero la poca gente que sigue haciendolo lo hacen en su casa, se va perdiendo todo con lo rico que está ... (ver texto completo)
Muchas gracias SENSI, yo tamién me siento orgulloso de todos vosotros. Un abrazo y os dejo estas letrillas.

CAMBIA LA VIDA

Buscando la Primavera,
Me encontré con el Verano,
El Otoño me decía;
El Invierno está cercano.

Que pronto se van pasando,
Las estaciones del año,
Sobre todo, si has cumplido,
Los treinta o, cuarenta años.

Los años, cuando eres joven,
No se pasan, son muy lentos.
Cuando vas cumpliendo algunos,
Parece que empuja el viento.

Siendo los días iguales,
No tienen nada que ver,
Cuando tienes dieciséis,
O vas, por sesenta y tres.

A esta edad, no tienes prisa.
Los que corren, son los años.
Con dieciséis, no te para,
Ni de toros, un rebaño.

Sentarte a comer tranquilo,
Con esa edad ¡imposible!
En cambio, con las arrugas,
Sin mesa, no hay comestible.

Todo cambia en esta vida,
Sin saber cuándo y por qué.
Nervios por tranquilidad.
El andar, por el correr.

Te importa un bledo quien mande,
Si te dejan caminar.
Y el color, de la camisa,
Cuando vas a pasear.
A. E. I.
Buenas noches sensi, antoñito vive todavía en pedro martinez, por lo que comentas tiene que ser buena persona, yo no tengo el gusto de conocerlo, pero me alegro por el que lo hicieran, hijo predilecto del pueblo, que tengas un buen inició de semana... un beso.
Buenas tardes SILVERIO, espero que el año haya empezado bien y que los Reyes te trataran con cariño.
Te espero mañana, en la radio. Empezamos de nuevo. Un abrazo y os dejo estas letrillas.

MI LUCERO

Miro para el Cielo
La noche está oscura
La Luna no sale
No sale la Luna

Igual que el Lucero
Que me tieno loco
No sale de día
De noche tampoco

Quiero hablar con ella
Y no me responde
Si voy a su casa
De pronto se esconde

Me tiene aturdido
El Lucero mío
No quiere salir
De ella no me fío

Si le digo ¡guapa!
Ella me contesta
Lo dices a todas
Por qué te molestas

Me tiene aburrido
Mi lindo Lucero
Va siempre corriendo
Con paso ligero

Párate cariño
No soy un despojo
Solo quiero ver
Esos lindos ojos

Y le pido al Cielo
Si es que puede ser
Que me mire un rato
Siquiera una vez

Con alevosía
Me robó mi alma
Y yo le perdono
Eso a mí me calma

Si quiere venir
Mi afable Lucero
Abriré mis puertas
Sin pausa y ligero
A. E. I.
Buenos días Antonio Escudero, una vez más nos sospfrendido con uno de tus relatos lleno de verdades de la vida actual y ajustado al tema, y te lo dice un setentón que brinca como un potro y ama a la vida un montón.
Gracias Antonio por las letrilas que nos dejas en el foro k cual de ellas está más acertada y ajustada al tema, no tiene ninguna desperdicio, continúa asi y k Dios te guarde muchos años, un cordial saludo.-

A. Fdez.-
Gracias tocayo, se hace lo que se puede y, gracias al ánimo que me dais muchos de vosotros, espero publicar algunos de estos poemas, en forma de libro. Amigo Antonio, te dejo estas letrillas.

COMO SE PASAN LOS AÑOS.

Como se pasan los años,
Sin darnos cuenta siquiera,
Aparecen las arrugas,
Se van gente de tu vera.

Vas mirando hacia los lados,
Y sigues tu caminar,
A pesar de tanto bache,
Que te encuentras al andar.

Recuerdas aquellos momentos,
Que soñabas sin cesar,
Aquellas noches de amor,
Que nos hacían vibrar.

Las carreras de chavales,
Sin saber a dónde vas.
Los portazos en la puerta,
Cuando salías sin mirar.

Esas miradas furtivas,
Cómplices más de una vez,
Con una chica del grupo,
Que te hacía enloquecer.

Esos bailes, esos guateques;
En casa de algún amigo,
Con un tocadiscos viejo
Que alguien llevaba consigo.

Canciones para agarrarse,
Difíciles de olvidar,
Donde nacieron amores,
Para una eternidad.

Paro y repaso mi vida;
Con mis aciertos y errores,
Con mis alegrías y pena,
Con salud y con dolores.

Te das cuenta de la gente,
Que has dejado en el camino,
Amigos y familiares,
Contigo de peregrino.

¿Qué es la vida, me pregunto?
La vida, es un caminar,
Que en el momento que paras,
Se ha terminado su andar.
A. E. I.
Bueno esto es importante, yo solo no puedo con el carro."No eres de Pedro Martinez si no reconoces que hay que estar a muerte con nuestro pueblo, si alguien pide ayuda se le presta, no se la da el silencio por respuesta,,,,, Bueno, "O si", puede que en ese momento no tengas ganas de decir nada, yo si quiero decir algo asi es que lo digo, espero que no se ofenda nadie, gracias por soportar mis momentos en los que me siento especialmente. Bueno algunos comentarios ni se leen ni se contestan, ¿Tu crees ... (ver texto completo)
Buenas noches Juan A NO QUIERO QUE TE QUEDES TAN SOLITO,

Fandangos.

Cantar es decir verdades,
con un poquito de son,
son palabras que a los labios,
llegan desde el corazon,
y el corazon es muy sabio.

Cuando salgo de mañana,
antes de que el sol caliente,
yo nunca dejo en mi casa,
mi botella de aguardiente,
mi tocino y mi guitarra.

Si por que subes ligero,
piensas que no has de bajar,
mira las nuves del cielo,
ayer aguita del mar,
mañana charcos del suelo,

Con esto os digo buenas noches a todas, os saludos
"Si por la Candelaria el almendro no florece, el invierno permanece.
"Arco al poniente, coge el arao y vente.
"Arco al levante, coge el arao y palante.
Mi madre, siempre tenía éste de referente.
" Manos que no dáis, ¿que esperáis?.
Buenas noches a todos.
MIS HERMANOS LOS GITANOS

No digamos, por favor, que todos los gitanos son vagos. De los andaluces en general, allende los Pirineos, se ha dicho exactamente lo mismo. ¿Somos en verdad vagos los andaluces? Tópicos típicos. Preguntemos en las empresas europeas, sobre todo francesas y alemanas por la laboriosidad de los andaluces, preguntemos también aquende los Pirineos, especialmente Pais Vasco y Catalunya, por los inmigrantes andaluces. En todos estos sitios ¿nos pagaban -nos pagan- por no trabajar? ¿Sí?. Pues igualmente los gitanos. Que a una persona se le vea ociosa no es síntoma de vaguedad. Y en el caso de los gitanos menos aún porque se les ha marginado más que a nadie. Ellos han trabajado en lo que han podido y se les ha permitido. Aún recuerdo las cuadrillas de gitanos de nuestro pueblo segando, de sol a sol, los trigos de nuestros campos. También en la escarda y, como todo hijo de vecino, por la carguilla de leña haciendo ellos mismos de bestia de carga. Han sido hojalateros, vendedores de telas, tratantes de ganado... Se han ganado la vida como han podido y cuando no, pedían o buscaban la gallina o el marrano muertos en el estercolero. Hoy viven mejor que ayer, ya era hora. ¿Trabajan? Van a la vendimia, a la aceituna, alguno es albañil y pintor, otros venden en los mercadillos, en el trabajo social a domicilio hay alguna gitanilla... cada cual se aplica según posibilidades. Otros, fuera del trabajo temporero, permanecen inactivos, pero no por vagos, sino porque en Pedro Martínez no hay vida. El cobro del "Paro" no es una medida tomada por los gitanos, sino una disposición de la Junta de Andalucía para frenar, por una parte, la enorme hemorragia poblacional que se ha venido y se viene dando en todos los pueblos andaluces y para mitigar, por otra, situaciones de hambruna. ¿Qué podemos decir de los señoritos andaluces, de los ricos de Pedro Martínez? ¿Trabajaron en su puta vida? ¡No! ¿Se les trata de vagos? ¡No! Entonces ¿por qué estas diferencias? Amigos, reflexionemos. En la etapa post-bélica, y por tanto Franquista, concretamente el 14 de mayo de 1943, se aplicó la Ley de Vagos y maleantes a los gitanos con la inclusión en la misma de tres artículos exclusivamente contra ellos. Este Ley quedó abolida en 1978 con la promulgación de la Constitución española. ¿Nos adueñamos nosotros ahora del pensamiento franquista? Esa no es la intención de nadie del Foro, sino que a veces, sin malos royos, afirmamos algo que bien pensado no lo diríamos.

Un abrazo a todos.
Quiero dedicar este mensaje para la madre que me pario (Candelaria), ayer fue imposible no me encontraba bien, es algo que no entiendo cada día la recuerdo mas y también a mi padre, eso que el día fue muy bonito disfrutando de mis nietos y de sus padres "Quizás sea el motivo por el cual no tenia fuerzas para escribir nada", Ella quería mucho a sus nietos Mis hijos, ya que no pudo disfrutar de los demás, pero se que fue muy feliz con ellos, Yo me he prometido que disfrutare de mis nietos todo el tiempo que pueda, ahora comprendo muchas cosas de las que en su momento no entendí, pero ya se lo que se siente, Gracias a mis hijos y a mi nuera y yerno, por estos cuatros luceros que me dan vida, Bueno lo dejo no quiero terminar triste por el recuerdo. Felicidades a mi madre y a todas las Candelarias, de nuestro foro,,,,,,,,,,,