Pueblos de España


Mensajes de SAN PELAYO DE GUAREÑA (Salamanca) enviados por Juan Antonio:

Única y original entre los templos cristianos.
Ábside románico de esta iglesia peculiar y única en su interior.
Algunos ponen sus ojos en determinados símbolos, reliquias de un pasado que el BOE presionado por la política no podrá borrar por mucha piqueta que utilice, pero que poco o nada se ocupan de que los pueblos de la Meseta no se despueblen y de que, sus escasos habitantes, dispongan de los más elementales servicios públicos desde consultorios médicos a comunicaciones modernas como la telefonía o internet. Como siempre, es más fácil destruir que construir.
Singular iglesia la de este pueblo, en la que claramente se aprecian dos partes de muy distinta época. El ábside es románico, probablemente del siglo XII y la parte de la nave hacia la espadaña parece del siglo XVI/XVI, cosa que se da en otros lugares por los propios avatares de la historia que destruye como consecuencia de guerras, incendios, etc., pero también por ampliaciones, reformas o construcciones de partes derruidas o construidas con elementos de baja calidad. En este caso, la particularidad es que su interior se nos muestra como un anfiteatro; es decir, está en un plano inclinado siendo la parte más baja la que ocupa el altar y los pies, zona del baptisterio, espadaña... la zona más alta.
El ábside de esta iglesia está muy bien conservado y es de época distinta al resto del cuerpo del templo.
Todavía quedan restos que atestiguan la antigüedad de esta iglesia y las pinturas y policromados existentes en la misma.
Un detalle más de la particularidad de la iglesia de este pueblo, son los restos de pinturas de carácter religioso que todavía quedan en algún trozo de pared del templo.
El árbol que casi nos tapa la vista de la iglesia es una morera, según los estudiosos tiene más de 400 años; su longevidad y el peso de las ramas ha hecho que el tronco aparezca desgajado, pero vivo; para evitar que el peso acabe rompiendo las distintas partes del tronco y muerte del ejemplar, sus ramas exteriores y más pesadas han sido apuntaladas.
El interior sorprende por el desnivel existente entre la puerta de acceso y la cabecera de la iglesia; este desnivel, a ojo, parece es de casi tres metros se encontraba cubierto de tierra y piedras, llegando esas a cubrir la ventana redonda que existe en el ábside. Entre 1980-1981, se acometieron obras que llevaron al vaciado de la parte románica de la iglesia (el ábside) pudiendo apreciarse el desnivel existente, bajo la tierra y piedras extraídas aparecieron enterramientos antiguos que nuevamente fueron enterrados y se colocó sobre ellos el pavimento de granito actual. La parte descubierta presenta un buen estado de los sillares, presentando algo de humedad en la parte izquierda de la fotografía, antes de llegar al ábside; parte que, además de quedar en una cota inferior al suelo exterior, puede que la humedad ascienda directamente del suelo a través de la soca sobre la que se asientan los cimientos de la iglesia.
Hay dos pilas bautismales en la iglesia, una esta que vemos en la fotografía que sirve de Altar Mayor y otra que se encuentra en el batisterio, que si se observa detenidamente aparece en la parte superior derecha de la fotografía.
Singular iglesia, donde distinguimos una la paarte derecha, la del abside, románica; la de la izquiezda es más moderna, siglo XV o XVI, no se, claramente se ve que es un añadido a lo anaterior. También me lamma la atención ese encuentre ubicada suera del pueblo. Lo más bonito, interesante y sorprendente es su interior.