Pueblos de España


Mensajes de MADRID (Madrid) enviados por anonimo352:

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

Ni con esta pose me sale a mi nada medianamente comparable a tus escritos.
Pero bueno, dando paseillos por internet, encuentras maravillas desde las que poder saludar a los amigos que os moveis por Madrid.

Un abrazo.
Amo a los perros porque nunca le hacen sentir a uno que los haya tratado mal.

El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.

Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer.

Creo que los animales ven en el hombre un ser igual a ellos que ha perdido de forma extraordinariamente peligrosa el sano intelecto animal, es decir, que ven en él al animal irracional, al animal que ríe, al animal que llora, al animal infeliz.

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.

Una de las glorias de la civilización sería el haber mejorado la suerte de los animales.

Los animales son buenos amigos, no hacen preguntas y tampoco critican.

Quien da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde el perro.

Refrán
Todos los hombres son dioses para su perro. Por eso hay gente que ama más a sus perros que a los hombres.

Saludos Eduardo (espero leas esto)
Un abrazo para ti, amiga.