MADRID


Calle Alcalá, esquina Goya
PASEANDO POR LA CIMA DE MADRID
Por aceras luminosas sin notar apenas gente, voy viendo rosas hermosas en este bonito ambiente. Madrid respira con humos sin poner ninguna duda, tubos de escape nocturnos dejan su mala fortuna. Caminantes de caminos que conocen bien el clima, algunos serios destinos pueden llevarte a la cima., Dicen que viene lloviendo sin esperar condiciones, la tormenta va exigiendo un montón de precauciones. Madrid de calles abiertas con serias contaminaciones, pueden ser rutas desiertas en penosas ocasiones. La gota fría nos llega con sus malas consecuencias, dicen que aquí se despliega para dejarnos sus ciencias. Sin temores al mañana ni predicar nada raro, alguna tormenta vana puede ver el cielo claro. Las tormentas de verano que dejan huellas profundas, tienen su camino ufano y son a veces rotundas. Los arroyos madrileños fueron repletos de casas, hoy en día tienen dueños donde las aguas arrasan, Desfiladeros tapados, con sombras que son clamores, hubo tiempos enmarcados que luego dejan dolores. Un arroyo es la eme treinta que se llamó Abroñigal, que jamás se tuvo en cuenta y su trayecto es fatal. Madrid de muchos barrancos que apenas tienen salidas, que pueden formar atascos y dejar casas hundidas. Más no vale estar alerta en las fechas de verano, donde cualquiera tormenta le inunda al mejor humano. De nada sirven lamentos después de pisar los barros, hay que evitar sufrimientos sin pensar en viejos carros. Los milagros no se estilan en las tormentas dichosas, muchas nubes se perfilan para sentirse marchosas, Madrid soñando con flores en el final del verano, hay tormentas con dolores que sufre cualquier cristiano. El mañana tiene prisa para vernos suspirando, Madrid conoce la brisa de las lluvias salpicando. Con temores de tormentas las fechas siguen pasando, muchos sueños se detestan si pueden venir dañando. Entre serias conclusiones y preguntas sin destino, brillan malas soluciones si es penoso el desatino. Viene el mañana corriendo para dejarnos sus huellas, esta noche voy viviendo los brillos de las estrellas. Tranquilidad a raudales para todos madrileños, las tormentas naturales no suelen poner empeños.
G X Cantalapiedra.
ENFANGADOS DE RENCORES. HOY LE TOCO A MADRID
El machismo va brotando
enfangado de rencores,
la mente sigue marcando
algunos viejos temores.

Un machismo intolerante
repleto de confusiones,
en su pensar dominante
publica sus sensaciones.

Sin respetar otras vidas,
ni saber que son amores,
ven sus promesas perdidas
que van dejando dolores.

Es un machismo quebrado
que no busca soluciones,
hubo un tiempo marginado
de sufrir exclamaciones.

Cuando se rompen razones
sin entender de cariño,
empiezan las conclusiones
de dañar al pobre niño.

Ese machismo enfangado
en sufridas conclusiones.
tienen un rumbo marcado
de vivir con negaciones.

Los machistas turbulentos
que sueñan llantos diarios,
prefieren ver sufrimientos
que solo causen calvarios,

Sin contemplar esperanzas
ni conocer sus motivos,
son penosas las templanzas
de sus malos objetivos.

Machista sin sentimientos
nunca se ve arrepentido,
el solo busca los vientos
de algún corazón herido.
G X Cantalapiedra.
Excelente restaurante, las carnes argentinas son de lo mejor
En estos instantes... toda la plaza está llena de aficionados al basket porque vienen aquí los CAMPEONES MUNDIALES 2019...
CLIMA. Pocas prov. gozan en general de un cielo tan hermoso como la de Madrid, donde aparece siempre puro y sereno. Sin embargo, las cordilleras cuyos puntos culminantes forman su horizonte, casi todo el año cubierto de nieves, y que se desparraman por la superficie, hacen muy variada su temperatura. Los aires son sutiles y penetrantes en todas las estaciones, y principalmente en el invierno; influyen poderosamente en el sistema nervioso, ocasionan a las veces supresiones repentinas de la transpiración, y esto les hace muy peligrosos para los pechos débiles y para los que tienen el sistema nervioso demasiado sensible. No pierden su sutileza ni aun en el estío, cuyos calores son por lo común abrasadores, y momentos hay en que, pasando repentinamente del sol a la sombra, se sienten los escalofríos precursores del catarro pulmonar o de la pulmonía aguda. La causa de estos fenómenos es la elevación del terr. sobre el nivel del mar, y su sit. entre las montañas que describen sus límites. La parte del SE. y S., que forman los part. de Alcalá y de Chinchón, se halla exenta de aquel inconveniente; pero en cambio no es tan saludable su clima. Los vientos que reinan con mayor frecuencia son el N. en el invierno, los del O. y S. en la primavera: los primeros son muy fríos, los segundos calientes y húmedos. Las primaveras son en lo general templadas, algunas cálidas y con frecuencia lluviosas; los estíos abrasadores; los calores de julio y parte del mes de agosto son por lo regular sofocantes. El otoño es la estación más agradable, y el invierno rigoroso, haciéndose tanto más sensible cuanto más recios son los vientos N. El clima es sano, y apenas se conocen otras enfermedades endémicas que las que se experimentan en la corte, efecto de las pasiones de ánimo propias de las grandes poblaciones.
* Diccionario geográfico-estadístico-históri co de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1845.
De gran recorrido humano por los caminos del mundo...
Expresión de la vida moderna en las grandes ciudades del mundo...
Expresiones de sentimientos y creencias indígenas americanas...
Muy interesante el juego de ajedrez...
Lo que hay que hacer para sobrevivir...
Ubicado junto al edificio del Senado español...
Variedad y colorido...
LLUEVE SOBRE MADRID
La lluvia viene con calma
por caminos diferentes,
hay sequía que reclama
para aliviar a sus gentes.

Lluvia que sigue sus rutas
para borrar mal ambiente,
viendo fuerzas absolutas
de sufrir humo indecente.

Madrid se puede ir lavando
si las lluvias son tranquilas,
el cielo se va nublando
entre nubes que perfilas.

La lluvia riega los campos
sin temores ni peligros,
a veces parecen llantos
que quieren pegar suspiros.

Los pantanos agradecen
el ver subir sus caudales,
estas lluvias prevalecen
entre brisas naturales.

Los vientos siguen corriendo
sin saber dónde terminan,
dicen que vienen diciendo
que los humos eliminan.

Madrid lo sigue pensando
al ver los tubos de escape,
con gentes que mal cuidando
hacen mal escaparate.

Estas lluvias de septiembre
vienen dando soluciones,
sin ser el mes de diciembre
quitan contaminaciones.

Nubes que vienen regando
muchos parques encantados,
Madrid respira contando
sus momentos bien logrados.
G X Cantalapiedra.
Imagen captada frente al Museo de América...
VOLVER DE NUEVO A MADRID
El regresar sin complejos
ni temer los nubarrones,
Madrid no quiere estar lejos
de las buenas vibraciones.

La Puerta de Sol tranquila
con sus muchos visitantes,
El Centro siempre perfila
muchos y buenos instantes.

Madrid cargada de coches
entre multitud de gentes,
nadie quiere poner broches
a sus humos indecentes.

Obras que tienen resorte
de pasar las navidades,
para calmar el transporte
y sus causas de verdades.

No sé qué tiene de bueno
cuando pisas en sus calles,
quizá no ves el veneno
de los sufridos detalles.

Madrid se ve embelesado
entre parques y jardines,
es un ambiente soñado
que presume de delfines.

Pisar sus calles sin prisa
por esas dulces veredas,
donde se nota la brisa
de sus más bonitas sendas.

Volver de nuevo contento
al pisar por sus confines,
teniendo que ser atento
con muchos de tus afines.

Este Madrid bullicioso
con sus detalles dichosos,
es bonito y muy marchoso
con ciertos sueños gozosos.
G X Cantalapiedra.