ALTEA (Alicante)


Panorámica
POS vale
Años 70.
Hermosos detalles...
HISTORIA. El deseo de acumular glorias y antigüedades en su país, ha inducido a los escritores valencianos en el error de suponer la correspondencia de la ant. Althcehia, c. la más considerable de la Olcadia en esta pobl., que tanto dista de aquella comarca, llamada por Livio Apéndice de la Carpetania. El nombre Altea, sin embargo de no provenir del de Althaeia conocido en lo ant., hace que no repugne el origen griego que se le atribuye. Favorece esta suposición topográfica, el ant. castillo que defiende su ensenada, y algunas antigüedades que aparecen en ella. Fue arruinada en tiempo de los sarracenos: el rey D. Jayme la hizo poblar de cristianos. Altea fue una de las pobl. que el rey D. Alonso III concedió en 1286 al vizconde de Castelnou D. Lazberto, hasta que recobrase el vizcondado que habia perdido en la guerra de Francia. El castellano, regresando de Ibiza, la batió en 1359 sin saltar en tierra ni ocuparla. D. Francisco Palafox la repobló en 1540. Llegó a ella la escuadra del archiduque, después de la jornada de Barcelona, el día 14 de agosto de 1705. Francisco de Ávila, acalorado partidario de D. Carlos, desembarcó en Altea, habiéndose visto en Lisboa con los generales de la grande alianza. D. Luis Manuel Fernández de Córdova, conde de Santa Cruz, se entregó a los ingleses que ocupaban este punto, con las dos galeras que le había confiado la corte para el socorro de Oran, que estaba sitiada por los moros. El señ. terr. de Altea vino a los marqueses de Ariza.
* Diccionario Geográfico – Estadístico - Histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Pascual Madoz, 1848.
El Ayuntamiento de Altea, a través de las concejalías de Educación y Juventud, se ha embarcado en la recuperación de las tradiciones del pueblo durante la Noche de Todos los Santos en una "batalla" contra la influencia norteamericana de la Noche de Halloween. Así, con la propuesta "Nit de Morts, Saber de Vius" ambas concejalías han organizado conjuntamente diversas actividades de convivencia dirigidas a los niños y jóvenes de Altea nacidos entre 2004 y 2009 "con el objetivo de que disfruten, a la vez que conocen las costumbres y tradiciones locales de la noche de Todos Santos", según señaló este miércoles la concejala de Educación y Normalización Lingüística, Vicenta Pérez.

La actividad de convivencia programada tendrá lugar en el espacio municipal de la Finca Santa Bárbara, en Altea la Vella, desde las 20 horas del día 31 de octubre hasta las 9 horas del día 1 de noviembre. La edil de Educación señaló que "ante la influencia norteamericana de la fiesta de Halloween, desde el Ayuntamiento queremos recuperar la celebración la fiesta de Todos los Santos que tradicionalmente se ha hecho en Altea para que los niños y jóvenes la conozcan como una opción de ocio más".
No lo considero como descanso vacacional para jubilados al menos de momento y tampoco que lo fuera en un futuro cercano.

Hace ya muchos años fue considerado el pueblo mas bonito de España. Yo me siento agradecida de poder ir
cuando quiera y de tener a gente muy querida ahí.
Es el restaurante La Capella.
D. Infomación. Coello.
coello D. Información
Estamos de Fiesta

Durante el cuarto fin de semana del mes de septiembre, en Altea se celebran las fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo del Sagrario, junto a las de Moros y Cristianos en honor de San Blas, patrón de la Villa.

Viene celebrándose desde 1979 con actos de pregón, embajadas, dianas y desfiles. Unas fiestas por dos, en donde las calles de Altea rebosan luz, color y mucha música.

Y es que, Altea encierra una gran historia entorno a sus fiestas. Cuando Jaime I desembarcó ... (ver texto completo)
Durante estos días, los alteanos y visitantes tienen oportunidad de disfrutar con la majestuosidad de las entradas mora y cristiana,

el colorido y brillo de los trajes de las dieciocho "filaes", el estruendo de la pólvora disparada por los arcabuces,
y el sonido de la música festera interpretada por casi 30 bandas de música.
Estamos de Fiesta

Durante el cuarto fin de semana del mes de septiembre, en Altea se celebran las fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo del Sagrario, junto a las de Moros y Cristianos en honor de San Blas, patrón de la Villa.

Viene celebrándose desde 1979 con actos de pregón, embajadas, dianas y desfiles. Unas fiestas por dos, en donde las calles de Altea rebosan luz, color y mucha música.

Y es que, Altea encierra una gran historia entorno a sus fiestas. Cuando Jaime I desembarcó en la localidad, descubrió en Altea la localización perfecta para defender el resto de territorio marítimo. Siglos después, se siguen conmemorando en la localidad las tradicionales fiestas que evocan la lucha entre Moros y Cristianos… Unas fiestas en las que no faltan las tracas, mascletás y, por supuesto, la tradicional batalla que recrea la ocupación árabe y su posterior reconquista.

La celebración conjunta de las fiestas patronales junto con la de los Moros y Cristianos, asegura un ambiente lleno de diversión y alegría con actividades y eventos para grandes y pequeños. En el centro social se dan cita bailes y meriendas para los más mayores, mientras que la programación también incluye días enteros con cuentacuentos, parques de atracciones infantiles y juegos para los niños.

Verbenas, fuegos artificiales, barracas, pasacalles y espectáculos musicales se suceden a la vez que los actos religiosos: ofrenda floral a la Virgen del Consuelo, escenificación de la llegada del Cristo al pueblo, Entrá de la Murtá (donde se esparcen por las calles ramas troceadas de hierbas aromáticas recogidas en el monte, sobre todo mirto), o la emocionante procesión portando al Santísimo Cristo del Sagrario, que suele procederse de una misa solemne cantada y que concluye con un impresionante castillo de fuegos artificiales en el dique del paseo marítimo, son los actos más sonados.

Tras la jornada de celebración en honor al Cristo, se suceden las conmemoraciones en honor al patrón de la villa, San Blas, con uno de los momentos más emblemáticos: la entrada mora y cristiana con un imponente y colorido desfile en el que los trajes y las representaciones adquieren todo el protagonismo. El momento de la concentración de filas en la plaza de la Creu, para subir a la embajada cristiana situada en la plaza de la iglesia, el alardo y la rendición mora, son otros de los imprescindibles de las fiestas.

Y es que, los desfiles son la parte más turística de la fiesta y se celebran en dos días: la tarde del sábado y la del lunes. Mucha música y color acompañan la vida de Altea sobre todo en los cuatro últimos días.

Entrega de banderas, paellas al mediodía, espectáculos musicales para los niños y la gran despedida en la barraca festera con música y monólogos, ponen el punto y final a los intensos días de conmemoraciones y diversión.
del 14-jul-2018 al 16-jul-2018

San Pere y la Mare de Déu del Carme en Altea: fiestas con sabor a mar

En torno al 16 de julio (la Virgen del Carmen) o al 29 de junio, San Pedro -y alternando la fecha de celebración cada año para que coincida con el día de la Virgen o del apóstol- tienen lugar las tradicionales y muy alicantinas fiestas marineras en honor a Sant Pere y la Mare de Déu del Carme

Unos festejos llenos de color cuyo centro neurálgico es siempre el mar, la playa y el puerto de Altea.

La Entrà de la Murta (un desfile en el que niños y mayores ataviados con vistosos trajes de hortelanos recorren el pueblo alegrando a todos con sus danzas) da siempre el pistoletazo de partida de las fiestas. El ambiente festivo va calentándose durante el día grande con la tradicional tirada de regalos desde el mar en la Playa de la Roda y prosigue con diversas actividades lúdicas y deportivas, como regatas, elección de reinas, concursos gastronómicos, o degustación gratuita de coca a la llumà a mediodía.

Pero a media tarde lucen especialmente vistosos los actos religiosos, protagonizados por la misa de campaña en un recorrido marítimo con salida y regreso al puerto de Altea y tras una procesión de mayorales, damas, reinas y autoridades. El pueblo entero sigue el traslado de las imágenes de Sant Pere y la Mare de Déu del Carmen, indiscutibles protagonistas de la fiesta, desde su hogar, la Iglesia de San Francisco, hasta el mar. Cualquier persona que posea una barca puede unirse a esta procesión marinera y lanzar al agua las tradicionales coronas de flores en memoria de todos los marineros que no regresaron a tierra.

Y aunque no falta el recuerdo a los fallecidos en el mar, el pueblo alteano en pleno se echa a la calle al anochecer para divertirse en la verbena y llenarse la vista con los castillos de fuegos artificiales de medianoche. ¡Que la fiesta no decaiga!

Un último apunte: Si quieres empaparte aún más del ambiente festivo, reserva un hueco en estas fechas para recorrer el barrio marinero de Altea, emplazado en el casco antiguo de Altea. Es una delicia recorrer sus calles estrechas, flanqueadas por casitas de blancas fachadas, visitar su Lonja o simplemente perderse en este laberinto cuyo original trazado corrió a cargo de los pueblos musulmanes. Todavía quedan establecimientos modestos que sirven excelentes platos propios de la auténtica cocina marinera: el guisat de polp (guiso de pulpo), el tradicional guiso de pescado o la paella de arroz con boquerones.
Hermosa playa mediterránea...
Altea cumple con la tradición de «l'Arbret» y todos contentos.
La fiesta del ‘’Arbret’’ de Altea será declarada como Bien de Relevancia Local

Con esta declaración los ‘’Arbrets’’ de Sant Joan, Sant Roc y Sant Lluís contarán con una especial protección

La Comisión Técnica para el Estudio e Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Dirección General de Cultura y Patrimonio ha decidido aprobar que se proceda a la incoación de la declaración de la Fiesta del ‘’Arbret’’ de Altea como Bien de Relevancia Local (BRL). Así lo comunicaban ayer oficialmente el alcalde de Altea, Jaume Llinares, junto con Antonio Bravo, subdirector general de Patrimonio Cultural y Museos, en una rueda de prensa donde también asistieron, el concejal de Cultura, Diego Zaragozí; el concejal de Fiestas, Vicent Ripoll y el Jefe del Servicio Territorial de Cultura, José Antonio López.

”La tramitación pertinente culminará en pocos días con la publicación en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana. Desde ese momento las distintas fiestas del ‘’Arbret’’ de Altea (Sant Joan, Sant Roc y Sant Lluís) contarán con todas las protecciones que corresponden a los BRL”, aseguraba Antonio Bravo.

El alcalde de Altea agradecía a los responsables de Conselleria de Cultura su interés por nuestra fiesta y la declaración de la Comisión Técnica encargada la declaración de la Fiesta del ‘’Arbret’’ como BRL. ”Es un día de mucha alegría y una noticia muy esperada para todos los alteanos y alteanas, y especialmente para la especial protección de las fiestas de los barrios del Fornet, Sant Roc y Sant Lluís”. Jaume Llinares destacaba el componente cívico, social, lúdico, turístico y patrimonial de la fiesta del ‘’Arbret’’ y ”este nombramiento es un motivo de satisfacción para el pueblo de Altea, nuestro patrimonio y nuestra cultura”. En este sentido, el alcalde manifestaba que ”la cultura es un valor que hay que destacar y queremos que sea el punto de partida para todas las iniciativas municipales, así como el Turismo, nuestro sector básico. Con anuncios como el de hoy de protección del patrimonio le damos un contenido cultural más a nuestro pueblo y a nuestro turismo, y nos anima a seguir trabajando para que Altea sea líder en la protección de nuestro patrimonio en el País Valencià”.