NAVARRETE (La Rioja)

Habitantes: 2.613  Altitud: 512 m.  Gentilicio: Navarretanos 
Hoy amanece en NAVARRETE a las 08:33 y anochece a las 17:38
Nº fotos: 28  Nº mensajes: 13  Visitas / día: 9 

Información general sobre NAVARRETE:

Situación:

Villa situada a 11 km de Logroño sobre las laderas del Cerro Tedeón, que es el soporte de su distribución urbana, a una altura de 512 m. Su término municipal limita con el de Logroño.

Su relieve es suave, con pequeñas terrazas que van descendiendo desde la parte sur del término municipal. Son terrenos arcillosos y margosos, que se elevan hacia el oeste en la Dehesa la Verde, que tiene su mayor altitud a 781 metros, en el Cerro de la Dehesa.

El resto del término es de terrenos suaves que forman un pequeño valle por donde discurre el Río Antiguo, que toma sus aguas del río Iregua y sirve para regar algunas tierras y movía varios molinos en su recorrido.

Ayuntamiento:

Dirección: Plaza Donantes de Sangre Nº2 26370

Teléfono: 941-440005

Fax: 941-440601

Correos electrónicos:

ayto.navarrete@larioja.org

ayto@ayuntamientonavarrete.org

secretario@ayuntamientonavarrete.org

interventor@ayuntamientonavarrete.org

Horario de la secretaría: De Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 Horas.

Horario del Asistente Social: Lunes de 10:30 a 12:30 Horas.

Horario del Aparejador: Lunes y miércoles de 10:00 a 14:00 Horas.

Biblioteca y Servicio de Conexión a Internet: De Lunes a Viernes de 16:45 a 20:15 Horas (Horario de invierno).

Mercadillo: Plaza El Coso - Miércoles.

Monumentos:

Iglesia parroquial Santa María de la Asunción (muy interesante su retablo barroco), portada del antiguo hospital de peregrinos San Juán de Acre, de estilo románico actualmente en el cementerio de la localidad, ruinas del monasterio San Juán de Acre.

Fiestas:

3 Febrero. San Blas.

24 de Junio. San Juan.

19 Julio. Santa Justa y Santa Rufina, patronas de los alfareros.

15-16 de Agosto. Fiestas de la Virgen de la Asunción y San Roque (Las más importantes)

29 de Septiembre, San Miguel.

Costumbres:

Navarrete tiene historia,
cultura de vino y barro,
refugio del perergrino,
para llegar a Santiago

Historia:

Se cuenta en Navarrete que su nombre está en relación con el límite con Navarra que, en tiempos, se establecía por la zona. Precisamente su fundación tiene que ver con el deseo de los reyes castellanos por defender sus territorios, frente a los reinos vecinos.

Por esa razón, Alfonso VIII propuso a los habitantes de las antiguas aldeas de la zona que se reunieran en un lugar defensivo. Estos poblamientos se conocían con el nombre de Corcuetos y lo componían San Lorente, San Antolín, San Pedro y Nuestra Señora del Prado, reuniendose su población en torno al castillo fortificado, levantado en el cerro Tedeón, fundándose así la nueva villa de Navarrete.



Murallas del Ayuntamiento.

A sus habitantes se les concedieron importantes fueros a partir de 1192, alcanzando la villa gran importancia. Teniendo como aldeas a Fuenmayor, Hornos, Daroca y Sotés, formaban una gran mancomunidad llamada De las Villas del Campo, teniendo derecho al monte de Moncalvillo. Esta mancomunidad de tierras, pastos y leñas aparece citada desde el siglo XI en un documento de la reina de Navarra, Doña Estefanía.

La villa pasó a manos de Don Juan Ramírez de Arellano, por donación del Rey Enrique II, pero llegó a poder de don Diego Gómez Manrique, Duque de Nájera, en 1380. Navarrete ha estado en litigio siempre entre el poder de los reyes, como sucedió con Don Enrique de Trastamara y Don Pedro, siendo más tarde motivo de conflicto para las dos casas nobles que dominaban la zona: los Ramírez y los Manrique.

Este linaje tiene en su haber famosos caballeros, que le dieron lustre y gloria, entre los que se encuentra el maestre De campo, Don Alonso de Navarrete, que tomó parte en la célebre batalla de San Quintín, bajo el reinado de Felipe II y que dio el triunfo a las armas españolas frente a las francesas. Fue caballero del hábito de Santiago al que apodaban "El Dentudo". Existe una carta suya en la que da cuenta el rey, de un hecho de armas del que fue protagonista:

Dice que fue a guardar cierto paso con diez banderas que sumaban ochocientos hombres y que dos horas antes de que amaneciera, llegaron los franceses con doce banderas de infantería y un buen golpe de jinetes a meterse en la tierra muy determinadamente. Afirma que él había dispuesto a su gente lo mejor que podía, la cual recibió con ánimo a los franceses y los rodeó por todas partes de forma que, a las dos horas de lucha, los atacantes tuvieron que darse a la fuga, huyendo, no sin antes dejar sobre el terreno un gran número de muertos y malheridos, entre los que se contaban muchos caballeros nobles franceses. Cuando se hizo el día, dice que los hizo seguir, que los dio alcance y que trabada de nuevo la lucha, los españoles hicieron en los franceses gran mortandad. Esta carta dirigida al rey Felipe II, continúa informando al soberano que los arcabuceros españoles "hacían un fuego del infierno" y que aquella noche la iban a recordar, los franceses supervivientes, durante toda su vida. Se queja en la misiva de que la caballería alemana, que debía haberlos apoyado, se mantuvo quieta y que de no haberlo hecho "doy al diablo al francés que a Francia vuelve".

De los muy nobles caballeros de este linaje hay que citar a Don Baltasar de Navarrete, que fue gobernador del Estado, de la reina de Polonia; en el reino de Nápoles, Don Juan de Navarrete, nieto de Navarrete "El Dentudo", murió de un arcabuzazo que paró con el pecho en 1.578, después de haber tenido la gloria de asaltar, el primero, la trinchera enemiga y clavar, en ella, la bandera de España.

Turismo:

Navarrete se encuentra en un lugar atractivo para realizar varios paseos por paisajes muy humanizados entre cultivos de viña y cereal. Para acceder a nuestra villa se puede tomar desde Logroño el Camino de Santiago o Camino Francés que nos llevará al pantano de la Grajera, siguiendo también la cañada o cordel de Prado Viejo. Atravesando la zona del pantano llegamos al término de Navarrete entre viñas y cruzando la carretera pasamos por encima de la autopista, hasta la Pasada de la Orden, antiguo cordel de ganados que pasa junto al Hospital de San Juan de Acre. El camino jacobeo atraviesa el pueblo y continúa paralelo a la carretera general.

Otro itinerario de interés es el de la Dehesa la Verde, a ella se puede acceder por el camino de la Dehesa o por la Pasada de la Ironda. La Dehesa en su conjunto tiene 850 hectáreas repartidas entre varios pueblos. Este espacio es el único con arbolado de todo el término de Navarrete.

También, desde el Club Hípico de Navarrete, se ofrecen recorridos y paseos a caballos por nuestra villa.

También se puede visitar el pantano de Valbornedo. Este embalse tiene una altura sobre cimientos de 26,60 m y su capacidad con el aliviadero recrecido es de 0,80 Hm3. Y aprovecha las aguas sobrantes del municipio de Santa Coloma. Los alrededores del mismo están cubiertos de viñas y es una zona interesante de paseo o incluso de pesca para pasar una tarde tranquila.

Para buscar los orígenes de la construcción del pantano de Valbornedo hay que remontarse mucho tiempo atrás. El proyecto ya estaba redactado a principios de siglo por Amós Salvador, pero quien lo movió al trasladarse a Madrid y realizar diversos contactos fue Cayo Santaolaya en 1901. Santaolaya no vio el proyecto realizado ya que falleció y fue su hijo Jose María, quien tomó el relevo en el empeño de llevar a buen puerto esta obra. Obras que comenzaron en 1916 y duraron 14 años. El 23 de julio de 1930 se inauguraría con la presencia del director general de Obras Públicas, Martínez Acacio.

Las especies forestales que encontramos son robles, carrascas y pinos de repoblación. Los arbustos más habituales son enebro, coscoja, aliaga, estepa, etc. En las partes más bajas el viñedo alterna con los sotobosques.

Desde el cerro de la Dehesa de 781 m se divisa el pico más alto de La Rioja, el San Lorenzo, también hay una magnífica vista sobre el Serradero y hacia el norte la Sierra de cantabria, Codés y Toloño. En este enclave se encuentran conejos, liebres, zorros y jabalíes.

Los aficionados a la bicicleta de montaña pueden aprovechar los viejos caminos que proponemos saliendo desde Logroño y pasando de ese paisaje urbano a un entorno rural poblado de viñedo y de monte escasamente forestado. Los itinerarios por el medio natural de Navarrete deben completarse con una visita a su casco urbano y entenderemos perfectamente con una mirada desde el Cerro Tedeón, del interés defensivo de ese lugar que acogió en época medieval a los habitantes de las aldeas próximas.

Esta visita por el casco urbano puede continuar camino de Entrena por la zona deportiva, ya que se cuenta con un magnífico polideportivo, frontón descubierto, pistas de tenis, carril de bicis, columpios, etc. Como también cuenta con piscina, de la que se puede disfrutar durante el verano, protegida por la sombra de una gran chopera.

Navarrete es un pueblo hecho de buen barro y por estar atravesado del Camino de Santiago ha visto llegar a los viajeros y peregrinos con buen talante, con las ganas de ofrecer y el espíritu de dar. El esplendor que se refleja en las doradas columnas de su retablo mayor, nos transporta a otra época, pero el desarrollo actual del pueblo nos trae de nuevo a nuestra era. Aquí si que pasado y presente se dan la mano aprovechando los medios y obteniendo los frutos apropiados.

Navarrete cuenta con Oficina de Turismo propia que permanece abierta durante Semana Santa y en los meses estivales.

Existen varias posibilidades de sentarse a la mesa en Navarrete. El local veterano es el restaurante de la fonda La Carioca, donde se ofrecen platos caseros de calidad y buen precio. Muy cerca encontramos elrestaurante El Molino, que ofrece menús y comida a la carta.Otra de las opciones es el restaurante Albero, de ambiente taurino, muy cerca de nuestra peculiar Plaza de Toros. Ya en las afueras, junto a la carretera hacia Burgos, tenemos el restaurante Los Murales, al que podremos acceder tras un extenso rodeo (bajando la Grajera camino de Logroño y haciendo allí cambio de sentido dirección Navarrete).

De carácter más informal, de "tapeo" se puede dar uno una vuelta cualquier fin de semana por los bares de nuestra localidad. El bar Deportivo ofrece una gran variedad de pinchos. Fama tienen los calamares del bar Matute los domingos al mediodía, las gabardinas de El Cairos, las tapas variadas del Círculo Navarretano, las bravas del Obrador, La Tapia, El Boston, el Molino… Los bares de ambiente más jóven son el pub Pacos, el pub Galería y la cervecería Iris Corner.

Un producto muy típico de Navarrete son los bollos de chorizo, también llamados de San Blas porque hasta hace unos años sólo se elaboraban para esa festividad. Actualmente los podemos encontrar cualquier día del año en las dos panaderías del pueblo. El bollo de San Blas es un bollo de pan elaborado con un trozo de chorizo en su interior. La característica peculiar de esos manjares está en el baño de azúcar con que se cubre su parte superior antes de meterlos al horno, además de la excelente calidad del pan.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de NAVARRETE

¡Haz turismo, ven de vacaciones a NAVARRETE y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en La Rioja