YECLA (Murcia)

Habitantes: 28.415  Altitud: 600 m.  Gentilicio: Yeclanos 
Hoy amanece en YECLA a las 08:13 y anochece a las 17:43
Nº fotos: 59  Nº mensajes: 17  Visitas / día: 27 

Información general sobre YECLA:

Situación:

Ciudad situada al norte de la Región de Murcia, en la extensa comarca del Altiplano. Con una altitud media de 600 metros sobre el nivel del mar, su término de 607 kilómetros cuadrados linda con las provincias de Albacete y Alicante, quedando la ciudad a 96 kilómetros de Murcia capital.

El paisaje yeclano constituye una transición entre la cadena montañosa levantina y la meseta manchega, contando con importantes y variados parajes de alto valor natural y ecológico.

Ayuntamiento:

Plaza Mayor

30510 Yecla (Murcia)

TELÉFONO: 968754100

Monumentos:

- PLAZA MAYOR: Conjunto urbano de singular belleza en el corazón del casco antiguo, formado por soportales con arcadas renacentistas y alzándose en ella edicifios de gran valor histórico y artístico. Ayuntamiento y Torre de la Cárcel (siglos XVI-XVIII), Palacio de los Alarcos (siglo XVI), Pósito (siglo XVI), Torre del Reloj (siglo XVII) y la Lonja (siglo XIX, actualmente Auditorio Municipal).

- BASILICA ARCIPRESTAL: Principal templo de la ciudad, construido entre 1775 y 1868 bajo cánones neoclásicos muy elegantes, siendo más conocida entre la población como "Iglesia Nueva". Grandioso y monumental, el edificio presenta planta de cruz latina de tres naves separadas por arcos de medio punto, girola, capillas entre los contrafuertes y cúpula semiesférica peraltada sobre el crucero; éste último elemento, decorado en espiral con teja vidriada azul y blanca, es el más representativo del conjunto y hoy constituye todo un símbolo para la ciudad.

- IGLESIA DE LA ASUNCION: La llamada "Iglesia Vieja" data del siglo XVI y consta de una sola nave de estilo gótico con bóveda de crucería, capillas laterales entre los contrafuertes y bella portada flamígera con arquivoltas; mención especial merece su esbelto campanario, torre renacentista con remate piramidal y friso de cabezas esculpidas de excepcional interés.

- IGLESIA DE SAN FRANCISCO: Construida por los franciscanos a finales del XVI; destaca la magnífica capilla de la Virgen de las Angustias (siglo XVIII), una joya del barroco levantino con admirable azulejería y columnas salomónicas.

- IGLESIA DE SAN ROQUE: Templo mudéjar de nave única con arcos de fábrica y artesonado de madera, fechado a principios del XVI, siendo el más antiguo de Yecla.

- IGLESIA DEL NIÑO JESUS: Obra del siglo XIX levantada sobre una antigua ermita, según trazado de Justo Millán; tanto el interior como la fachada, de cuyo eje central emerge el airoso campanario, sigue una ornamentación de gusto bizantino.

- IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES: Templo característico del barroco murciano (siglo XVIII), conocido popularmente como "Hospitalico".

- TEATRO CONCHA SEGURA: Construido entre 1886 y 1890, recientemente rehabilitado y constituyendo uno de los principales escenarios de la Región; recibe su nombre de una insigne actriz yeclana.

- SANTUARIO DEL CASTILLO: Presidiendo toda la ciudad desde un encumbrado mirador, templo edificado en el siglo XIX sobre una ermita anterior, lugar sagrado desde la Reconquista de Yecla y, aún hoy, importante centro de peregrinación para todos los yeclanos y gentes de la comarca; la iglesia cuenta con una sola nave, capillas laterales y altar mayor, donde se venera la imagen de Nuestra Señora del Castillo (patrona de la ciudad).

- CASTILLO: Junto al santuario, restos del asentamiento musulmán aquí establecido entre los siglos X y XI; se distinguen lienzos de muralla y bases de torreones de la antigua fortaleza, pero también vestigios de un poblado de viviendas que siguen el modelo hispano-andalusí, aljibes y la maqbara o cementerio islámico.

- MUSEO ARQUEOLOGICO: Situado en las dependencias de la Casa Municipal de Cultura recoge una selección de materiales encontrados en los principales yacimientos arqueológicos del término municipal. En sus salas, dedicadas a la prehistoria, protohistoria, mundo romano y mundo medieval, se pueden encontrar materiales de los yacimientos del Cerro de la Campana, La Balsa, Cerro de los Santos, Los Torrejones y del poblado musulman del Cerro del Castillo.

- MUSEO MARIANO: En las antiguas dependencias conventuales anexas al santuario, recientemente rehabilitadas, se exhiben hoy todo tipo de objetos y documentos relacionados con la devoción a la Virgen del Castillo y con sus Fiestas Patronales.

- MUSEO DE LA SEMANA SANTA: Ubicado en la Iglesia Vieja, recoge imágenes, estandartes, tronos, bordados, túnicas y todas aquellas piezas de interés que toman parte en la Semana Santa yeclana.

- MUSEO TAURINO: En la misma Plaza de Toros, colección de pinturas realizadas por Juan Ortuño, Alfonso Muñoz, Pepe Marco, Jímenez, Cesar Palacios y Pedro Chinchilla, además de cabezas de toro, carteles taurinos, documentación gráfica y un gran número de objetos del mundo de la tauromaquia.

- MUSEO DE REPLICAS DE EL GRECO: Recoge 73 réplicas de otras tantas obras originales de El Greco, realizadas por el pintor yeclano Juan Albert Rosas y hoy expuestas en la Casa de Cultura.

Fiestas:

- FIESTAS PATRONALES: Fiestas con más de tres siglos y medio de historia, declaradas de Interés Turístico Nacional y en honor de la Santísima Virgen del Castillo. Comienzan el 5 de diciembre con el llamado Beneplácito, acto por el que se pide permiso al Ayuntamiento para que den comienzo las fiestas. El día siguiente se celebra la Misa de Pajes y el acto del Beso de la Bandera. El día 7 se inicia con la tradicional Alborada en el atrio de la Basílica, desde donde se emprende la ascensión hasta el Santuario del Castillo bajo un incesante estruendo de arcabuces; tiene lugar entonces el multitudinario traslado de la Virgen hasta la ciudad para ser entronizada en la Basílica, donde esa misma tarde recibirá la ofrenda floral de todo su pueblo. El 8 de diciembre es el día grande de estas fiestas y se celebra la Solemne Procesión con la imagen de la patrona, acompañada del ensordecedor disparo de cientos de arcabuces; durante la misma se lanzan fuegos artificiales y se ondea la Bandera ante el trono (especialmente a la salida y a la entrada de la iglesia). Por último y tras el novenario que se desarrolla en la Basílica a lo largo de días sucesivos, se procede a la Subida de la Virgen a su Santuario acompañada por miles de yeclanos.

- SEMANA SANTA: Declarada de Interés Turístico, se caracteriza por unos desfiles peculiares que la hacen única, como es la procesión de los "Farolicos", los emotivos actos de "La Cortesía" y "El Encuentro", el "Enterramiento del Cristo" y la sin par procesión de "La Soledad". Lo religioso, unido a lo tradicional y lo cultural, confieren a la Semana Santa yeclana su propia personalidad, expresa en nuestras calles por su colorido, recogimiento y oración, ante el fervor de todo un pueblo que desde hace más de dos siglos es fiel a sus costumbres.

- SAN ISIDRO: Yecla recupera su tradición agrícola a mediados de mayo, homenajeando la labor aún vigente de la cosecha y elaboración de sus preciados vinos y aceites. El programa de actos es extenso y variado, con misa en honor al santo, verbenas, pasacalles, actuaciones folklóricas y musicales, pero destaca especialmente la Gran Cabalgata de Carrozas (enormes estructuras de madera y cartón recubiertas mediante diminutos trozos de papel de seda, reflejando con ellas escenas cotidianas de la Yecla más tradicional).

- SAN BLAS: Es una de las fiestas más antiguas y populares, remontándose al siglo XVI; se desarrollan el primer fin de semana de febrero, con encendido de una hoguera frente a la hornacina del santo y la singular procesión en la que miles de personas desfilan portando "panes benditos" (según la costumbre, antes de comerlo se reza un padrenuestro para evitar males de la garganta).

- ROMERIA DE SAN MARCOS: En abril, peregrinación al paraje conocido como Cerro de la Fuente, donde se celebra la llamada Misa Labradora y se suceden los bailes folklóricos, concurso de gachasmigas y diversos juegos populares.

- FIESTA DE LOS JUDAS: Se celebra a primeros de mayo y tienen su origen en los sucesos que se produjeron en este barrio yeclano con motivo de la invasión de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, a principios del siglo XIX. En ella se cuelgan en medio de las calles los típicos "Judas" (muñecos de trapo de elaboración propia, con carteles satíricos que hacen referencia a la situación política y social); se acompañan con bailes, degustación de platos típicos yeclanos, guiñoles, exposiciones, charlas y pasacalles.

- FERIA DE SEPTIEMBRE: Su origen parte de un privilegio concedido a Yecla por el Infante Juan Manuel, siendo inicialmente de quince días y coincidiendo con las fiesta de San Martín, aunque después pasara a celebrarse por San Marcos. Felipe V, en premio a la fidelidad de Yecla, le confirmó el privilegio de feria comercial y la trasladó nuevamente a noviembre. En 1839 se instauró definitivamente en el mes de septiembre, perdiendo su carácter de transacción mercantil para convertirse, poco a poco, en motivo de celebración de festejos culturales, taurinos, musicales y deportivos. Los más pequeños cuentan con numerosas atracciones feriales, mientras que por la noche el ambiente se traslada a las numerosas casetas instaladas en el Recinto Ferial.

Costumbres:

GASTRONOMIA: Tentación a la que el visitante no suele oponer excesiva resistencia. Gachasmigas, gazpachos y queso frito con tomate constituían la dieta tradicional del campesino yeclano que le aportaba las necesarias calorías para combatir los rigores del invierno. Entre los dulces característicos destacan los "libricos" (obleas con miel), el "pan bendito" (pan sobado con adornos, elaborándose especialmente en la fiesta de San Blas), "sequillos" y "toñas". Y por supuesto, todo regado con los vinos de la zona, caldos excepcionales que cuentan con denominación de origen.

MERCADO SEMANAL: Se celebra desde el siglo XVI por privilegio real, teniendo lugar todos los miércoles en las inmediaciones de la Plaza Mayor.

MERCADO DE ARTESANIA: Muestra etnográfica y artesanal que tiene lugar los últimos domingos de cada mes en el casco antiguo de la ciudad.

FERIA DEL MUEBLE: Pionera en España dentro de este sector, como reflejo de la puntera y afamada industria yeclana; se celebra en el mes de abril, siendo cita ineludible para los profesionales del mueble.

Historia:

Los primeros restos de actividad humana se localizan en la Fuente Principal de Villa donde se han hallado útiles tallados en silex que nos sitúan en el Paleolítico Superior (30000 ac). Las primeras huellas de sociedades agrícolas nos conducen al yacimiento de la Cueva de los Secos, pero es, sin dudas el Monte Arabí y sus pinturas rupestres el mayor exponente de la actividad humana entre el VI y el II milenio ac. Los abrigos de Cantos de la Visera y la Cueva del Mediodía, junto al poblado fortificado de El Arabilejo, fechado en la Edad del Bronce (II milenio ac) y los campos de grabados rupestres (cazoletas) asociados a este poblado, constituyen un complejo prehistórico de primera magnitud en el ámbito del Levante Peninsular. Del Eneolítico o Calcolítico (III milenio ac) contamos con los yacimientos de Las Atalayas, la Sierra del Cuchillo. La Ceja y la Balsa, De la edad del Bronce (II milenio ac) se han localiuzado restos en el Arabilejo, Pulpillo, Umbría del Fator, Monte Felipe, Moratillas, Magdalena, Cerro de la Camapana, El Serral, El Castellar, Los Roncones y La Chimenea.

De época preromana o ibérica contamos con yacimientos como El Pulpillo, El cerro del Castillo, y el Cerro del Los Santos, donde se situaba un importante santuario iberico donde, a finales del siglo XIX, se localizó la Dama Oferente o Dama de Yecla, entre una treintena de esculturas en piedra. De época romana tenemos el yacimiento de Los Torrejones que constituye, del siglo I ac al siglo V dc, el centro administrativo de una amplia comarca.

La ciudad de Yecla, como asentamiento estable en el lugar que ahora ocupa, se establece a fines del siglo XI con la caída del Califato y la instauración de los reinos de taifas. Se construye el "hisn" o castillo, y se crea un pequeño núcleo de población al abrigo de sus defensas, conocido por las fuentes escritas árabes con el nombre de Yakka que con el período de dominio almohade adquirirá cierto peso específico en el concierto comarcal y regional.

Con la conquista castellana a mediados del siglo XIII, se instaura un nuevo nucleo de población en la ladera norte del cerro. Alfonso X El Sabio ocupa la plaza en el año 1243, pasando luego a integrar el señorío de D. Manuel y posteriormente como villa del Marquesado de Villena, experimentando la primera expansión demográfica y urbana en época cristiana. Hasta mediados del siglo XV la villa mantendrá un sostenido crecimiento, alcanzando un extraordinario desarrollo económico al amparo de su aduana, lo que conllevará un gran aumento demográfico y urbano durante el siglo XVI.

El siglo XVII supone para Yecla una centuria de continua recesión en todos los ordenes, propiciado por las guerras, las epidemias, las plagas y la emigración. En cambio, el XVIII supuso una nueva época de esplendor con la deforestación, colonización y conquista para el cultivo de la mayor parte de sus tierras, con un nuevo desarrollo demográfico (se alcanzan los 10000 habitantes) y urbanístico, trazándose calles anchas y rectas, y construyéndose casonas solariegas con escudos nobiliarios en sus fachadas.

En la segunda mitad del XIX, Yecla expande su nucleo nuevamente, consolidándose el carácter agrícola y vitivinícola por el que fue conocida con exclusividad hasta época muy reciente. Será en el último cuarto de esta centuria cuando se produce un primer desarrollo industrial con la aparición de la industria alcoholera.

A mediados de la década de los veinte del siglo XX, se produce un segundo impulso hacia la industrialización de la ciudad debido al abandono progresivo de la actividad artesanal de toneleros y carpinteros, que pasarán a convertirse en fabricantes de muebles. En las décadas de los cincuenta y sesenta se produce lo que podemos considerar un primer despegue de la industria del mueble, cuyo origen estará en la creación de la Cooperativa Obrera del Mueble y la posterior creación de la Feria del Mueble, primera del sector que se organiza en España.

Pese a su fisonomía moderna, Yecla no ha perdido su sabor de ciudad recogida y acogedora, contrastando su barrio medieval de calles tortuosas, cuestas empinadas y rincones recoletos, con la zona moderna de factura geométrica y trazado señorial.

Turismo:

Por aquí pasa el CAMINO DE SANTIAGO DEL SURESTE procedente de Alicante.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de YECLA

¡Haz turismo, ven de vacaciones a YECLA y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Murcia