PEÑAFIEL (Valladolid)


Calle Capitán Rojas
PEÑAFIEL: v. con ayunt. y estafeta de correos, cab. de part. jud. de su nombre, en la prov., aud. terr. y c. g. de Valladolid (9 leg.), dióc. de Palencia (9). SIT. entre los r. Duero y Duratón, a la falda de un cerro, sobre el que hay un ant. cast. bien conservado y fuerte; goza de buena ventilación y saludable CLIMA. Circundada la pobl. en gran parte de una muralla de piedra con su foso, reúne en su recinto 613 CASAS, distribuidas en varias calles y 3 plazas; la consistorial; cárcel; dos hospitales, cuyas rentas ascenderán a 13,000 rs.; 2 escuelas de instrucción primaria, dotadas la una con 3,480 rs., v la otra con 2,800; enseñanza de niñas, cuya maestra percibe 1,460 rs.; un pósito con el fondo de 250 fan. de trigo y 3. OO0 rs.; 3 igl. parr. (Sta. María, el Salvador v San Miguel de, Rehoyo) servidas, la primera por 3 beneficiados, de los cuales uno ejerce la cura de almas; la segunda por un cura y un beneficiado, y la tercera por 3 beneficiados en la misma forma que Sta. María; hay también 3 conv., uno que fue de de milicos que sirve de cuartel, y en su igl. está sepultada la Beata Juana de Aza; otro de franciscanos, y otro de monjas de Sta. Clara, habitado en la actualidad por 10 religiosas; una ermita (el Sto. Cristo), y 3 fuentes de buenas aguas fuera de la v., pero muy inmediatas a las casas; el cementerio se halla al N. de la v., algo dist. y en posición que no ofende a la salubridad pública. TÉRM: con los de Castrillo de Duero, Padilla, Manzanillo, Curiel. Pesquera, Rábano y Canillejas; dentro de esta circunferencia se encuentran los arrabales de Aldcayuso y Medida; el primero con 31 casas y una igl. parr (San Lorenzo), y el segundo con 52 casas y otra parr. (Sin Cristóbal); a las márg. de los mencionadas r. se ven frondosas alamedas v huertos, que sirven de paseo. El TERRENO que participa de llano, valle y montuoso, es de buena calidad en lo general; comprende un extenso monte de encina y roble, con un trozo de pinar muy destrozado; hay algunos prados de pastos naturales de secano. Bañan el térm. los r. Duratón y Duero; sobre el primero, que pasa por el pueblo, hay dos sólidos puentes de piedra con 3 arcos cada una; y al segundo le cruza un hermoso puente de 8 arcadas, y en él cobra la Hacienda nacional portazgo, cuyo derecho perteneció a los frailes dominicos de la v.; también fertiliza una buena parte de terreno el arroyo Botijas, que desagua en el Duero dentro la jurisd. CAMINOS: los de carruaje que dirigen a Valladolid y Aranda de Duero, y los locales de herradura, todos en mal estado. CORREOS se reciben en la estafeta los de Valladolid martes y viernes, y salen para aquella c. y su carrera miércoles y sábados; el de Aranda entra los miércoles, viernes y domingos por la tarde, y sale lunes, jueves y sábados por la mañana. PROD.: cereales, vino, legumbres, algunas hortalizas y frutas, leñas de combustible y buenos pastos con los que se mantiene ganado lanar, vacuno, mular y asnal; hay caza de liebres, conejos, perdices y algunos venados, y de animales dañinos lobas y zorras; en los r. abunda la pesca de barbos y anguilas, y el arroyo cría bastantes cangrejos. IND.: la agrícola, la arriería y 6 molinos harineros, un batan, 3 fáb. de curtidos 2 de moler rabia, 2 tintes, 6 alfarerías de loza ordinaria, una calera y fab., de teja y ladrillo, 4 pastelerías, 8 boteros, 6 alambiques para sacar aguardiente, 22 zapateros, un platero, 2 ojalateros, 9 tejedores de jerga, paños ordinarios y estameñas, 13 panaderos, 6 abarqueros, 5 cabestreros, 3 chocolateros, carreteros, tallistas, sastres y algunos otros oficios indispensables. COMERCIO: exportación del sobrante de frutas y prod de la ind., e importación de géneros ultramarinos y coloniales, ropas y otros art.; hay 12 tiendas de géneros y ropas al por menor, 7 de comestibles, 3 confiterías y 8 tratantes en lanas. FERIAS Y MERCADOS: de las primeras se celebran 2 anualmente, una en el día de la Ascensión del Señor, y otra en los dias 9, 10, 11 y 12 de setiembre; los jueves de todas las semanas hay mercado; el principal tráfico de este y aquellas, lo constituye la venta de cereales, ganado de cerda y vacuno, legumbres, pescados frescos, maderas, toda clase da caballerías, efectos de cerrajería platería, latonería, quincalla, loza, cristal, ropas y otros géneros, POBL.: 676 vec, 3,153 alm. CAP. PROD.: 5 271,165 rs. IMP.: 878,257. CONTR.: 148,490 rs. 23 mrs. PRESUPUESTO MUNICIPAL: 32,000 rs.; se cubre con los fondos de propios, varios arbitrios y reparto vecinal.
* Diccionario Geográfico - Estadístico - Histórico de España. Pascual Madoz, 1848.
Escribe José Benito Maceda Marguello de Santa Fe de la Vera Cruz, Argentina. Hoy por hoy me queda un tío, Benito Rubén Marguello, hijo menor y único con vida de BEnito Marguello que en su momento, vino de Peñafiel. Rubén hace poco tuvo un problema de salud, un acv, hoy tiene 85 pirulos, cada tanto lo llamo desde Santa Fe, hay casi cuatrocientos km. con Venado. Conozco personalmente a algunos de sus hijos, Griselda, Leonardo y me acuedo de RAúl. Con Mariela en forma telefónica. Mi tío Rubén es una persona instruída e hijo menor de BEnito Marguello y Trinidad Ortiz. La mayor era María mi madre, Hilario e Eduardo, todos fallecidos salvo Rubén. En este momento digo Viva Argentina y Viva España de donde llegaron esos inmigrantes, que siempre trabajaron. Hasta pronto
Un matacán es una caja de obra maciza, cubierta y volada, o bien una galería que forma un voladizo continuo a lo largo de la coronación de una fortificación (torre, cortina, muralla, etc.) y en el que el piso en vuelo, perforado, permite el lanzamiento de proyectiles verticalmente para proteger ciertas áreas vulnerables, como el pie de las murallas. Empleados durante un asedio o asalto, eran un lugar seguro desde el cual los defensores podían mirar y arrojar por los orificios sobre el enemigo piedras, materiales ardientes y otros tipos de proyectiles.

Su diseño fue desarrollado durante la Edad Media y representó una evolución importante en la defensa, puesto que permitía cubrir la base misma de los muros.

Los primeros matacanes estaban hechos de madera (cadalsos) y eran, por lo general, construcciones provisionales, que se colocaban en caso de que se fuera a ser asediado por algún enemigo. A menudo, eran incendiados por los sitiadores​ y no fue, sino hasta fines del siglo XIII, cuando fue sustituido ese material por la piedra.
Buscas entonces a los padres de Benito Marguello, quien fue, tu abuelo materno, y a quien supones nacido en Peñafiel.
He visto algunas referencias, pero necesitariamos tener una referencia temporal, es decir, ¿cuando estimas que nacio esta persona, Benito Marguello? por ejemplo entre 1870-1890.
A él, no le localizo pero pudieramos conocer a alguna familar.
He localizado algunas personas apellidadas Marguello, Marcuello, Marquello, en pueblos muy proximos a Peñafiel, pero cuando me facilites la ... (ver texto completo)
Tengo que decirle algo a Mariela Marguello de Venado Tuerto en Argentina. Conocí a tu madre y tu padre Rubén es mi tío, uno de los hijos de Benito nacido en Peñafiel. Si bien en este momento está pasando por un problema de salud, se está recuperando, me alegro mucho, es una persona inteligente e informado. Tengo contacto telefónico con mi tío Rubén, que cuando mis padres, José y María se casaron solía pasar días en casa. Espero esté mejor. saludos Mariela desde Santa Fe. Viva Argentina y Viva España.
Desde la Wikipedia, la historia de Juan Pacheco, Marques de Villena.
Juan Fernández Pacheco y Téllez Girón (Belmonte, 14191 – Santa Cruz de la Sierra, cerca de Trujillo, 4 de octubre de 1474).2 Hijo primogénito de Alfonso Téllez Girón y Vázquez de Acuña y de María Pacheco, y hermano de Pedro Girón, fue un noble y ricohombre de Castilla. Dominó la política del reino desde los últimos años del reinado de Juan II hasta casi el reinado de Isabel la Católica. Se convirtió en hombre de confianza de Enrique IV de Castilla, de quien fue compañero de juegos durante su infancia después que el condestable Álvaro de Luna interviniese para que él y su hermano Pedro entrasen en la corte, donde ya se documenta su presencia en 1436 —como doncel o paje del infante— según se menciona en un manuscrito guardado en la biblioteca del Monasterio de El Escorial, que dice que «siendo mozo vino a vivir con el príncipe Enrique (...) en la edad de mozo tuvo seso y autoridad de viejo.»3

Fue el III señor de Belmonte, distinción que heredó de su madre. Siendo justicia mayor de Segovia, recibió de Enrique IV los títulos de I marqués de Villena, I conde de Xiquena y I duque de Escalona. Por su segundo matrimonio fue también señor de Moguer y de Villanueva del Fresno. Asimismo ostentó los cargos de camarero mayor del infante Enrique, después su mayordomo mayor, alcaide mayor de Asturias, adelantado mayor de Castilla y maestre de la Orden de Santiago.

Su padre, Alfonso Téllez-Girón y Vázquez de Acuña, era hijo de Martín Vázquez de Acuña —miembro de un antiguo linaje portugués y alcalde mayor de Lisboa— y de Teresa Téllez Girón, hija de Alonso Téllez Girón y Gallina. Su madre, María Pacheco, II señora de Belmonte, era hija del noble portugués Juan Fernández Pacheco, primer señor de Belmonte y descendiente de Lope Fernández Pacheco —privado del rey Alfonso IV de Portugal y gracias al cual este linaje ascendió a la ricahombría— y de Inés Téllez de Meneses. Las familias Vázquez de Acuña y Pacheco procedían de la nobleza portuguesa y se habían exiliado en Castilla después de la derrota castellana en la batalla de Aljubarrota, ocurrida en 1385, por haber apoyado la causa del rey Juan I de Castilla, que pretendía el trono del reino vecino por su matrimonio con Beatriz de Portugal. En las capitulaciones matrimoniales de sus padres, se estipuló que el primogénito llevaría «Pacheco» como primer apellido en vez de «Téllez Girón».1

Juan Pacheco es uno de los nobles señalados por Francisco de Mendoza y Bobadilla por tener ascendencia judía en El Tizón de la Nobleza española (1560), ya que un tatarabuelo de su antepasado Diego López Pacheco fue el judío converso Ruy Capón, almojarife de la reina Urraca I de León, antepasado que también compartía su abuelo paterno, Martín Vázquez de Acuña; esta misma «mancha» judía se la atribuye también a su mujer, María Portocarrero, madre de la mayor parte de sus hijos, ya que Alfonso Enríquez, del que ella descendía, habría tenido una madre judía. 4 Un origen que se había trasladado a mediados del siglo XVI, a través de sus descendientes, a un gran número de casas de la nobleza
Imponente torre donde se encuentra el escudo del hermano Pedro del marques de Villena.
Escudo de don Pedro Téllez Girón, Maestre de la Orden de Calatrava, sus escudos están en la torre del Homenaje.
Fue Juan II quién le dio los derechos sobre los restos de la fortaleza y le ordenó su reedificación en 1546.
Según la Wikipedia nuestro buen amigo.
Girón o Téllez Girón, Pedro (ca. 1423-1466).

Aristócrata castellano, maestre de la orden de Calatrava, nacido probablemente en Belmonte (Cuenca) hacia 1423 y muerto en Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) el 2 de mayo de 1466. Junto a su hermano Juan Pacheco, marqués de Villena, protagonizó gran parte del devenir político de Castilla durante el reinado de Enrique IV (1454-1474), ya que Pacheco, en calidad de privado o valido, gobernó a sus anchas con la aquiescencia del monarca. Pedro Girón fue su mano derecha en todos sus planes, logrando un amplio patrimonio territorial y grandes rentas. Durante algún tiempo, y gracias a la ambición de su hermano, Pedro Girón estuvo a punto de contraer matrimonio con la princesa Isabel, hermana de Enrique IV y futura Reina Católica. La inesperada muerte del maestre truncó este plan.
A lo largo del año, hace las veces de plaza de toros, durante las fiestas de San Roque de agosto, y sirve de lugar para la Bajada del Ángel, el Domingo de Resurrección.

Conocida como "Corro" o "Corro de los toros", su existencia se encuentra documentada desde la Edad Media. Conformada por 48 edificios, se accede a ella por dos calles. Bordea un espacio de 3500 m². Los balcones de la plaza, adintelados, se realizaron en los siglos XVIII y XIX, en madera, y se encuentran decorados con motivos arabescos. La función de estos balcones desde su origen hasta hoy es la de servir de lugar para presenciar los espectáculos.

Actualmente se atribuye a esta plaza el ser «una de las primeras plazas mayores de España», dada por su singularidad. Su emplazamiento no constituye un espacio en el que preside un ayuntamiento, concejo o una iglesia parroquial. Su construcción se realizó desde antiguo para fines lúdicos, entre los que destacaban las justas y torneos medievales y posteriormente las sueltas y corridas de toros.
El Convento de San Pablo es un templo cristiano que se encuentra construido sobre los restos del Alcázar de Alfonso X. Su construcción se realizó en el siglo XIII y en el Siglo XIV se convirtió en Monasterio.

Del antiguo Alcázar quedan algunos restos: el emplazamiento, una de las bases de un antiguo torreón que actualmente sustenta la espadaña ejecutada en dos cuerpos, y el patio de armas que actualmente es el claustro del convento.

El Infante Don Juan Manuel levanta en 1324 el actual convento gótico-mudéjar donde se hizo enterrar. La iglesia, de estilo gótico-mudéjar, se concluyó años después de la muerte del Infante Don Juan Manuel en 1348.

Al lado del Altar mayor se conservan enterrados, en una urna de piedra, los restos del Infante don Juan Manuel, autor de "El Conde Lucanor"; junto a una urna de madera que contiene Los restos de Juana de Aza, madre de Santo Domingo de Guzmán.

Ocurrió un incendio en 1749 lo que obligo a modificar su antigua estructura en su reconstrucción, y su actual espadaña se construyo en 1807 sobre uno de los torreones almenados del antiguo Alcázar.

Fue declarado Bien de Interés cultural en 1931.

El exterior de este monumento destaca por la abundancia de arcos realizados en ladrillo en estilo gótico mudéjar.
Desde el castillo se pueden observar las Bodegas Protos, diseñadas por Richard Rogers.
Una segunda formación de murallas delimita el recinto interior. Está constituida por 28 cubos almenados que se intercalan equidistantemente en el prolongado cerramiento definiendo una sucesión de cortinas también almenadas y transitables en su cumbre a través de un adarve.
El resto del espacio del castillo queda dividido por la Torre del Homenaje en dos zonas cuyos primitivos forjados han desaparecido; servirían de alojamiento para la tropa y acogerían los almacenes y áreas de servicio. Sus terrazas harían función de patios elevados. En una de esas alas, la sur, se encuentra ahora el Museo Provincial del Vino.
En el centro aproximado de este espacio se levanta la torre del homenaje, prisma rectangular de unos 34 m de altura que alberga tres plantas abovedadas.
Escudo de don Pedro Téllez Girón, Maestre de la Orden de Calatrava, sus escudos están en la torre del Homenaje.
Fue Juan II quién le dio los derechos sobre los restos de la fortaleza y le ordenó su reedificación en 1546.
El actual castillo fue edificado en el siglo XV, ya que el propio Juan II en 1456 concedió a don Pedro Téllez Girón, Maestre de la Orden de Calatrava, los derechos sobre los restos de la fortaleza, y le encomendó su reedificación. Se reconstruyó siguiendo el modelo de castillo llamado escuela de Valladolid. A la muerte de Pedro Girón, cuyos escudos campean en la torre del homenaje, se añaden un muro, un foso interior y se reforman los adarves y el torreón norte para el uso de la artillería.