CASTILLEJO DE ROBLEDO (Soria)


Saludos cordiales a todos los paisanos:
Hablando hace poquito, el día de la comunión de Blanca y Rufino (inolvidable fecha), con Marisa e Ignacio, me comentaron sorprendidos que desconocían que el Padre Félix Gil Pastor había fallecido. Para quienes aún lo ignoren, creo que este verano se celebrará una eucaristía en su recuerdo y para quienes lo conocieron, incluyo un artículo que escribió un ex-alumno suyo en los PP Dominicos de Valladolid.
IN MEMORIAM: P. FÉLIX GIL (1921-2017)

Noventa y seis años, toda una vida, dan lugar a infinidad de imágenes. Desde las Tierras del Burgo (Castillejo de Robledo), en Soria, hasta sus últimos días, la semana pasada, en el Real Monasterio de Santo Tomás de Ávila, por el casi centenar de años del P. Félix Gil han desfilado millones. Sin embargo, en la retina de las decenas de estudiantes de Arcas Reales, que tuvieron el privilegio de tenerlo como profesor y maestro en los años de internado durante más de dos décadas, desde principios de los sesenta, hay una que resta imborrable por encima de todas: el padre Gil, inmaculado en su hábito blanco dominicano, el rosario colgando de su cinturón negro, ya empezaba a apreciarse una ligera calva -fotografiado ligeramente de perfil, desde las butacas del teatro del colegio o en los concursos navideños de villancicos, en la SER de Valladolid- dirigiendo, con ceremoniosa pausa e inconfundible estilo, a la soberbia coral Virgen del Rosario.

Con las palmas de las manos ligeramente entreabiertas, antebrazos a la altura de los hombros, dirigiendo una de las melodías ensayadas durante semanas, casi hasta el agotamiento. Ejecutada a la perfección por los adolescentes y niños cantores, uniformados de jerséis azul marino o blanco, según las voces, y pantalones cortos grises, que tienen la vista clavada en los gestos sosegados del director del coro.

Tomás Luis de Victoria, Cristóbal Halfter, cancionero popular vasco o melodías del folklore asturiano o castellano conformaban un repertorio tan exigente como amplio que hacía las delicias de nuestros asombrados progenitores en el teatro, el Día de las Familias, o maravillaba a los espectadores en sitios alejados como Santiago de Compostela, Madrid o Loreto, en Italia. Hubo antes y después otros directores, pero, que nadie se ofenda por la aseveración, ninguno imprimió en la coral una marca tan indeleble como la que dejó con sus conocimientos y estilo el P. Gil.

El P. Félix Gil estaba en el grupo de religiosos circunspectos, serios, tan mesurado que acaso hasta se le podría tildar de severo en el porte. Pero, a la vez, equilibrado y sensato. Recto, en el sentido más tradicional del término. Poco dado a las familiaridades y la complicidad que otros padres, por su carácter o forma de ser, prodigaban con los alumnos de Arcas Reales a finales de aquella década. Esto en las distancias largas y en su cargo de director de Arcas Reales, que lo fue de 1970 a 1973.

Que fuera así, al menos a nuestros ojos, tenía todo el sentido del mundo, si se piensa en el contexto de la época y que, como director, tenía que gestionar un internado de cuatro centenares de asilvestrados aspirantes venidos de los puntos más remotas de la meseta norte, Asturias y Galicia, amén de desde algunas otras regiones limítrofes. En aquel escenario y en aquella época, el director de un colegio religioso orientado al reclutamiento de vocaciones dominicanas, además de parecerlo tenía que demostrarlo. En la disciplina, en la pose, en la solemnidad con la que se dirigía a los alumnos en las grandes celebraciones litúrgicas o a los padres en las grandes festividades escolares.

Sin embargo, en las distancias cortas era una persona sumamente cortés, respetuosa y afable. Corrigiendo los yerros de los alumnos con delicadeza y sin las estridencias a las que algunos otros padres eran más propensos, extremadamente educado con nuestros padres y familiares, recibiéndoles, uno por uno, a su llegada en el Patio Central los días de fiesta y esperando a que el último coche abandonara el recinto tras haberse despedido de todos y cada uno de ellos. Sin ningún tipo de distingo fueran quienes fueran y vinieran de donde viniesen.

Aunque los padres y profesores ya imponían respeto y marcaban las distancias por las características del internado y la radical separación física que existía con la comunidad de profesores, éstos vivían en el Pabellón de los Padres, en mi clase se daba la circunstancia de que nuestro compañero de pupitre, Fernando, era sobrino carnal suyo. Algo que a nuestros ojos adolescentes, acostumbrados a los estrechos lazos familiares de nuestros pueblos, permitía una cierta familiaridad. Pero esto sólo eran ideas nuestras.

[Cortesía Raymon MI, vía Antonio Luciano López Encina]
Que yo recuerde y su sobrino me corrija si no es así, siempre siguió mostrando una ecuanimidad absoluta con todos los alumnos por igual. Empezara su apellido con la ge, la ce o la uve. Pero que conociéramos a dos personas de Soria, una tierra que, para la mayoría de nosotros, pese a su cercanía, Duero arriba, por alguna extraña razón nos resultaba exótica y a trasmano, nos sirvió para situar la provincia en nuestro entorno más cercano y en nuestros libros de Geografía. ¡Qué cosas, Soria existía, más allá del imaginario geográfico por donde atravesaban los cordeles del Concejo de la Mesta! Y, por supuesto, en los de literatura: “Es la tierra de Soria árida y fría. / Por las colinas y las sierras calvas, / verdes pradillos, cerros cenicientos, / la primavera pasa / dejando entre las hierbas olorosas / sus diminutas margaritas blancas”.

Porque además de gran músico, el P. Gil fue para muchos de nosotros un excelente profesor de literatura. Riguroso que, sin chanzas o bromas, nos explicaba las églogas dramáticas de Juan de la Encina en cuarto de bachillerato como podría haber explicado la trigonometría o la orografía de la península Ibérica. Este es el perfil que desde el fondo de la memoria surge, serio y sobrio pero justo, paciente y pedagógico hasta límites insospechados. Su amor a la literatura iba más allá de la enseñanza, concursando y ganando diversos premios en la Pucela de los sesenta. Sus textos eran utilizados, a su vez, en las clases del P. Isidro Rubio, para enseñarnos más literatura: “Bolita de nieve - medianoche clara- murmullo, vagido de infante - un beso en el aire perdido - y Dios que ha nacido”.

Aunque, como se ha dicho antes, el recuerdo del P. Gil va sobre todo asociado a la Coral Virgen del Rosario. Varias generaciones de alumnos, a lo largo de lustros conformaron un coro de una categoría única. Sin duda ninguna, durante esos años, la rigurosidad y la paciencia que eran las señas de identidad de su carácter fueron los cimientos, tan necesarios como esenciales, que conformaron tanto la calidad de la coral como, y no es menos importante, la educación musical de decenas de alumnos que muchos decenios después le recuerdan por haberla dirigido con éxito (ganadora de numerosos premios en concursos de villancicos en Valladolid), pero también viajera a Santiago de Compostela, Roma y otros muchos lugares.

El que esto suscribe, infradotado para las artes musicales, nunca pudo acceder a formar parte del selecto grupo cantor, así que le recuerdo, sobre todo, por alentarnos y animarnos, en 4º de bachillerato, cuando ya era director, para que publicáramos la revista escolar “Cumbre” de trabajoso parto en ciclostil, en los locales existentes entre la piscina y el teatro. En uno de esos números (Mayo 1971 ¡con la portada a todo color!) aparece una entrevista con él: “Hemos observado que a Ud. Le gusta que nosotros demos nuestra opinión en algunas cosas, ¿por qué?" La respuesta: "Siempre son interesantes vuestros puntos de vista, tanto por lo que tienen de positivo y acertado, como la oportunidad que nos ofrecéis de poder ayudaros a rectificar si no lo son tanto. En todo caso es un modo de manifestar vuestra personalidad incipiente, vuestros criterios, gustos, exigencias, estado de ánimo, etc. etc. que el educador debe conocer, respetar, valorar y dirigir convenientemente en sus alumnos”. Insisto: estamos hablando de 1971.

En resumen: innovador en la didáctica de la clase de literatura, música y poesía. Pudimos conocer y disfrutar gracias a su innovación de toda la música clásica. [Además de] director de la Coral, buen predicador y, sobre todo, gran persona, buen educador y pedagogo.

Cincuenta años después, en una reunión de los compañeros de mi curso, volvimos a encontrarlo, ya tenía problemas de audición, en San Pedro Mártir. Pese a las numerosas responsabilidades que a lo largo de los años posteriores llegó a tener, entre otros Vicario en España de la Provincia del Santo Rosario, recordaba con sumo cariño aquellos tiempos de internado, durante los que ayudó a construir con canciones y literatura nuestra adolescencia. Por sus gestos y sonrisas, yo diría que había perdido la seriedad de aquellos años tan lejanos, se había convertido en un abuelo nonagenario con una memoria excelente y no falto de humor. Amable, cariñoso y comprensivo.

Descanse en paz el director de la coral, profesor, vicario y buen religioso. Sin duda, seguirá dirigiendo algún coro celestial.

---------------------
Con aportaciones de Pablo García Gañán, Oscar Bernardo y Faustino Martínez García, José Rubio, Rafael Sánchez e Isidro Rubio
Hola Maria Jose, todo lo que hay escrito en esos capítulos, me lo dio hace unos años un señor de Castillejo y yo lo puse después de tirarme una buena temporada escribiéndolo, puesto que me pareció muy interesante y digno de leerlo con avidez, y esto lo escribió un sacerdote de Castillejo que se llamaba Don Eustaquio y por eso le digo que yo no puedo aportar nada mas a esos comentarios, Lo siento mucho,
saludos cordiales,
Vaya, qué pena que no tengas más información. En cualquier caso Teo muchas gracias por contestar ¡
Un saludo,
M. José
Desde el Pais Vasco, quiero desear a todos los que se encuentran hoy en este querido pueblo de Castillejo de Robledo, unas felices fiestas,
disfrutar y ser felices.
Hola Teo, me gustaría saber si tienes más información sobre el boticario de Fuentelcesped Blas Martínez y su hijo Prudencio. He leido tu post y veo que les citas y me gustaría saber de dónde has sacado la información y si tienes alguna información más sobre estos boticarios. Estoy buscando en la web sobre ellos y sobre todo de Blas Martinez pero no encuentro casi nada. Soy su tataranieta. Un saludo y gracias
Hola Maria Jose, todo lo que hay escrito en esos capítulos, me lo dio hace unos años un señor de Castillejo y yo lo puse después de tirarme una buena temporada escribiéndolo, puesto que me pareció muy interesante y digno de leerlo con avidez, y esto lo escribió un sacerdote de Castillejo que se llamaba Don Eustaquio y por eso le digo que yo no puedo aportar nada mas a esos comentarios, Lo siento mucho,
saludos cordiales,
Curiosidades de la actualidad

Ahora voy a escribir cosas contemporáneas, que si en la actualidad todos lo sabemos, no
obstante sino quedan escritas, nuestros futuros, con el tiempo las ignorarán.
Sea la primera la luz eléctrica. Por primera vez alumbró en este pueblo la noche del 29 de
diciembre de 1.899. Montó la fábrica, en la antigua "Aceña" del Duero, término de Alcozar,
Don Lucio Gimeno.

El cementerio parroquial se construyó el año 1.905.
... (ver texto completo)
"Sea la primera la luz eléctrica. Por primera vez alumbró en este pueblo la noche del 29 de
diciembre de 1.899. Montó la fábrica, en la antigua "Aceña" del Duero, término de Alcozar,
Don Lucio Gimeno."
Soy nacida en Alcozar, acabo de ver esta noticia y me gustaria que me ampliáseis la información o indicarme dónde puedo hacerlo.
Muchas gracias y saludos
cargo desde el 13 de junio hasta el 13 de septiembre, que era el tiempo oportuno para pescarlas
en "La Laguna". Las vendía por los pueblos limítrofes y se dice, con verdad que un tal Víctor
Pinto que fue por muchos años el que las pescaba y que llegaba para vender la tal mercancía con
un pobre jumento, hasta la provincia de Guadalajara y más allá de Zaragoza.

También estaba obligado el sanguijuelero, a tener siempre en su casa, por lo menos cuatro
docenas, por si eran necesarias para ... (ver texto completo)
Hola Teo, me gustaría saber si tienes más información sobre el boticario de Fuentelcesped Blas Martínez y su hijo Prudencio. He leido tu post y veo que les citas y me gustaría saber de dónde has sacado la información y si tienes alguna información más sobre estos boticarios. Estoy buscando en la web sobre ellos y sobre todo de Blas Martinez pero no encuentro casi nada. Soy su tataranieta. Un saludo y gracias
cuántos pastores hay en Castillejo de Robledo
¿Donde dormir?
Curiosidades de la actualidad

Ahora voy a escribir cosas contemporáneas, que si en la actualidad todos lo sabemos, no
obstante sino quedan escritas, nuestros futuros, con el tiempo las ignorarán.
Sea la primera la luz eléctrica. Por primera vez alumbró en este pueblo la noche del 29 de
diciembre de 1.899. Montó la fábrica, en la antigua "Aceña" del Duero, término de Alcozar,
Don Lucio Gimeno.

El cementerio parroquial se construyó el año 1.905.
... (ver texto completo)
.... Me ilusiona leer el historial de las poblaciones y todas sus actividades históricas. (y si se trata de un pueblo de Soria, no con menos motivo)

.... Estuve hace varios años en la misa de una boda que se celebró en la Iglesia de ahí, de Castillejo, y me impresionó la iglesia y las Ruinas del Castillo templario. Con una minúscula cámara de vídeo que llevaba recogí todo lo que humildemente puede recopilar un aficionadillo. A con el pretexto de recoger a los novios e invitados, sin hacerse nota uno demasiado, lo hice con el altar y dibujos del interior del templo. Cuando posteriormente lo examine llegué a comprender la importancia histórica de este templo y entorno.
.... Me prometí y juré a mi mismo que, una vez aminorase mi actividad laboral, me pasaría al menos uno o dos días admirando estas reliquias.
Un cordial saludo para la Gente de Castillejo
ECVA 72870178-Z
gentilicio de castillejo de robledo
Gentilicio de Castillejo de Robledo, Castillejano,
gentilicio de castillejo de robledo
Los días que el párroco celebra la Santa Misa por el pueblo son: el 2 de Febrero, el 3 y 4 de
Mayo, el 9 y 15 de Mayo, el 4 de Agosto y el 14, 15 y 16 de Septiembre. Por todo lo que
antecede recibe el párroco del Ayuntamiento la cantidad de 1.225 pesetas y además da de
limosna anualmente para esta parroquia 50 pesetas.

Se celebran novenarios a la Inmaculada y a las Benditas Almas del Purgatorio.

El día 17 de Enero un concejal, acompañado de dos vecinos, pide limosna de casa en casa,
y lo que recogen, se destina para celebración de misas cantadas en honor de San Antonio Abad.

Los jóvenes que han de ir al servicio militar son los encargados de la colecta
"proseminario", los quintos. También las muchachas de la edad de los anteriores postulan en el
Santo tiempo de Cuaresma y el día 26 de Diciembre.

Las niñas mayores de la escuela hacen las postulaciones del Domund y la Santa Infancia.

Otras costumbres quedan, como los Miserees los Viernes de Cuaresma, el Canto del Himno
" ¡Oh Gloriosa Virginum!" y la Salve los Sábados, etc. Las Tinieblas en que muchos toman parte
con su voces destempladas.

En las procesiones los quintos llevan los pendones y estandartes y las quintas a la
Virgen.

Al Sacristán le paga el pueblo en trigo; de la parroquia la quinta parte.

------------------------------ ------------------------------ ----

Que mi gran Padre Santo Domingo de Guzmán, como terciario que soy, haga que mis
feligreses sean siempre buenos cristianos. Se lo pide todos los días este indigno párroco.

Que la Virgen Santísima inspire a mis queridos sucesores grandes ideas de apostolado y
así conduzcan a todos los feligreses de esta mi querida parroquia por los caminos del bien, para
que, conociendo la religión y practicándola les vean en el cielo. Así sea. Así sea.

Castillejo de Robledo a 7 de Octubre, Festividad de Ntra. Sra. del Rosario, de 1952.

Firmado: Eustaquio Pastor Teresa. Presbítero.

--68--
Usos y costumbres actuales de la parroquia

Ahora para terminar y no dejar este sabor un tanto amargo, al que lea estos apuntes, lo
dulcificaremos escribiendo los usos y costumbres de esta parroquia.

Todos los domingos y días festivos y de precepto celebra el párroco dos misas.

Todos los primeros viernes de mes celebra el apostolado de la oración su fiesta mensual. La
función eucarística despertina tiene lugar el Domingo siguiente.

Cada día, además del toque de campanas, para la Santa Misa y funciones religiosas lo hacen
al amanecer que dicen a "Las Aves Marías"; al mediodía y por la tarde a"Las Oraciones". Los
Sábados y días anteriores a fiestas del precepto, también se voltean las campanas y se hace
repique con estas y los campanillos que el vulgo generalmente dice: "2 tocar a la mañana
fiesta". Los días solemnes, además de los responsos, llevan pan en cada una de las sepulturas
donde tienen luz.

Solamente se cantan vísperas solemnes, en la tarde o noche del día anterior de la Santa Cruz
de Mayo y de Septiembre.

En todos los demás días solemnes como Pascua, Circuncisión, Reyes, Ascensión, Corpus,
etc. se cantan en el mismo día de su fiesta, o sea, segundas vísperas.

Las procesiones que se hacen por las calles son: El Viernes Santo, Domingo de
Resurrección, Corpus, Domingo Infraoctava del Corpus, Rosario cantado el día de Santo
Domingo de Guzmán, el día 15, la Asunción de la Virgen y el primer Domingo de Octubre.
También el día 9 de Mayo San Gregorio, Obispo de Ostia.

Los días de Rogativa; la procesión del día de San Marcos se va a la Cruz próxima a la
ermita destruida. El primer día, a sea, el Lunes que antecede a la Ascensión, a la Cruz junto a la
carretera de santa Cruz de la Salceda.

El Martes a la que hay en la cuesta de las eras, y el miércoles a la de Valdespino. También
se celebra el mes de Mayo con el ejercicio de las flores.

El día de Ascensión, a las once, se capta la "Hora Nona" y durante todo el tiempo invierte
en tal solemne acto, repican las campanas. Aun no lo he puesto, se deja comprender, que en las
fiestas principales de este pueblo que son el 3 de Mayo y el 14 de Septiembre, también las
procesiones resultan solemnes. En los segundos días se hace en rededor de la iglesia.

Cuatro sermones paga el municipio: uno de la Invención de la Santa Cruz y tres que se
predican el día 14 de septiembre en honor de la Exaltación de la Cruz, el día 15 por la Patrona de
la parroquia y el 16 por las Benditas Almas del Purgatorio.

--67--
Pleito de la parroquia

En los folios 464 al 549 del libro grueso de este archivo, titulado: "Apeos, testimonios,
censos" están escritas multitud de copias, cuyos orígenes están en la Delegación de Hacienda de
la provincia y en el Registro de propiedad del Burgo de Osma, con motivo de la denuncia hecha
por Samuel Cascajares Benito, secretario de este Ayuntamiento Don Pedro Bueno y Llana,
médico; y Enrique Pastor Miguel, vecino de esta villa, en contra del párroco de la iglesia por
tener, según ellos, tres fincas, que por malicia del párroco, no se vendieron juntamente con todas
las demás que tenía este beneficio curado, por la Ley de Desamortización. Lleva la solicitud, al
señor administrador de propiedades, fecha 22 de Julio de 1.883.

Es el único borrón que en el siglo pasado hecharon estos tres vecinos a la católica villa de
Castillejo; aunque bien se puede afirmar que los dos promotores no habían nacido aquí y por el
cargo que ocupaban de secretario y médico arrastraron, haciendo cómplice al vecino e hijo de
este pueblo que firmó con ellos el documento de denuncia.

Las tres fincas las mandaron en testamento Juan Sanz, vecino de Moral de Hornuez
(Segovia) que falleció en aquél pueblo el día 27 de Mayo de 1.703 y Juana del Val, sepultada en
esta iglesia. Una era de tres fanegas de sembradura; otra de dos y de una la tercera.

La más grande de estas por su situación próxima al arroyo, mandó cercarla de piedra el
benemérito párroco, tantas veces citado, Don Tomás Catalina, plantando varios árboles frutales,
con objetos que en lo sucesivo fuese huerta parroquial.

Cuando se promulgó el Real Decreto de 4 de Enero de 1.867, el párroco Don Matías
Crespo, no le dio importancia, creyendo que las fincas parroquiales quedaban para siempre -
como recreo del párroco- exentas en todo y por todo; máxime que las de las parroquias
limítrofes, sus respectivos curas no hicieran más que, como él lo hizo, dar noticia de ella a la
secretaría del Obispado.

Llegaron a este pueblo, los citados médico y secretario, y por antipatía al párroco, al saber
que hacía pocos años que la finca la habían rodeado de paredes, haciéndola huerta, escribieron la
denuncia, y, a pesar de haber intervenido, primero el Excmo. Sr. Laguera y después el Excmo.
Sr. Guisasola, quedó sin huerta el párroco de esta villa y sus sucesores.

En el folio 592 está archivada la carta del Sr. Delegado de Hacienda dirigida al Sr.
Guisasola en la que le comunica que es asunto perdido; y que la culpa es del párroco, por no
haber pedido oportunamente l excepción; probando en el expediente del caso que las fincas
constituían la huerta electoral. ¡Pobre Cura! Toda la culpa a él que obró con simplicidad. No sí
los hijos de las tinieblas, que fueron muy listos; y ayudados por los de altos puestos en la
provincia -liberales todos- se frotaron con regusto las manos cantando a la puerta de la Casa
Parroquial el "Trágala".

--66--
dejó dinero suficiente para que continuase mis estudios en aquel seminario, los continué hasta el
primero de Derecho Canónigo, después de haber estudiado antes cinco años de Sagrada
Teología. Al morir el Sr. Deán, antes citado, me hizo dueño del medallón de reliquias, que
tenían diploma en que constaba su autenticidad, y durante el tiempo que fui seminarista y
después de sacerdote, también pendían de mi cuello, como en vida del Excmo. Sr. Díaz Gómara
, expliqué e hice historia de las reliquias- o sea de aquellos a quienes habían pertenecido- y me
autorizó para que los fieles las adorasen.

Así lo hice en aquella parroquia y lo sigo haciendo en esta, principalmente el día 9 de
mayo, festividad de San Gregorio, Obispo de Ostia, abogado y protector de los frutos del campo,
no confundiéndole con San Gregorio Nacianceno, llamado el Teólogo, que también coincide su
festividad el mismo día,

En la bendición de campos, que esta feligresía tiene ese día, se hace la bendición con las
reliquias-ya que la principal es la del Santo- y por la tarde se da a adorar a los fieles.

Las he donado a esta mi querida parroquia pues creo y así lo espero, que a estas reliquias
estarán perpetuamente o por lo menos muchísimos años siendo adoradas por los fieles, para que
muy principalmente el Santo Ostiense les sea propicio, como lo hizo en vida por tierras del norte
de España, y principalmente por Logroño y La Rioja y evitó como entonces toda clase de plagas
y calamidades de los campos y por su intercesión lleguen a fructificar.

------------------------------ ------------------------------ ----

Otra donación hago, mandando para siempre todos mis libros a los párrocos o ecónomos
que me sucedan en esta parroquia; y suplico que al sucederse unos a otros, tengan cuidado de
que no falte ninguno. Para que así se cumpla, tendrán otro inventario- además del que queda en
la parroquia-la curia diocesana; otro en el Ayuntamiento de esta Villa, otro al Señor Arcipreste y
por fin otro un miembro de mi familia. Lo quiero hacer así para que caso que falte algún libro,
ellos urgirán a que se devuelva o ponga otra obra similar en su lugar. Como verán mis queridos
sucesores todos están encuadernados.

Dejo mis libros, mis mejores AMIGOS, para que hagan uso de ellos los sacerdotes que
trabajen en esta mi querida parroquia. No les impongo ninguna carga por ello. Sólo les suplico
que sus fervorosos momentos en la Santa Misa y en sus oraciones se acuerden y pidan a Dios
por el alma de este párroco.

--65--