LA ALMARCHA (Cuenca)


Vista Parcial del Pueblo desde la Autovia
San Bartolomé bendito, patrón de nuestro lugar... llega la fiesta grande de La Almarcha.... cuántos sois para celebrarla?. Acude mucha gente de fuera?. Paisanos y familia que viven en Madrid, Barcelona, Valencia... Sigue la tradición de subastar las andas?. Todo lo recuerdo con nostalgia,
lo por mí vivido y lo contado por mi padre en un hermoso castellano digno de Jorge Manrique. Siendo ahora yo bilingue (español/alemán) amo con intensidad nuestro bello idioma. No lo degradeis con anglicismos ni con la jerga cutre de la chusma.
Viva la almarcha
Paisanos ¡Quién se ocupa de este foro de LA ALMARCHA?. Formulo preguntas y no obtengo respuesta. La comunicación es parte esncial de la vida. La RED, la WEB", Internet ha puesto a nuestro alcance una magnífica herramienta para comunicarnos... sirvámonos de ella ¡.
Además, está al alcance de "casi" cualquiera... un ordenador sencillo no cuesta más alla de los 300 Euros. Manejarlo es muy simple
y con su uso nos comunicamos y nos informamos... el mundo a nuestro alcance con pulsar una tecla. Por mi parte, me comprometo a informaros sobre esta parte de nuestro país en la que vivo: El archipiélago balear... y sobre Alemania ¡Sigo de cerca la política y la vida del país germano, donde viví y trabajé durante décadas; mi mujer es alemana con extensa familia, con la que mantengo muy buena relación. Que despierte vuestra curiosidad, vuestro afán de saber. (Entras alguna vez en este foro, primo Felix '.
Doy casualmente con esta página "web". Me servo con gusto de ella para mandar un cordial saludo a mis "casi paisanos"
almarcheros (nací en Madrid, mis padres eran de La Almarcha). Se comenta mucho el que lugares como La Almarcha están condenados a desaparecer... no lo creo... La Almarcha seguirá existiendo como joya de La Manchuela.
Contestar si os apetece y podéis: Cúantos vecinos sois?. Se ha secado definitivamente El Pozairon o puede
recuperarse?.
Referencias

1. De su muerte se hacen eco varios diarios de la época: La Correspondencia de España (4-10-1879), Diario Español (3-101-1879), La Época (3-10-1879)
2. José Torres Mena, Noticias conquenses, pág. 586
3. Dice así el mencionado certificado: Don José Lucas Torres, cursante de Leyes en la Universidad de Madrid, es de buena conducta moral y política, huérfano de madre y pobre por lo que carece de medios para continuar la carrera.
4. Ossorio y Bernard, 1903, p. 452.
5. La Época (3-19): También ha fallecido el ex-diputado a Cortes y ex-director de Aduanas Sr. Torres Mena
6. El Imparcial, (3-10): El día 30 del pasado ha fallecido en el pueblo de su naturaleza el Sr. D. José Torres Mena, ex-diputado a Cortes en varias legislaturas y director que fue de contribuciones durante las situciones del partido radical. Su pérdida ha de ser lamentada por los que militamos en las filas democráticas y por ella enviamos la expresión de nuestro sentimiento a su desconsolada familia,
7. El Diario Español (3-10): Ha fallecido en Almarcha (Cuenca) el ex-diputado radical y ex-director de Propiedades, Sr. Torres Mena
8. La Correspondencia de España (4-10): El 30 del pasado ha fallecido en el pueblo de su naturaleza el Sr. Torres Mena, ex-diputado a Cortes en varias legislaturas y director que fue de Contribuciones durante situaciones del partido radical.
9. Congreso de los Diputados, Diario de sesiones del 7-1-1970, págs. 4.948 a 4.954
10. Congreso de los Diputados, Diario de sesiones, págs. 5.514 a 5.518
11. La Iberia (8-1-1870): Obtuvo la palabra en contra nuestro querido amigo y antiguo compañero de Redacción el señor Torres Mena, que pronunció un elegante, erudito y brillantísimo discurso, que empezó remontándose al origen de las instituciones de los empleados públicos, entrando luego en su desenvolvimiento histórico y en el examen de sus caracteres de actualidad y de las garantías que debe ofrecer para el porvenir…
12. El Diario Español (18-1-1870): A última hora se puso de nuevo a discusión el proyecto de ley de empleados contra el cual usó la palabra el joven diputado por Cuenca Sr. Torres Mena. Su discurso, que no puedo terminar, promete ser, por lo menos, rico en erudición…
13. Congreso de los Diputados, Anexos al Diario de sesiones nº 245, 261, 262, 263, y 280
14. Congreso de los Diputados, Diario de Sesiones, (20-4-1870), pág 7.288: Y creo yo que estas reformas deben hacerse necesariamente, inspirándose en los grandes sentimientos que dominan o que sobresalen sobre los elementos componentes de la revolución de Setiembre, la libertad y la igualdad.
15. Congreso de los Diputados, Diario de sesiones, pág. 7.316. Entre otras cosas Torres Mena dice: Si el matrimonio ha de tener resultados en el orden de la familia y de la sociedad civil, es natural y es necesario que tenga su legislación propia, su registro; porque después de todo, Sr. Toro y Moya, en mi opinión, el matrimonio civil no es más que un registro también civil de ese acto, bajo el punto de vista de la legislación común.
16. Congreso de los Diputados, Diario de sesiones, (20-5-1870), pág. 8.176
17. Congreso de los Diputados, Diario de sesiones, (12-12-1872), págs. 2.350-2.351
18. El diario La Iberia se hace eco del acontecimiento en una noticia del 23-11-1864. También se hacen eco del acontecimiento los periódicos Diario Español (23-11-1864) y La Libertad (24-11-1864)
19. La Iberia anunciaba así el opúsculo (2-1-1856): Folleto escrito por don José Torres Mena con objeto de poner de manifiesto los vicios de las administraciones pasadas y de formular el credo político del gran partido progresista. Los pocos ejemplares que quedan de esta obrita se expenden a real y medio en las oficinas de la IBERIA...
20. http://eldesvandemislibros. blogspot. com. es/2011/12/boletin-de-la-real- academia-de-la. html
21. Madrid, Revista de Legislación y Jurisprudencia, 1866, págs. 364-379
22. Revista de Legislación y Jurisprudencia, tomo 44, págs. 195-203, Madrid 1974
23. Revista de Legislación y Jurisprudencia, tomo 45, págs. 193-210, Madrid, 1974
24. Revista de Legislación y Jurisprudencia, tomo 46, págs 81-110, Madrid, 1875.
25. Textos de los discursos y reportaje gráfico sobre el evento en Diario de Cuenca; el 23-12-1979 los textos de los discursos y el 26 del mismo mes el reportaje fotográfico.
Homenajes

• En reconocimiento a su labor como escritor, el Ayuntamiento de la ciudad de Cuenca, en el pleno del 13-1-1992, le dedicó la calle que lleva su nombre.
• Por acuerdo de la Junta de Gobierno de 14-3-1995 se le dedica un edificio en el Campus Universitario de Cuenca, actualmente no hay edificio que lleve su nombre.
• En La Almarcha el colegio público hasta el año 2008 también llevaba su nombre.
• El Ayuntamiento de La Almarcha, con motivo del primer centenario de su muerte, le hizo un homenaje (22-12-1979) en el que se descubrió una lápida conmemorativa en la casa donde vivió y murió.[25]
Publicaciones

• Los dogmas de la Revolución. Madrid, Imprenta de José Trujillo, 1854, 32 págs.[19]
• Biografía de José Álvaro de Zafra. Madrid, Imprenta de Julián Peña, 1856, 32 págs.
• Biografía de Navarro Zamorano. Madrid, Imprenta de Julián Peña, 1858, 29 págs, 1 retrato.
• La justicia, su dogma y su culto. Madrid, Revista de Legislación y Jurisprudencia, 1872, 64 págs.
• Noticias conquenses. Madrid, Revista de Legislación y Jurisprudencia, 1878. Un libro valioso para la historiografía de la provincia de Cuenca por la cantidad de datos geográficos, estadísticos e históricos que da de cada uno de sus pueblos.[20] Reedición en facsímil: Cuenca, Gaceta Conquense, 1985. ISBN 84-398-4666-5

• Publicó con cierta asiduidad en la Revista de Legislación y Jurisprudencia. Entre sus artículos más destacados cabe consignar: Estadística de administración de Justicia en lo criminal;;[21]Los mayorazgos;[22] Los desenvolvimientos de la codificación,[23] los dos publicados en 1874 y Memorial ajustado en el pleito sobre la codificación que se eleva al Tribunal-Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.[24]

• Colaborador del Diccionario enciclopédico de la lengua española, editado en dos volúmenes por Gaspar y Roig en 1853 y 1855.

En reconocimiento de sus publicaciones la Real Academia de la Historia le nombró Académico correspondiente por la provincia de Cuenca el 14 de febrero de 1879.
Cargos administrativos

• Entra a trabajar en la Junta de Estadística en 1856, de donde fue despedido en 1864 por sus ideas políticas.[18]
• Alto cargo en la Dirección General de Rentas Estancadas y Loterías (1868).
• Director general de Aduanas (del 6-8 al 18-10 de 1871).
• Vocal de la Junta Consultiva de Estadísticas en el Instituto Geográfico y Estadístico (1871-1879).
• Director general de Contribuciones (del 22 de junio de 1872 al 1 de julio de 1873).
Discursos en el Congreso de los Diputados

En los cinco años que estuvo como diputado en el Congreso, pronunció diversos discursos. Fue en la legislatura que va de 1869 a 1871 cuando pronunció sus dos discursos más valorados por la prensa de la época.

Su primer discurso se escuchó en el debate de la "Ley de empleados públicos" el 7 de enero de 1870. La comisión, elegida al respecto, tenía por objetivo terminar con las cesantías y que el acceso a la función pública se realizara mediante oposición, pero dejaba en sus puestos a los empleados con cinco o más años de servicio, la mayoría de los cuales pertenecía al Partido Conservador. En un amplio y documentado discurso, que ocupa siete páginas a doble columna del Diario de sesiones,[9]Torres Mena se opuso al proyecto de la comisión, ya que lo consideraba un premio para los conservadores que habían mantenido y participado en reinado de Isabel II, al tiempo que constituía un obstáculo para los liberales, que apenas estuvieron en el gobierno más de año y medio. Este discurso prosiguió con otro de cinco páginas pronunciado el 7 de febrero.[10] Los periódicos de la época se hacen eco de estos discursos a causa del interés que el proyecto había despertado en los partidos políticos y en los medios de comunicación, así como en la población que aspiraba a un puesto público.[11][12]

Como miembro de la comisión para el "Proyecto de Ley sobre el matrimonio civil", intervino en reiteradas ocasiones (abril a mayo de 1870),[13] para responder a las impetuosas intervenciones contrarias de los señores Toro y Moya, González Marrón, Ochoa y otros que no querían que existiera más matrimonio ni registro que el eclesiástico. Torres Mena explicó a la Cámara que como consecuencia de la libertad de cultos establecida por la Revolución de 1868, aparece necesariamente el matrimonio civil para garantizar la libertad e igualdad de los ciudadanos.[14]Finalmente el proyecto fue aprobado y en 1871 se establece en los Ayuntamientos el Registro Civil de nacimientos, matrimonios y defunciones.[15]

En el debate sobre la Ley municipal y provincial propuso varias enmiendas. En una de ellas, que se tomó en consideración (20-5-1870), propuso que los secretarios de Ayuntamiento fueran considerados funcionarios públicos y por lo tanto con estabilidad en el empleo. Así dejarían de estar sujetos a los avatares del cambio de rumbo en la política: Los secretarios... son el vínculo de enlace entre la periódica renovación de los ayuntamientos, sin cuyo vínculo la administración municipal ha de caer precisamente en un caos inextricable en la mayor parte de los pueblos rurales, sobre todo agitándose estérilmente bajo la acción de alcaldes ignorantes o interesados.[16]
En la tercera legislatura de 1872, en la discusión de la Ley de presupuestos, ante la enmienda del señor Nogués, avalada por 6.000 firmas de la revista Magisterio Español, que pedía que a causa de su penuria económica se excluyera de impuestos a los maestros, le replicó[17] que está en el sentido de la democracia que todo el mundo pague al Estado con lo que le corresponda. Esta discriminación indirectamente perjudicaría a los maestros, pues despierta la animadversión de Ayuntamientos y contribuyentes contra ellos. Alienta a que se pida una subida del sueldo de los maestros, pero bajo el punto de vista de la justicia y de la equidad éstos no pueden dejar de contribuir al Estado con lo que les corresponda.
Su carrera política

Una vez que obtiene el título de licenciado en Jurisprudencia (1845), ejerce en Madrid como abogado de pobres (1845-1851).
Como divulgador de la ideología del Partido Liberal Progresista al que pertenecía, publicó artículos en varios diarios de la época: El Eco de la Razón (1851), La Iberia (1854-1856) donde fue redactor, y cuando este diario cambió de ideología, publicó en La Nación y El Diario Español. También colaboró en la Revista General de Legislación y Jurisprudencia.[4]
Tras los fracasos electorales de 1854, 1865 y 1869, por fin, en las elecciones parciales del 17 de octubre de 1869, fue elegido diputado por el Partido Judicial de San Clemente (Cuenca) y vuelve a ser reelegido en las elecciones del 8 de abril y en las del 15 de septiembre de 1872 por Cuenca. También fue diputado en la Junta Nacional (11-2-1873) al proclamarse la Primera República. Al escindirse el Partido Liberal en 1873, parece que se refugió en grupúsculos republicanos democráticos y su figura desaparece de la vida política dedicando sus esfuerzos a la vida intelectual, pues desde 1874 hasta su muerte es cuando más escribe y publica sus mejores libros. Falleció en la localidad conquense de La Almarcha. Varios diarios de la época hacen mención de su fallecimiento.[5][6][7][8]
Estudios

Nace en la localidad albaceteña de Casas-Ibáñez el 16 de octubre de 1822. Tras estudiar Gramática con un Dómine en el Convento de Franciscanos de Belmonte (1834), cursa estudios de Filosofía en el Seminario Conciliar de Cuenca (1835-1838).[2]Realiza en Madrid los estudios de Bachiller en Leyes (1839-1842) y termina licenciándose en Leyes en 1845 por la Universidad Central de Madrid, estudiando con una beca, pues era de condición pobre según certificado del Ayuntamiento de Honrubia donde residía temporalmente su padre que era cirujano latino.[3]
José Torres Mena

De Wikipedia, la enciclopedia libre

José Torres Mena (Casas-Ibáñez, 16 de octubre de 1822-La Almarcha, 29 de septiembre de 1879)[1] fue un abogado, político, periodista y escritor español.
Desde Menorca un saludo muy cordial... que 2018 os sea benigno, próspero y saludable.
Me inquieta saber por mi prima Mari que el POZO-AIRON se ha secado. Me he bañado muchas veces en él.
Espero que se recupere.
Es muy chevere un rinconcito acojedor
ALMARCHA: v. con ayunt. en la prov. y dióc. de Cuenca (8 leg.), part. jud. de San Clemente (5), aud. terr. de Albacete (14), c. g. de Madrid (22): SIT. la mitad en llano y lo restante en declive al E., combatida principalmente por los vientos N. y E., de CLIMA frío y más propensa a tercianas, constipados y algunas pulmonías, que a otras enfermedades. Tiene 280 CASAS bastante cómodas, casa capitular, cárcel, escuela de primera enseñanza con 30 a 40 niños, dotada con 1,500 rs. de los fondos de propios; igl. parr. de 2.º ascenso, dedicada a Ntra. Sra. de la Asunción, servida por un cura, un teniente y un sacristán, una ermita de San Bartolomé, (patrono de la v.) a 1/4 leg. de dist., otra de San Antón en un cerro, y como a 500 pasos en dirección al S., varios pozos de agua potable; a 1/4 leg. al E. una laguna de poco más de 300 pasos de circunferencia, cuya agua, que no cría pesca, es muy salobre: es esta laguna de gran nombradía, ya por la particularidad de contener siempre una misma cantidad de agua, ya por no haberse descubierto su fondo, y lleva de inmemorial el conocido nombre de Pozo-airón. Confina el TÉRM. por N. con Hinojosa y Olivares a 1/2 leg., por E. con el Castillo de Garcimuñoz igual dist., por S. con Olivares y el Castillo a 3/4, y por O. con Villancina y Villargordo: el TERRENO, de muy buena clase para siembra y pastos, se halla roturado en 3/4 partes y tiene algún monte sin poblar hacia el N. y O.: nace en este térm. el riach. llamado de la Vega que corre al E. a desaguar en él. Júcar; y lo atraviesa otro titulado Canada Negrete, que tiene su origen en térm. de Hinojosa y fenece como el anterior: ambos riach. que corren de N. a E. se reúnen a 1/2 leg. de la v., y se pasan por un puente de piedra cada uno. Los CAMINOS son de herradura en mal estado; dirigiéndose uno de ellos de Madrid a Valencia: la CORRESPONDENCIA se recibe de Olivares por medio de balijero, los lunes, jueves y sábados, y se contesta los domingos, miércoles y viernes: PROD.: trigo, cebada, centeno aceite, vino, azafrán, ganado lanar de lo mas superior, y caza de perdices y liebres: PORL.: 206 vec., 1.057 hab. dedicacados a la agricultura; hay un molino harinero de dos piedras, movidas por los r. expresados: CAP. PROD.: 3.183,340 rs.: IMP.: 150,157 rs. Del árabe Almarch, que se interpreta la pradera, o el prado, donde suelen pacer los ganados, y de su situación debió tomar su nombre esta v.
* Diccionario geográfico-estadístico-históri co de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1845.

Las Edades del Hombre – Aguilar de Campoo 2018 -> ->