ALCONCHEL DE LA ESTRELLA (Cuenca)


cascada nueva
¿Cómo estalló la guerra civil?

A medida que el levantamiento de oposición se extendía, la represión del gobierno se intensificó.
Los simpatizantes de la oposición comenzaron a armarse, primero para defenderse y después para expulsar a las fuerzas de seguridad de sus regiones.

Al Asad prometió "aplastar" lo que llamó "terrorismo apoyado por el exterior" y restaurar el control del Estado.

La violencia se incrementó rápidamente en el país. Se formaron cientos de brigadas rebeldes para combatir a las fuerzas del gobierno y lograr el control de ciudades y poblados.
En 2012 los enfrentamientos llegaron hasta la capital Damasco y la segunda ciudad del país, Alepo. Para entonces el conflicto ya se había convertido en más que una batalla entre aquéllos que apoyaban a al Asad y los que se oponían a él.
Pronto, cientos de miles estaban protestando en todo el país exigiendo la salida de al Asad, y para julio muchos habían decidido empuñar las armas.
Las fuerzas de seguridad, sin embargo, respondieron a las mismas abriendo fuego contra los manifestantes, matando a varios, lo que provocó que muchas más personas salieran a las calles.
Las más grandes se produjeron en Damasco y Alepo el día 15 de marzo, la fecha en la que se conmemora el inicio del conflicto en Siria, y se extendieron por varios días y por diferentes partes del país.
En marzo de 2011, un grupo de adolescentes pintaron frases revolucionarias en un muro escolar en la ciudad sureña de Deraa fueron arrestados y torturados por las fuerzas de seguridad.
El hecho incitó protestas prodemocráticas, inspiradas por la Primavera Árabe, las manifestaciones populares que en ese momento se extendían en los países de la región y que deseaban más democracia y derechos para sus poblaciones.
El origen del conflicto en Siria se dio por la primavera árabe en el año 2004. Cuando todos los países árabes que tenían gobiernos de más de 20 años se revelaron y empezaron a pedir un cambio.
Siria busca la paz, busca seguir creciendo en su cultura, en su apertura al mundo.
Siria busca siempre la tranquilidad, ustedes tienen que ayudarnos a transmitir la verdad, Siria es un país de paz y tranquilidad. Nosotros seguiremos buscando la paz y seguiremos pidiendo al mundo que declare con toda claridad que la paz viene con la conversación y también viene con el amor. No con la guerra, ni con los asesinatos.
¿Cómo ve el conflicto?

El trío que hicieron Estados Unidos, Francia e Inglaterra declararon la guerra a Siria para demostrar que Siria, si tiene químicos, pero en la realidad no es así. Ellos mandaron destruir nuestro país antes de que viniera la misión de investigación sobre si teníamos químicos o no en Siria. Realmente el gobierno sirio no tiene químicos. Ellos quisieron atacar algunos sitios en Damasco y Homs. La comisión acaba de averiguar y no hay químicos en Siria, si no que ellos descubrieron químicos donde estaban los terroristas. Ellos si lo tenían para matar al pueblo sirio pero el gobierno sirio, no tiene nada de eso. El gobierno tampoco quiere matar a su propio pueblo, ni a nuestro presidente. Nosotros somos gente de paz, nosotros queremos la paz, queremos que reine la paz en el mundo entero. Los americanos han derrocado a Libia, Irak, Yemen y han querido hacerlo así con Siria, el Líbano, al Medio Oriente y eso no lo van a logar.
Siria es un pueblo pacífico
Entrevista a Mons. Antonio Chahda, arzobispo de Alepo.

Por: Ana Paula Morales | Fuente: Catholic. net

Monseñor ¿Cómo se encuentran?

El ataque fue muy fuerte. Lanzaron 110 misiles que lanzó Trump y sus aliados, pero gracias a Dios la situación sigue sólida, aunque ellos atacaron sitios muy importantes de cosas científicas y derrumbaron algunos sitios, pero el resto está bien. La población no ha sido atacada. Ningún misil. Como tú sabes cuándo hay una guerra así actúan los enemigos. De todas formas, el gobierno sigue sólido. La gente está más tranquila. No hubo ningún muerto gracias a Dios. El centro de la ciudad de Damasco sigue igual que antes. Todo va a salir muy bien. Estamos muy tranquilos. De todas formas, les pedimos muchas oraciones a todos. En especial al pueblo mexicano que tiene la Virgen de Guadalupe
Navarro lamenta que el uso de este instrumento no sea valorado por las instituciones públicas. Afirma que el problema reside en la falta de cultura de carrillón en España. «Si sales del país y visitas otros, como Bélgica y Holanda, es muy difícil no escuchar un carrillón tocado de forma manual. Sin embargo, aquí cada vez son más contadas las ocasiones en las que esto ocurre. Da mucha pena en España, el país donde hay un mayor número de toques de campana, ocurra esto», dice Navarro. Esta es la razón por la que el músico considera que el que se realicen iniciativas como «Echamos las campanas al vuelo» es de vital importancia para que se preserve el toque manual: «La campana es el objeto más sagrado que hay fuera de una iglesia. Tiene una carga simbólica brutal».
«A día de hoy, en España solo están activos el carrillón del Palacio de la Generalidad en Barcelona y el de la diputación provincial de Zaragoza», explica a ABC Ignacio Navarro, un campanólogo de 32 años que está al cargo del carrillón de la localidad aragonesa y que, además, fue el último músico en tocar el de la basílica de San Lorenzo de El Escorial. El de la localidad madrileña fue adquirido en el siglo XVI por el mismísimo Felipe II; pese que aún sigue utilizándose pasó a ser completamente mecánico hace ya seis años.
Casi no hay carrillón ya en España

Uno de los grandes protagonistas durante la jornada del sábado 21 será el carrillón: un grupo conformado por una media de 48 campanas que produce un exquisito sonido melódico. Sin embargo, este instrumento -originario de Flandes y que vivió su máximo apogeo entre los siglos XVI y XVII- no resonará en ninguna de las 300 localidades españolas que participaran en «Echamos las campanas al vuelo», solo en las del extranjero.
La presidenta se muestra muy preocupada por el futuro del campanero, cuya figura ve «en peligro de extinción». Explica que este 2018, Año Europeo del Patrimonio Cultural, les pareció el momento más oportuno para poner en marcha esta iniciativa. Para lograr que la campana sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad, en Hispania Nostra están realizando un inventario de campanas, torres y campanarios para documentar el expediente que se entregará a la UNESCO.
La campana regulaba la vida

A la hora de llevar cabo esta iniciativa, los campaneros de Albaida han contado con el apoyo y la guía de Hispania Nostra: una asociación dedicada al cuidado de nuestro patrimonio cultural desde hace 40 años. «Creemos que la campana ha jugado un papel muy importante en la Historia. No hace mucho tiempo era su sonido el que regulaba la vida de la gente. El que tocaba a rebato, a difuntos o a gloria entre otros. Esa es la razón por la que estamos todos involucrados en ponerla en valor», dice a ABC Araceli Pereda.