BLIMEA (Asturias)

BLIMEA: En este año el Teatro Español cumple su 430 aniversario,...

En este año el Teatro Español cumple su 430 aniversario, por lo que su historia nos remonta a mediados del siglo XVI, en 1565, cuando en su lugar existía el Corral de la Pacheca, famoso en la Villa y Corte de Felipe II, quien autorizó su fundación para la representación de comedias en las casas de Isabel Pacheca. Por entonces su gestión corría a cargo de las Cofradías de la Soledad y de la Pasión y sus beneficios se destinaban al mantenimiento y construcción de los hospitales a su cargo, como era común en este tipo de instituciones.

El Corral de la Pacheca daría paso al Corral del Príncipe en su misma ubicación en 1582, tras adquirirse las casas de Isabel Pacheca para la construcción de una nueva corrala, inaugurándose un año más tarde el 21 de septiembre con obra de Lope de Rueda. Desde entonces sería uno de los teatros más importantes de España, compitiendo en Madrid junto al Corral de la Cruz, a pocas manzanas de distancia.

El teatro se situaba en la pequeña manzana circunscrita por las calles del Príncipe, Prado, Visitación y Lobo y constaba de tablado, vestuario, gradas para hombres, noventa y cinco bancos portátiles, cazuela para las mujeres que conectada a la calle del Prado por un pasadizo, y aposentos con ventanas de hierro y celosías. El patio era empedrado y se confeccionó un toldo que defendía del sol, pero no de la lluvia y que cubría toda su superficie. En su interior se podía alojar a 500 espectadores de pie y a 320 sentados, junto con un centenar de autoridades que se alojarían en los aposentos y desvanes.

El edificio se seguiría reformando con los años, y ya bajo el reinado de Felipe III, en 1600 se le añadiría una planta más, creciendo aún más con el auge de la afición por el teatro que promulgó Felipe IV, añadiéndose dos plantas más en 1627 y 1636, incorporando los aposentos laterales que darían lugar con el cambio del siglo a los palcos del nuevo teatro construido en 1735, cuando cambió su fisionomía y su nombre pasando a ser el Teatro del Príncipe y posteriormente Teatro Español.