Pueblos de España


Mensajes de SALAR (Granada) enviados por Antonio Moreno:

A TI, MUJER

Doscientos años de bandera
de la “Pepa” y su nacimiento,
doscientos años que condenan
a inquisiciones de lamento

con igualdades y libertades
de una constitución abierta
a unas leyes liberales
de injusticias y cadenas

del viril y potente macho
que a la mujer atenazaba
con vejaciones y maltrato
en una era despiadada.

Hasta llegar a ésta fecha
se han ganado muchas batallas
que nos permitió la “Pepa”
y defendimos con el alma

pero aún queda camino
sucio, amargo y cruel
que mancha de sangre el destino
y dignidad de la mujer

en brotes de un trato amargo
que ésta sociedad moderna
no consigue remediarlo
y lo sufre con la pena
de tener que soportarlo,

el maltrato a la mujer
es una lacra suicida,
de quien no sabe entender
que el derecho a la vida
nadie lo puede romper

que antes piensen en su madre
y que una mujer nos parió
y que vivimos de su sangre,
de su ser y condición,

malditos sean los placeres
que se amparan en las drogas,
malditas sean las leyes
que no marchitan sus hojas

ni mandan a la cárcel, aquél
que sólo levante un dedo
señalando a una mujer
para faltarle el respeto,

estos tiempos modernos
de una real igualdad
de logros y de provechos
vividos en sociedad

con libertades y progresos
de inventos y de cultura
están enlutados por hechos,
de tristeza y amargura

que nos rompen el corazón
a los hombres y mujeres
con desolado dolor
sintiéndonos impotentes

en nuestro afecto y querer
sufriendo ésta amarga lacra
de maltrato a una mujer
sea negra, amarilla ó blanca,

si por decirle ¡canalla!
ésta lacra se rompiera
gritaría con mi alma
lo más fuerte que pudiera

y rompería con mi afecto,
con todo mi amor y ser
el dolor y el sufrimiento
que padece la mujer,

de nada sirve increpar
a la ley, ni al gobernante
si no sabemos respetar,
distinguir, querer y amar
a quien nos cría y nos pare,

la Pepa nos abrió las puertas
a un Mundo de buen talante
sabio y libre en sus propuestas
de igualdad y tolerante

para que la mujer y el hombre
lo siembre de felicidad,
con instinto leal y noble
trabajo y fraternidad,

donde no tenga cabida
quien se invente los derechos
ni se tome la justicia
por su mano y privilegios.
Antonio Moreno terminas tu poesía con el error de decir que nadie quiere recordar, cuando para discernir entre el bien y el mal hay que recordar, ya que de los hechos afortunados o bien desafortunados son los que forman nuestro ser, si no hubiera memoria no sabríamos eludir desventuras. De todos los hechos se aprende, y se aprende por que hay memoria, hasta en el mundo animal hay memoria. Un saludo a todos los salareños
Don Antonio tiene usted toda la razón, me he expresado mal. Quiero decir: Que intentamos no recordar lo doloroso, aunque la historia nos lo recuerde. Tengo un libro en mis manos, que me está costando mucho leerlo, porque me dice todo aquello que no quiero recordar. Se titula:”Vivir entre tinieblas” de Francisco Ruiz Esteban, (1956 granadino de Bejarín Purullena)
Depósito Legal: GR 1168-2013 – ISBN: 978-84-616-4596-1.
A SALAR

"Santa Ana" abre las puertas
a sus fiestas patronales
salar, pueblo que te prestas
para las mejores gestas
con recursos señoriales

las vísperas de tus fiestas
son para un Salareño
un recuerdo inaguantable
de fervor y sentimiento
al no poder contemplarte

el bello azul de tu cielo
tus campos, tus serranías,
tus gentes de pueblo obrero
con sus penas y alegrías

gentes que su mayoría
saben amar y respetar
y dar clases de firmeza
sacrificio y lealtad
con singular entereza.

¡Todos juntos con santa Ana!
en estos días de fiesta
de paz y alegría sana

que os queráis como hermanos
es objetivo de esmero
y que os estrechéis las manos
cuando se acaba el sendero
de recelos. Subsanados

desde "el Ángel" hasta el Genil
“sierra gorda” y caña larga
hay una experiencia amarga,
de una historia infeliz

que hable la razón
y que calle la cizaña
y que diga nuestra historia
a nuestra frágil memoria
lo mala que es la venganza
para la paz y la gloria

saberse hacer respetar
es obligación de un pueblo
que tiene que prosperar
y junto ha de caminar
en armonía y consenso.

Salar, mi patria y mi pueblo
y el día de santa Ana
son valores de grandeza
que nos encienden la llama
de la añoranza y tristeza
a quien no oímos tus campanas

a los que te hemos perdido
contra nuestra voluntad,
jamás nos comprenderán
los que por ti no han sufrido
el momento tan dolido
de tenerte que dejar

por eso en esta tu fiesta
te dedico con cariño
una de aquellas coplas
que te canté cuando niño:

“campanas de mi lugar
sé que me queréis de veras
nunca os podré olvidar,
y llorareis cuando muera”

pero no les hicieron repicar
cuando la barca partió,
que nunca ha de tornar
llevándose un corazón
sin equipaje, como los hijos de la mar

no doblaron las campanas
en mi último destino
y ni siquiera una lágrima
derramó un ojo amigo.

Salar la historia te abraza
porque está escrita en los libros
centinelas de ignorancia
y de episodios escondidos.

Esta poesía, fue puesta en el programa de fiestas, Santa Ana, 1984. Contiene un trasfondo de la transición y algo de los años 40 y 50 del siglo 20. -que nadie quiere recordar-)
SALAR

hoy veintiséis de julio
es el día de santa Ana,
con repique de campanas
y estallido de cohetes
anuncian en la mañana
que las fiestas comenzaron
salareños de granada

vestido está el pueblo de flores y perlas
de rojos colores, de verdes riberas
de blanca hermosura bandera tan bella,
Salar es tu nombre, tu tierra es obrera,
tu signo el trabajo libre y sin fronteras

las rosas más rojas adornan las rejas
de los campesinos, de la clase obrera
la yunta en la alberca el trigo en las eras
bendice santa Ana, a ésta tu aldea
de gente sencilla, de noble grandeza

las huellas dejadas en Andalucía
huellas de pobreza sudor y fatiga
hizo en nuestra tierra nacer la semilla
con sudor regada, raíz dolorida
de un grano exprimido de nuestra Granada
nacieron mil vidas de paz enramada

cintas verdes y blancas adornan las plazas
salar se levanta,
con aliento en alto los campos aguantan
y apunta la hierba libre de cizaña

la tierra no llora
porque nuestro arado
enterró en las sombras
herramientas viejas y viejas memorias

salar nuestro pueblo de la gente nueva
del gañan humilde los viejos y viejas
mujeres sinceras
buenos campesinos, bonitas laderas
campos de olivares, granadina aldea
fluyen manantiales, fértil sementera

repleta de fuerza está nuestra tierra
llena de promesas, de grandes ideas
gloria a nuestro pueblo, gentes de firmeza
seguir siempre unidos, ese es nuestro lema
que fue la reliquia que nos dio la fuerza
todos como hermanos, hijos de esta tierra

comienzan las fiestas, suenan castañuelas
guitarras, clarines, tambores, cornetas
¡que alegre está el pueblo!
¡bonita su iglesia!
las niñas de blanco, las mozas de seda
cantan los muchachos
baile en la verbena

alegrad pastores los días de la fiesta
que estén las ovejas solas en la sierra
dejad campesinos, dejad las faenas
que tan solo son tres días de fiesta

fruto de Granada flor de Andalucía
parcela de tierra, Salar patria mía,
que tus salareños vivan la alegría
de ésta tu fiesta de todos querida.

(Esta poesía fue escrita: por MONTERO, 1982, para el programa de Fiestas, Santa Ana)
salar

entre la sierra y "el hacho"
"los llanos" y su hermosa vega
reluce Salar y su encanto
con el sol de primavera.

tus gobiernos y progresos
le dieron suelta a tu rienda
hoy, muestras tus embelesos
con categoría y potencia

Salar, tu vuelas muy alto,
¡hasta las altas barandas!
con prosperidad y rango
de Andalucía y España

esa vega y ese enclave,
esas aguas cristalinas,
ese rio y ese valle,
ese olivar y esas colinas
y esa sierra incomparable,
son maravillas divinas
que se mezclan con tu arte

"San Marcos" y la primavera
son dulzura y alegría,
de la excursión placentera
convivencia y armonía
del campo y de la pradera,

que llenan nuestra memoria
y nuestra propia incumbencia
siendo parte de la historia
de nuestra gente y esencia

¿quién te conoce salar?
¡yo digo que el mundo entero!
porque tus productos están
metidos en el extranjero

el respeto y la ilusión
parten de cosa muy seria
al sentir con devoción
cuando llega nuestra feria.
virgen bonita "Santa Ana"
quien no te siente y te quiere,
como se quiere, a quien se ama
como se ama, a quien se siente

sentir como los "Salareños"
sudor, tesón y esperanza,
esperanza, en los barbechos
que dan el fruto en la haza,
sudor, labrando la tierra
con nuestro pecho y espalda.

salar sigue su camino
con aspiraciones en alza,
buscando firme el destino
con su gente que la lanza.

ANTONIO
GENTE DE LA “SIERRA"

Cúspide de la "loma el cuerno"
que vislumbra "sierra gorda"
encierra en su agreste silencio
la tosquedad más honda

el buitre surca las brisas
del chubasco congelado
entre tajos y pedrizas
entre los cerros y el llano

piedra, cielo, soledad
y cuna de gente amarga,
buscando la libertad
en la miseria descalza

se divisa la campiña y sin poder alcanzarla
al viento caballo en pelo
da melancolía al alma,
mientras el ventisco con hielo
bate lastón y ramas de cornicabra

queda helada entre los cerros
triste ilusión de la infancia,
entre los suspiros secos
sobre las laderas altas

abaniquean los vientos y nubes
las sementeras soñadas
bajo los cielos azules
entre Málaga y Granada.

Sigue impertérrita la "sierra",
tan dulce y tan amarga,
dura, triste, solitaria
y en su cobijo encierra
a mentes equivocadas

"gente la sierra" cabalga
en lomos de mula vieja
a suspiros y golpes hurtada
en noches de luna ciega
con el alma machacada

guerra con pena y sin gloria
sin bandera ni galones
sin una página en la historia
sin motivos, ni razones
sin ilusiones, ni amores
ni unos ojos que te lloren

“caña larga” y “puerto el espino”
quien os vio, no os recuerda
ni siquiera da un suspiro
a vuestra historia tan negra.

“Cardaos y los Nevazos
lloraron por vuestra pena
apoyo, sangre y abrazos
y llanto a una guerra ciega.

-Dejadme: escuchar, dejadme
las campanas de mi iglesia
a la caída de la tarde
con olor a flores secas-