Brasil: el paraíso de los que aman el mar

De todos los países de América Latina, sin duda Brasil es uno de los más populares para quienes buscan turismo de sol y playa. Con más de 7000 kilómetros de costa, la nación atesora algunas de las calas más impresionantes de todo el planeta. Y este es un reclamo más que suficiente para quienes adoran remojarse en el agua salada.

Diariamente, son cientos los turistas españoles que, con sus seguros de viaje internacional bajo el brazo, cruzan el charco para conocer el país y pasar unos días tumbados al sol sin consciencia del tiempo que pasa.

¿Y cuántas son las opciones que ofrece Brasil para los bañistas? ¿Dónde se puede encontrar el mejor ambiente y el mejor baño? ¿Cómo viajar de una playa a otra? Estas son algunas de las principales preguntas que deben hacerse quienes deciden emprender la aventura de conocer la costa brasileña.

Las mejores playas de Brasil

Aunque la lista es larga, todos los viajeros coinciden en señalar una serie de playas que son imprescindibles dentro de las fronteras del país latino. Este es un itinerario interesante que llevar en un viaje de mochilero o en un tour organizado: en casi todas las rutas que visitan la costa brasileña encontrarás estos enclaves marcados como una visita imprescindible.

Prainhas do Pontal do Atalaia

Cualquier persona que esté deseando encontrarse con un paisaje paradisíaco se sentirá más que satisfecha con las Prainhas do Pontal do Atalaia. Situadas en Arraial do Cabo, a poco más de 150 kilómetros de Río de Janerio, esta colección de playas se convierte en una de las zonas favoritas tanto por brasileños como por visitantes.

Aguas blancas, hamacas rodeadas de naturaleza, cortados montañosos impresionantes… ¿Qué más se puede pedir? Este es uno de los lugares para conocer en Brasil que más se recomiendan en todo tipo de guías y por todos los turistas que ponen un pie en el país.

Praia do Bonete

Nos situamos ahora a 200 kilómetros de São Paulo para llegar a un escenario especial: la Praia do Bonete. Llegar a este trocito de costa es, ya de por sí, un espectáculo: tendrás que caminar a través de un sendero de cascadas para pisar una arena que te hará olvidarte del mundo: solo naturaleza y tú… y el agua del mar rozando tus pies.

Morro Branco

Lo que ocurre en Morro Branco podría calificarse como de otro mundo. Y es que seguramente no habrás visto nada tan llamativo y único como este trozo de costa bañada por cálidas aguas en una zona de barrancos rojizos y desérticos.

Esta es una de las calas más impresionantes del mundo y se encuentra a tan solo 83 kilómetros de Fortaleza. Es una de esas visitas imprescindibles para quienes desean llevarse un recuerdo especial de su visita al país.

Estos son los principales consejos para viajar a Brasil si el objetivo es descubrir los mejores enclaves para bañarse a lo ancho y largo de toda su geografía. Descubrir cada centímetro de playa del país es un regalo para los sentidos.