Ujué - Uxue, UJUE

HACE 100 AÑOS SÁBADO 24 de hunio de 1911. DIARIO EN EL RECUERDO.

1911 La lluvia estropeó las rondas de la sanjuanada

La presencia de una lluvia persistente aguó la fiesta a las rondallas que recorrieron las calles de Pamplona, como era tradicional, durante la noche previa a la fiesta de San Juan y, en consecuencia, anuló el jolgorio de quienes tenían la “sana intención de tomar la sanjuanada”. El redactor Arako, en su sección “Chirigotillas” recordaba que “el agua por San Juan quita vino y...
Protección de la casa contra rayos y centellas
Se colocan en las portadas, balcones o ventanas, ramos de olivo, de espino albar, saúco, hierbas o enramadas de San Juan, crucecitas de madera o cera; se depositan en los alféizares de las ventanas piedras fósiles o de forma especial, o recogidas en el camino recorrido por determinadas procesiones; se pone el hacha en el suelo con el filo hacia arriba; se guarda en los desvanes o "sabayán" el tizón de Navidad y ramos recogidos durante la madrugada del...
Protección de la casa contra la acción de las brujas
Se enciende la hoguera la noche de San Juan delante de la puerta de cada casa, quemando en ella las enramadas y "San Juan belarrak" del año anterior. Se clava en la puerta principal una flor de cardo ("kardo-lorea", "eguzkilorea") para que las maléficas se entretengan contando sus "pelos" y se vean obligadas a huir al salir el sol, sin darles tiempo a terminar el recuento. Se colocan en los orificios de las cerraduras ramitos de hierba llamada...
SAN JUAN.

(24 de junio). La noche y el día del Bautista concentraron numerosos ritos, algunos muy arcaicos, que tienen su origen en el culto al sol (Conmemoración del solsticio de verano) y las fuerzas de la naturaleza. Fuego, agua y vegetación tienen poderes taumatúrgicos durante la jornada para purificar y prevenir enfermedades. Los elementos materiales de los ritos son similares a los del solsticio del invierno, aunque la fiesta del verano es más jovial, callejera y extrovertida.
SANJUANARSE
Acción de bañarse o lavarse durante la madrugada del día de San Juan, practicada en toda la provincia. Tenía lugar en fuentes, ríos, regatas, acequias, y "zudas" de riego, e incluso en el rocío mañanero. Tanto en la Baja Navarra como en la Alta (Aézcoa, Salazar, Valdorba, Améscoa, Lapoblación), hubo costumbre de caminar descalzos o de revolcarse desnudos sobre la hierba empapada de rodada, con el fin de curar enfermedades epidérmicas. En Azparren (Arce) hacían pasar a las ovejas por...