PUEBLA DE SANABRIA (Zamora)


Calles
Hermosas casas como esta, han permitido que Puebla de Sanabria sea un pueblo bonito y atractivo a los ojos del visitante. Esta es un ejemplo de las muchas que existen en esta localidad.
merujero
En este lago de origen glaciar existen grandes truchas.
En una de estas casas vivía mi amigo y fotógrafo Requejo, Si alguien sabe su paradero agradecería información.
Por la arboleda lateral, al lado de la arboleda pasa el río Tera, recuerdo que en esa época el río se llegó a helar hasta el punto que podías caminar sobre él.
La piedra de la zona y la madera, son elementos fundamentales en las hermosas construcciones de este precioso pueblo.
Desde este punto y en ascensión hasta el Ayuntamiento, iniciamos el ascenso hacia la parte vieja y más hermosa de este pueblo.
Puebla de Sanabria es Bien de Interés Cultural, como conjunto histórico, que incluye también los monumentos del Castillo, el Ayuntamiento y la Iglesia de Nuestra Señora del Azogue.
Junto a la torre del Homenaje o "Macho" como también es conocida esta torre.
No lo tengo claro. ¿Fue el baptisterio de la iglesia o capilla del castillo, o se trata de una pila bautismal trasladada desde otro lugar?
Al igual que las oportunidades no pasan, hay que crearlas; desde el Ayuntamiento local recuperan y transforman una sala del castillo en lugar de reuniones, conferencias o auditorio.
El castillo de Puebla de Sanabria es uno de los mejor conservados de la provincia de Zamora. Ha sido recientemente restaurado y convertido su interior en Biblioteca Municipal y centro de actividades culturales.
Lo mandó construir, a modo de castillo-palacio, Don Rodrigo Alonso Pimentel, cuarto conde de Benavente, miembro de la poderosa nobleza castellana y poseedor de numerosos castillos, en el siglo XV sobre una antigua torre del siglo XIII perteneciente a la familia Losada. La construcción se alargó hasta principios del siglo XVI y prestó buenos servicios a los Reyes Católicos en su lucha con Portugal. En el siglo XVII se amplió con nuevas técnicas de artillería.
Es la plaza había un edificio así con un comercio de los Ochavo, que era ferretería y donde yo compraba las plumas para la pesca de la trucha, en el año que estuve trabajando en esa población.
Esta puerta está en la fachada occidental, es interesante aunque es pequeña de tamaño. Tiene tres arquivoltas de trazado ojival y perfil abocelado. Lo más llamativo son las cuatro estatuas-columnas que sirven de apoyo, otras dos se perdieron, quedando sus huecos. Estas cuatro estatuas están muy desgastadas y representan a personajes que pudieron ser reyes.