CASTROVERDE DE CAMPOS (Zamora)

Toros (foto antigua)

EN HONOR A ESA GRAN AFICIÒN DE LOS CASTROVERDENSES A ADORNAR SUS FERIAS CON ""CORRIDAS"" DE TOROS Y VAQUILLAS EN LA FERIA DE MAYO EXTRACTO UNOS BELLOS COMENTARIOS DEL ILUSTRE  Y GRAN AFICIONADO //ORTEGA  y GASSET. ¡VA POT USTEDES MIS PAISANOS! VIVA LA FIESTA Y QUE NO DECAIGA LA AFICIÒN!
La esencia del toreoIgnacio García Campos [Com 93] es crítico taurino del diario Levante-El Mercantil Valenciano.[José Alameda]
Según Ortega y Gasset, «de lo que pasa entre toro y torero solo se entiende fácilmente la cogida. Todo lo demás es de arcana y sutilísima geometría». Una «geometría actuada», en la que ambos protagonistas varían sus posiciones en correlación el uno con el otro. «En la terminología taurina, en vez de espacios y sistemas de puntos, se habla de terrenos, y esta intuición es el don congénito que el gran matador trae al mundo. Merced a ella sabe estar siempre en su sitio, porque ha anticipado infaliblemente el lugar que ocupará el animal». Gregorio Corrochano asume la teoría orteguiana de la doble melodía de mociones, y proclama que «la tauromaquia se explica en el movimiento de dos líneas: una vertical, que es el diestro, y otra horizontal, que es el astado. En tanto la línea vertical gira sobre sí misma sin variar su punto de apoyo en el suelo, la horizontal tiene que trasladarse, hacer un recorrido para ir y otro para volver. En aprovechar todo este tiempo empleado por el animal en embestir y revolverse —que, por rápido que parezca, es lento si se le compara con el giro del hombre-— está basada la defensa y la posibilidad del toreo». 
De nuevo Ortega y Gasset sintetiza la españolidad del toreo a pie al constatar que comenzó cuando el pueblo «se decide a vivir de su propia sustancia». Al ser las corridas de toros de origen popular, «los andares, posturas y gestos del torero son la proyección espectacular del repertorio de movimientos que los hombres de su comarca ejecutan en su vida cotidiana». El filósofo advierte una estilización primaria en dos maneras de moverse: las del hombre vasco y las del hombre andaluz. «En la moción y ademán del vasco se advierte como principio el ángulo, el zigzag, y predominan los movimientos rápidos. En los movimientos del hombre andaluz nada es anguloso sino, por el contrario, es su principio la línea curva, el desarrollo redondo o elíptico, que con frecuencia se complace en relativa morosidad voluptuosa»
NAZARIO MATOS
lo mejor la iluminacion nocturna