VILLANUEVA DE ALCARDETE (Toledo)


Iglesia de Santiago Apóstol - A - Martínez
HOY TENEMOS EL CAMBIO DE HORA:
Tenemos cambio de hora, pero la situación no ha cambiado, seguimos con el virus que nos está destrozando, lo que sí ha cambiado ha sido nuestras vidas, para los que estamos en casa, es muy duro, es como si nos hubiésemos metido por error en un túnel sin salida, pero que tampoco podemos volver atrás, porque le damos muchas vueltas a la cabeza pensando en nuestras familias, sobre todo en los niños que ya están empezando a perder los nervios, los padres que pueden estar con ellos porque trabajan en casa, no saben qué hacer para que no echen en falta el salir a la calle, eso conlleva a que los propios padres se alteren, pues no pueden centrarse en su trabajo, y así el ambiente en casa es tenso, a pesar de todo somos unos privilegiados por no salir de casa, tenemos comida y no estamos enfermos, los que tienen que salir lo tienen muchísimo peor, como el personal sanitario, que están a tope, no solo de trabajo físico, también psicológico, el ver como muchos de sus pacientes se les van, si poder hacer nada más por ellos, los policías, conductores, todos los que nos suministran los alimentos, los voluntarios que ayudan a tantas personas que están solas, el ejército, muchísimas personas anónimas, que son las que hacen que España siga en pie, muchísimas gracias a todos, por estar ahí, dando la vida por los demás. YO ME QUEDO EN CASA:
ROSARIO FAJARDO BLANCO. 29 -3 -2020.
En estos días de enclaustramiento, para poder apartarnos de encima, este maldito viruscorona, que viene atacando sin descanso, a todo el planeta entero, nos sentimos un poco encerrados en nuestras casa, pero encima contentos, cuando no tenemos ningún síntoma de esta maldita peste, me gustaría que en Villanueva, no lograse entrar tan mal bicho, y que todos mis paisan@s pudieran estar libres de tan penosa enfermedad moderna, hay que seguir las normas de que sigamos en casa, para no aumentar los casos de coronavirus, y si no es necesario sin salir estaremos mejor y más segur@s. Madrid tiene muchos casos de contagios, que nadie sabe dónde lo cogió, pero en las residencias de mayores, los casos se multiplican, sin encontrar remedio de momento para tales males. En China lugar donde se inició esta peste negra, desde hoy no dejan entrar en su nación a nadie que no sea imprescindible. Tratemos de hacer lo mismo en nuestras casas, que no entre nadie que no lo precisemos de verdad, y así seguiremos un poco más prevenidos. YO ME QUEDO EN MI CASA SIN SALIR PARA NADA, QUIEN QUIERA HABLAR CONMIGO QUE USE EL TELEFONO. PARA ESO ESTA EN ESTOS CASOS. ROSARIO FAJARDO BLANCO.
Hola paisanos, aquí seguimos en Madrid enclaustrados, sin poder salir de casa, tan solo lo necesario, por culpa de este maldito viruscorona, que tanto daño está causando en todo el mundo, Madrid parece una ciudad desierta, tan solo a las ocho de la noche, salimos a balcones y ventanas, para poder dar las gracias a la sanidad española, y a todos los cuerpos de seguridad del estado, además a la cantidad de personas que estos días están trabajando para que no falten los alimentos y medicamentos en todo el país, nuestro aplauso a todas esas personas, para que podamos seguir adelante, y con el tiempo podamos vencer a esta peste del siglo XXI, que tantas desgracias está dejando, ahora en la China, quieren cerrar fronteras, para que no vuelva el maldito virus, a la tierra donde parece que le encontraron maltratando a sus habitantes, un esfuerzo para todos mis paisanos, seguir guardando estos días de clausura, y así podremos vencer a esta maldita peste. Un saludo. Rosario Fajardo Blanco. 27 – 3 - 2020
VILLANUEVA, EN ESTOS DÍAS TEMEROSOS
Cuando los virus vayan marchando
y se te olvide cuál fue tu cruz,
veras de lejos que hay caminando
muchos obreros sin ver su luz.

Vamos buscando por nuevas rutas
aquellos senderos de plenitud,
ya no queremos las fuerzas brutas
solo soñamos con la inquietud.

Hoy los caminos siguen temblando
sin caminantes no existe cruz,
muchos amigos siguen pensando
en ver los días con gratitud.

Cerrar la puertas con sus cerrojos,
que nadie salga por ver la luz,
teniendo el virus lloran tus ojos
siendo un calvario con ataúd.

Que en Villanueva broten viñedos
con esos tallos de salvación,
nadie se busque nuevos enredos
que en esta peste no hay solución.

Deja que lleguen tiempos mejores,
sin ver caminos de confusión
es muy posible ver los dolores
que marca el virus en evasión.

Sin amargarse nunca la vida
entre pasiones y salvación,
en esta villa que es elegida
nacen refranes con intención.

Virus maldito corre caminos,
por esa Mancha que es mi nación,
de nada valen algunos signos
si en estos días dan reflexión.

Entre palabras que son perdidas
para las gentes de esta región,
miras la noches siempre temidas
con muchas frases de incomprensión.
G X Cantalapiedra.
26 - 3 – 2020.
Buenas noches paisanos hoy no tengo un buen día, espero y deseo que todos vosotros estéis bien, no tengo la cabeza despejada para escribir mucho, solo deciros, ánimo saldremos de esta, seguro que vosotros no lo pasareis tan mal como en Madrid, un fuerte abrazo para todos.
YO ME QUEDO EN CASA:
ROSARIO FAJARDO BLANCO.
25-3-2020.
CUANDO CORRIAN OTROS VIENTOS
Hoy se me vino a la memoria, aquellos años de mi infancia y juventud, donde pudimos correr por las calles, sin tener temor a ninguna enfermedad rara, quizá fueron años de difícil economía, las personas no descansaban en los veranos, en La Mancha eran duros y complicados, pero siempre con la alegría de poder visitar a tus familiares, digamos abuelos y primos, éramos libres dentro del orden que tus padres te establecían, pero no existían estos virus mal entendidos, por la mayoría de las personas. Ahora estamos conociendo unos tiempos, donde el ser humano, se ve indefenso, sobre todo las personas mayores con algún problema de salud, no sabemos dónde acabara este tramo tan raro y fatal, donde ni los vecinos nos podemos saludar, y si bajas a tirar la basura a el contenedor de tu calle, nos apartamos de nuestros propios conocidos, por miedo a lo desconocido, no queremos ver a nuestros vecinos, por el miedo en el cerebro metido, caminamos mirando a nuestro alrededor, si vamos a comprar al comercio más cercano, nos apartamos del dependiente, aunque tenga puesto la mascarilla, y salimos corriendo, como si viéramos apestados a nuestro alrededor, en una palabra, somos seres humanos, que perdemos nuestra humanidad, día a día vamos oyendo noticias, de personas fallecidas que fueron famosas, como Lucia Bose, y el presidente del Real Madrid, con otros ya nombrados, y sufriendo dicho coronavirus, vemos diariamente, como las residencias de mayores son atacadas mucho más que otros sitios, nos comentan que las personas mayores, estamos mucho más propensas de ser víctimas de esta peste, que jamás de niñas hubiéramos imaginado, el ser humano, mirando desde la lejanía, dependemos de que cualquier loco, suelte un virus, o veneno que se propague, y pueda matar a millones de personas, como aquel ciudadano de Australia que hizo enfermar a los conejos, de todo el mundo, dejando apenas conejos vivos sobre la tierra,
Eso somos los seres humanos, conejillos de India, sin saber quién nos puede eliminar. Tendremos fe, en que la Naturaleza, pueda eliminar este virus que tantas desgracias está dejando. Que la esperanza nos acompañe, y en estos días grises, podamos mirar a nuestros nietos, pensando en que su futuro sea más libre y sin enfermedades raras. Rosario Fajardo Blanco. 24 – 3 – 2020.
DOY GRACIAS A LA VIDA POR ESTAR VIVA:
Un día nuevo, sin esas pequeñas cosas, que antes no valorábamos, como, dar un paseo por el parque, ir al colegio, la gimnasia, darte una carrera para que no se te escape el autobús, si te encontrabas con alguna amiga nos podíamos saludar, dándonos un abrazo, si ningún temor, y lo más importante, salir corriendo para recoger a los niños del cole, todas esas cosas que antes no las apreciabas, en estos momentos son las que más añoras, porque la vida se compone de esas pequeñas cosas, que no supimos valorar, me muero de ganas el poder salir a dar un paseo, el irme al Centro, de Madrid, y no tener miedo de nada, que los niños vuelvan a casa, y poder oír sus risas, sus carreras por el pasillo, en una palabra poder hacer la vida normal, al parecer esto va para largo, y presiento que tendrá consecuencias muy duras, tendremos un antes y un después, tengo la esperanza de que todo esto nos hará más fuertes, y sobre todo más humanos, pues habremos aprendido que todos somos iguales, sin diferencia de clase ni color, la lección esta siendo muy dura, valoraremos todo muchísimo más, cuando podamos retomar la vida donde la dejamos, disfrutaremos de esas pequeñas cosas que no le dábamos ninguna importancia. Quiero darles mi más sentido pésame, a todas las personas que han perdido, a un ser querido no puedo ni imaginarme por lo que han pasado, sin poder ver a sus familiares, unos padres nunca son mayores para separarte de ellos, sobre todo de esta forma tan solitaria, no es justo que después de toda una vida trabajando, en los últimos momentos no se puedan despedirse de su familia, mucho ánimo, para todos. SALDREMOS DE ESTA: ROSARIO FAJARDO BLANCO: 23 – 3 - 2020
ERAN OTROS TIEMPOS
Nadie pensábamos que este maldito coronavirus, nos pudiera a llevar a estar encerrados en nuestras casas, sin poder saber si seremos victimas de esta peste, que no tendríamos ni servicios médicos suficientes, para poder frenar y curarnos a la mayoría de las personas que pudieran infectarse. El coronavirus sigue día a día avanzando por el mundo entero, ya no es en China solamente, ni Italia, ni en nuestra querida España, es en la mayoría del mundo, se ha adueñado de los seres humanos, ... (ver texto completo)
Rosario, me ha encantado tu relato, y me alegra mucho tus recuerdos de los escritos, de Miguel Delibes y mucho más del poeta León Felipe. que murió en el exilio en Mexico el año 1968, Este hombre Farmacéutico y poeta, escribió unos versos duros para su época, y más recordando a Don Quijote en La Mancha, con los temas de "Por la Manchega Llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Versos que hizo populares el cantante Juan Manuel Serrat. Esperemos que esta peste negra, también camine por las llanuras de La Mancha, sin dejar a ninguna persona enterrada, y pueda ser derrotado, este viruscorona, que tanto dolor esta dejando en el mundo entero, Un saludo desde la Cima de Madrid. G X Cantalapiedra.
ERAN OTROS TIEMPOS
Nadie pensábamos que este maldito coronavirus, nos pudiera a llevar a estar encerrados en nuestras casas, sin poder saber si seremos victimas de esta peste, que no tendríamos ni servicios médicos suficientes, para poder frenar y curarnos a la mayoría de las personas que pudieran infectarse. El coronavirus sigue día a día avanzando por el mundo entero, ya no es en China solamente, ni Italia, ni en nuestra querida España, es en la mayoría del mundo, se ha adueñado de los seres humanos, y este virus asesino, está dispuesto a no dejarse controlar de momento, hay muchos investigadores, que se están esforzando en el tema, pero de momento el virus se va riendo de ellos, ya veremos si cuando el número de muertos aumente, serán capaces de aniquilarlo, o por lo menos dejarle dormido, Siempre en la tierra hubo pestes negras, en la época medieval más aun, Nos cuenta Miguel Delibes, en el libro del Hereje, que en el siglo XVI, hubo una peste negra en España, que siendo capital del reino la ciudad de Valladolid, que entonces tenía 25,000, habitantes, murieron, 1000, personas, que entonces eran llevadas en carro de varas con un burro, conducido por los niños del hospicio, a la puerta del cementerio, donde con resina y leña a los cadáveres les quemaban, ya que iban entonces envueltos en sábanas, este hecho histórico, se dio por todo el mundo civilizado, lo que pasa que entonces las comunicaciones eran de muchos días incluso años. Hoy día sabemos que en Madrid, los hornos Crematorios, no están dando incineraciones suficientes, se les amontona el trabajo, y como hace siglos, a los muertos no se les podía velar, ni acompañar, tan solo se les dejaba en la puerta de casa, donde aquellos niños desheredados de la vida, cargaban en aquel carro su mercancía humana muerta. Digamos que la vida es una ruleta de coincidencias, ya lo dijo nuestro poeta, León Felipe Camino Galicia, “Quién no lee diez siglos de historia, y vuelve a cerrar el libro, viendo las mismas batallas, los mismos traidores y los mismos vencidos, quien no le diez siglos de historia y vuelve a cerrar el libro”. Estamos en ello, los muertos y las pestes siguen lo mismo, y el humano solo pensando en cambiar el ciclo, difícil lo tienen nuestros gobernantes, hoy en día no valen sigilos. Deseo mucha suerte para no vernos vencidos… Rosario Fajardo Blanco. 21 -3 – 2020.
¿SE CANSO LA NATURALEZA?
Me pregunto ¿qué es lo que pasa? Se cansó la naturaleza, del ser humano, no me extrañaría nada, tensamos mucho la cuerda, tenemos que darnos cuenta de que todo lo que tenemos, de nada nos vale, si no podemos, compartirlo con nadie, si algo es bonito es porque el ser humano está ahí, somos la sal de la tierra, esto nos tiene que hacer reflexionar, ahora que hemos tenido este parón, de que nos sirve tener dinero, si no te puede salvar la vida, si no puedes ver a tus seres queridos, no puedes abrazar a tus hijos, ni a tus nietos, ni siquiera verlos, los niños no entienden muy bien que es lo que pasa, cuando miramos atrás, vemos que la vida que llevábamos, era maravillosa, pero no nos dábamos cuenta, a causa de las prisas y de nuestro orgullo, ahora él tiempo es como un castigo, hemos caído en picado, tengo la esperanza de que cuando volvamos a caminar, lo hagamos más despacio, sin tanto orgullo, más humanos, sobre todo pensando un poco en los demás, si estamos preocupados por nuestros niños, porque no pueden salir de casa, teniendo de todo, (por ahora) no me puedo ni imaginar el sufrimiento de esas madres, que vemos en los campos de refugiados, sin apenas comida, ni medicamentos, sin ropas adecuadas para el frio, eso tendría que desaparecer, lo que pasa es que de tanto verlo, ya nos hemos acostumbrado, y se hace muy poco o nada por estas personas, bien es verdad que muchas veces no está en nuestras manos, pero si todos los gobiernos se pusieran de acuerdo, algo se podría hacer, para mitigar el dolor de estas personas. Una vez más quiero darles las gracias a todas esas personas, que son muchas, en especial al personal sanitario, los taxistas, los conductores del metro, y de los autobuses, el personal de los mercados, los de la limpieza, la policía, el ejército, los transportistas que son las personas que contribuyen a que no nos falten los alimentos y medicinas, muy importante, panaderos que madrugan para que no falte el pan diario, sin olvidarnos del voluntariado que ayudan a nuestros mayores y personas desvalidas, no quisiera dejarme a ninguno olvidado, pues todos y cada uno son importantes, porque sin ellos España se pararía, muchas gracias a todos. YO MEQUEDO EN CASA. 20 - 3 - 2020.
Rosario Fajardo Blanco
VILLANUEVA DE ALCARDETE “RESISTIRA”.
Estos virus mal nacidos
en tierras del viejo Oriente,
debieran de ser vencidos
por cualquier país decente.

Virus que dejan los muertos
en residencias de ancianos,
que pierden muchos alientos
al ser sufridos humanos.

Villanueva Resistiendo
estos virus infernales,
que a veces llegan corriendo
de mil formas naturales.

Por estas tierras manchegas
donde los rasos son grandes,
muchas plegarias despliegan
en esas bonitas tardes.

Puertas que siguen cerradas
a este virus tan maldito,
que en sus zarpas estiradas
escucharán algún grito.

No darle nunca posada,
este virus es mal bicho,
en esta tierra encantada
hay quien le llama algún dicho.

Que La Mancha es el camino
del caminante sereno,
que no quiere ver su signo
al lado de ese veneno.

Cerrar puertas con cerrojo
que nunca pueda entrar dentro,
el virus tiene un enojo
de querer buscar el centro.

Manchegos de Villanueva,
con vuestro esfuerzo dichoso,
viviremos vida nueva
sin este virus rabioso.
G X Cantalapiedra.
18 - 3 – 2020.
POR LOS CAMINOS DE LA MANCHA
Vinieron dejando muertes,
estos virus tenebrosos
y asustan tanto a las gentes
que hoy les vemos horrorosos.

Llegaron causando daños
sin comprender sus razones,
y no precisaron años
para encontrar maldiciones.

Hablan de su fuerza extraña
al viajar por los aíres.
y van recorriendo España
dejando muchos desaires.

Corren los Campos Manchegos
sin entender de lugares,
y no dejan grandes pliegos
para dañar sus hogares.

Coronavirus maldito
le dicen muchos humanos,
en Madrid existe el grito
de verle siempre sin manos.

Detrás de los jubilados
viene marcando sus huellas,
entre muertos apilados
no existen las cosas bellas.

Habrá que cerrarle el paso
en multitud de ocasiones,
para no sentir fracaso
ni notar las confusiones,

Cada persona en su casa
para evitar los contagios,
este virus donde arrasa
nunca anuncio sus presagios.

La Mancha sigue pensando
en aislar este mal trago,
para poder ir logrando
el verle pasar de largo
G X Cantalapiedra.
17 – 3 – 2020.
MADRID EN CUARENTENA:
Realmente es desolador. Ver la calles desiertas, percibo que mi vida se ha paralizado, Está siendo un cambio brutal, yo que soy por naturaleza inquieta, no paraba de ir hacer actividades, como nadar, andar, a clase de baile, gimnasia, al cole, recoger a los nietos, no tenía ni un momento libre, no podía parar, sentía la necesidad de hacer cosas, y de repente, aparece algo llamado Coronavirus y se acabaron las prisas, las actividades, recluida en casa, tenemos que empezar a organizarnos de otra forma, porque al no salir, tenemos más tiempo para nosotros, yo la verdad hasta ahora lo lleve más o menos bien, pero ya no es así, sobre todo porque no se sabe hasta cuándo, supongo que a muchas personas les pasará lo mismo, vivíamos tan deprisa que no podíamos parar, cada uno enfrascado en su trabajo, no teníamos tiempo para nada, muchas madres y padres no dedicaban, a sus hijos el tiempo que estos necesitaban, y bien que lo sentían, cuando se iban a trabajar, los niños estaban dormidos, y la mayoría de las veces cuando volvían, ya estaban dormidos, otros padres o los abuelos se encargan de llevarlos al cole, y las carreras por las mañanas son de maratón, las criaturas no les da tiempo para tomarse la leche, lo hacen tan deprisa que en la carrera para no perder el autobús, lo echan todo, quede claro que no estoy criticando a nadie, sé muy bien que la sociedad funciona así, no podemos quedarnos atrás, pero de la noche a la mañana, aparece algo desconocido ¿y qué pasa?. Que nos hace parar a todos, se acabaron las prisas, pero no sé si los nervios, los padres que pueden trabajar desde casa, tampoco lo tienen fácil, no sé si se podrán centrar en su trabajo, con los niños en casa, pues hay que entretenerlos, sobre todo si esos niños son inquietos, les deseo a todos los padres mucha suerte, y sobretodo muchísima paciencia para con sus hijos, esperando que todo esto pase muy pronto, lo más importante es que no caigamos enfermos, y si caemos, que no nos queden secuelas, de las secuelas económicas ya saldremos, con el esfuerzo de todos. MUY A MI PESAR YO ME QUEDO EN CASA. 16-3-2020:
ROSARIO FAJADO BLANCO.
LUCHANDO CONTRA EL CORONA VIRUS:
Estamos luchando con algo desconocido, no sabemos hasta cuando, ni las secuelas que esto nos puede dejar, es hora de unirnos todos, y trabajar como lo están haciendo el personal sanitario, ¿cómo? quedándonos en casa, cumpliendo con lo que las autoridades nos vayan comunicando, sé que es muy duro, sobre todo para los padres, que están con los niños en casa, por eso hay que explicarles, con toda naturalidad, lo que está pasando, ellos lo entienden, porque son muy inteligentes, saben de qué estamos hablando. Es el momento de dejar las rencillas atrás, ya habrá tiempo, de hacer los reproches pertinentes, si es que los hay, tenemos que remar todos al mismo ritmo, para conseguir, aislar a este virus, que es el verdadero enemigo del hombre, anoche cuando salimos a la ventana, para reconocer el trabajo del personal sanitario, fue muy emocionante, esta mañana cuando hemos subido a la terraza, para estirar las piernas, a las doce aproximadamente, en el corazón del barrio de Pinar de Chamartín, ha sonado el himno nacional, desde las ventanas, todos aplaudiendo, gritando “ VIVA ESPAÑA”, se te ponían los pelos de punta. Cuando vi esto en la China, viendo a las personas asomadas a las ventanas, pensé que horror, nunca me podía imaginar que en tampoco tiempo, estaríamos igual que ellos, es desolador ver las calles vacías, parece una película de ciencia-ficción, en definitiva una ciudad fantasma. En estos momentos es cuando necesitamos tener a nuestro lado a un ser querido, Yo tengo mucha suerte pues estoy con la persona, que quiero, eso me hace más llevadero el no poder ver al resto de la familia, sobre todo a los niños, a pesar de su corta edad, uno tiene siete años, el otro cinco y medio lo entienden muy bien, reitero las gracias a todo el personal sanitario, por su esfuerzo, para que en los hospitales todo funcione lo mejor posible, y a las autoridades, policías, bomberos, porque siempre están ahí, para ayudarnos, sin olvidarme de los medios de comunicación, que nos informan de todo lo que pasa, gracias a todos por vuestro esfuerzo. YO ME QUEDO EN CASA
ROSARIO FAJARDO BLANCO:
LA FRAGILIDAD DEL SER HUMANO:
Nos creemos que somos invencibles, muy importantes, demasiado orgullosos, pero llega algo que ni siquiera se ve a simple vista, llamado Coronavirus, y que es lo que pasa, que pone todo patas arriba, todo se viene abajo, la economía de los países, cierre de colegios, de sitios de ocio,
Los hospitales saturados, no podemos hacer vida normal, cuando vas por la calle, y te encuentras con alguien conocido, ni siquiera te acercas a él, los mercados, es una locura, compramos demasiado, eso hace que otras personas que tengan necesidad de algún alimento no lo encuentren, no podemos vivir con este miedo, pero es algo que va dentro de nosotros. Esto me hace recapacitar, sobre la fragilidad del ser humano, y darnos cuenta de que no nos hace falta que los países se peleen entre sí, dejar de hacer armas para matarnos unos a otros, lo que los países deberían hacer es unirse para que cuando aparece algo como esto, se le pueda hacer frente, puesto que el hombre tiene la inteligencia suficiente, para investigar, y acabar con lo que nos pueda venir, puesto que se ha demostrado, que con las armas no se consigue nada bueno, unamos fuerzas, para vencer las enfermedades. Al parecer en Madrid es donde más casos hay, gracias a Dios que tenemos una sanidad muy buena, quiero darle las gracias a todo los médicos, enfermeras, celadores auxiliares, responsables de limpieza, en definitiva, a todo el personal, pues están haciendo una labor excelente, que no siempre sabemos valorar. En estos momentos de incertidumbre lo que más me está costando, es no poder ver y abrazar a mis nietos, pues por precaución, como dicen que los mayores somos el grupo de más riesgo, mis hijos no quieren arriesgarse a que nos contagien, eso sin saber si los niños tienen algo, quieren esperar unos días a ver qué es lo que pasa. Espero y deseo que todo vuelva a la normalidad, porque los niños donde mejor están es en el colegió.
Rosario fajardo blanco