VILLANUEVA DE ALCARDETE (Toledo)


Pretiles
VIENTOS TEMIDOS DEL NORTE
Estos vientos tenebrosos
que recorren los caminos,
nunca podrán ser dichosos
y menos ser adivinos.

La Mancha sigue marcando
esas llanuras inmensas,
donde se sigue pensando
al ver regiones más tensas.

Vientos que llegan deprisa
marcando las soledades,
que dicen guardar la brisa
de las eternas verdades.

Hay caminos en La Mancha
que son lecciones perennes,
donde la mente se ensancha
sin imponer sus vaivenes.

Los inmigrantes manchegos
que están en otras regiones,
dicen que ponen sus ruegos
en encontrar soluciones.

Manchegos con sus razones
sin querer buscar porfías,
buscan paz con perfecciones
en sus jornadas más frías.

Los clamores del destino
se notan en sus miradas,
algún penoso mal signo
busca facciones cerradas.

Manchegos de tradiciones
que quieren siempre armonía,
presienten las negaciones
de frases con letanía.

Muchos entuertos se notan
sobre pasiones cerradas,
con gritos que a veces flotan
entre causas mal llevadas.
G X Cantalapiedra.
EL OTOÑO VA MARCANDO
El otoño va marcando
las penosas soledades,
con penas que son llorando
muchas eternas verdades.

Viene el otoño deprisa
con sus muchas falsedades,
dicen que arrastra esa brisa
que nada sabe de edades.

En el otoño manchego
se conocen sus bondades,
la lluvia deja ese riego
alegrando vanidades.

El otoño va trazando
finales de muchas vidas,
que se marcharan clamando
al no tener nunca heridas.

Estas fechas temblorosas
que llenan los hospitales,
se ven tristes y horrorosas
sin verlas nunca normales.

Se van cayendo las hojas
de los árboles frondosos,
dicen que a veces escojas
algunos parques gozosos.

Otoño de fuertes vientos
en las noches complicadas,
con penas y sufrimientos
y palabras angustiadas.

Cada cual va suspirando
en las noches turbulentas,
la vista puede ir logrando
ver las muertes que son lentas.

El otoño toledano
viene corriendo los campos,
hablan del tiempo cristiano
que puede hacer hombres santos.
G X Cantalapiedra.
AQUEL MANCHEGO SUDANDO
Se marchó buscando mundo
entre brisas de su tierra,
sin pretender que el absurdo
le hablara jamás de guerra.

Caminó lleno de dudas,
entre sufridas paciencias,
y en sus horas más agudas
supo buscar otras ciencias.

Trabajando noche y día
sin entender de clemencia,
sudando con la alegría
de la buena competencia.

Pasó por negros caminos
sudando la gota abierta,
supo de penas y vinos
y de vivir siempre alerta.

Temeroso del destino
con la cruz cargada a cuestas,
sin ser jamás adivino
trabajando en muchas fiestas.

Sus pasos fueron olvido
al no volver a su tierra,
ningún amor fue perdido
y la nostalgia la entierra.

Sus sudores fue dejando
sin preocuparle la entrega,
el ayer le va marcando
pero nunca del reniega.

Manchego con sus raíces
de luchar la vida entera,
su cuerpo con cicatrices
fueron su buena bandera.

Cuando los años se pasan
sin cruzar jamás fronteras,
muchos sueños se traspasan
que son amores de veras.
G X Cantalapiedra.
CONCIENCIA DE JUBILADO MANCHEGO
Cuando se cumplen los años
pudiendo estar jubilado,
vienes subiendo peldaños
para no verte anulado.

Sentir con mucho decoro
las grandes atrocidades,
y pasar de lucir oro
si no quieres falsedades.

Vivir siempre concienciado
de ser persona decente,
y jamás verte obligado
a mentirle a mucha gente.

Reclamando tus derechos
de ser un buen cotizante,
y no dejar ciertos hechos
en manos de algún mangante.

Ser jubilado en La Mancha
con dignidad y nobleza,
sintiendo que se te engancha
la más bonita firmeza.

Que no te cuenten diabluras
ni jueguen con tu dinero,
que no quieres amarguras
de algún sucio trafullero.

Ser jubilado con raza
sin imponer condiciones,
para jugar esa baza
de las negras soluciones.

Caminar con frente erguida
por caminos y senderos,
sin ver tu vida perdida
ni que te roben dineros.

Jubilados de esperanza
entre llanuras inmensas,
será buena la alabanza
si no ponen vidas tensas.
G X Cantalapiedra.
AL JUBILADO MANCHEGO
Al jubilado manchego
le subirán las pensiones,
más que a dios haga su ruego
por las malas sensaciones.

Puede que lleguen los bancos
pidiendo sus comisiones,
que nos parecen atracos
por sus malas tentaciones.

El jubilado manchego
viene pensando en su mundo,
a veces le hablan del riego
y otras de algún caso absurdo.

Bancos que dejan razones
de secretos imposibles,
que nos dan sus soluciones
en cifras poco visibles.

Seguir mirando las cuentas
como viejos gavilanes,
que no te dejen sin rentas
en sus consejos de imanes.

Ojito con el dinero
que viene de las pensiones,
algún listo traicionero
se quiere llevar millones.

Las cuentas siempre muy claras
me dijeron mis abuelos,
existen las cosas raras
donde vuelan los dineros.

Ni comisiones cedidas
es lo que quiere el obrero,
hay muchas gentes podridas
que roban el vil dinero.

Caminando por La Mancha
sin bancos ni pordioseros,
que cualquier timo te engancha
y dicen ser caballeros.
G X Cantalapiedra.
MANCHEGOS CON SUS RAÍCES
Cuando se siente el pasado
entre viejas tradiciones,
eres hombre destacado
sin preguntar por regiones.

Hay manchegos que se crecen
escuchando sus raíces,
y sus sueños prevalecen
sin renacer cicatrices,

Manchegos llenos de vida
van recordando su tierra,
sin temer jamás la herida
que el tiempo a veces encierra.

Raíces que son reflejos
en muchos de sus cantares,
que sin ver su tierra lejos
soñaron ciertos lugares.

Sentir voces de la tierra
que te llenan de dulzura,
pensando que allí se encierra
mucha y bonita cultura.

La voz de la tierra tira
con sus gritos desgarrados,
y ves como a veces gira
en caminos endiablados.

Sentir La Mancha sin prisa
cuando la noche nos llega,
mientras vivimos la brisa
que por la tarde despliega.

La Mancha viene gritando
sin imponer condiciones,
su suelo viene clamando
al escuchar negaciones.

Manchegos de larga ruta
que viven sus emociones,
al ver su fuerza absoluta
comprenden las sensaciones.
G X Cantalapiedra.
CON EL EQUIPAJE A CUESTAS
Entre vientos toledanos
se fue marchando en silencio,
sus sentimientos humanos
nunca quiso poner precio.

Las luces de la mañana
le marcaron el camino,
y en su conducta cristiana
iba trazando su signo.

Una fecha marginada
para terminar su meta,
al ver su vida acabada
en aquella senda inquieta.

Cargado con su equipaje
para acabar el camino,
sin tener ningún anclaje
ni temor al dios divino.

Donde la gente se entierra
para lograr el olvido,
aquella que fue su tierra
era su suelo querido.

Sin pretender más razones
con su corazón herido,
se fueron sus ilusiones
pero no se ve perdido.

La Mancha de sus amores
con tiempos allí vividos,
entre fríos y calores
tuvo sueños distinguidos.

Se fue buscando su tumba
sin entender de oraciones,
la muerte nunca es absurda
cuando deja sensaciones.

Buscar la tierra querida
entre tristes vibraciones,
viendo la tumba elegida
que deja conciliaciones.
G X Cantalapiedra.
VILLANUEVA DE ALCARDETE Y SUS TRADICIONES
Las tradiciones afloran
en las gentes toledanas,
muchas de ellas se decoran
con las palabras cristianas.

Y La Virgen de La Piedad
Patrona de Villanueva,
con pólvora da claridad
a toda su gente buena.

Ecos llenos de alegría
que se viven con cariño,
donde reina la armonía
con el baile de algún niño.

Tradiciones que se siguen
en estos bellos lugares,
y que sus gentes persiguen
dando amor a sus hogares.

Sin perder nunca la marcha
de esta tierra toledana,
en Villanueva se engancha
mucha costumbre cristiana.

Vivir gozando la fiesta
sin lanzar exclamaciones,
es nunca llevar la resta
a tan buenas devociones.

En esta fecha dichosa
con la alegría presente,
la tarde se vuelve hermosa
haciendo su buen ambiente.

Toledanos de La Mancha
entre buenos sentimientos,
en el corazón se engancha
el amor a nuevos vientos.

A La Virgen de La Piedad
la debemos un respeto,
que nos de la felicidad
y nadie se vuelva inquieto.
G X Cantalapiedra.
11 - 10 - 2019
SOMBRAS DE VIEJAS LEYENDAS
Leyendas que son reflejos
del trascurrir de la vida,
venidas desde muy lejos
con sabor a despedida.

La Mancha tuvo batallas
llenas de sangre perdida,
incluso ciertas murallas
salvaron alguna herida.

Castillos de fortaleza
de aquella etapa aguerrida,
para salvar la nobleza
de esa tierra tan querida.

Sombras de viejas leyendas
por los caminos manchegos,
en lugares con sus sendas
sin entender de los riesgos.

Las batallas dejan huellas
que los hombres siempre guardan,
son testigos las estrellas
al vigilar a las armas,

Manchegos de tradiciones
que las costumbres destacan,
algunas viejas razones
hablan de sombras que atacan.

Las leyendas se marchitan
con el paso de los años,
dicen que las lanzas gritan
al no ver sus muchos daños.

Caballeros de la historia
de aquella España guerrera,
que fueron buscando gloria
bajo la misma bandera.

La vida sin esperanzas
es un barco a la deriva,
en los desvanes las lanzas
están mirando hacia arriba.
G X Cantalapiedra.
BAILANDO SUS SUEÑOS VIEJOS
Aquel toledano airoso, lleno de gran alegría, quiso sentirse dichoso con la plena luz del día. Bailando siempre mantuvo su fortaleza manchega, entre sus bailes él tiene una fe que la despliega. Bailes llenos de nobleza con sus amigas del alma, sin tener jamás torpeza supo bien guardar la calma. Bailando sobre la pista demostraba la soltura, y en su baile no despista ni su ritmo era locura. Toledano de pasiones repletas de fantasía, viviendo sus emociones era su baile armonía. Vestido con traje negro su palomita lucía, de su sentimiento espero una luz de simpatía. Recuerdo sus bellos gestos sobre la pista del baile, comprobé que tiene arrestos sin caminar por la calle. Bailando sus sueños viejos de soltero formidable, se quitaba los complejos con una forma amigable. Toledano con amores llenos de frases bonitas, dice vivir los candores de las rosas exquisitas.. En sus bailes vi lecciones cargadas de sintonía, notando las mil razones de su buena melodía. Sus zapatos reflejando aquel ambiente querido con el que sigue bailando sin verse comprometido. Baile que lleva consigo entre brisas tempraneras, que nunca las ve castigo ni son penosas esperas. Bailando sus sueños viejos, entre grandes bailadoras, se suele quitar complejos y más al pasar las horas. Un bailarín toledano que camina por la vida, sintiéndose tan humano que ve su tarde elegida. Bailarín sin etiquetas por lugares de Castilla, no quiere saber de metas y su vida es muy sencilla. Bailando vive el presente de ver La Mancha elegida, hablan de que estuvo ausente una parte de su vida.. Cuando los años repasas conociendo falsedades, hay momentos que te atrasas entre grises claridades. Brindar con vino manchego en los campos de Toledo, es no buscar nunca el ruego ni querer ningún enredo. Bailando le despedía, en aquella noche hermosa, el tan solo me decía, tu puedes bailar con Rosa. Entre palabras preciosas y las frases indulgentes, noté las noches gozosas en todas aquellas gentes.
G X Cantalapiedra.
CUANDO LA SEQUÍA APRIETA
Sobre los llanos manchegos
se notan tiempos secanos,
de poco valen los riegos
con algunos sueños vanos.

Las lluvias desaparecen
de estas llanuras inmensas,
y sus soledades crecen
poniendo las cosas tensas.

La sequía va flotando
por caminos y senderos,
y el labrador fue pensando
en ritmos muy pendencieros.

Otoño lleno de embrujos
con campos sin humedades,
aquí no valen los lujos
ni las malas falsedades.

La Mancha vive pensando
en estos tiempos atroces,
que las viñas van notando
esas sequías a voces.

Labradores del misterio
notando deprisa el cambio,
el asunto siempre es serio
y en La Mancha es un calvario.

La Madre Naturaleza
no quiere escuchar los llantos,
y es grande su fortaleza
dejando los desencantos.

Las nubes vienen deprisa
casi como sobresalto,
y pueden dejar la brisa
con algún penoso encanto.

La Mancha mira a los cielos
que no parecen nublados,
la gente busca consuelos
en los campos bien regados.
G X Cantalapiedra.
CUANDO AFLORAN LAS RAÍCES
Los años se van pasando
entre sueños y pasiones,
al tiempo vamos notando
un montón de confusiones,

Nietos que siembran las dudas
con pasados familiares,
viendo las cosas absurdas
de algunos lejos lugares.

Son ciudadanos del mundo
que no buscan las raíces,
su caminar siempre agudo
no quiere ver cicatrices.

Sin saber de antepasados
ni preguntar por blasones,
se sienten muy condenados
a solo ver sus razones.

No quieren ver el pasado
entre nieblas tenebrosas,
ni ver su rumbo evocado
a palabras horrorosas.

Ciudadanos sin fronteras
quieren ser parte del mundo,
y no quieren ver quimeras
en algún camino absurdo.

El pasado les complica
su vivir aventurero,
la vida siempre suplica
el tener siempre dinero.

Ciudadanos sin leyendas
ni querer pedir consejos,
ellos detestan las riendas
que les causen los complejos.

Por los caminos del mundo
quieren seguir sus andadas,
a veces no tienen rumbo
al llegar las madrugadas.
G X Cantalapiedra.
CUANDO SOÑAMOS DESTINOS
Vivir soñando destinos
en las largas primaveras,
fueron cambiando los signos
y alargando las esperas.

Cuando soñamos destinos
en una tarde cualquiera,
queriendo ser adivinos
sin soñar cruzar fronteras.

Por las costas de Levante
se marcharon los manchegos,
con el signo por delante
de olvidarnos de los ruegos.

Buscando nuevos destinos
que te dieran buenos sueldos,
se alegraron los vecinos
en los momentos más cuerdos.

Cada cual con sus pasiones
repletas de sentimientos,
se vivieron emociones
olvidando sufrimientos.

La Mancha marcó su rumbo
para demostrar su aliento,
de circular por el mundo
con el corazón despierto.

Frases que tienen sus metas,
con sentimientos perfectos,
en muchas vidas inquietas
fueron los caminos rectos.

Los Manchegos por España
sin arrastrar los complejos,
llevaron dentro en su entraña
ese amor que quedó lejos.

Hoy que pasaron los años
de aquellos penosos vientos,
quedaron detrás los daños
sin borrar convencimientos.
G X Cantalapiedra.
LOS CAMINOS DEL OLVIDO
Cuando pisamos caminos
entre negras vibraciones,
queremos cambiar los signos
donde queden negaciones.

Los caminos del olvido
que persisten en La Mancha,
alguno sigue elegido
y a la conciencia se engancha.

Caminos que son lamentos
al recordar la distancia,
hablan de momentos muertos
y de mucha extravagancia.

Para olvidar los caminos
que ayer tuvieron besanas,
no se precisa adivinos
ni madrugar las mañanas.

Hay que romper los consejos
que ya no sirven de nada,
y mirarlos desde lejos
en cualquier noche admirada.

Los olvidos van quedando
en caminos sin salida,
se van despacio borrando
sin buscar tierra elegida.

Pasan los años deprisa
sin comprender los olvidos,
quizá tuvieron la brisa
de momentos afligidos.

Olvidar viejos amores
entre llanuras inmensas,
sin saber si los candores
pusieron las vidas tensas.

La Mancha tiene caminos
que te pueden dar sorpresas,
y aunque bebas buenos vinos
a sus caminos regresas.
G X Cantalapiedra.
LA MANCHA CON SUS LLANURAS
Entre ventas y viajeros
La Mancha marcó caminos,
viendo sueños pasajeros
que lograban ser divinos.

Llanuras que son pisadas
sin comprender sus linajes,
con jornadas encantadas
buscando bellos paisajes.

Ventas que guardan secretos
de las sombras más lejanas,
incluso con ciertos vetos
en sus bonitas mañanas.

La Mancha tiene senderos
cargados de sensaciones,
con nombres de aventureros
que tuvieron negaciones.

Llanuras que dan reflejos
en las tardes anheladas,
donde se rompen reflejos
entre brisas esperadas.

Llanuras que van dejando
los viñedos más floridos,
sus campesinos labrando
no se quieren ver perdidos.

Sentir La Mancha soñando
sin entender de fronteras,
viendo el terreno gritando
que no quiere más quimeras.

Las ventas tienen sus huellas
que conllevan Tradiciones,
con noches llenas de estrellas
y movidas sensaciones.

Caminando por La Mancha
entre sus muchos venteros,
algún camino se ensancha
con signos aventureros.
G X Cantalapiedra.