MIERES (Asturias)

MIERES: No entiendo mucho lo leído, pero lo poco que comprendo...

Un saludo a todos los foreros. Aunque escribo con el nic de catuno en realidad soy Javier, su hijo mayor, y lo hago con la única intención de responder a la columna titulada "Atronados" aparecida en la Nueva España del martes día 1 de Noviembre y que firmaba el sr. Ricardo V. Montoto.

Leyendo La nueva España del martes día 1, como hago cada mañana, me doy de narices con la columna del sr. Ricardo V. Montoto quien, probablemente escaso ya de temas sobre los que escribir, decide arremeter contra el evento musical de rock, celebrado anualmente en Mieres, llamado "Tronar Festival".

No me sorprende a estas alturas, y llevando más de 20 años en el mundo del rock, que se nos critique y se nos ciereen todas las puertas en un intento patetico por hacernos callar. Lo que si me sorprende es que esa crítica venga de una persona joven, a la que consideraba progresista y abierta a todo tipo de eventos culturales en nuestra villa.

Siendo así, me dispongo a contestar y defender la posicion de los rockeros y las rockeras de Mieres ante la situación de marginación y abandono que vivimos en esta localidad, alimentada por gente como el señor Montoto y muchos otros personajes de Mieres embarcados en no se que cruzada para acallar nuestras voces.

En primer lugar, sr. Montoto, debería haberse ahorrado usted el sarcástico llamamiento que hace a España (y al resto del mundo) para que autericen este tipo de eventos. Digo esto porque, en su infinita ignorancia acerca del mundo del rock, seguramente no sabrá que este tipo de conciertos llevan celebrándose en muchos municipios de España desde hace años. A algunos de ellos tuve y tengo la suerte de asistir, viniendome a la memoria el "V Lorca Rock" celebrado en el centro de la ciudad de Lorca (Murcia), en el patio de un cuartel militar (similar al de un gran colegio) y en horario nocturno. Podría nombrar muchos más, pero mi replica sería demasiado extensa, cosa que no pretendo.
Estos eventos musicale, lejos de ser criticados o convertidos en objeto de burla, como usted hace, son acojidos en sus respectivas poblaciones con alegría y optimismo, sentimientos estos alimentados por el hecho de saber que tales acontecimientos suponen un soplo de aire fresco para muchas economias municipales maltrechas por el paro, la crisis económica y la infame política municipal llevada acabo por muchos de sus ayuntamientos. A ello debe sumarse, sr. Montoto, el hecho de que tales eventos dan renombre y relevancia, a nivel nacional, a municipios de los que ya nadie se acuerda como es el caso de Mieres.

Respecto a la ubicación debe saber usted que el patio del Liceo es el único lugar que el Ayuntamiento ha tenido a bien conceder para el evento, tras años de lucha para que se habilitara un centro adecuado a este tipo de actos. La respuesta a nuestras peticiones fue la negativa, en algunos casos o el silencio administrativo, en otros, provenientes ambas soluciones de organigramas municipales que se decían defensores de la juventud y paladines de la cultura.

Por otro lado, si usted, sr. Montoto, tuviera la más ligera idea sobre el rock sabría que este, en todas sus variantes, no se ejecuta con "mandobles de batería" ni "rasgado de guitarrón" sino que se llevan a cabo siguiendo patrones musicales establecidos mucho antes de que usted y yo nacieramos. La ejecución del Rock duro, el Heavy Metal y muchas otros estilos similares es producto de largas horas de aprendizaje en conservatorios o clases particulares, de innumerables horas de ensayo y de sacrificio personal, cuya única recompensa es la de poder actuar en directo.
Si se hubiera molestado en acercarse al mundo del rock, aunque sólo fuera por curiosidad, antes de escribir su artículo sabría que, desde sus orígenes, no solo representa un estilo musical sino que también es el vehículo de protesta usado por miles de jóvenes en todo el mundo (desde su aparición en los años 50) que con sus "alaridos", como usted los llama, se revelan contra la inmundicia de la sociedad que letoca vivir. Le invito pues a que escuche alguna canción de rock duro y se fije en el mensaje de su letra ("One" de Metallica, Run to the Hills" de Iron Maiden, "Balas Blancas" de Barricada o "Los Rockeros van al Infierno" de Barón Rojo, por citar algunas) y las compare con las letras de grupos mucho mas "bonitos", "estéticos" y "melodiosos" a ver que mensaje le sugieren.

En lo referente al horario debo reconocer, sr. Montoto, que si se celebra hasta bien entrada la madrugada como todos los conciertos de rock. Una noche al año, una sola noche es todo lo que pedimos desde hace cuatro años para poder disfrutar de la música que amamos en el único concierto de rock celebrado en Mieres y que es lo único que tenemos.
Pero no, nisiquiera nos dejan celebrar nuestro querido y esperado Tronar en paz. Gente como usted debe salir a la palestra a gritar a los cuatro vientos lo ruidosos que somos y lo mucho que molestamos esa noche, cuando en Mieres se celebran eventos que generan ruido hasta la madrugada (en ocasiones durante un mes entero) sobre los que nadie protesta ni alza la voz.

En cuanto a los grupos que encabezaban el cartel, sepa usted que se trata de formaciones de renombre en sus respectivos géneros, siendo Fuck Off pioneros de su estilo (Thrash Metal) en España desde sus comienzos a finales de los 80.

Pero en fin, si llegados a este punto quedaba alguna duda de cual era el verdadero sentimiento de la gente como usted hacia nosotros y nuestra música, todo queda claro en el párrafo donde afirma que alguien que encontró al día siguiente del concierto solo deseaba que tocaramos en una "cantera" o "en la quinta planta de una mina inundada". Es decir, que su apiración sería la de confinarnos en lugares apartados condenandonos al ostracismo y el olvido para que usted y su acólitos puedan descansar tranquilos en esa única noche en la que el "temible" rock in vadia antes su ciudad.

Y si, sr. Montoto, desagradecidos e hipócritas es lo que hay en esta villa que se pasan las horas lamentándose de la falta de eventos culturales y cuando los hay, estos deben ajustarse asus gustos, sus criterios y sus apetencias, despreciando todo aquello que, en definitiva, no entienden.

Por último megustaría decirle que ese tembleque y la sensación de vibración que a usted tanto disgusta nos apasiona a otros y se llama ROCK´N´ROLL. y por cierto, no se preocupe por su perdida parcial de oído. No puede perder oído quien nunca lo ha tenido.

Ya sin extenderme más, y agradeciendo su paciencia a todos los foreros que lean estas líneas, me gustaría treminar diciendo qoe Mieres vive hoy en día una de sus épocas más productivas en lo que a mísica rock se refiere. Los grupos de jóvene mierenses que deciden emprender el dificil camino del rock, en todas sus variedades, son cada vez más numerosos y su calidad musical aumenta día a día. Mieres tiene en sus manos un diamante en bruto que espero sepa aprovechar algún día para que su nombre vuelva "tronar" en todos los rincones de este pais. lARGA VIDA AL ROCK´N´ROLL.

No entiendo mucho lo leído, pero lo poco que comprendo veo que se sigue sin mirar
por los jóvenes y ciertos grupos, pues el futuro esta en ellos no en nosotros que
estamos avanzando en nuestra edad, viva el rok