GIJON (Asturias)

GIJON: La soledad del arenal de San Lorenzo, en una tarde...

La soledad del arenal de San Lorenzo, en una tarde fría y de viento gélido, apenas se ven algunosd contumaces paseantes por el Paseo del Muro, cumplidores de su casi obligatorio paseo diario.
La area está subiendo y apenas deja una franja de arena seca. Las interminables olas que se acercan una y ota vez en periódicas avenidas, cada vez llegan más lejos en su devenir continuo.
Abrocho el anorak hasta arriba y subo el cuello, patra evitar resfriarme.
Algo tiene este mar incansable y bravo: La mar, como llaman los marineros al Cantábrico -siempre en femenino- donde tantos gijoneses del Barrio marinero de Cimadevilla faenaron en sus tareas de pescadores y. algunos encontraron en lo más profundo de sus aguas, su último aposento.

La Playa del verano concurrida por miles de bañistas y paseantes, nos recibe en la soledad de algún perdido caminante ¡, como yo, ó cazador de momentos de soledades compartidas, con el agua, la arena, el cielo y ese viento molesto y gélido que me obliga a retirarme a otras zonas más abrigadas de la ciudad.