BLIMEA (Asturias)

BLIMEA: En una sidrería del Barrio de La Arena de Gijón, hay...

En una sidrería del Barrio de La Arena de Gijón, hay un cuadro de cerámica con un paisano escanciando sidra y la siguiente poesía, que habla de lo que es la sidra para el asturiano.

Según diz la historia, Adán comió una manzana,

y algo tenía que tener, pa "morder con tanta gana".

Que coses mas rares pasen, y por ahí podría empezar,

que los asturianos pensasen, si se podría mayar;

Empezaron a "mayar", pa ver lo que salía,

y cuando fueron a probalo, era sidra de categoría.

Pues ni el "Whisky escocés", ni la "coca" americana,

se pueden comparar a la sidra asturiana.

Dando una vuelta por Asturias, contemplando los pomares,

se empieza a tragar saliva, pensando en los "Llagares".

Y cuando estás en el "llagar", viendo aquel chorru caer,

¿Ay "Santina de Covadonga" ¡Quién pudiera volver a nacer!.

Que la sidra sea de Nava o que sea de Villaviciosa,

Para "facer una juerga", no hay bebida más deliciosa.

Un mozu muy "gallasperu", decía en una sidrería,

yo, cuando tenga que morime, que sea con alegría.

La alegría de esti mozu, ye fácil de adivinar.

Quier estar bebiendo sidra, cuando tenga que "marchar".

Y con éstes cinco palabres, vamos a terminar

ésta pequeña historia, de Asturias y su pomar.