BLIMEA (Asturias)

BLIMEA: Cuenta la leyenda, que un pobre que estaba cojo y que...

Cuenta la leyenda, que un pobre que estaba cojo y que tenia una pata de palo, que se llamaba Arturo al cual todos los vecinos le querian y no tenia familia, las gentes le daban boroña y castañas, pero cuando llegaba el frio invierno los alimentos escaseaban, el frio era terrible y el hambre entraba en escena y los vecinos eran pobres y no daba para todo.
Cerca estaba la ermita de la Virgen de Cortina, por el suelo estaban las limosnas de los devotos. Arturo acudia a la Virgen y hablaba con ella y le pedia limosna, la contabilidad que llevada era escrupulosa, llevaba sus cuentas anotadas en una Libreta y saldaba todas las cuentas con La Virgen en la Primavera o en Verano cuando el buen tiempo era un amigo mas de Arturo.
Un dia en la Capilla, muy cerca de la Virgen, apareció el cadber del buen hombre. Y con Arturo bien guardada se encontraba su libreta de cuentas, y alli podia leerse "ESTOY EN PAZ CON LA VIRGEN."
Esta leyenda esta recogida del libro del blimeino Elviro Martinez Leyendas Asturianas